/hisrol/ - Hispa Rol

Lugar para rolear

Página principal Catálogo Archivar Debajo Actualizar
Name
Options
Subject
Message

Max message length: 8001

Files

Max file size: 32.00 MB

Max files: 5

Supported file types: GIF, JPG, PNG, WebM, OGG, and more

E-mail
Password

(used to delete files and postings)

Misc

Recuerda leer las reglas

The backup domain is located at 8chan.se. .cc is a third fallback. TOR access can be found here, or you can access the TOR portal from the clearnet at Redchannit 2.0.

Maintenance complete. Other systems remain to be tested and updates will come as they are ready.
Ghost Screen: Especial de Halloween primer sábado
Comienza a las 0UTC
El Hilo


8chan.moe is a hobby project with no affiliation whatsoever to the administration of any other "8chan" site, past or present.

TABLONES HERMANOS Hispa hispachan Tablones regionales arepa / esp / col / cc / pe / mex Tablones de intereses y ocio ac / vt / hispol / arte / av / hispatec / mtv3 / teyvat Próximamente correo propio de contacto

Chica Mágica por Accidente QB 11/04/2021 (Jue) 20:23:47 Id: 23026d 30802
Introducción: Megalópolis, una ciudad en su mayoría congelada en una noche perpetua, donde el tiempo no tiene sentido y el espacio no sigue las reglas comúnmente aceptadas en otros mundos. Un conjunto de calles interminables habitadas por fantasmas y seres interdimensionales que aprovechan sus numerosos pasadizos para trasladarse de un universo a otro con múltiples fines. Fue en este tipo de lugar en el que acabaste, luego de ser contratada por uno de los muchos seres que podrían ver algo de valor en tener a un sirviente superpoderoso bajo su control. No eres la primera ni la única en esta ciudad que se encuentra en esta situación, y aunque las razones exactas y demás detalles pueden variar drásticamente entre chica y chica, lo que no cambia es lo que hacen: luchar contra los monstruos que acechan la Megalópolis a cambio de monedas para poder subsistir en ella. Ficha: >vida Pasada Quién eras antes de llegar a la Megalópolis, y qué sucedió para que llegaras a ella. Quizá atropellaste a una niña en cosplay por accidente y su mascota te obligó a tomar su lugar; te perdiste por ir a un lugar que nunca antes habías visitado y un gato parlante te ofreció ayuda; o simplemente despertaste en un cuerpo que no era el tuyo y en un lugar que no era tu casa. Las chicas mágicas pueden venir de muchos y muy distintos lugares. >Vida Actual Cómo te ajustas a tu situación actual y a la ciudad. La Megalópolis funciona como un nexo entre muchos otros lugares, pero tú estás atada a ella y no puedes abandonarla por un periodo de tiempo muy largo antes de ser regresada forzosamente. Todas las chicas viven en la ciudad, algunas intentando mantener una vida normal en un mundo aparte haciendo excursiones diarias para ir a la escuela y ese tipo de cosas, mientras que otras se dedican por completo a su nueva vida mágica y van de un trabajo a otro cazando monstruos, buscando artefactos, o haciendo cualquier cosa que les encargue su patrón. Algunos patrones son más bondadosos que otros y le otorgan a las chicas una nueva identidad y padres falsos en un mundo fuera de la ciudad mientras que cumplan con su parte del trato y salgan a pelear de vez en cuando. >Patrón La cosa que te convirtió y contrató. Aparte de su apariencia y origen, describe un poco de su relación contigo y cómo se tratan el uno al otro. Los patrones pueden ser una infinidad de cosas, desde peluches vivientes hasta viejos dioses griegos, pasando por seres incomprensibles que pueden destruir la mente de quienes los observan. Diferentes patrones tienen diferentes objetivos y eso afecta el tipo de misiones a las que te pueden enviar. >Nombre(s) Tantos como quieras, al igual que apellidos. Si quieres tener un nombre diferente para tu transformación, adelante. >Edad aparente Qué tan joven se ve la chica en la que te convertiste, no puede verse mayor de 16. >Apariencia Eres hembra. Describe qué tan femenina eres, qué tan alta, baja o gorda. Puedes tener dos apariencias muy distintas para tu forma civil y tu transformación. >Arma Diferentes tipos de arma usan diferentes tipos de Estadísticas y operan con reglas diferentes, así que cuidado. Las armas marciales tradicionales usan Fuerza, y pueden penetrar Absorción con algunos de sus ataques. Las armas de fuego o largo alcance usan Agilidad, y pueden tener más de un objetivo por ataque sin recibir penalizaciones. Las armas místicas usan Magia, e ignoran los puntos de Absorción sin tener que restarlos. >Especialización El tipo de magia que usas, puede ser psíquica, elemental, o de manipular otro tipo de cosas como el tiempo y la gravedad. >Poder Un poder extra que puede no estar relacionado con tu especialización, como la habilidad de clonarte, lanzar un rayo de energía muy potente como Goku, tener un factor curativo como X-men o sacarte tentáculos de la espalda como doujin H, entre otros. Estadísticas: Fuera de transformación tienes 3 por determinado en todas, transformada tienes 4. Puedes distribuir 10 puntos como te guste, mientras que ninguna estadística supere los 20 puntos. >Fuerza Para ataques con armas marciales o puños, y proezas de fuerza. >Agilidad Para ataques con armas de fuego o de largo alcance, y proezas de agilidad. >Vitalidad VITx2= Puntos de Salud. VIT/2= Absorción. Los penalizadores por heridas ocurren cada 1/4 de los Puntos de Salud. Se usa para ciertas acciones defensivas, no todas. >Magia Para ataques con armas místicas. El Mana se usa para realizar hechizos. Tener esta estadística muy baja puede limitar los hechizos que estén a tu disposición. Mana=Magiax1 >Suerte La Fortuna se puede utilizar para sumar dos dados a cualquier tirada, pero solo se puede usar un punto por turno. Fortuna=Suertex1 Se usa para tiradas arbitrarias cuando se quiere dejar algo al azar.
(28.09 KB 925x520 cubitos.jpg)

Dados: Se utiliza un sistema Exalted en el que se lanzan varios dados de 10 caras y se cuenta la cantidad de ellos que sean mayores a 6 como Éxitos. Diferentes acciones requieren diferentes tipos de dado (Fuerza, Agilidad...) y una cantidad diferente de Éxitos. Ejemplo: Romper una pared de ladrillos requeriría dados de Fuerza, y una cantidad menor de Éxitos que romper una pared de hormigón, aunque se podrían usar dados de Agilidad o de Magia para la misma acción, dependiendo de otros factores. Mientras más alta sea una estadística, más dados se podrán tirar para acciones que involucren esa estadística, aumentando así la probabilidad de Éxitos. Combate: Cada turno se realiza un ataque o una acción, dependiendo de la acción se requerirán diferentes estadísticas y número de dados. Para cada ataque se tiran los dados y se cuentan los éxitos. Si el número de éxitos del atacante es mayor que el número de éxitos del atacado, el ataque conecta y se restan puntos a la absorción de la armadura. Si luego de restarle puntos a la armadura todavía quedan éxitos del ataque, el atacado recibe daño según el número de éxitos y el tipo de ataque recibido. Al final de cada turno, la Absorción de la armadura regresa a 1 en caso de haber llegado a 0. >Absorción de la armadura Defensa pasiva a todos los ataques. Cada ataque recibido tendrá que pasar primero por los puntos de armadura para poder causar daño. La absorción de la armadura se pierde al recibir ataques, y solo se regenera un punto al final de cada turno si la armadura llega a 0. >Heridas Un personaje recibe una penalización de -1 dado, -2 dados o -3 dados a todas sus tiradas según cuanta salud tenga. La primera herida se recibe a los tres cuartos (3/4; 75%) de salud y resta un dado; la segunda se recibe a la mitad de la salud (1/2; 50%) y resta un segundo dado; y la última se recibe al cuarto de salud (1/4; 25%) y resta un tercer dado a todas las tiradas. >Tipos de Ataque, Hechizos y otras acciones Las diferentes armas y sus diferentes usos pueden tener efectos muy variados, al igual que los hechizos, son libres de hacer lo que quieran con sus turnos, pero el OP será quien decida como una acción o hechizo afecta el combate de manera mecánica, cuáles y cuántos dados usar, entre otros. Preguntas: Si las tienen pueden hacerlas en cualquier momento. También pueden consultar Accidental Magical Girl CYOA para entender mejor algunas cosas, ya que es eso en lo que me baso vagamente para hacer este rol. Sí, esto es más para tirar dados que para otra cosa. ¿Cupos?: Máximo 6 contratos, quizá menos. Acepto las fichas por el orden en que las envíen así que no se preocupen por la "calidad".
>>30802 La ficha se ve bastante mal así. Aquí una que es más fácil de copiar y pegar >Vida Pasada >Vida Actual >Patrón >Nombre(s) >Edad Aparente >Apariencia >Arma >Especialización >Poder >Estadísticas 10 Puntos para sumar entre estas 5. Fuerza: 4 Agilidad: 4 Vitalidad: 4 Magia: 4 Suerte: 4 La Salud, Absorción y otras cosas las puedo calcular yo. Ustedes puden solo llenar lo de arriba.
Yo me hare una ficha guardo cupo
Guardo cupo, la ficha la hago en un instante
Guardo para hacer ahora.
Estoy haciendo la ficha no me roben el puesto que llevó rato escribiendola
(4.60 MB 640x640 Miray.gif)

(91.50 KB 660x1200 Miray2.jpg)

(51.58 KB 725x532 Erebo.png)

>>30802 >>30803 >Vida Pasada Fue una delincuente social, la cual huyo de su colegio ya que sus padres los cuales tenían mucho dinero tenían muchas esperanzas en ella, y ella fue expulsada por sus malas conductas, entonces ella huyo en su motocicleta, frustrada por todo, creyéndose como todo adolescente “Único y Diferente” En su rabieta salió de la ciudad, y no paro por horas, había apagado el teléfono por lo que no recibía llamadas, no paro hasta que fue de noche, donde se quedo al lado de la vía, luego de pensarlo junto a un cigarro decidió volver, lo que no esperaba es que por ser tan noche se salió del camino, y salió volando de su motocicleta, cuando despertó de alguna forma estaba en una ciudad diferente. >Vida Actual Luego de despertar en un hospital, ella simplemente no podía moverse mucho por lo que dejo todo en manos de los del hospital, entonces espero, hasta que los padres que llamaron los doctores por la información intima no eran los suyos, algo que sorprendió demasiado a la chica, la cual le dijo a los médicos que ellos no eran sus padres, todo el dilema termino con que había perdido la memoria, ya que hasta le entregaron una supuesta acto de nacimiento, ella tuvo que resignarse, pero las sorpresas no paraban ya que había cambiado de ciudad, cuando trato de escapar no pudo, desesperada intento de todo, hasta que su patrón apareció y le explico todo, en términos generales ella se dedica a vivir junto a sus padres, los cuales al parecer no les importa mucho la chica, o eso es lo que cree ya que suele hacer de todo lo que le de la gana, pero para ella esta mejor, aunque quisiera aunque sea un poco de cariño de otra persona. >Patrón Erebo, o al menos así es como ella lo llama, es un hombre serio pero paternal nunca le ha contado su identidad ni su origen, pero el siempre aparece de las esquinas y sitios oscuros, ha sido una persona a la que la chica puede llorar en su hombro en el momento de estrés, aunque sus conversaciones son cortas y rápidas, cuando la chica se siente mal suele dedicarle algunas palabras, a pesar de ser casi un padre, es algo estricto y la propia chica lo considera “Cruel” >Nombre(s) Miray Uradel >Edad Aparente 15 años >Arma Una Alabarda que puede cambiar de forma, alargarse, encogerse, cambiar su filo, transformarse en animales que se estiran y atacan. >Especialización Magia de Miasma >Poder Portal de Armas, es la capacidad de guardar 5 armas o lo que sea necesario dentro de portales, los cuales la chica puede invocar para para atacar. >Estadísticas Fuerza: 7 Agilidad: 6 Vitalidad: 6 Magia: 6 Suerte: 5
(1.85 MB 1280x720 ClipboardImage.png)

(756.37 KB 500x750 ClipboardImage.png)

(8.30 KB 480x268 ClipboardImage.png)

(408.70 KB 580x330 ClipboardImage.png)

Puff que mucho texto me parece la parte de stats y dados pero bueh alla vamos Nombre: Tanisha Jannet Elizabeth Berenice Angewin Caitie Windsor y después yo me quejo del mucho texto kek Edad Aparente: 14 Apariencia: pic related, also voy a cambiar de apariencia mágica según tenga ganas Vida Pasada: Hija de Georgina Rosa Orla Sparks Angewin y de Charles Jeremiah Fraser Wade Windsor ambos monarcas de sus respectivos países quienes se casaron como muestra de paz luego de dar por terminado el conflicto que ha asediado durante generaciones a sus naciones, lo que convierte a Tanisha Jannet Elizabeth Berenice Angewin Caitie Windsor en la princesa y futura gobernante de la ahora unificada República de Censia, como miembro de la realeza su vida siempre ha estado llena de lujos y de gente alabandola diciendo que su nacimiento representa la esperanza de un próspero futuro para el país y que con una gobernante tan hermosa, lista y capaz los ciudadanos no tienen nada que temer, halagos a los que siempre responde con una sonrisa y una pequeña risa picara como forma de agradecimiento ante tan amables palabras, cosa que solo pone mas eufórico a su pueblo por la bendición que es ver esa sonrisa todos los días Alguien tan importante y popular por supuesto estaría llena de pretendientes los cuales no paran de inundarla en regalos, pero por mas encantada que este con ellos no puede darse el lujo de escoger a uno, ya que esta ocupada con algo mucho mas grave, como miembro de la familia real ella posee algo que los demás no tienen y eso por supuesto es magia, la cual usa para defender a su pueblo en secreto junto con la ayuda de su querido Uwaru, peleando ambos contra horribles criaturas que atemorizan la ciudad por la noche, pero algo salio mal en una de esas noches y mientras perseguía a un grupo de monstruos terminó atrapada en la dimensión de la que provienen y ahora debe luchar sin cesar para volver a su hogar Vida Actual: Tanisha Jannet Elizabeth Berenice Angewin Caitie Windsor no existe sus padres, súbditos, pretendientes, incluso la república de Censia no son mas que una fantasía fugaz que Sophia Muller tuvo mientras se encontraba famelica en un callejón, sus verdaderos padres la abandonaron hace mucho ni siquiera sabe cuando, puede que ni siquiera haya tenido padres para empezar, desde que tiene memoria tuvo que arreglárselas por si misma para sobrevivir, ha hecho cientos de cosas desagradables solo para poder comer un día mas, pero todo ese esfuerzo no valió para nada, ahora se encontraba muriendo sola y desnutrida en medio de la ciudad sin nadie que la acompañe, en sus últimos momentos lo único que pudo hacer fue soltar un débil canto entre lagrimas esperando que por favor alguien la escuche, que al menos alguien la vea morir, que aunque sea por un instante alguien muestre un poco de preocupación por ella pero nadie vino, o eso es lo que ella pensaba mientras fantaseaba con una vida de lujos a la que jamás podrá acceder algo respondió a su llamado de atención y la llevó consigo a otro mundo para que pudiese vivir Cuando abrió los ojos Sophia se encontraba en un lugar que desconoce lleno de cosas que no entendía, no..., no, quién fue transportada fue Tanisha Jannet Elizabeth Berenice Angewin Caitie Windsor, princesa y futura gobernante de Censia, Sophia Muller murió aquella noche sin que nadie la recordara ni siquiera ella misma, su débil y rota mente llegó al punto de quiebre haciendo que olvide su verdadero pasado y en lugar de este abrazará aquella fugaz fantasía como su verdadera identidad, así pues. es como Tanisha terminó viviendo en este extraño lugar asesinando todo lo que se encuentre en su camino con tal de obtener algo de dinero, incluso si ahora vive en una fantasía nada ha cambiado ella actúa como si fuera una princesa pero sigue siendo aquella niña pobre que hará lo que sea para sobrevivir Patrón: Un gato negro al que ella llama Uwaru, este no habla y se muestra cooperativo durante las batallas ayudando cuando es necesario, pero durante el resto del tiempo actúa como un gato normal al que parece importarle poco y nada el bienestar de Tanisha Arma: Marcial, generalmente lleva un tridente pero puede trasformarlo en una espada si así lo desea, así como hacer desaparecer el arma cuando ya no le es necesaria Especialización: Elemental, generalmente solo usa de fuego pero también puede usar de viento y agua Poder: Inversión de stats, cambiando su ropa y apariencia puede reajustar sus habilidades para mejorar en otros campos, ejemplo si toma su forma de maga sus stats de fuerza y magia se ven intercambiados Estadísticas Fuerza: 9 Agilidad: 6 Vitalidad: 7 Magia: 4 Suerte: 4
(12.45 KB 256x300 54504.jpg)

(174.51 KB 225x350 tzbRGc1.png)

(533.93 KB 1200x1697 3342f2bb4805a83ed3ac5549dc0a6980.gif)

>>30802 >Vida Pasada Tercera es la vencida. Solía ser la hija de un importante CEO asiático, una estudiante regular con un perfil diligente y servil, preparándose para el próximo reto del mundo. Se desempeñaba también como la bibliotecaria voluntaria de su escuela, una chica de pocos problemas y muy tranquila. Víctima del estatus de su padre y su poca anonimidad, fue secuestrada por un grupo de matones que buscaban extorsionarlo por su fortuna a cambio de cobrar un rescate, llevándola a un lugar oscuro y recóndito. Por cuestiones que no quiere asumir, vio un golpe asomarse hacia ella mientras estaba aún inmovilizada, pero uno de los pequeños adornos del lugar guiñó su ojo hacia ella. El contrato se pactó entre una mirada desesperada. No recuerda que pasó después, sin embargo, al despertar, tanto su cuerpo como su entorno eran completamente diferentes; un lugar rústico, con olor a sospecha. La pequeña estatua la observa fija. Su koban, reluciente, alumbró su presencia. >Vida Actual Los entornos finales de su anterior vida despertaron en ella una visión diferente a ls que solía tener, casi cuál si fuese un destello adolescente de rebeldía, tornándose más taciturna y con ciertas tendencias a la rebeldía, ínfulas delincuentes y opiniones frías difíciles de tomar en serio. Desconfiada del mundo regular por la misma razón, intenta mantenerse alejada de la "vida regular", sintiéndose más resguardad en medio del peligro de Megalópolis, sin embargo, decidiendo "continuar por ella misma" al sacarse de encima su legado tan pesado, siguió adelante en un individual estilo de vida. Abandonó la idea de la escuela y los estudios, retomando su labor como bibliotecaria a tiempo parcial en el lugar que se lo permita administrando estanterías en un lugar silencioso; sin embargo, entre otros encargos, su patrón le ha ofrecido algo grande a cambio de un encargo difícil y permanente: un mundo, su "negocio" a cambio del interminable encargo de la generación monetaria, fuesen cuál fuesen los medios. Este pequeño lugar en un minúsculo, actúa de manera similar a un bar, para otras chicas pendencieras y forajidas, sin embargo, su auténtica función es la de un refugio para otras niñas exhaustas y dedicadas a sus encargos: un lugar donde intercambiar información, restaurar sus energías, o buscar compañeras para la batalla, con la estética de una maliciosa taberna, donde niñas no deberían de entrar. Gracias a este pequeño nexo, está al tanto de muchos asuntos, sin embargo, nada para ella es gratuito y las cosas pueden ir de mal en peor si se ignora su fianza. Busca una manera de introducirse en la caza e intercambio de artefactos. >Patrón Shofu, un pequeño maneki-neko blanco, de apariencia afable con una sonrisa permanentemente burlona. Pícaro y astuto, chistoso, práctico y bromista, sin embargo, manipulativo de interior malicioso y rebuscadas intenciones: un completo tiburón de negocios. Tiene una superficie muy amigable, mas no deja de ser un gran depredador cuando sus objetivos están en el medio. Dice cuidar a la gente con proyección, a los grandes negociadores, riesgosos, y a aquellos que, para cumplir sus ambiciones avariciosas, rompen con los límites establecidos y llevan su vida al filo, en resumen, ambiciosos delincuentes y empresarios de corazones negros. Misteriosamente, no fue el caso de Momoko; sino de su padre. Shofu tiene una gran obsesión con la dominación sutil (conquista territorial), los objetos caros y la confrontación entre chicas. Su personalidad recuerda a la de un líder yakuza en la tercera edad. Guardan una buena relación, estable y decente. La personalidad bromista y vulgar de Shofu equilibra la presencia fría de Momoko. Sus conversaciones son estratégicas en su ámbito, siempre contribuyendo entre sí con algún dato, pero no todo es tan bueno como parece. Su patrón carece de toda moral, generando un discreto velo de desconfianza y competitividad entre ambos gracias a las disidencias en sus visiones. Parece ponerse muy feliz cuando Momoko cumple cualquier encargo suyo. Su relación es comparable a la de maestro y alumna rebelde. >Nombre(s) Momoka Kashitani >Edad Aparente 16 >Apariencia Aparenta estar cerca de la adultez. Un poco más alta que la media, con 1,75 metros, su cuerpo luce delgado. Suele lucir ojeras y vestir blancos y negros. Su cabello largo hasta su espalda suele permanecer desordenado. Inherentemente femenina, se nota sin éxito que se esfuerza por actuar de manera masculina por puro aspecto. No ha mostrado mucho aprecio por este nuevo cuerpo. >Arma: Mística. Pequeños vórtices de viento a su alrededor, coloreados en púrpura que actúan como látigos, hilos cadenas con un modesto filo. Obedecen al movimiento de sus manos. Ideal para inmovilizar oponentes y "mover los hilos". >Especialización Destino; lo que se conoce como "suerte" o "fortuna". La alteración de sucesos a menor escala. >Poder Favor: Permite invocar una copia debilitada de una entidad o persona que haya estado presente en su "negocio" y haya pagado su fianza, con sus mismas capacidades. Siguen órdenes de manera telepática o luchan y repiten patrones de manera automática. La recompensa de Shofu a Momoka por hacer bien su trabajo. La duración de cada copia es limitada y sólo pueden tenerse dos de manera simultánea. Sus armas y objetos son tangibles y pueden ser utilizados por ella durante un tiempo. >Estadísticas 10 Puntos para sumar entre estas 5. Fuerza: 4 Agilidad: 4 Vitalidad: 5 Magia: 6 Suerte: 10
Tremendo bocho kek
>>30831 A este punto me tiene sin cuidado. Me divierto igual haciendo la ficha.
>>30832 Tremendo retraso kek
>>30836 Con algo hay que perder el tiempo
>>30845 >perder el tiempo Tremendo perdedor
>>30862 >>30836 ¿Nalgas de toro, eres tú?
>>30863 Nalgas de Toro es el bochero original
Las estadísticas completas de cada una serían estas: >>30824 Fuerza: 12 Agilidad: 8 Vitalidad: 8 Magia: 8 Suerte: 5 Puntos de Salud: 16 Absorción: 4 Herida 1: a los 12 de Salud Herida 2: a los 8 de PS Herida 3: a los 4 de PS Mana: 7 Fortuna: 7 Dados de Fuerza: 8d10 Dados de Agilidad: 6d10 Dados de Vitalidad: 6d10 Dados de Magia: 6d10 Dados de Suerte: 5d10 Portal de Armas: Usando 1 Mana o Fortuna, puedes sacar del portal cualquier arma de otro tipo y usar ataques exclusivos de ese tipo de arma por el resto del combate, pero gastarás el turno para sacar el arma. Usando 2 Mana o Fortuna, puedes plantar un explosivo que atacará a todos los que estén cerca de ti con una tirada fija de 9d10. Este movimiento resta 2 Puntos de Salud por éxito y penetra 1 Punto de Absorción. Gasta el turno. Usando 2 Mana o Fortuna y sin gastar el turno, puedes sumar 1 dado a tu tirada de Defensa ese turno para bloquear un ataque de largo alcance con tu portal y dejarlo ahí, en caso de que la defensa sea exitosa. Usando 2 Mana o Fortuna y gastando el turno, puedes expulsar un proyectil previamente absrobido con la habilidad de arriba contra un enemigo, conservando la cantidad exacta de éxitos y otros efectos de ese mismo ataque. Usando 3 Mana o Fortuna y gastando el turno, puedes sumarle 4 Puntos a tu Absorción invocando un escudo, armadura o similar. Usando 2 Mana o Fortuna y gastando el turno, puedes usar un objeto curativo para recuperar 4 Puntos de Salud de cualquiera que esté en el combate. Usando 2 Mana o Fortuna y usando el turno, puedes lanzar una pantalla de humo que suma 1 dado a tu defensa por 3 turnos y puede afectar otro tipo de acciones. Fuera de combate puedes transportarte directamente a tu casa en la Megalópolis, también puedes traer a otras personas contigo. >>30829 Y pude haber escrito más. Fuerza: 11 Agilidad: 7 Vitalidad: 8 Magia: 6 Suerte: 6 Salud: 16 Absorción: 4 Herida 1: al llegar a 12 PS Herida 2: a 8 PS Herida 3: a 4 PS Mana: 8 Fortuna: 6 Dados de Fuerza: 8d10 Dados de Agilidad: 6d10 Dados de Vitalidad: 6d10 Dados de Magia: 5d10 Dados de Suerte: 5d10 Uwaru: Tiene 12 PS, 5 Absorción y 10 Mana. Usa 9d10 para sus ataques y solo puede participar 3 turnos por combate como máximo, pueden ser no-consecutivos. Sus ataques hacen 2 de daño por éxito y 1 de penetración. Puede usar los mismos hechizos que Tanisha. Como puedes cambiarte las Estadísticas los números de arriba pueden cambiar mucho, pero esos son los básicos. >>30830 Fuerza: 4 Agilidad: 4 Vitalidad: 7 Magia: 8 Suerte: 15 Salud: 14 Absorción: 6 Herida 1: al llegar a 12 PS Herida 2: a 8 PS Herida 3: a 4 PS Mana: 8 Fortuna: 15 Dados de Fuerza: 4d10 Dados de Agilidad: 4d10 Dados de Vitalidad: 6d10 Dados de Magia: 6d10 Dados de Suerte: 10d10 Favor: Las copias tendrán -2 en sus Estadísticas, duran 3 turnos de combate y requieren 4 puntos de Mana cada una (así que 8, si quieres dos al mismo tiempo). Invocar Favor gasta un turno. Quizás no escriba turnos hasta mañana.
(82.14 KB 1920x1080 reloj2.jpg)

>>30824 Eran horas de la tarde, poco después del almuerzo, o al menos eso decía el reloj de pared que contaba ruidosamente los minutos, contrariando a la grande y redonda luna que iluminaba tu sector de Megalópolis. Tus nuevos padres siempre servían la comida a las mismas horas, y retiraban los platos a las mismas horas, sin importarles si la habías tocado siquiera. Creíste oír a alguien acercarse por fuera de tu habitación, y al voltearte a ver la puerta tus ojos se encontraron con los de aquel al que llamabas Erebo. Erebo: ¿Ya comiste? Eres más resistente ahora, pero igual debes cuidar tu cuerpo. Por el tono gélido y formal en que hablaba, lo que decía no parecía venir desde un lugar de preocupación, sonaba más como una formalidad o una orden. No te estaba aconsejando que cuidaras tu salud, sino que te recordaba que era tu deber hacerlo. Erebo: Necesito que hagas algo. Debes interceptar un paquete y mantenerlo seguro. Los blancos ojos del patrón eran tan fríos como su voz, y parecían poseer una luz propia que iluminaba el oscuro rincón del cuarto en el que decidió aparecer. Erebo: Dos calles al frente de aquí hay unas escaleras que llevan a un bar subterráneo. Deberás subirte a la maquina expendedora que hay en frente de la barandilla y saltar desde ahí hacia el bar como si quisieras atravesar la pared. Ya estabas familiarizada con la existencia de pasadizos en la ciudad por tus intentos de escape, aunque conocerlos todos te sería tan imposible como abandonar la Megalópolis, y este pasadizo en particular era uno nuevo para ti. Apenas las direcciones dejaron los labios de Erebo, este se quedó completamente inmóvil en su rincón. Sabías que en cuanto dejaras de verlo desaparecería otra vez, así que si tenías algo que decir o preguntar tendría que ser lo primero que hicieras.
¿queda cupo?
(46.07 KB 220x170 220px-KyubeyMadokaMagica.png)

>>30912 Sí.
(125.36 KB 1920x1080 callejonoche.jpg)

>>30829 Uwaru: ¡Mau! Maulló tu eterno compañero, saltando desde la cara de la amorfa criatura, dejando de destrozarle los ojos a arañazos un instante antes de que la cabeza de esta fuese consumida por tus llamas. Entre los restos calcinados del monstruo no parecía haber una sola cosa de valor, pero de todas formas el felino se las arregló igual que muchas otras veces para desenterrar un par de monedas de cobre, las cuales te presentó como un trofeo de caza, depositándolas justo frente a tus zapatillas. La economía del lugar en el que te encontrabas funcionaba de una manera peculiar, usando en su mayoría estas monedas de distintos materiales para todo tipo de comercio o intercambio. Aunque las de cobre eran las de menor denominación que uno podría conseguir, un par de ellas seguían siendo una cantidad razonable para conseguir cierta cantidad de cosas indispensables, como comida y techo, al menos por unas horas. Uwaru: Mau. Ronroneó, sentándose tranquilamente a un lado del botín a la espera de recibir caricias. De repente su negro pelaje se erizó de forma tan violenta que se levantó, casi saltando, con las pupilas dilatadas y ojos bien abiertos en dirección a un callejón cercano. Uwaru: ¡HIIISSS- Con un seseo como el de una serpiente, el gato salió disparado hacia la oscuridad, perdiéndose de vista. Era una actitud que acostumbraba a tomar cada vez que encontraba otra horrible criatura que eliminar, pero esta vez hubo algo especial, ya que su siseo se escuchó entrecortado, como si algo lo hubiese detenido abruptamente a la mitad del mismo.
(1.04 MB 850x1526 ClipboardImage.png)

(563.82 KB 1125x1600 3.jpg)

>>30802 >Vida Pasada Jenny "Bunny" Thompson era una modelo estadounidense que fue a Afganistán para animar a las tropas con su belleza. Tuvo la desgracia de acabar atrapada después de que el presidente Joe Biden ejecutara una mal planeada retirada del país. Se rehusó a vivir bajo las leyes de los talibanes y prefirió protestar en las calles desnuda, lo cual probablemente le hubiera costado la vida hasta que alguien la rescato antes de que los talibanes la mataran a tiros: una chica casi de su misma edad, la cual la rescató mediante una serie de complicadas acrobacias. Al día siguiente ella despertó en Megalopolis vistiendo un traje de conejita. >Vida Actual Trabaja como "mesera" en un club nocturno muy exclusivo, donde gente rica la ha hecho hacer cosas algo...indecorosas, pero que después de cierto tiempo se volvieron rutinarias y gradualmente comienzan a gustarle. A cambio, ella vive en un apartamento lujoso, tiene ciertas comodidades y no le falta nada. >Patrón Shadowdancer, una bailarina de tubo que se centra más en el aspecto artístico de la danza que en el lascivo...o al menos eso dice cuando le preguntan. Fue ella quien la rescató de los talibanes ya que estos restringían las libertades y los derechos de la mujer...o al menos eso dice ella. En el fondo, solo busca proteger el libertinaje y la promiscuidad en el mundo, cosa de la que lentamente convence a Bunny de seguir mientras la arrastra a un espiral descendente de promiscuidad. >Nombre(s) Jenny "Bunny" Thompson, "tacones asesinos" >Edad Aparente 20, aparentaría mucho menos si no fuera por su busto >Apariencia Una chica de cabello rubio corto, baja estatura y busto pronunciado, siendo este lo único que demuestra que no es una niña del todo. >Arma Marcial, puede convertir cualquier calzado en un arma letal, desde Air Jordans hasta chanclas oaxaqueñas, pero su arma y calzado predilectos son zapatos de tacón. >Especialización Geokinesis: tierra-control como en avatar >Poder Superfuerza: puede levantar 150 veces su peso, dar puñetazos que pueden romper el plomo como si fuera papel y patadas que podrían poner a Nikocado Avocado en órbita. >Estadísticas Fuerza 9 Agilidad 4 Vitalidad 4 Magia 4 Suerte 4
(165.38 KB 1920x1080 alcohol.jpg)

>>30830 Tu alarma sonó, recordándote tus obligaciones de la noche. Hoy no te acompañaría Shofu, pues según él tenía asuntos importantes que atender a esta hora, pero ya te había enseñado lo básico que tenías que saber y confiaba en que podrías abrir el negocio y arreglártelas tú sola, al menos por las primeras horas. El establecimiento en cuestión no era muy grande ni muy pequeño, siempre limpio y bien mantenido, aunque hundido en la oscuridad y completamente vacío como lo encontraste adoptaba cierto aire siniestro. El ambiente por lo general daba un giro de cabeza luego de que se encendía el letrero de abierto encima de la puerta de frente y las muchas chicas sedientas por un trago, un descanso o algo de compañía tuvieran acceso al bar... y lo pusieran también de cabeza durante el proceso, envolviéndose en las disputas o pendencias de siempre, motivadas por alguna trampa en un juego de cartas, un exceso de copas o riñas personales. Lo bueno es que no eras tú la encargada de limpiar, solo la de servir. Servir bebidas alcohólicas a chicas menores de edad era solo una de las muchas actividades de dudosa legalidad que tenían lugar noche tras noche en la Megalópolis. Como la ciudad carecía de una entidad gubernamental, figura de autoridad o incluso leyes, prácticamente todo estaba permitido en sus calles, y las únicas normas que se seguían eran las de los poderosos, y la los dueños de los territorios, siempre que se estuviese dentro de sus respectivos dominios. Una de las peculiaridades del bar era su característica de permanecer inaccesible al exterior a menos de que una persona con algún nivel de autoridad lo permitiese, como un empleado de Shofu. Esto servía como una medida de seguridad que mantenía alejados varios peligros y disminuía numerosos riesgos de forma fácil. Otra parte de este sistema era que la puerta principal funcionaba como muchos de los pasadizos de la Megalópolis, y chicas a través de diferentes mundos podían atravesarla solo con estar en un lugar indicado a la hora correcta. La campanilla sobre la puerta tintineó, marcando la llegada del primer cliente de la noche. Una chica de cabello negro en corte de bol entró. El cliqueteo de sus tacones sobre el piso de madera llenó la habitación a medida que esta se abrió paso a zancadas impacientes hasta la barra , frente a la cual se sentó sin mediar palabra o saludo. Masacre: Gin y Tonic. Ordenó con palabras directas la chica a la que apodaban Masacre, sus ojos hundidos en la mesa y ocultos tras unos sucios anteojos rectangulares que ocupaban un tercio de su rostro. Era una clienta habitual del bar, Shofu te había contado sobre sus varias hazañas en la agencia de mafiosos para la que trabajaba, sobre su problema con la bebida y actitud asocial, y sobre su número de asesinatos que rivalizaba solo a la cantidad de tragos que le debía al gato blanco. Masacre: Anótalo en mi cuenta. Siempre se tardaba en pagar sus deudas, según oíste quejarse a tu patrón. La única razón por la que Shofu lo dejaba pasar era por la esperanza de que un día acarriara una deuda lo suficientemente elevada para pasar a estar bajo su servicio, o por lo menos para que pudiese convencerla de pagarle con el artefacto curativo que probablemente fuese la razón de su éxito en la industria, o de que no sufriera problemas de riñón. Masacre se quedó con la cabeza baja y los codos apoyados sobre la barra, esperando su bebida en total silencio. El ambiente adentro de la taberna se sentía increíblemente más sombrío que antes de encender las luces, a pesar de que ahora eran dos las personas en la habitación.
(64.61 KB 1280x720 qb.jpg)

>>30926 Te faltan 5 puntos para repartir en las estadísticas.
>>30935 >Estadísticas Fuerza 9 Agilidad 8 Vitalidad 5 Magia 4 Suerte 4
>>30907 >Miray >La chica observaría su reloj de la pared, sentándose en su cama al ver al “Hombre” aparecer, siempre a tenido cuestiones sobre la existencia de Erebo, ella le puso ese nombre porque siempre aparece en sitios oscuros, pero realmente no sabía mucho de él, no era una persona que hablase mucho. “Comer es uno de los mayores placeres de esta vida, no soy tan tonta para saltarme, aunque supongo que gracias por recordármelo.” >Mira directamente hacia el hombre alto de ojos brillantes, este tipo impone respeto y miedo en Miray, y aun así es la única persona de la ciudad en la que se siente medianamente en confianza, además, de entre todas las cosas extrañas de la ciudad ese hombre es de las que mas ella quiere saber, aunque hacerlo hablar es mas difícil que un nerd durante un examen. >Al escuchar su petición se levanta de la cama, estaba en su pijama, pero no le costaría nada vestirse rápidamente para salir a realizar el pedido de Erebo, aunque los pedidos del hombre muchas veces son extraños, Miray no se queja. “Antes de que te vayas… ¿Son fuertes los cabrones que debo interceptar? Debo estar preparada y mentalizada por si hay batalla, o sea, si no logro hacerlo sin que opongan mucha resistencia.” >Mira a la nariz de Erebo, no porque quisiera especialmente, si no que el tipo le provocaba tanto respeto que por alguna extraña razón no podía mantener sus ojos en los suyos por mucho tiempo, por lo que simplemente finge hacerlo. “Digo, no es como si me fuera a negar después de todo eres la única persona que al menos me escucha en esta ciudad por lo que mientras me soportes hare lo que quieras.” >Ríe despreocupadamente, Miray puede mostrarse como alguien muy astuta y a veces lo es, pero en realidad es una procrastinadora experta y le cuesta un poco hacer nuevos amigos, por ello extraña a sus antiguos amigos aunque supone que eran todos malas influencias.
>>30926 Tus estadísticas completas: Fuerza 16 Agilidad 9 Vitalidad 6 Magia 4 Suerte 5 Salud: 12 Absorción: 3 Herida 1: al caer a 9 Puntos de Salud Herida 2: a 6 Puntos de Salud Herida 3: a 3 PS Mana: 4 Fortuna: 5 Dados de Fuerza: 10d10 Dados de Agilidad: 7d10 Dados de Vitalidad: 5d10 Dados de Magia: 4d10 Dados de Suerte: 5d10 Superfuerza: Fuera o dentro de combate y usando 2 Mana o Fortuna, puedes usar tus 10d10 de Fuerza para una acción que normalmente usaría dados de otra estadística. Se usa con la acción que realizas ese mismo turno, así que no lo gasta. Fuera o dentro de combate, puedes usar 3 o 4 Mana o Fortuna para sumar la misma cantidad de dados a una acción que use dados de Fuerza, para un máximo de 14d10. No gasta el turno, ya que se usa en la acción que realizas en ese mismo.
(389.87 KB 334x512 ClipboardImage.png)

>>30915 "Hng... Hya... Agh... Toma esto y esto" Tanisha se encontraba acribillando el cadáver de su enemigo, este ya estaba muerto hace mucho, no había necesidad de seguir, pero ella tiene demasiado ira en su interior como para dejarlo ir así sin más, puede que haya perdido sus memorias originales, pero los sentimientos de su antigua yo siguen estando allí, está llena de ira y odio contra todos aquellos que la abandonaron no puede desquitarse con ellos así que en su lugar lo hace contra los monstruos que encuentra en su camino Uwaru también parece acompañarle en el sentimiento ya que él también empieza a arañar el rostro de la criatura, o tal vez simplemente Uwaru quería un poco de diversión, la respuesta a eso es un enigma Tanisha lo trata como si fuera un amigo que conoce desde hace años, pero la verdad es que no sabe nada de él, sea cual sea el caso no importa ya que luego de eso, Tanisha procede a quemar el cadáver hasta convertirlo en cenizas, llevaba bastante tiempo apuñalandolo, el suficiente para que deje de ser divertido y si ya no es divertido entonces no hay motivo para no deshacerse de él "Eso es lo que pasa cuando intentas meterte con mis queridos súbditos, asquerosa criatura" Se limpia la sangre del rostro, mientras suelta una excusa para su comportamiento como no recuerda de donde viene toda esta ira se autoconvence diciendo que esto es por el bien de alguien mas pero eso no es más que una sucia mentira que se cuenta a si misma Su compañero felino se acerca a ella y le entrega el botín de hoy unas pocas monedas de cobre, Tanisha le agradece por su trabajo acariciando su mentón "Parece que hoy también tendremos que arreglarnos para vivir de forma más humilde, se que extrañas el castillo pero no te preocupes pronto volveremos y podrás disfrutar de comer salmón todos los días como solías hacer, pero por ahora veamos que podemos conseguir con esto" Ambos tenían manchas de sangre por todo su cuerpo, pero a ninguno de los dos parecía importarle y en su lugar se comportaban como si fueran una niña y gato ordinario jugando en medio de la calle, hasta que Uwaru se puso alerta mirando a un callejón con los pelos de punta, Tanisha ha visto este comportamiento varias veces por lo que sabiendo lo que esperaba se puso en guardia mientras dirigía su mirada al callejón "¿Quien esta ahi? ¿quien se atreve a pararse en frente de Tanisha Jannet Elizabeth Berenice Angewin Caitie Windsor sin mi permiso? ¡Responde si no quieres que nada malo pase!" No hubo respuesta por lo que Uwaru se lanzó directo a investigar mientras siseaba sonoramente pero algo iba mal ya que su voz se cortó repentinamente "¡¡Uwaru espera!! ¡Maldito como te atrevas a hacerle algo, desearás no haber nacido!" En vista de que su compañero parece estar en peligro Tanisha se lanzó directa a salvarlo, su vestido no era especialmente bueno para correr por lo que tenia que levantarlo ligeramente si no quería pisarlo por accidente hacer de cuenta que el vestido de mi primer post cubre lo que un vestido real tiene que cubrir
>>30882 >>30977 Aclaratoria general: Los Poderes que dicen gastar un turno no gastan el turno entero, solo una acción. Un turno de combate consta de dos acciones, una de ataque y una de defensa. Los poderes defensivos solo gastan una acción de defensa y los de ataque solo gastan la acción de ataque, y se puede usar un poder de ataque junto con uno de defensa en un mismo turno. De todas maneras les diré los dados que deben tirar para cada acción cuando hagan falta dados, así que no se preocupen.
>>30926 Era otra noche de tu nuevo trabajo como "mesera" en la Megalópolis, bueno, no tan nuevo. Ya te habías acostumbrado a las miradas que te dirigían los muchos clientes del lugar y podías caminar de una mesa a otra en tu traje de conejita como si fuese la cosa más natural del mundo. Aunque el traje y las miradas quizás eran lo de menos, ya que mucho más sorprendente eran los clientes en cuestión. Ahora mismo uno de ellos te estaba viendo, uno gordo y verde como una lima, vestido en un traje de oficinista. Sus ocho ojos negros como los de una araña llevaban la noche entera observándote con un brillo que reconocías, y que se hacía más notorio a medida que te acercabas a su mesa. Aunque el pico de loro en la barbilla de su ovalado rostro no fuese capaz de producir palabras humanamente entendibles, sus intenciones eran claras por la manera en que sacó su monedero de piel de cocodrilo y lo meneó frente a su canosa cabeza con las ramas que tenía por brazos, la única parte delgada de su cuerpo. Shadowdancer: Bunny, ven conmigo. Tengo algo importante que mostrarte. Tu matrona te tomó por un brazo y te haló fuera del alcance de un cliente dispuesto a pagar una cantidad sustancial de monedas por un servicio que ni siquiera llegaste a oír. Shadowdancer: ¿Te sientes cómoda con el traje? Voy a necesitar que hagas algo afuera del club, pero es parte de tu trabajo así que tendrás que tenerlo puesto. No te preocupes por tu turno, haré que otra de las chicas atienda las mesas en tu lugar. En el tiempo que le tomaría a la mujer decir lo suyo y a ti responderle, las dos ya habían pasado de un extremo a otro del club y entrado en uno de los cuartos aparte designados para danzas privadas y otras actividades. Sobre el mueble rojo para una sola persona ubicado casi en el centro de la habitación y en frente de la plataforma había una manta verde muy temblorosa. Shadowdancer: Esto e- ¡Aaay, niña! La bailarina te soltó del brazo y corrió hacia el mueble, retirando con cuidado la manta verde para revelar a una chica de piel tostada, quizás un poco más joven que tú, que temblaba incontrolablemente. La chica escondió la cara en el espaldar bien acolchado del mueble apenas la luz artificial tocó sus ojos color café. Shadowdancer: Ya, ya, estás bien, todo está bien... Tu jefa se sentó en uno de los brazos del mueble y le susurró algunas palabras tranquilizadoras a la chica mientras le acariciaba la espalda. Por debajo de la manta la chica vestía unos harapos manchados y algo rotos, además de algunas vendas sucias. Shadowdancer: Acabo de salvar a esta chica de una situación un poco parecida a la tuya. El mundo de donde viene es... de lo peor que existe. Shadowdancer acobijó a la chica con la manta, esta vez dejando su cara al descubierto, aunque seguía rehusándose a apartarla del mueble. Shadowdancer: Fue la única a la que pude rescatar... pero todavía hay más, muchas más como ella que necesitan ayuda. Era parte de una organización rebelde que intenta derrocar al sistema con la esperanza de obtener una mejor calidad de vida para su gente... La mujer dejó de frotar la espalda de la chica, quien quitó la cara del mueble para verte con desconfianza, como si tratara de identificar si eras alguna especie de depredador. Shadowdancer: Técnicamente sigue siendo parte de esa organización, pero así como está no la puedo enviar de regreso... Lo que sí puedo hacer es enviarte a ti. Te miró con un brillo en los ojos diferente al de la lima, uno que te pedía con anhelo un servicio muy distinto y que dejaba ver cuánta confianza tenía en que podías lograrlo. Shadowdancer: Ella solía ser una guerrera, iba a jugar una parte crucial en un golpe de estado que está por suceder, pero fue víctima de un ataque sorpresa. Sus ojos se movieron otra vez para ver a la chica, la expresión seria en su rostro y la manera en la que arrugó la frente eran una buena representación visual de cómo se sentía respecto a todo este asunto. Shadowdancer: Esta podría ser la última oportunidad que tenga su gente para cambiar su situación, si la pierden lo perderán todo. Tú puedes salvarlos, Bunny, ser la esperanza que les hace falta, la heroína que necesitan. Eres fuerte, no tengo duda de que lo lograrás. Había pasado de tratarlo como una obligación laboral a una petición, sus ojos parecían implorar más que exigir, casi tan vidriosos como los de la chica a la que abrazaba, pero mucho menos nublados. >>30977 Se me olvidó agregar aquí que fuera de combate puedes transportarte directamente a tu apartamento en la Megalópolis y que también puedes transportar a otras personas allá contigo.
(826.68 KB 850x1200 ClipboardImage.png)

>>31020 >era otra noche en su nada decoroso trabajo >las miradas de los clientes ya no le eran raras pero aún le sorpreden un poco algunos clientes que piden sus...servicios >juto cuando un cliente estaba por solicitarlos, su matrona la interrumpió >dice ser algo importante e...esta bien >Bunny sigue a su matrona mientras esta le pregunta si se siente cómoda con su traje lo he usado tanto que es casi parte de mi >está más que acostumbrada, a este paso no usarlo se sentirá extraño >Shadowdancer la lleva a uno de los cuartos para danzas privadas >pero lo que la espera no es un cliente, sino una niña >su matrona le explica a Bunny las circunstancias en que la rescató >una situación muy complicada, de gente luchando por una mejor vida >necesitan ayuda y Shadowdancer cree que Bunny puede dárselas si es tan importante, entonces lo haré. >dice decidida a ayudar >como su matrona la salvó a ella, ahora Bunny irá a salvar a esa gente iré a ayudar a esa gente
(232.98 KB 1920x1080 ciudadnoche4.jpg)

(72.13 KB 1280x720 casitadiitasolcito.jpg)

>>30945 Erebo: No son fuertes, pero son varios. Si no puedes conseguir el paquete sin ser detectada deberías lidiar con ellos antes de que llamen refuerzos. Tampoco sería bueno que divulgaran tu identidad. Habiendo respondido la pregunta, el patrón volvió a desaparecer silenciosamente, dejándote para que te cambiaras y salieras a hacer tu parte. Bajando las escaleras y pasando por la sala de estar hasta la puerta de en frente te encontraste con la que hace el papel de tu madre, quien te dirigió la mirada, pero ni una palabra o pregunta, apenas haciendo lo más mínimo para reconocer tu existencia. Las direcciones que recibiste eran extremadamente sencillas. El lugar al que debías ir no estaba muy alejado de tu casa y era uno que conocías, lo que no sabías era que hubiese un pasadizo ahí. La máquina expendedora de la que escuchaste era aún más brillante que el letrero de "Abierto" en la taberna de más abajo. El aparato carecía de cualquier etiqueta, leyenda o producto, lo cual hacía imposible adivinar lo que pudo contener en un pasado, o por qué estaba siquiera ahí. Sin pensarlo más, diste los dos últimos pasos, escalando la máquina de poco más de un metro y preparándote para el salto. Aunque te habías mentalizado para ello, tu cuerpo igual reaccionó por instinto, anticipándose al impacto a medida que tu frente se acercaba a la pared de ladrillos y ese brillante letrero ocupaba toda tu vista, deslumbrándote y obligando a tus ojos a pestañear. Al abrir los ojos todo era aun más brillante que al cerrarlos. El gigantesco círculo incandescente sobre tu cabeza iluminaba el mundo de manera artificial, sintiéndose más como un bombillo de proporciones exageradas que como un sol y viéndose más como una moneda o tapa de botella pintada de amarillo. Todo a tu alrededor se sentía igual de falso y no podías evitar sentirte fuera de lugar aquí. El cielo, el piso, las casas... todo parecía como si hubiese sido dibujado por un niño de primaria considerablemente habilidoso y sin conocimiento técnico. Erebo: El paquete saldrá de la ciudad del norte en unos minutos. El "hombre" se veía igualmente fuera de lugar, observándote desde el negro absoluto de una puerta completamente rectangular y sin sentido de profundidad que había en la casa a tu derecha. Erebo: Lo llevan en una camioneta, deberías poder distinguirla fácilmente. Si vas ahora puede que la encuentres antes de tiempo. A pesar de que aparentaba ser de día, no había una sola alma o algo parecido por los alrededores que pudiese ser testigo de los dos extranjeros que discutían el asalto que estaban por llevar a cabo. Erebo: El paquete es del tamaño de mi zapato, tiene forma rectangular y está envuelto en papel periódico. Puede que esté dirigido a la avenida -819c residencia 27,5 de Megalópolis. Hizo una pausa, mirándote inexpresivo con lo que se podría interpretar como expectativa o cientos de cosas diferentes. Probablemente solo hizo la pausa para que pudieses retener los números en tu memoria. Erebos: Debería estar seguro en uno de tus portales. Cuando lo obtengas puedes regresar por esta puerta. Y no debes dejar que ellos lleguen aquí con él. Esta vez no esperó por si tuvieses más preguntas, caminando a un lado de la puerta y desapareciendo tras una de sus paredes sin verse del otro lado de la ventana cuadrada y mal hecha. Frente a ti había una carretera plana y una ciudad cubierta de negro al final de ella. Campos de flores, árboles, lagos, cascadas, un arcoíris y algunas casas más había de camino a tu destino, todos acomodados sin sentido geográfico aparente o armonía de cualquier tipo, cada cosa viviendo apartada en su propio mundo, algunas hasta con sus propios soles girando en torno a ellas.
(179.23 KB 1920x1090 demon.webp)

>>30985 Cosa: ¡▅▬▃▅▃▃▬▬▅▅—! Al girar la esquina del callejón, te encontraste cara a cara con otra abominación exactamente igual a la que acababas de dar fin, esta un poco más grande que la anterior. Aparte de la monstruosidad había también un número de chicas en vestimentas rasgadas y muy variadas repartidas por el piso rocoso de la cueva en la que habías acabado. Sin darte tiempo para procesar lo que estaba ocurriendo, la bestia negra se lanzó sobre ti, balanceando los muñones al final de sus brazos con obvias intenciones de golpearte. 1d10 = 2 1d10 = 1 1d10 = 4 1d10 = 10 1d10 = 1 1d10 = 3 1d10 = 5 1d10 = 5 1d10 = 9 1d10 = 2 1d10 = 3 1d10 = 7 Cosa: Fuerza: 8 Agilidad: 6 Vitalidad: 10 Magia: 4 Suerte: 2 Salud: 20/20 Absorción: 5/5 Mana: 4/4 Fortuna: 2/2 Tanisha: Salud: 16/16 Absorción: 4/4 Mana: 8/8 Fortuna: 6/6 Para atacar puedes tirar 8d10 para un ataque físico o 5d10 para uno mágico. Tira también 6d10 para defenderte, además de los dados de ataque. Puedes hacer la inversión de Estadísticas cuando quieras, pero no aumentará tu Fortuna, Mana o PS y no tendrá efecto hasta el próximo turno. Puedes usar 1 Fortuna para sumar dos dados a cualquiera de las dos tiradas.
>>30932 Mando mi turno en la noche. Aviso de manera precipitada porque el rol recién comienza, ya se sabe sobre las lolmuertes.
>>31056 No le tomó mucho llegar hasta donde estaba la criatura de la que Uwaru le advirtió con su comportamiento, junto a esta había varias otras chicas tiradas en el suelo probablemente sus víctimas quienes fallaron en darle caza "Khh..." Tanisha aprieta los dientes de ira ante tan horrible vista, ciertamente el ver esto sería suficiente para hacer enojar a cualquier persona con un mínimo de empatía pero a lo que ella le preocupaba no eran aquellas chicas sino el hecho de que no parece haber rastro de su compañero felino "¡¡Maldito, mas te vale que me digas donde esta Uwaru si sabes lo que te conviene!!" La bestia ataca y Tanisha hace lo mismo lanzándose furiosa contra esta mientras blande su tridente el cual empieza mover frenéticamente para hacerle todo el daño posible Ataque 1d10 = 9 1d10 = 6 1d10 = 2 1d10 = 1 1d10 = 5 1d10 = 4 1d10 = 7 1d10 = 2 Defensa 1d10 = 9 1d10 = 2 1d10 = 10 1d10 = 1 1d10 = 2 1d10 = 5 Si entendí bien (que probablemente no sea el caso) estos son todos los dados que tengo que tirar ¿no? also ¿la fortuna entonces es un +2 al ataque/defensa que me haya salido o son dos dados extras que puedo tirar? si es lo primero entonces sumo ese +2 al ataque
>>31060 Leído. >>31131 Son dos dados extra. Como dijiste que usarías Fortuna en ese mismo turno antes de poder ver el resultado de tus dados tiraré los dos que te faltan. 1d10 = 10 1d10 = 8

(119.52 KB 1200x1200 FBauIzGVUAETpNr.jpg)

>>31053 >Miray >Me levantaría de la cama y me vestiría sin más, debía cumplir las misiones que me manda a hacer este hombre, es algo que sinceramente no es tanto de mi agrado, pero ha sido un benefactor por lo que tengo que tratarlo bien, además que cuando no me ignora puedo llegar a considerarlo una buena persona, aunque… No sé nada de su naturaleza. >Bajo las escaleras y veo a la que se supone es mi madre, verla sin siquiera preguntarme a donde voy, me hace darme cuenta lo tan buenos padre que eran aquellos de los que tanto me quejaba en mi otra vida, esta mujer solo la he visto preocupada una vez por mí, su supuesta hija, y eso fue cuando llegue a esta ciudad, quisiera que al menos me abrazara. >Suspirando y dejando aquellos pensamientos en mi mente, me dirijo directo hacia mi destino, subo hacia la maquina y me subo, para luego tomar mucho aire, quizás Erebo luego me castigue por desconfiar en él, pero cualquiera desconfiaría en alguien como el, ¿Verdad? ¿Solo yo? >Cuando me lanzo coloco mis brazos frente a mi cara por reflejo para proteger mi cara por si algo sucedía, pero nada paso, simplemente atravesé la muralla, dando yo vueltas en el suelo para luego levantarme y ver donde estaba con una boca abierta. >Mirar al cielo me hace ver el supuesto sol, además de observar las demás casas, me acaricio la cabeza pensando en que hacer ahora, si lo mejor será esperar aquí, pero en ello aparece Erebo a responder mis dudas mentales, suspiro un poco, pero entendía por qué no me lo dijo antes, si no veía este sitio antes de decírmelo simplemente no entendería. “27,5 de Megapolis… ¿Eso significa que es la mitad de una residencia? Lo mejor es ir a la avenida por ahora.” >Mira al cielo por unos segundos y miraría hacia una de las direcciones y las casas, debe ir rápido por lo que se dirige hacia allá, con la idea de plantarles una trampa a las personas que iban a entregar el paquete, lo mejor seria agarrar el paquete sin que se den cuenta, pero si eso no sirve, lo mejor es estar preparados para la pelea, y eso es justo lo que hará. Turno cortito para no decepcionar, pero me enferme kek
(116.42 KB 1280x720 espejosinfinitos.jpg)

(16.39 KB 640x480 Desierto2.jpg)

>>31022 Shadowdancer: Esa es la actitud, buena chica. Dijo con orgullo al oír tu respuesta, levantándose luego de acomodarle el cabello fuera de los ojos a la niña y arroparla mejor con la manta, dejando solo su cara al descubierto. Shadowdancer: Tú quédate aquí, enseguida vuelvo. Se despidió suavemente de la chica, tomándote a ti de la mano y guiándote fuera de la habitación privada y hasta su oficina en la parte trasera. Shadowdancer: Ponte esto, los rebeldes te aceptarán más fácilmente si lo llevas puesto. Colocó un collar en tu cuello. Parecía estar hecho de una trenza simple y tenía varios colmillos no muy grandes colgando. Shadowdancer: Recuerda muy bien el lugar por donde salgas, porque tendrás que usarlo para regresar. De todas maneras yo iré por ti si veo que tardas demasiado. Suerte y mucho éxito. Retiró las exóticas cortinas al fondo de la habitación para revelar el espejo que había detrás. Este era el portal que usaba tu jefa y algunas de sus chicas para trasladarse a mundos en los que ya habían estado. Muchos patrones usan objetos parecidos para evitarse la molestia de recordar cada uno de los pasadizos que hay en la ciudad sin fin. Shadowdancer: Ve por ellos. Dándote una nalgada de ánimo, te envió en tu camino por el gran espejo. Atravesarlo fue una experiencia un poco desorientadora, sentías como si tu cuerpo estuviese suspendido en el aire, cayendo por un espacio vacío e infinito mientras pasabas por el mismo espejo una y otra vez. Finalmente aterrizaste en una tierra árida y desierta. Tus tacones se hundían casi hasta el tobillo en la arena y era difícil caminar. A tu alrededor había nada a kilómetros a la redonda, solo un enorme cactus y una roca partida que era más alta que tú y tenía las letras "S" y "D" talladas crudamente en ambas mitades. Caminaste por planicies de arena, montículos de arena y hasta montañas de arena sin encontrar algo que no fuese arena. Luego de llegar a la cima de una montaña particularmente empinada, pudiste ver en la distancia dos cosas de tu interés. La primera, una especie de pueblo compuesto de unas cuantas estructuras rectangulares de poca altura que eran indistinguibles por su color de cualquier otra montaña de arena. Estaba muy lejos para ver con claridad, pero no parecía haber gente o seres vivos de cualquier clase por ahí cerca. La segunda, una tormenta de arena que no parecía estar siendo causada por algún fenómeno natural. Podrías jurar haber visto una silueta de gran tamaño moverse en medio de la tormenta por tan solo un segundo.
>>31131 Cosa: ¡▅▅▃▬▃▃▬▬▅▅——! La criatura responde a tu pregunta con otro rugido incomprensible, azotando el piso detrás de ti luego de que te agacharas exitosamente bajo su golpe y clavaras tu tridente en lo más profundo de su piel, desgarrando la misma para volverlo a retirar. Un segundo manotazo de la criatura te obliga a retroceder para evitar ser dañada, aunque por tu parte el daño ya estaba hecho. Mientras que el ataque del monstruo solo logró agrietar el piso de la caverna, el tuyo abrió grietas en su rugosa armadura, despojándolo de parte de su defensa natural y dejándolo más vulnerable a próximos ataques. En vez de acercarse nuevamente a ti, la criatura se planta firme donde está, una luz roja encendiéndose en su pecho y subiendo hasta su enorme boca, la cual abrió por completo y apuntó a tu rostro. A: 1d10 = 5 1d10 = 5 1d10 = 8 1d10 = 1 D: 1d10 = 8 1d10 = 2 1d10 = 10 1d10 = 5 1d10 = 4 Cosa: Salud: 18/20 (-2 por daño) Absorción: 1/5 (-1 por Penetración, -4 por daño, +1 por regeneración automática.) Mana: 2/4 Fortuna: 2/2 Tanisha: Salud: 16/16 Absorción: 4/4 Mana: 8/8 Fortuna: 5/6 8d10 Para un ataque físico, 5d10 para uno mágico. 6d10 Para defensa El ataque básico de las armas marciales hace 2 de daño por éxito, con 1 de penetración agregado que se calcula antes que el daño. En tu turno obtuviste 5 éxitos en tu ataque (9, 7 ,10 y 8. Un 10 vale por dos éxitos) y el enemigo obtuvo dos éxitos a su defensa, dejándote con tres éxitos. 3 éxitos x 2 de daño = 6 de daño y 1 de penetración.
>>31204 "Gruñe todo lo que quieras, conseguiré una respuesta aunque tenga que sacarla de tu cuerpo inerte" Sus palabras no son solo para amenazar, tiene plena confianza en sus habilidades ya ha hecho esto en múltiples ocasiones, sabe bien que la criatura frente a ella no está a su nivel, incluso un amateur podría saber el resultado de este combate pero la bestia se niega a aceptarlo o simplemente no lo comprende ya que continúa con su ataque esta vez lanzando un rayo de su boca "¡Ha! realmente debes estar desesperado si crees que eso podrá vencerme" Exudando confianza Tanisha replica el movimiento del monstruo y se prepara para contraatacar lanzando fuego de su propia boca Ataque 1d10 = 6 1d10 = 10 1d10 = 7 1d10 = 2 1d10 = 2 Defensa 1d10 = 8 1d10 = 5 1d10 = 5 1d10 = 2 1d10 = 1 1d10 = 3
>>31201 >su matrona le pone a Bunny una especie de collar que según ella hará que los rebeldes la reconozcan fácilmente deben ser fieros guerreros para aceptarme por usar algo así >posteriormente, Shadowdancer le explica que tendrá que regresar por donde vino, pero que puede ir por ella si tarda demasiado esperemos que ese sitio sea al menos reconocible >sería muy inconveniente que no haya como reconocer el lugar por el que llegó >finalmente, Bunny es enviada por un espejo hacia su destino, siendo despedida por su matrona de una nalgada >no sería la primera vez que recibe una, aunque no deja de doler >tras atravesar ese espejo tan confuso, acabó en medio de un desierto justo lo que me temía >comentó su descontento en soliloquio >tendrá que recordar de algún modo que es ahí de donde vino >sus pies se hunden en la arena y le cuesta caminar >intenta caminar el busca de algo que no sea arena arena, aquí parece que solo hay arena, ¿donde estarán los rebeldes? >eventualmente consigue distinguir algo a la distancia desde una montaña >un pueblo casi indistinguible de más arena, aparentemente deshabitado >y una tormenta de arena que no parece natural en lo absoluto ¿que estará levantando toda esa arena? >se preguntó mientras intenta decidir a donde dirigirse será mejor que lo averigue >decide acercarse con cuidado a la tormenta de arena para averiguar que la está causando
(513.86 KB 1280x720 ciudadibujo.jpg)

>>31153 Pasando a través de muchas casas perfectamente limpias y abandonadas, cascadas con agua que no se mueve y ríos con agua que no fluye, finalmente estarías lo suficientemente cerca de la ciudad dibujada para adentrarte en el color negro a su alrededor. Si te volteabas podías todavía ver los varios soles y cielos azul celeste que dejaste atrás, pero si seguías tu camino lo que te recibía era un cielo azul marino repleto de estrellas estáticas con forma de copos de nieve. A pesar de la multitud de luces encendidas que vienen de los edificios, este lugar estaba tan deshabitado como los otros garabatos carentes de vida que habías encontrado de camino aquí. La inmensa ciudad fantasma se sentía un poco más tétrica, sin embargo, quizá por la diferencia de tamaño o por la oscuridad que te rodeaba. El sonido de un vehículo a alta velocidad rompe el relativo silencio que hasta ahora solo tus zapatos habían logrado perturbar, aumentando en volumen a medida que un camión muy diferente a todo lo demás que habías visto en este mundo se empezaba a asomar desde muy lejos. Estabas a pocos pasos de la única entrada visible a la ciudad. Según lo que oíste de Erebo ese camión debería pasar por aquí para llegar a su destino, así que tenías algunos segundos que podías usar para plantar algún tipo de trampa, aunque también podías esperar a que llegaran a ti y enfrentarlos directamente o buscar la manera de infiltrarte en el vehículo en movimiento y conseguir el paquete sin tener un altercado. Puedes usar tu Portal de Armas fuera de combate de forma parecida a lo que dice en >>30882 Si quieres usar un arma de fuego de tu portal deberás tirar dados de AGI (6d10). Si quieres usar un arma Mística serían dados de MAG (6d10). Si es un explosivo tiras los 9d10 fijos de ese tipo de ataque. Otros tipos de acciones pueden requerir otro tipo de dados. Por ejemplo, saltar al vehículo en movimiento requeriría los 6d10 de AGI, aunque podrías conseguir un efecto similar usando acciones ligeramente diferentes o alterando algunos factores como en el ejemplo de la pared de ladrillos de >>30803.
(45.98 KB 800x600 FuegoImpacto.jpg)

>>31253 Ambos lanzan fuego por sus bocas, no en forma de llamas como el de algunas armas, sino en forma de esferas casi perfectas creadas con la ayuda de magia. Los dos hechizos se encuentran a mitad de camino de su respectivo objetivo, colisionando entre sí. La magia de la que están hechos interactúa de manera extraña y ambos ataques se consumen, resultando en una explosión a menor escala que levanta una densa nube de polvo entre los dos combatientes. La forma del gigante negro queda casi totalmente oculta tras la cortina de humo y polvo, pero por lo bajo logras ver sus pies moverse toscamente. El siguiente movimiento que percibes es el de un cuerpo casi tan grande como tú volando hacia tu rostro. A: 1d10 = 8 1d10 = 1 1d10 = 6 1d10 = 5 1d10 = 9 D: 1d10 = 3 1d10 = 7 1d10 = 2 1d10 = 6 1d10 = 1 La chica incapacitada que el monstruo arrojó contra ti logró disipar parte de la obstrucción visual que la magia había generado, permitiéndote ver otra vez a la cosa con la que peleas y a... Uwaru: -SSSS! Tu compañero gatuno al que creías perdido ahora estaba montado donde la criatura frente tuyo tendría los hombros, si su cuerpo no fuera tan deforme. El felino actuaba como una fiera, arañando y hasta mordiendo partes de la piel expuesta del ser mientras correteaba ágilmente sobre su cuerpo, evitando ser agarrado por las salchichas carbonizadas al final de los brazos del mismo. Uwaru: A: 1d10 = 9 1d10 = 5 1d10 = 8 1d10 = 7 1d10 = 9 1d10 = 10 1d10 = 10 1d10 = 1 1d10 = 1 D: 1d10 = 1 1d10 = 8 1d10 = 6 1d10 = 1 1d10 = 2 1d10 = 10 1d10 = 10 1d10 = 5 1d10 = 3 Cosa: Salud: 18/20 Absorción: 1/5 Mana: 2/4 Fortuna: 2/2 Tanisha: Salud: 16/16 Absorción: 4/4 Mana: 6/8 Fortuna: 5/6 (Misma cantidad de éxitos en ambos ataques y defensas. Daño nulo.) Uwaru: Salud: 12/12 Absorción: 5/5 Mana: 10/10 8d10 Para un ataque físico, 5d10 para uno mágico. 6d10 Para defensa. Los Hechizos pueden tener muchos efectos diferentes. Los trataré de manera interpretativa, pero si quieres algo en específico, como hacer daño constante por quemaduras, paralizar con electricidad o alguna otra cosa puedes aclararlo junto al hechizo. Uwaru también puede usar los mismo Hechizos que tú, pero gastará su propio Mana para hacerlo. También puedes invertir estadísticas cuando quieras.
>>31319 "Khh..." El viento y el polvo levantado por la explosión la ciega temporalmente obligandola a llevar su brazo frente a sus ojos para evitar quedar ciega del todo, mientras hace eso nota por debajo de la nube de polvo a algo moviéndose seguramente se trate del monstruo No hay forma de que pueda pelear de manera cómoda así, por lo que empieza a girar con fuerza su tridente en un intento de hacer ventilar el aire a su alrededor y así limpiar su campo de visión, pero antes de que pueda siquiera empezar a mover el polvo ve a algo viniendo hacia a ella "¿Mhh? ... ¡¡Ahh!!" El objeto que le fue lanzado se trataba de unos los cuerpos de las múltiples chicas tiradas en el callejón, Tanisha intenta defenderse como puede sosteniendo firmemente y con ambas manos su tridente en frente de su cuerpo tratando de cubrir la mayor área posible para así evitar caer por el choque de este "¡¡Maldito como te atreves a tratar a una de mis subditos de esta manera!!" El polvo del lugar fue dispersado casi por completo gracias al cuerpo lanzado, por lo que Tanisha era capaz de ver plenamente al monstruo frente a ella mientras expresaba sus quejas, pero habia alguien mas... "¡¡UWARU!!" De la nada el compañero felino de Tanisha aparece y se une al combate arañando y mordiendo a la criatura tanto como puede, para luego saltar de encima de este de regreso a donde Tanisha "Muy bien ahora que estamos juntos mostremosle como combatimos normalmente" Tanisha expresa con alegría y una gran sonrisa el gusto que le da reencontrarse con Uwaru y acto seguido le indica que suba a su tridente una vez el gato esta montado sobre este Tanisha empieza a girar sobre si misma para luego detenerse repentinamente y así aprovechar la fuerza centrífuga generada para lanzar a su felino amigo directo a la cara del monstruo, Uwaru continua su ataque arañando con fiereza los ojos de este y Tanisha aprovecha ese momento de distracción para arremeter múltiples veces contra su cuerpo Tanisha ataque 1d10 = 2 1d10 = 1 1d10 = 2 1d10 = 8 1d10 = 9 1d10 = 9 1d10 = 4 1d10 = 1 Defensa 1d10 = 10 1d10 = 8 1d10 = 4 1d10 = 10 1d10 = 2 1d10 = 1 Uwaru ataque 1d10 = 7 1d10 = 6 1d10 = 6 1d10 = 10 1d10 = 10 1d10 = 8 1d10 = 8 1d10 = 7 1d10 = 1 Defensa 1d10 = 2 1d10 = 10 1d10 = 6 1d10 = 6 1d10 = 4 1d10 = 4 Lo de la inversión de los stats me lo guardó para después, primero quiero ver como funciona el combate normal para acostumbrarme
(1.55 MB 1834x852 afds.png)

>>31258 https://www.youtube.com/watch?v=krQrHT9_vUs Abriéndote paso con lenta dificultad, tus oídos sensibles de conejita detectan un sonido, uno muy familiar para ti, pero que nunca esperarías encontrarte en un lugar como este. Ya estando muy cerca de la música rave, la tormenta de arena parece debilitarse y tus ojos pueden ver con mayor claridad lo que esta ocultaba. Los fiesteros de color azul dejan de bailar cuando ya la canción está por cambiar, muy sudorosos y animados. Los pies que hasta ahora estaban levantando arena se detienen casi todos al mismo tiempo y se giran para apuntar en tu dirección, sus dueños viéndote atentamente. Los cíclopes se te acercan y forman un semicírculo a tu alrededor, el más bajo de los gigantes midiendo el triple que tú, todos semivestidos como salvajes y muy interesados en ti. Cíclope 1: ¿Y esta niña de dónde vino? Pregunta uno de los cíclopes más fornidos, montando su bate con clavos sobre una hombrera con púas. Cíclope 3: No es una niña, es una mujer... Dice uno de los cíclopes más gordos, agachándose e inclinando su gran cabeza hasta que su máscara de metal queda prácticamente tocando tu nariz. Cíclope 1: Tiene cara de niña. Cíclope 3: Tiene cuerpo de mujer. Cíclope 17: ¡Tiene un collar de colmillos! Grita uno de los cíclopes más desnutridos desde lo alto del palo al que estaba atado. La música se detiene, todos guardan silencio y se paran muy firmes, cada uno viéndote con un brillo en su ojo, un brillo que reconocías de todas esas noches en las que los clientes se emocionaban demasiado y Shadowdancer junto con algunas de las otras chicas tenía que intervenir y poner orden... Pero ni tu matrona ni las otras chicas están aquí para poner orden, solo estás tú y alrededor de 15 hombres muy grandes. Por muy fuerte que puedas ser transformada, quizá lo más sensato sería abandonar el lugar lo más rápido que puedas, aprovechando que el mundo parece haberse quedado paralizado y nadie ha tomado acción todavía. Puedes tirar 7d10 de AGIlidad para escapar. También puedes tirar 10d10 de FUErza para atacar. Puedes atacar a varios enemigos a la vez, pero entonces debes tirar un dado menos por cada enemigo adicional (9d10 para dos enemigos, 8d10 para tres, 7d10 para cuatro...). Si quieres usar tu Especialización de Geokinesis por cualquier motivo entonces tira 4d10 de MAGia. También puedes usar 2 Mana o Fortuna y tirar 10d10 de FUErza para hacer cualquier acción de arriba o que no haya mencionado usando tu Poder >>30977.
>>31441 >ella escucha algo familiar >suena como una fiesta muy loca >puede ver a muchos cíclopes, cada uno mucho más alto que ella >los seres de un solo ojo la observan con detenimiento >uno de ellos menciona su collar y los demás la rodean mientras les brillan los ojos >Bunny sabe lo que significa el brillo en esos cíclopes >quieren hacerle algo malo, golpearla, o quizás matarla >la superan en tamaño y en número >solo hay una cosa que puede hacer <Bunny ¡NYGERUNDAYO! >grita asustada mientras intenta salir de ahí como la conejita que es, saltando con toda la fuerza que tenga en las piernas <usa 2 de fortuna para escapar usando su fuerza 1d10 = 10 1d10 = 8 1d10 = 10 1d10 = 7 1d10 = 5 1d10 = 8 1d10 = 9 1d10 = 3 1d10 = 3 1d10 = 3
(301.41 KB 800x600 o地下小空洞-(蒼緑).png)

(144.34 KB 1280x720 peple3.jpg)

>>31342 El cuerpo en pleno vuelo regresa a ser inerte, perdiendo todo el impulso al chocar contra tu tridente. La chica cae al suelo sin un grito o la más mínima reacción, quedando tendida frente a tus pies. Luego de quejarte con la bestia por maltratar a la gente de tu reino y de reencontrarte con tu compañero de tantos años, el combate se resume. El monstruo es abrumado por el ataque en conjunto e, incapaz de seguirle el ritmo a dos contrincantes mucho más rápidos que él, es rebanado en dos por tu tridente mientras que Uwaru termina de arrancarle los ojos de las cuencas. Cosa: Salud: 0/20 Absorción: 0/5 Mana: 2/4 Fortuna: 2/2 Con la cosa desparramada en dos mitades sobre el piso, finalmente tienes tiempo para darle un buen vistazo a tus alrededores. Pareces encontrarte en una especie de sistema de túneles, levemente iluminado por unos cuantos hongos luminosos que sobresalen de las paredes y pisos rocosos y húmedos de la caverna. Para nada parecido al callejón al que creías haber entrado ni a la ciudad en la que estabas antes. Uwaru: Mau~ Ronroneó el felino, colocando 4 monedas de cobre ante tus pies. Inventario: 1 Tridente 10 Moneda(s) de Cobre Un terremoto de gran magnitud estremece la cueva entera ni bien recoges el botín, sacudiéndote a ti y Uwaru y ocasionando la caída de rocas, estalactitas y escombros. Tira 6d10 de AGI, 5d10 si decides cargar con una de las chicas. Puedes usar Fortuna para sumar 2 dados a la tirada. Sin mucho tiempo para reaccionar y con pocas opciones obvias a la vista, tú y Uwaru corren antes de que el techo sobre sus cabezas colapse y los aplaste. Durante su apresurado escape de la cueva tienen que evadir varios escombros y saltar por encima de obstáculos en una carrera contrarreloj que se vuelve cada vez más peligrosa. Luego de demasiado tiempo corriendo, una luz cegadora se hace visible a la distancia, la salida. Aunque no puedes ver nada por unos segundos, sabes que estás a salvo ya que el piso bajo tus pies ha dejado de temblar. Lo primero que escuchas al detenerte para recuperar la respiración es un gran estruendo detrás tuyo, lo segundo es... ¿?: ¡YAAAAY! ¿¿??: ¡HURRAAAH! ¿¿¿???: ¡YIPIIII! ¿¿¿¿????: ¡WAHOOOO! Gritos, alabanzas, vitoreos y muchas otras ruidosas voces expresando felicidad y mucho regocijo. No logras ver a los dueños de las voces incluso después de que tus ojos se acostumbran a la luz, pero lo consigues luego de bajar un poco la vista. Enano 1: ¡Mató a la bestia! Enano 2: ¡Mató a la bestia! Enano 9: ¡Mató a la bestia! Enano 10: ¡La bestia ha muerto! ¡Viva la reina! Enanos: ¡¡¡VIVA!!! Las personitas vestidas de color pastel gritaron todas juntas desde la altura de tu tobillo, celebrándote a ti y tu victoria. Los dados de Uwaru ya los había tirado yo para ese turno, pero los 8 éxitos del primer ataque de Uwaru y los 3 tuyos fueron suficientes para terminar el combate, así que no importa. Igual intentaré hacerlo más claro la próxima vez.
>>31459 Como era de esperarse el monstruo nunca tuvo ninguna oportunidad y muere sin siquiera oportunidad de defenderse contra el ataque combinado de Tanisha y Uwaru Luego de terminar de rebanarlo Tanisha da un vistazo a su alrededor "Entonces... ¿dónde estamos? estabamos en la ciudad hace un momento pero esto no luce para nada como una ciudad, huh, no importa cuanto tiempo pase en este lugar nunca deja de sorprenderme" Uwaru se posa sobre sus pies para dejarle el botín de siempre y Tanisha procede a levantarlo mientras da vueltas para luego abrazarlo "Pero eso no importa me alegra tanto que estés bien, estaba tan preocupada por ti, no vuelvas a asustarme así" Mientras baila y revolotea de felicidad junto a su gato nota como el lugar empieza a temblar "¿Una trampa? así que este era el plan del bastardo ¡HA! pues me temo que se necesita mas que esto para acabar con Tanisha Jannet Elizabeth Berenice Angewin Caitie Windsor, vamos Uwaru tenemos que salir de aquí rápido" Siguiendo sus instrucciones el gato se mantiene agarrado al hombro de Tanisha mientras esta corre ágilmente esquivando y evitando todos los pedruscos que puede, de un modo u otro terminan llegando al final del camino justo al mismo tiempo que el piso deja de temblar "Uff uff, ¿ves que te dije? ni siquiera la madre naturaleza puede con nosotros" Suspira cansada por tanto ejercicio repentino, en eso comienza a escuchar voces pero por mas que vea a los lados no parece que haya nadie "Ahora que ¿una ilusión? hoy si que están especialmente molestos con sus esfuerzos por eliminarme" Finalmente se da cuenta de que las voces parecen venir de debajo suyo "¿Gente pequeñita? ya veo deben tratarse de las hadas que protegen este lugar y han venido a agradecerme por salvarlos ¿no es así? pues bien les permito llenarme tanto como quieran de elogios y obsequios ¡¡OHOHOHO!!" Esta extasiada por recibir los elogios de esta pequeñas criaturas y como no hacerlo es la primera vez que alguien fuera de sus fantasías la trata como el miembro de la realeza que cree que es, por lo que continúa riendo como si estuviera embriagada por las alabanzas que recibe 1d10 = 10 1d10 = 10 1d10 = 4 1d10 = 3 1d10 = 8 1d10 = 2
>>31532 Me olvidé de preguntar ¿entonces el gato lo controlas tu o lo controlo yo?
(258.20 KB 1200x600 Desert_Kingdom.webp)

>>31458 En lugar de usar tus fuertes y tonificadas piernas de coneja para correr, fuerzas todos sus músculos al máximo para alejarte en un único y poderoso salto que te impulsa hasta un poco por debajo de la estratosfera. Cíclopes: ¡YEEEEHAAAW! Un puñado de los cíclopes grita e intenta darte caza, puedes verlos correr o montar vehículos extraños desde arriba en las nubes, pero pronto se vuelven minúsculos puntos difíciles de distinguir entre toda la arena. El viento, sol y las partículas de arena pegan todos más fuerte cuando viajas a gran velocidad desde muy alto. Te ves obligada a mantener los ojos cerrados por una larga parte de tu viaje por el aire, que dura tal vez más de un minuto y no tienes forma confiable de controlar. (Dificultad: 4. Éxitos obtenidos: 8. Superado por 4. Fortuna: 3/5 Cuando vuelves a tocar suelo y a abrir los ojos te encuentras al borde de un precipicio muy alto y completamente sola. Justo frente a ti se dibuja el paisaje más hermoso con el que te has topado desde haber atravesado el espejo. El reino en la distancia es magnífico y sobresaliente en todo aspecto. La arquitectura es exquisita y para nada como la del pueblo escondido en la arena que viste antes. Con sus palacios con techos de oro, sólidas e imponentes murallas, piscinas y bazares llenos de gente que para ti se ven como hormigas, no parecía en absoluto el tipo de lugar del que podrían venir aquellos gigantes zarrapastrosos de azul. Y hablando del pueblito, hay uno muy parecido justo bajo la sombra del acantilado donde estás parada, a varios kilómetros de aquel reino al igual que tú. Bajar tranquila y pausadamente sería la opción más segura, pero si pudiste saltar tan alto deberías poder sobrevivir una caída de la misma altura, además que el precipicio está varios metros por debajo de la altura máxima que llegaste a alcanzar con tu salto. También están el problema de tiempo y tu próximo destino para considerar; si la rebelión planea hacer su golpe hoy tal vez deberías apresurarte a encontrarlos, antes de que lo cancelen o sean derrotados.
>>31532 Enano 2: ¡Sí, nos tratamos de hadas! Hada 5: ¡Y hemos venido a agradecerle por salvarnos! Hada 7: ¡Woooah, la reina es tan fuerte! ¡Mató a la bestia y no tiene ni un rasguño! Hadas: ¡WOOOOOAAAH! **Dificultad: 3. Éxitos obtenidos: 5. Superado por 2.'' Salud: 16/16 Absorción: 4/4 Las haditas frente a tus zapatillas te dan una ovación de pie por unos segundos, hasta que se callan todas de golpe. A pesar de no estar hablando, las hadas permanecen con la boca completamente abierta en un sonrisa sin dientes ni encías, viéndose como peluches inanimados más que como seres vivos. Luego de soportar la mirada silenciosa de decenas de puntitos color azul cielo, la multitud que formaban se parte para darle paso a tres hadas que se ven exactamente iguales a todas las demás, pero con otros colores de ropa y peinado. Hada 3: Como representante de las Hadas Pesqueras del Sur, nuestra gente gustaría de ofrecerle a la reina un banquete en su honor. Hada 8: Y a las Hadas Obreras del Oeste les gustaría ofrecerle un... ¡Festival! ¡Con fuegos artificiales, baile, música y...! Hada 6: Yo tengo una Moneda de Bronce... es mágica. La última de las tres hadas se quita las manos de la espalda y te muestra una moneda de un color diferente a las que habías visto hasta ahora. Su sonrisa es tan grande como la de todas las otras hadas y su boca tampoco se mueve al hablar, pero no suena tan enérgica como las otras, su voz tiene un toque decaído o avergonzado. Hada 6: Soy de las Hadas Mineras del Norte, por cierto... Una cuarta hada sale de entre la multitud, esta tiene un bigote diminuto de color rosado. Hada 10: Y en nombre de todas las hadas le ofrecemos su reino y su corona, junto con un gran festival. Hadas: ¡YEEEEEEY! Uwaru: ¡Mau~! Las hadas recuperan la voz y Uwaru también se une al festejo, probablemente entendiendo que las personitas les van a dar comida gratis. Varias de las hadas tiemblan y se echan hacia atrás cuando ven al gato acercarse. El único que se queda donde está es el hada de bigote. Hada 10: P-po-po-por favor a-a-acompáñenos, pa-para que comience el festival. El hada sale corriendo detrás de las otras hadas que ya se fueron por el camino de ladrillos dorados. Siguiéndoles los pasos a las hadas, llegas pronto a una especie de pueblo lleno de casitas miniatura que casi parecen de juguete. De camino te encuentras con muchas otras hadas que te alaban igual que las que te recibieron afuera de la cueva, algunas hasta agitando banderas diminutas o lanzando pétalos del tamaño de sus cuerpos desde las ventanas de sus casas. Algunas otras hadas están descolgando papeles con una imagen del monstruo de las paredes y reemplazándolos con otros con la imagen de una corona con símbolos extraños debajo de ella que no llegas a entender y son algo pequeños para verlos bien de lejos. Dando unos cuantos pasos más, terminas cara a cara con una estatua de piedra que es casi de tu mismo tamaño, junto con varias otras estructuras raras y más grandes que las casitas de antes. Hada 10: Haaa Haaa Huuu. El hada de bigote llega corriendo detrás de ti, respirando apresuradamente con las manos en las rodillas. Hada 10: To... todavía no... hemos preparado... el festival... Lo tendremos listo pronto. ¿Le gustaría ir al castillo mientras nos preparamos? Entre todos los edificios raros que hay a tu alrededor logras identificar uno muy grande que en efecto se ve como un castillo europeo, o tal vez como uno de fantasía. Hada 10: Podría darse un baño mientras que limpiamos su vestido o le hacemos uno nuevo. Tu cuerpo estaba cubierto de sudor, ceniza y polvo así que no te vendría mal limpiarte. Tu ropa estaba igual de sucia, pero eso lo podías arreglar cancelando y reactivando tu transformación. Si querías comida, entretenimiento y dinero parece que tendrás que esperar un poco. Por ahora el hada te sugería que visitaras tus aposentos, pero no era tu única opción. Si lo querías podías ir al pueblo a conocer a tus súbditos o hacerles preguntas, regresar a la cueva de donde saliste para investigar cómo regresar a la ciudad, o explorar los bosques y colinas alrededor del reino sin dirección alguna esperando encontrar algo de tu interés. >>31533 Los patrones por lo general los controlo yo, pero como el tuyo es también una Habilidad que usas para combatir, lo puedes usar como quieras solo cuando estés peleando.
>>31602 >Bunny consigue escapar de los cíclopes con la fuerza de su salto >termina llegando al borde de un precipicio, desde el cual puede observar una ciudad muy grande y un pueblo más pequeño >no tiene la menor idea de donde pueda estar la rebelión >pero si se dirige a la ciudad grande, quizás pueda reunir información sobre la misma >o averiguar algo sobre esa ciudad que les pueda ser útil una vez consiga encontrarlos >Bunny entonces intenta saltar hacia la gran ciudad ¿que dados debo tirar ahora?
(120.47 KB 254x248 ClipboardImage.png)

>>31746 "¡Si, así es mis queridos súbditos, ya no tienen nada que temer ahora que su toda poderosa reina se encuentra aquí! ¡¡OHOHOHO!!" Se pavonea frente a las pequeñas hadas flexionando sus brazos para demostrarles su fuerza, luego de hacer eso se pone de cuclilla para poder verlos mas de cerca, doblando con cuidado su falda para que no se le vea la ropa interior, aunque debido a la altura de estos probablemente serían capaces de verlo pero ella no piensa en eso y en su lugar se distrae acariciando las cabezas de las calladas hadas usando solo la punta de sus dedos son tan pequeños y adorables que le recuerdan a versiones aún mas pequeñas de varios de los peluches que tenia en su castillo En el momento en que deja de acariciarlas hacen acto de presencia otras tres hadas quienes parecen estar a cargo aquí o al menos ocupan un puesto importante ya que el resto les abren paso, a medida que caminan la primera de las hadas le ofrece un banquete, la segunda un festival y la tercera una moneda de bronce "¿Hmm? es distinta a las que conozco pero no te preocupes toda donación a las arcas reales siempre es bienvenida sin importar cuan pequeña o grande sea, prometo atesorar el producto de tu esfuerzo para hacer que se vuelva el triple de lo que me diste y sobre lo demás por supuesto que estaré encantada de festejar y comer con ustedes" Se lleva la mano al estomago luego de decir eso último, desde que llego aquí no ha podido tener una comida digna de su paladar por lo que esta alegre de que por fin alguien este dispuesto a darle el alimento real que se merece Una cuarta hada aparece ofrenciendole el control del reino junto con la corona "Me temo que ya tengo un reino propio que gobernar y debo de encontrar el modo de volver a él, por lo que de momento no puedo aceptar lo de ser su reina, pero en cuanto consiga volver a mi mundo estaré encantada de firmar un acuerdo de paz para que este y mi reino se combinen una sola y gran nación" Tras decir eso les dedica a las hadas una sonrisa tan grande como aquella que amaba dedicarle a sus súbditos y luego de eso toma a Uwaru entre sus brazos en vista de que parece asustarlos "Uwaru no seas descortés con nuestros anfitriones cuando nos están tratando tan bien" Gato en brazos continúa su camino por el pueblo teniendo cuidado de no pisar a nada ni nadie, por suerte el pueblo parece tener la suficiente separación entre casa y casa como para que Tanisha camine sin muchos problemas, los aldeanos le dan la bienvenida agitando banderas y lanzando flores a lo que ella responde con un cordial saludo por donde quiera que pase junto con uno que otro beso al aire de vez en cuando "¡Gracias, gracias mis queridos súbditos yo también los amo!" Luego de un breve paseo se encuentra con una estatua casi tan alta como ella "Wow ese es un gran monumento debe de haberles llevado mucho tiempo, pero que pasa con lo de detrás ¿son prototipos fallidos o es que acaso el monumento no está completo?" Cualquier persona de la tierra sería capaz de nombrar al menos una construcción humana de gran tamaño desde rascacielos hasta pirámides o incluso estatuas tales como el coloso de Rodas o la estatua de la libertad, por lo que ver una construcción tan grande de personas tan diminutas no le llama especialmente la atención, a lo mucho se podría decir que le sorprende un poco que civilizaciones y especies tan distantes compartan el mismo gusto por la arquitectura gigante Pero antes de que alguien pueda responderle sus dudas llega una de las hadas de antes preguntando si desea tomar un baño en el castillo, sus ojos se iluminan visiblemente luego de escuchar eso, hace tanto que no toma un baño en condiciones que la sola idea de poder refrescarse en agua caliente le parece lo suficientemente encantadora como para olvidar lo que sea de lo que estaba hablando, seguramente no tengan todos los aceites naturales, perfumes, esencias e incienso que a ella le gustaba usar en sus baños reales, pero no importa un baño es un baño y piensa disfrutarlo a como de lugar "¡¡Me encantaría, me encantaría!! por supuesto que me encantaría, coff coff quiero decir estaré encantada de aceptar tan generosa oferta" Su emoción por poder bañarse es tal que terminó rompiendo su papel como princesa por un momento pero rápidamente recobra su elegante forma de hablar "Entonces por favor enséñeme el camino hacia mis aposentos" El hada señala un castillo a la distancia, es muchisimo mas grande que el resto del pueblo tanto que le sorprende no haberlo visto antes, debe de tratarse de alguna especie de ilusión óptica por la distancia, seguramente cuando se acerquen a el vera que en realidad es mas pequeño de lo que imagina, aunque si ese es el caso ¿entonces como se supone que entrará al baño? tal vez el castillo si es tan grande como parece pero... ¿porque una especie tan pequeña haría un lugar únicamente para acoger gente del tamaño de Tanisha o incluso mayor? "Entonces... ¿suelen recibir muchos visitantes de mi tamaño por aquí?" Es la única explicación lógica que se le ocurre, dado que no parece sorprenderle el ver a alguien como ella, ya han de estar acostumbrados a gente de su tamaño por lo que puede que incluso reciban visitas de otros como ella de vez en cuando, si ese es el caso entonces tendría sentido el tener edificios que puedan hospedarlos
Aviso General: Tal vez no escriba turno(s) hasta dentro de más de 24 horas. También aviso que las tiradas de habilidad (las que se hacen fuera de combate) no tendrán una dificultad menor a 3 éxitos ni mayor a 10 éxitos hasta nuevo aviso, a menos de que intenten hacer algo prácticamente imposible como dispararle una flecha al sol para que no caliente tanto. >>31749 No tienes que tirar dados este turno, cuando tengas que hacerlo te los pediré ese mismo turno o te escribiré un post antes del próximo turno si creo que hace falta. Si quieres tirar dados con una acción el número dependerá de la estadística que uses para esa acción, los tuyos son los de >>30977 Así que si quisieras romper una pared de ladrillos usarías 10d10 de Fuerza, a menos que quisieras romperla con Geokinesis, en cuyo caso usarías los 4d10 de Magia.
>>31850 Tu tomate tu tiempo siempre y cuando no te lolmueras
>>31850 tomate tu tiempo QBOP, creo que tienes potencial para ser mejor que yo en esto de los roles de chicas mágicas.
>>31856 >creo que tienes potencial para ser mejor que yo en esto de los roles de chicas mágicas. Implicado que alguna vez (Tú) fueras el mejor, kek
>>31900 por descarte, supongo
(87.10 KB 737x1024 ClipboardImage.jpg)

(171.62 KB 720x535 ClipboardImage.png)

>Vida Pasada Cuando era muy joven, recuerda vagamente haber vivido con su madre por un par de semanas, antes de ser llevada con su padre a vivir en una enorme mansion, de la cual la unica habitacion que veria por el resto de su vida seria la biblioteca. La biblioteca era enorme, un sotano gigante que ocupaba casi el mismo espacio bajo tierra que el resto de la mansion. Ahi yacia una coleccion de libros que no podrias leer en su totalidad incluso si dedicabas tu vida entera a ello. Nunca recibio razones claras para su cautiverio, y, habiendo sido una niña pequeña la mayor parte de aquellos dias, nunca pudo hacer nada al respecto. Solo era rogarle a su padre que la dejara salir y recibir un no como respuesta, o intentar escapar y ser atrapada, y eventualmente distraerse con algun libro de la biblioteca y perder interes en el asunto. No conocia nada mas, asi que la idea de irse a explorar era, en cierta parte, poco mas que un juego, o una fantasia. Nunca hubo rencores o malos sentimientos apegados a esta vida. Desde esa enorme jaula en la que pasaba sus dias, vivia como una princesa. Su padre era un hombre amoroso, que nunca nego ninguna de sus peticiones, y nunca se contuvo a la hora de demostrarle afecto. Se alimentaba con las mejores comidas, vivia en total comodidad, incluso el rincon de la biblioteca en el que dormia era mucho mas espacioso que las habitaciones de miles de personas en el mundo. Y claro, tenia acceso a todos los libros que quisiera leer. Pero la comida, los libros, los lujos, o el amor de tus padres, no puede compensar por la sensacion mas importante para un ser humano; la libertad. Siempre fue lo unico que le falto, entre esas cuatro paredes que parecian extenderse eternamente y bloquear su vista hacia cualquier otro horizonte. Fue en una noche tormentosa, de la misma forma que comienzan muchas historias, que su deseo por ir mas alla de su prision seria cumplido. Su padre llevaba un par de dias sin aparecer, lo que era extraño para alguien que no podia pasar dos horas sin ver a su hija. Sus pies descalzos finalmente tocaron la ceramica de la mansion, y era como pararse frente a otra dimension. Fue en ese momento que una criatura extraña apareceria, para ofrecerle un contrato... Por si te lo preguntas, la historia sin censura es que su papa era un enfermito, y mato a la madre tras un mal divorcio. Secuestro a su hija y no la dejo salir. Años despues lo agarro la policia, y su patron aparecio unos dias despues. Es un rol de lolis magicas, no esperes por un segundo que las historias no sean darks. >Vida Actual Tiene un pequeño apartamento en el que vive sola, pero por el tiempo que pasa recorriendo la calle, es poco mas que una vagabunda, que en cierta manera, es un deseo cumplido para ella. Aun no encuentra su camino (trabajo) ideal, pero por el momento, le gusta ayudar a personas a solucionar sus problemas a cambio de dinero, sin importar lo que pidan (exceptuando cosas indecentes). Espera que, conociendo a otras personas, conociendo sus vidas y problemas, y aprendiendo de ellos, logre descubrir algo que la inspire a dedicarse totalmente. >Patrón Mukashin. Un pequeño titere cambiaformas de comportamiento misterioso y malicioso, con una habilidad innata para penetrar los pensamientos de la gente, y que siempre busca resaltar lo negativo en las cosas. Obsesionado con la vida y la muerte, es un asesino sin escrupulos, cuyo modus operandi es conocer a sus victimas personalmente antes de matarlas, espera revelar el verdadero proposito de la vida de esta manera. Henrietta es solo otra de sus victimas, pero es un proyecto a largo plazo, ya que la quiere ver crecer antes de matarla, y esto es algo que no se ha molestado en ocultarle, pero hasta entonces, apoya a la chica en todo, y es en general una figura bastante motivadora. Por otro lado, es de fusil corto, y se enoja cuando pasa mucho tiempo sin hacer algo divertido. Ha decidido no matar a nadie mientras Henrietta sea su victima, y es de poca ayuda en combate, ya que se rehusa a dañar a alguien de seriedad, pero proteger a Henrietta de cualquier amenaza sigue siendo su mayor prioridad. >Nombre(s) Henrietta Lengyel >Edad Aparente 15. Quedan 15 años hasta que Mukashin la mate. >Apariencia Una chica de baja estatura, delgada, que no parece capaz de lastimar ni una mosca. De apariencia pulcra y bien cuidada, con piel blanca como la porcelana y cabello rubio y suave como la seda. Su aspecto siempre ha sido el mismo, desde el momento que nacio, hasta el momento de su transformacion. >Arma Mistica. Un cuchillo cubierto de fuego. Cuando se clava en algo, el fuego se expande con rapidez y calcina todo lo que este dentro, ya sea el cuerpo de un oponente en su armadura, o la carne bajo la piel, o los huesos tras la carne. El efecto solo continua mientras el cuchillo este clavado. >Especialización Magia Psiquica. Su caso particular implica la lectura de mentes y memorias. >Poder Generar un libro de paginas infinitas que almacena cada una de sus memorias, ademas de cada memoria de cualquier otro ser en el universo conocido, pero solo puede acceder a dichas memorias tras descubrir los detalles por si misma. Es capaz de proyectar dichas memorias para revivirlas en persona, o traer a la realidad objetos, criaturas y personas de dichas memorias por un periodo de tiempo limitado. >Estadisticas Fuerza: 4 Agilidad: 4 Vitalidad: 7 Magia: 8 Suerte: 7
>>30802 ¿Todavía hay cupo?
>>31313 OP, como dije he estado enfermo, al parecer tengo cálculos renales, o eso creo, mi pregunta es ¿Para poner varias trampas debo lanzar varios dados?
>>31917 Tus estadísticas completas son: Fuerza: 4 Agilidad: 5 Vitalidad: 7 Magia: 13 Suerte: 11 Salud: 14 Absorción: 4 Herida 1: al llegar a 11 PS Herida 2: a 8 PS Herida 3: a 5 PS Mana: 14 Fortuna: 11 Dados de Fuerza: 4d10 Dados de Agilidad: 5d10 Dados de Vitalidad: 6d10 Dados de Magia: 10d10 Dados de Suerte: 8d10 Libro: Usando 1 Mana o Fortuna, puedes proyectar cualquier arma de otro tipo y usar ataques exclusivos de ese tipo de arma por el resto del combate, pero gastarás la acción ofensiva de ese turno para hacerlo. Esto asumiendo que no sea un arma con efectos demasiado especiales. Usando 3 Mana o Fortuna y gastando una acción cualquiera, puedes sumarle 4 Puntos a tu Absorción proyectando un escudo, armadura o similar. Usando 2 Mana o Fortuna y gastando una acción cualquiera, puedes usar un objeto curativo del libro para recuperar 4 Puntos de Salud de cualquiera presente en el combate. Usando 3 Mana y gastando una acción cualquiera, puedes proyectar a una criatura, ser o persona para que luche por ti 3 turnos de combate. Deberá ser una criatura, ser o persona con la que te hayas encontrado luego de llegar a Megalópolis y no tener más de 30 puntos total entre todas sus Estadísticas. Seres con más de 30 puntos y menos de 40 pueden ser proyectados por 4 Mana siguiendo las demás reglas antes escritas. Fuera de combate puedes transportarte directamente a tu apartamento en la Megalópolis, también puedes traer a otras personas contigo. >>31960 Solo un tipo de dados y solo una acción. Todas las tiradas son de dados de 10 caras. El número de dados depende de la Estadística que uses para la acción, si no puedes decidir con seguridad cuál Estadística deberías usar para una acción, siempre puedes tirar los 5d10 de suerte. Y siempre puedes sumarle 2 dados a una tirada usando 1 de Fortuna. Tus Estadísticas y dados están aquí >>30882 >>31930 De momento no, disculpa.
(295.09 KB 1920x1080 destrav1.jpg)

>>31749 Intentas acercarte a la ciudad de otro salto, este con menos potencia que el primero para no sobrepasarla ni terminar fuera de la atmósfera. No alcanzas tanta altura, ni te tardas tanto en volver a bajar. A mitad de vuelo ya te das cuenta que te contuviste demasiado y necesitarás otro salto o dos para terminar de llegar a la ciudad. La caída es un poco más brusca y te tropiezas con tus propios tacones, culminando el aterrizaje con algunas vueltas involuntarias que te llenan el leotardo de arena en varias partes. ¿?: Del cielo caen todo tipo de cosas menos agua últimamente. Cuando te recuperas de tu caída notas a la persona detrás tuyo, una chica de cabello color salmón que viste una túnica tan sucia y deshecha como los harapos de la chica temblorosa. ¿?: ¿Necesitas ayuda? Si vas a la ciudad puedo llevarte allá sin problemas, solo sube. Ofreció desde lo alto de su carruaje. El vehículo de madera era tirado por un enorme animal raro que parecía un cruce entre un toro y un hipopótamo. Que de alguna manera no notaras algo tan grande mientras saltabas quizá se debiera a que estabas demasiado ocupada viendo la ciudad. ¿?: Puedes sentarte aquí conmigo o ir atrás con la mercancía para que no te dé el sol. La parte trasera del carruaje estaba cubierta por un gran toldo que alguna vez habría sido blanco pero la arena comenzó a pintar de su mismo color hace mucho tiempo. La viajera detiene a su bestia de tiro con un manejo de las cuerdas con las que ata a la criatura y se te queda viendo con sus gafas protectoras, esperando un sí o un no a su propuesta.
>>32040 >Bunny no pudo llegar a la ciudad de un salto >termina cubierta de arena me tomará un tiempo quitarme toda esta arena >pero antes de sacudirse, alguien le ofrece llevarla esta bien, gracias >Bunny acepta ir con esa persona >sube al carruaje agradecida >decide ir con ella, a pesar del calor
>>31840 Hada 10: Todo el tiempo. ¿No se topó con alguien más al llegar aquí? El hada se nota mucho más tranquila al no tener a Uwaru tan cerca de su cara. Con un gato entre tus brazos y un hada corriendo detrás de ti, caminas hacia el castillo, que solo se hace más grande mientras te vas acercando. Hadas: ¡Bienvenida! El recibimiento de varias hadas vestidas de mayordomo hace eco en la gran entrada, el sonido de sus vocecitas rebotando en las paredes decoradas con retratos de gente en vestimenta anticuada. A pesar de que aún hay luz del día, las luces de la sala permanecen encendidas, todas alimentadas por el mismo tipo de fuego amarillo que se refleja en las relucientes baldosas con patrón de rombos que conforman el piso. Hada 10: El... baño... está... en la parte de atrás. Luego de que el hada recupera otra vez el aliento, te guía por pasillos no menos limpios y elegantes que el primero que apreciaste, con bustos y estatuas de varias figuras humanas que no reconoces llenando los espacios vacíos y contribuyendo a la estética general del lugar. Hada 10: Y aquí está el baño. Introduce simplemente, extendiendo la mano para presentar la gran habitación hecha de mármol, con pilares tan laboriosamente tallados de una piedra blanca inmaculada que parecen estar más bien de adorno que para soportar el techo. El baño en cuestión ocupa la mitad del lugar, siendo comparable en tamaño con una piscina pública. Al igual que una piscina pública, el baño está dividido en varios niveles, algunos más profundos que otros. Uwaru: ¡Mau! El gato salta de tus brazos ante la presencia de agua, sentándose obstinadamente a un lado del pasillo y sobresaltando a la hadita al mismo tiempo. Hada 10: Tó-tó-tómese el ti-ti-tiempo que guste y disfrute de las instalaciones. Le aseguro que cuando termine ya el festival estará listo. Con eso, se retira por donde mismo vino, dando los primeros pasos abrazado de la pared opuesta a Uwaru y corriendo el resto, dejándote a solas en el baño. Para poder sumergirte primero tienes que bajar unos cuantos escalones, y luego de hacerlo puedes comprobar que el agua no está tan caliente como parecía indicar el vapor en el aire. Inspeccionando más a fondo el lugar, te das cuenta que está lleno de varias comodidades, como bancos y productos embotellados cuyas etiquetas están en un idioma indescifrable que no logras ni identificar. Luego de un tiempo, ya estás limpia y algo adormilada, por lo que sales para reencontrarte con tu compañero, quien te espera todavía afuera del baño como un gato guardián. Hada 16: El alcalde informa que todavía se están preparando, pero que puede ir al pueblo ya o esperar en el castillo hasta que vengan por usted. Dice una de las hadas de traje negro, haciendo una reverencia desde el otro extremo del pasillo. Tu estómago, impaciente por recibir comida, te exige que vayas de una vez por ella, mientras que tu cabeza, curiosa y más diplomática, intenta manipularte recordándote las muchas habitaciones que pasaste para llegar hasta el baño, además del hecho de que el castillo tenía un segundo o quizás incluso un tercer piso que podías explorar. Lo que encontrases en los pisos superiores era un misterio, pero tenías el tiempo y no sabías si tendrías otra vez la oportunidad, así que podrías aprovecharla ahora o perderla para siempre. Lo que encontrarías en el pueblo era obvio y no iría a ningún lado, pero probablemente no caminaría hacia ti por su propia cuenta.
>>32015 Nice :) Aqui espero
(935.64 KB 1400x933 ClipboardImage.png)

>>32073 "Me temo que no, la única otra criatura que he visto camino aquí ha sido aquel monstruo" Continúan caminando hasta llegar al castillo, al estar frente a este Tanisha no puede evitar mirar asombrada hacia arriba por el gran tamaño del lugar, nunca en su vida había estado ante un objeto de tal magnitud "C-ciertamente es grande pero mi castillo lo es más" Su voz tiembla ligeramente por un momento mientras mira maravillada la puerta del lugar, sin importar lo que sus fantasías les digan, no quita que esta es la primera vez que está en un castillo de verdad, por lo que no puede evitar sentir cierto nerviosismo al entrar en un lugar tan alejado de su estatus social "Waah... estar aquí me hace sentir tan nostálgica que no puedo parar de temblar hahaha..." Su subconsciente genera una excusa rápida para poder seguir negando la realidad, apenas entra es recibida por pequeños mayordomos todos formados con elegancia a cada lado de la puerta, el lugar esta repleto de pinturas, estatuas y bustos luciendo cada uno mas caro que el anterior, el propio piso por donde pasan ha de valer una fortuna Tanisha continua caminando, observando con atención todo lo que cruza su mirada y fingiendo que esta acostumbrada a estas cosas mientras mueve su cabeza de arriba a abajo en señal de aprobación "Hmm, hmm, si, si, este castillo realmente luce como un castillo" Finalmente llegan al baño y la forzada expresión de calma de Tanisha no puede evitar romperse ante la maravillosa vista que hay frente a ella, no solo por lo excelentemente tallada que esta cada pared de este lugar o por lo alto de las columnas, sino también por lo enorme del susodicho baño, cuando se le mencionó esa palabra esperaba encontrarse con una bañera común y corriente, pero lo que tiene delante suyo es casi kilométrico, podrías meter a 100 personas al mismo tiempo y aún así sobraría espacio "¡¡WAAAAHHH!! ¡¿Todo esto es el baño?! Quiero decir si... por supuesto que es un baño... ¿que iba a ser si no? hahaha... es solo que es tan pequeño comparado al que solía usar que no pude evitar sorprenderme, ¡AH! p-pe-pero no lo digo en el mal sentido a pesar del tamaño, este lugar está hermosamente decorado y luce bastante acogedor, estoy realmente agradecida con ustedes por permitirme el honor de estar aquí" Con algo de timidez se propone a seguir caminando en dirección al agua pero antes de que pueda dar un paso mas Uwaru salta desde sus brazos, asustando al hada que los acompaña durante el proceso "Uah, con cuidado Uwaru, se que no te gusta el agua pero ahora que no tienes al acicalador real deberías al menos considerar tomar un baño tu pelaje está empezando a perder brillo" Se agacha para intentar recogerlo de nuevo pero cada vez que se acerca este solo se aleja mas "Hmm esta bien tu ganas quédate aquí un momento volveré enseguida" Da un último vistazo recorriendo casi todo el lugar para asegurarse de que no hay nadie y revisa que todas las puertas estén cerradas correctamente, una vez hecho eso deshace mágicamente su ropa y baja con cuidado por los escalones de piedra que dan a la piscina de agua caliente, tantea la temperatura del agua usando la punta de su pie derecho, el agua está a la temperatura perfecta por lo que termina de sumergirse con el resto de su cuerpo "Uaaaaaahhhh, que bien se siente esto, extrañaba tanto esta sensación tan agradable, podría quedarme aquí por horas" Permanece sentada durante varios minutos en la parte baja de la piscina disfrutando simplemente del contacto de su piel con el agua caliente, pero una vez se acostumbra a la temperatura empieza a jugar un poco nadando de aquí para allá o simplemente flotando de espaldas, mientras hace eso nota varias botellas junto a la piscina, por curiosidad toma una y empieza a inspeccionarla es incapaz de entender lo que tienen escrito, pero igualmente la abre y pone un poco en su mano, nota como comienza a hacer espuma al entrar en contacto con el agua por lo que rápidamente asume que se trata de algún cosmético para la limpieza del cuerpo, así que procede a frotarse este y otros de los productos por todo su cuerpo para asegurarse de limpiarlo como es debido Pasada unas horas nota como su piel comienza a arrugarse por lo que con un poco de tristeza decide abandonar el agua, toma una de las toallas que hay colgada en la pared para secarse y vuelve a crear la ropa que tenia puesta, para dejar de una vez el lugar "Uwaru ya volví, perdona por la demora ¿me extrañaste?" Se agacha para acariciarlo, mientras hace eso una de las hadas llega para decirle que el festival aún no esta preparado del todo "En ese caso esperaré aquí mientras tanto, es de mala suerte ver a una novia antes de una boda y lo mismo pasa con las celebraciones y banquetes o al menos eso es lo que decía mi padre y hablando de banquetes..." Se lleva la mano al estómago mientras habla "Se que deben de estar preparando mucha comida para este, pero ¿seria posible hacer una visita rápida a la cocina para un tentempié? no he comido nada en horas y el cuerpo me esta empezando a pasar factura luego de todo el ejercicio que hice con aquel monstruo"
(172.53 KB 1920x1080 ciudadlluvianoche.jpg)

(9.88 KB 135x231 Ghost.webp)

>>31917 Era una noche oscura y tormentosa, como muchas otras en la Megalópolis. Vagabas las calles refugiándote de la lluvia bajo los techos de casas y edificios decorativos, viendo a los autos que se conducen solos a la velocidad del sonido por la autopista de más arriba a la que todavía no has descubierto como subir. No era la mejor noche para pasarla fuera de tu apartamento, pero en noches como estas era que a veces encontrabas a personas necesitadas que podías ayudar fácilmente teletransportándolas contigo para cubrirlas de la lluvia y ganar algunas monedas. ¿?: Ow. Tu pie tropieza con algo duro mientras vas caminando, pero una voz mecánica reverbera desde la altura del piso, expresando el dolor que sientes antes de que tú misma lo hagas. ¿?: No me viste, ¿verdad? No te culpo, es normal que no me vieras, porque no brillo. La estatua de arcilla más negra que el hollín con la que te lastimaste el pie se levanta del suelo sin un solo movimiento, pasando de estar de costado a estar perpendicular a la acera donde yacía en menos de un milisegundo, como si siempre hubiese estado así. Estatua: Disculpa, perdóname. Fue mi error tirarme en medio de la calle cuando sé que no tengo brillo. Fue mi culpa haber perdido mi brillo. La estatua se para orgullosa, con sus brazos delgados cual látigos pegados a sus caderas como las asas de una taza, pero la confianza que hay en su postura y su voz grave no se halla por ningún lado en los sonidos lastimeros que salen de su cabeza de dedal sin agujeros. Mukashin: Oh, aburrido. Tu patrón apareció de entre las sombras de un callejón, vistiendo su disfraz habitual de títere y aportando su opinión sobre el individuo con el que te habías encontrado. Se acercó a ti flotando en el aire, suspendido por hilos invisibles. Mukashin; Seguro te lo cuenta si se lo pides, pero para resumir: este sujeto perdió algo muy importante y daría lo que fuera por recuperarlo. Estaua: Sí, lo que fuera. Sin mi brillo no soy nada, estoy incompleto. Daría todo lo que tengo por otra vez tenerlo y volver a ser alg- Mukashin: Ya ya ya. Si te quieres volver poeta podemos regalarte papel para que escribas, o para que te seques las lágrimas. Estatua: No tengo ojos, pero desearía poder llorar. Mukashin se acerca flotando mucho más cerca de ti para susurrarte al oído, aunque el ruido como claqueta de cine que hacen sus dientes de muñeco al chocar es mucho más alto que su voz nasal y chirriante y se te dificulta el poder entenderlo. Mukashin: Te aconsejo que ignores a este, lo que sea que te ofrezca no valdrá la molestia de ir por todas partes buscando lo que se le perdió. La estatua se mantuvo quieta como estática, con el visor en su cabeza mirando al vacío muy por encima de tu cabeza. Según decía Mukashin y podías comprobar tú leyendo los pensamientos de la lamentable figura negra, esta se encontraba deprimida y en necesidad de ayuda, pero probablemente no fuese la única alma necesitada que encontrarías en una noche de exploración, así que podías hacer como el patrón te decía e ir en busca de la siguiente, en caso de que no quisieras oír más de la estatua negra y su brillo perdido.
Aviso: Normalmente posteo a estas horas y a ritmo de 1 turno por día, muy pocas veces 2 o 3 por día. Otra cosa es que por lo general manejo yo a los patrones porque son los que dan las misiones a las chicas, pero si quieren hacerlo ustedes pueden decirme ahora, ya yo encontraré otra forma de hacer las cosas.
(267.30 KB 1920x1080 destragua.jpg)

(20.70 KB 166x382 gard.webp)

>>32070 La chica no se levanta de su asiento para ayudarte a que te levantes de la arena, pero sí te tiende la mano para que subas al carro con ella. ¿?: ¿Agua? Saca una cantimplora de alguna parte de su túnica y te la ofrece, antes de ordenar otra vez al toro a que hale del vehículo. Una vez vuelves a enfocar tus ojos en el camino, te encuentras con la sorpresa de que la enorme ciudad ha desaparecido, como si se hubiese tratado solo de un espejismo. La chica a tu lado parece leer la sorpresa en tu rostro, pues responde prontamente con una sonrisa divertida. ¿?: Es difícil encontrar la ciudad, difícil llegar a ella y mucho más difícil entrar. Si vas conmigo no tendrás problemas. Alí es mi nombre. El andar de la criatura que los lleva por la cima de una cuesta de arena es más pausado y tranquilo de lo que uno esperaría de un animal de apariencia tan feroz, al parecer el hipopotoro es un animal tan dócil como cualquier vaca cuando está bien domesticado. Cuando finalmente escalan la colina de vidrio sin procesar, la ciudad se hace visible otra vez, a varios metros de distancia y por debajo de ustedes. Alí se acaba las últimas gotas de su cantimplora, dejando que caigan en su lengua antes de guardarla y lanzarte una mirada mucho más seria que su voz amigable. Sam: ¿De dónde sacaste ese collar? Será mejor que lo guardes, si te ven con eso en la ciudad ni siquiera yo podré ayudarte, bonita. Luego de quedarse unos segundos observando los colmillos que cuelgan de tu cuello frente a tus enormes senos con las cejas muy inclinadas, Alí se saca un collar igual de debajo de su túnica y te muestra los colmillos, junto con una sonrisa grande que muestra sus propios dientes. Alí: No creo que te lo hayas ganado por ti sola, si no ya habría oído de ti. Pero eso no importa, si sobreviviste esa caída has de ser bastante fuerte, nos sería de ayuda tener a alguien como tú. Antes de que Alí vuelva a guardar su collar notas que el suyo tiene unos pocos colmillos menos que el tuyo, no logras identificar exactamente cuantos, solo que también son demasiados. Un par de minutos después y ya están en frente de un gran portón que triplica en altura al carruaje y al más alto de los cíclopes que viste antes. Además de ser altas, las murallas de piedra que protegen la ciudad son de apariencia sólida, maciza, indestructible y menos elaboradas que los palacios que protegen. Guardia 1: Siguiente. Media docena de guardias de piel morena oscura, piezas de armadura color dorado sobre cota de mallas y guanteletes vigilaban el paso de algunos carruajes, carretas y hombres a pie que hacían fila frente al portón, registrando sus productos o pertenencias antes de permitirles o negarles el paso y llamar al siguiente para hacer lo mismo. Alí: Tú calladita que yo me encargo de esto. Oh, y vístete. Te aseguró la chica en un tono confiado, quitándose su túnica con suma rapidez y colocándotela a ti con la misma agilidad, poco antes de que fuese su turno para pasar por el registro. Guardia 1: Siguiente. ¿Motivo para entrar a la ciudad de Nowa? Alí: Comercio. Guardia 1: ¿Qué tipo de comercio? Alí: Vender coles. Guardia 2: ¿Qué demonios son coles? Alí: Comida. Verduras. Se comen. Guardia 5: Aquí atrás solo hay plantas. Alí: Esas son coles. Luego de que los demás guardias terminaran también con su inspección, se bajaron de la parte trasera del carruaje. Guardia 1: ¿Y ella por qué viene con usted? Alí: Mi esposa, también vende coles. Guardia 1: O-Key... El guardia no pareció muy convencido con la explicación, pero las dejó pasar luego de verlas feo por unos segundos. Guardia 1: Siguiente. La puerta por la que pasaron era una mucho más pequeña que quedaba justo al lado del portón, pero igualmente más grande que el vehículo y la bestia que lo tiraba. Las primeras calles por las que llevaron el vehículo estaban abarrotadas de tenderetes y otros puestos donde mercaderes mostraban sus productos, gritando varias palabras y números a una cantidad incluso mayor de personas color marrón vestidas enteramente de telas de colores más variados que caminaban por ahí. Lo más difícil del trayecto fue encontrar un lugar por donde mover el carruaje, y cuando finalmente lo lograron se dirigieron hasta un espacio vacío de diminutas dimensiones, donde apenas conseguirían instalarse con algo de esfuerzo. Alí: Ok, ven conmigo a la parte de atrás y ayúdame con las cosas, ¿sí, querida?. Con un tono dulce, Alí te forzó a subir con ella bajo el techo del toldo, donde el sol no las tocaba y las paredes de lienzo hacían poco por separarlas del ruido del exterior. Sin soltarte la muñeca, Alí te llevó hasta la parte de más al fondo, donde la mayoría de barriles de madera descansaban, ocupando tres cuartas partes del espacio total del interior del carruaje. Alí: Ahora voy a tener que pedirte que me digas todo lo que sabes de todo. Dependiendo de tu respuesta tal vez te tenga que pedir que hagas otras cosas, como irte y olvidarte de esto. Dijo en un susurro, mientras se agachaba para sacar otra túnica para reemplazar la que te dejó a ti y tapar con ella sus harapos y extremidades vendadas.
(611.58 KB 849x1200 ClipboardImage.png)

>>32294 >Bunny sube al carro con esa chica, quien le ayuda tendiendole la mano y ofrecíendole agua claro >Bunny acepta el agua >pero al volver a fijarse en el camino nota como la ciudad desaparece >la chica explica el por que >tras subir una colina de arena, consiguen ver la ciudad nuevamente >la chica le explica que no deben verla con ese collar eh..claro >Bunny busca en donde podría guardar ese collar >entonces la chica le muestra que ella también lleva uno puesto, pero con menos colmillos >cuestiona que se lo haya ganado pero asume que se lo merece si, creo que tengo bastante fuerza en las piernas >finalmente llegan al gran portón de la ciudad >una buena cantidad de guardias resguardan la amurallada ciudad >la chica le coloca su túnica a Bunny, la cual ella usa para cubrir su collar >escucha como los guardias no parecen saber lo que son las coles >tras una inspección las dejaron pasar >ella se sonrojó ligeramente cuando la chica fingió que Bunny era su esposa >aunque la idea de casarse no le atrae mucho realmente >pasaron por una puerta más pequeña >cruzan calles comerciales, llenas de gente vendiendo diversos productos >por ahora tendrá que seguir pretendiendo ser la esposa de esa chica >llegan a un puesto vacío al que apenas consiguen entrar >su...¿esposa? le pide que le ayude si cariño, ya voy >contesta sumisamente como una esposa obediente >algo que sus clientes ya le han pedido >van a un sitio donde no puedan escucharlas >la chica que apenas conoce le pide que le cuente todo lo que sabe eh, bueno, ¿por donde comienzo? podría decirse que soy una extranjera, vine desde otro mundo a través de un espejo y caí del cielo hacia una duna mi matrona rescató a una chica de este mundo que supongo también portaba un collar como los nuestros, ella me dijo que esa chica formaba parte de una organización rebelde la cual planeaba un golpe de estado y que ella era importante, pero que fue atacada por sorpresa y no está en condiciones de volver, así que me envió para ayudar en su lugar >Bunny intenta explicarle a la chica que, en pocas palabras, ella fue enviada desde otro mundo para ayudar ¿entendiste algo de lo que dije? ¿o necesitas más explicaciones? no soy muy buena en esto de explicar cosas
(74.35 KB 411x600 78540.jpg)

>>32202 >Henrietta Aquella noche tambien llovia sin parar, pero el asordecedor sonido de las gotas chocando contra el techo y las ventanas, no era sofocante, sino esperanzador. Incluso si el cielo era completamente negro y las nubes cubrian el horizonte como un muro irrompible, siempre supo que habia un sol detras de toda esa oscuridad. Las noches de tormenta. Ese es el simbolo recurrente en cada dia de su vida desde el momento que salio de su hogar. Pero comparado a lo que un mensaje tan deprimente indicaria, la chica corria por las calles, dando vueltas y saltando con alegria, incluso si cada gota de lluvia humedecia aun mas su ropa y su piel. No buscaba refugio, sino que parecia estar alejandose lo mas posible de uno. Incluso si sentia frio, hacia lo posible para no demostrarlo. "¡Itatatai!" Solto un chillido de dolor. Su danza en la lluvia finalizo, y la conclusion fue tan elegante como el resto del recital. Muy poco. Parecia haber tropezado con algun objeto. Logro evitar una caida, pero de cualquier modo se sento en el suelo para sostenerse el pie. "Ouch... Ahhh, ¿cuando dejara la gente de tirar basura en la calle? Hay muchas bellezas que caminamos por aqui sin enterarnos de nada..." >No me viste, ¿verdad? No te culpo, es normal que no me vieras, porque no brillo. "¿Eh?" Escaneo con la mirada, encontradose con una pequeña estatua que yacia cerca de ella. No solo cualquier estatua, si no una viviente. Tras soltar un par de lamentos, la estatua se levanta del suelo sin ninguna clase de mocion. "¡Oh! ¡Perdon! ¡E-eso que dije de la basura no es verdad!" >Disculpa, perdóname. Fue mi error tirarme en medio de la calle cuando sé que no tengo brillo. Fue mi culpa haber perdido mi brillo. La estatua hacia gala de una postura impecable y llena de orgullo, pero aun asi, su caracter demostraba que sentia todo lo contrario. "... Bueno... Si te tiraste deliberadamente entonces debes tener la culpa..." Respondio con dudas. "En ese caso, acepto tus disculpas... Tampoco es algo grave. A mi me gusta acostarme en el suelo tambien." Dejo caer su espalda al suelo, antes de extender su cuerpo como si hiciera una estrella de nieve. No era verdad que le gustara, solo lo hizo para que la estatua se sintiera en buena compañia. Pero, honestamente, podia entender porque alguien lo haria. Sentir las gotas directo en la cara era una sensacion extrañamente placida. >Oh, aburrido. Escuchar una voz familiar evita que caiga en trance. Era inconfundible, se trataba de su fiel compañero, aquel titere que la libero de sus ataduras. Es una "persona" que no duda en dar sus opiniones al respecto de todo lo que ve, y esta no era una excepcion. >Seguro te lo cuenta si se lo pides, pero para resumir: este sujeto perdió algo muy importante y daría lo que fuera por recuperarlo. Henrietta se levanto tras escuchar esas palabras. Fijo su mirada en la estatua. >Sí, lo que fuera. Sin mi brillo no soy nada, estoy incompleto. Daría todo lo que tengo por otra vez tenerlo y volver a ser alg- >Ya ya ya. Si te quieres volver poeta podemos regalarte papel para que escribas, o para que te seques las lágrimas. "¡Oye! ¡Dejalo terminar!" >No tengo ojos, pero desearía poder llorar. "Aww... No digas esas cosas... Es cierto que llorar se siente bien, pero no deberia ser tu aspiracion... Si yo no tuviera ojos, estaria mas emocionada por... ¡Ver el mundo a mi alrededor! ¡Y descubrir cosas nuevas! De hecho, yo todavia tengo cosas que no he llegado a ver en persona. Como aviones, ascensores, ¡o dragones!." Mukashin se le acerco para susurrarle algo al oido. >Te aconsejo que ignores a este, lo que sea que te ofrezca no valdrá la molestia de ir por todas partes buscando lo que se le perdió. Fruncio el ceño. "Alejate de mi. Ni siquiera entiendo lo que me dices cuando hablas asi. Es repelente..." No le dio la mas minima consideracion a las palabras del muñeco. "Ahem." Dirigio su atencion a la estatua, mostrandole una sonrisa calida como un rayo de sol. "¿Te apetece acompañarme a casa? Alla puedes contarme mas. Estoy dispuesta a ayudarte en lo que quieras."
(16.26 KB 250x189 Einzbern_dining_room.webp)

(91.95 KB 800x600 BGEscalerasMansion.jpg)

(622.36 KB 800x600 iイリヤの部屋.png)


>>32190 Encuentras una forma de complacer a las dos fuerzas enfrentadas en tu interior, acordando una tregua temporal entre ambas facciones en la que ambas podrían tener lo que querían de manera pacífica. Tu estómago y tu cabeza se muestran tan contentas con este resultado como tu compañero felino, quien ronronea dulcemente al recibir tus caricias y hace la figura ocho pasando entre tus piernas y acariciándote a ti con su suave pelaje. Hada 16: Entendido. Solo nos tomará un segundo, permítame enseñarle el comedor. El hada trajeada estaba a varios metros de ti y a algunos otros menos del cuarto que pretendía mostrarte, así que no tuviste que esperar detrás de ella mientras se hacía camino por el largo pasillo hacia su destino con toda la velocidad de la que fuesen capaces sus piernitas. El comedor estaba tan pulcro como el resto del castillo, y hecho también a la medida de una persona de tus mismas proporciones. La larga mesa cubierta por un mantel blanco ubicada justo en el centro ocupaba la mayor parte de la habitación y tenía numerosas sillas de una elegancia más modesta alrededor de ella. El ventanal que daba con la parte frontal del castillo le proporcionaba suficiente luz a la instalación para eliminar la necesidad de encender el candelabro colgado del techo, y también la de cualquier otra de las luces con vaga forma de farola adheridas a la pared. Lo único que le faltaba al comedor era lo más importante: la comida, que ahora mismo estaba siendo preparada, según te repitió el hada que te trajo hasta la mesa, así que no te quedaba otra más que esperar, pero no había necesidad de hacerlo sentada. Una corta exploración del castillo revelaría que el segundo piso contenía en su mayoría los dormitorios, grandes y opulentos; algunos baños de menor tamaño, más en línea con tu idea inicial de lo que debía de ser un baño; y alguna que otra sala de estar dotada de estanterías rellenas de libros, trofeos, joyas, vajillas finas y otras excentricidades. El tercer piso repetía algunas habitaciones que ya habías visto en el segundo, junto con algunos almacenes oscuros y llenos de cajas, barriles y demás contenedores sellados. También era el primero de los pisos con balcones que daban una maravillosa vista al exterior desde la que se podía observar el pueblito a la distancia, aunque las casitas casi no discernían y sus habitantitos mucho menos. El último piso era un jardín externo que exhibía una amplia variedad de flores de muchos tamaños, formas y colores, además de algunos árboles no muy altos, algunas estatuas, bancas de piedra lisa y hasta una fuente en el centro. La única otra característica resaltante de este piso eran las torres, que eran una combinación de los balcones y almacenes del piso anterior, sirviendo tanto para guardar lo que sea que guardaran ahí las hadas como para proporcionarle una vista espléndida a quien se aventurara hasta esas alturas. Al retornar del último al primer piso (o planta baja), fuiste recibida por la feliz noticia de que la comida estaba servida. Los primeros en darse un festín fueron tus ojos, ante la imagen de diversos platos y bandejas llenando por completo la enorme mesa que antes habías visto vacía. Hada 17: Se nos olvidó preguntar sus gustos y qué tipo de alimento puede consumir, así que hicimos un poco de todo, no se moleste en comer algo si no es de su agrado. Carnes enormes con un hueso de por medio; pescados asados y enteros sobre una cama de hojas verdes salteados con especias y con mantequilla por encima; ensaladas de fruta de todos los colores y tamaños; tartas de crema chantillí como las que uno vería en una repostería; filetes perfectamente cocidos como los que uno vería en un restaurante de gran prestigio... Platos de todo tipo, cubriendo una gran gama de sabores y con diferentes orígenes, hasta el punto en que incluso el seguidor más extremo de la dieta más limitante o un koala tendrían algo que comer, aunque fuese solo una sopa o una hoja de eucalipto. Incluso mientras contabas los platos, otras hadas subían algunos más por medio de escalones rodantes. Uwaru también consiguió hincarle el colmillo a algún platillo, aunque a él no le presentaron con su propio plato ni una mesa a su nivel. Una vez terminado con su "tentempié" ambos estaban listos para partir, y a buena hora, pues el hada de bigote -quien según habían aprendido recientemente era el alcalde- se encontraba afuera del castillo con una carroza en forma de calabaza que era tirada por... muchas hadas. Hada 10 (Alcalde): Espero pueda perdonar la tardanza. Ya el festival está completamente listo. Le imploro que nos acompañe de camino allá en el transporte que preparamos para usted. El camino no era largo y fácilmente lo podrían recorrer a pie otra vez, quizá hasta más rápido de lo que se moviera la gigantesca calabaza sobre ruedas, aunque el alcalde no los obligaría a abordarla si no querían. Independientemente del método de transporte, tú y tu gato llegarían al centro del pueblo, donde un gran espacio había sido abierto para la celebración del festival, según podías observar por las muchas plataformas de madera, banderines, mesas de tu tamaño, globos de colores, y antorchas de fuego real que llegaban incluso por encima del techo del gazebo al frente de todo, donde estaba una silla de gran tamaño tallada en forma de trono que no podía ser para alguien más que tú. Muchas personitas alegres celebraron tu llegada, aclamándote nuevamente como reina y dándote la bienvenida. Alcalde: ¿Está segura de que no quiere ser coronada? Nuestra gente ha pasado mucho tiempo sin un gobernante y nos honraría mucho tenerla a usted en el trono.
(200.39 KB 283x379 wh1.png)

>>32309 Alí se queda callada escuchando tu explicación, sin dejar ver en su rostro algo que delate su opinión antes de darle voz. Alí: Tiene sentido. No veo problemas con tu historia. ¿?: ¿¡QUÉ!? Una voz ahogada grita en alguna parte del vehículo, pero Alí la calla dándole una patada a uno de los barriles a su espalda sin siquiera voltearse a verlo. Alí: Pudiste haber comenzado por tu nombre y lo que puedes hacer además de saltar muy alto, pero está bien así. La chica aparta la vista de ti y alza la cara hacia el techo del toldo, rascándose la mejilla con un dedo índice. Alí: Antes... cuando le dije al guardia lo de "Es mi esposa y "también vende"... lo que en verdad le dije es que vengo aquí a venderte.'' Deja de usar la mano para rascarse y la usa ahora para sacarse otra cosa de su nueva túnica. Luego de un momento, te entrega un pedazo de papel con un dibujo muy detallado y a todo color del humano más feo que hayas visto en mucho tiempo. Alí: Este es el hombre al que le íbamos a vender a Priya, y ahora a ti. Esa es la parte que te toca hacer si nos vas a ayudar. El golpe ya ha comenzado y no se puede detener. El tono de la rebelde pasa de avergonzado a muy serio en medio de su explicación. Antes de seguir explayándose, suelta un suspiro y se cruza de brazos. Alí: Nowa está dividida por varias murallas y puertas. Solo los nobles y sus mujeres pueden entrar hasta el centro, donde están los palacios. Abrir las puertas desde adentro es mucho más fácil que derribarlas desde afuera, así que tú te encargarás de hacer eso luego de que logres entrar. Acercándose a ti, la chica deposita en tus manos un frasquito con tapa de corcho del tamaño de tu pulgar. Alí: Si le das de beber esto al tipo, se quedará dormido de inmediato y tendrás tiempo para escapar y hacer lo tuyo. Ahora rascándose el cuero cabelludo, Alí te mira con una pregunta en sus labios que no lleva la misma confianza que el resto de su plan. Alí: Bueno, eso es todo. Si de verdad quieres seguir con esto pues muy bien... pero si no. La ceja de Alí se contrajo en un espasmo repentino, mientras que un ruido como si se atragantara escapó de su garganta. Le tomó medio segundo reincorporarse. Alí: Ya hallaremos la manera, igual ya nos hemos desviado bastante del plan original. Tú no te preocupes, puedes irte sin remordimientos, no es como si estuvieses obligada a hacer esto. Dijo con unas gotas de sudor deslizándose por la mejilla que antes rascaba, pidiendo tu palabra final antes de proseguir.
>>32440 >Bunny es informada de que planean venderla a un sujeto bastante feo >Ali le explica el plan bien, aunque el sujeto es bastante feo...no es la primera vez que estoy en una situacion como esta...lo haré >observa el frasco con la sustancia que usará para dormir a ese sujeto >ella entiende las circunstancias del plan, pero ahora entiende por que su Matrona la envió >ella es la indicada para este trabajo >Bunny está dispuesta a hacer su parte y ser vendida a ese hombre tan feo
(97.46 KB 249x244 ClipboardImage.png)

(89.64 KB 243x250 ClipboardImage.png)

>>32402 "¿Porque tan contento Uwaru? ¿acaso tu también tenias hambre? perdona por no haberlo notado antes, pero no te preocupes ahora que nuestros amables invitados se mostraron dispuestos a compartir de su comida con nosotros, no tendremos que preocuparnos por eso" Acaricia en señal de disculpa a su compañero felino quien parece estar más emocionado que ella respecto a la comida, el pobre ha debido de estar hambriento hace tiempo, por lo que Tanisha termina sintiéndose culpable por no haberlo notado, así que rápidamente se apresura hacia el comedor para poder alimentarlo, pero lamentablemente su tentempié tarda más tiempo en llegar de lo que esperaba "Me preguntó porque tardarán tanto... ¿tal vez al chef no le gusta que toquen las cosas de su cocina hasta que todo esté listo? ahh mi palacio también tenía mucho de esos, eran todos tan perfeccionistas con lo que cocinaban que llegaba a resultar molesto, pero toda esa molestia desaparecía luego de ver el espléndido trabajo que hacían" Han pasado varios minutos desde que le dijeron que espere aquí y ya está empezando a aburrirse, la habitación es hermosa y todo pero no posee nada con lo que entretenerse mientras tanto, por lo que termina suspirando múltiples veces mientras golpea la punta de sus dedos contra la mesa en un intento de distraerse con algo "¿Que te parece si mejor damos una vuelta por el lugar Uwaru? se muy bien lo mucho que cuesta convencer a un chef tan perfeccionista , por lo que mientras tanto podemos darnos el lujo de dar una pequeña caminata, ¡oh! pero no te preocupes no te haré caminar cuando estás tan hambriento, ven aquí te llevaré en mis brazos" Finalmente se aburre de esperar y termina levantándose rápidamente de su asiento para recoger a su felino amigo, sin idea de adonde ir simplemente vaga por el lugar abriendo puerta tras puerta solo para ver que se esconde detrás de estas, el segundo piso no ofrecía nada que le llamará la atención mas allá de los múltiples baños que encontró "Así que si tenían bañeras después de todo... aunque no veo el punto de tener tantas de ellas habiendo un baño tan grande, supongo que algunas personas valoran mucho su privacidad" El tercer piso fue un poco mas de lo mismo, repitiendo una y otra vez varios de los cuartos pasados casi como si fueran habitaciones clónicas, lo mas llamativo que encontró fueron almacenes repletos de barriles y cajas los cuales probablemente se traten de suministros, debido a la oscuridad no exploró mucho aquellos almacenes y se limitó a simplemente dar un vistazo rápido desde la puerta Antes de llegar al tercer piso se encontró con algunos balcones que daban al exterior, con algo de curiosidad se acercó a estos, la vista era fenomenal y el aire se sentía tan puro y limpio aquí arriba que no podía creerlo, el pueblo era vagamente visible a la distancia, seguramente nadie pueda verla desde tan alto pero aún así ella movió su mano de un lado a otro como si fuera una reina saludando a su pueblo "¡¡WOAH MIRA CUANTAS FLORES UWARU!! ¿No es esto precioso?" Apenas subir al último piso no puede evitar maravillarse ante el precioso jardín que se encuentra en frente suyo, el lugar esta lleno de flores de todos los colores y tamaños varias las cuales nunca había visto en su vida, se toma su tiempo para oler todas y cada una de estas, estornudando varias veces en el proceso por todo el polen que terminó inhalando, luego de eso baja por un momento a Uwaru para así poder limpiarse los restos de polen de sus manos y cara usando el agua de la fuente, una vez termina con el aseo, sacude sus manos para secarlas tanto como pueda y vuelve a tomar a Uwaru en sus brazos para poder volver juntos al comedor y ver si su tentempié ya esta listo, cosa que es confirmada por una de las hadas quién le enseña una mesa llena hasta reventar con platos y comidas de todo tipo "Ah... ah ah y-yo... eehh..." Tanisha es incapaz de pronunciar palabra alguna y en su lugar terminá balbuceando sin sentidos con sus ojos completamente en blanco por la sorpresa que es el encontrarse toda esta montaña de comida, cuando dijo tentempié esperaba que le ofrecieran algo simple como un sándwich o un pedazo de pastel, pero esto... esto sobrepasa incluso su imaginación haciendo que sea incapaz de procesar lo que esta pasando y por si fuera poco las hadas aún continúan trayendo mas comida como si esta no tuviera fin "A-agra-agra-dezco su amabi-bi-bi-lidad, pero no hay forma de que pueda comer todo esto, no hay necesidad de que sigan trayendo mas" Con algo de dificultad logra tartamudear las palabras suficientes para decirles a las hadas que lo que esta aquí es mas que suficiente y luego de eso toma asiento sin siquiera prestar atención a si le hicieron caso o no, da otro vistazo a la comida en frente suyo y no puede evitar sentirse intimidada por la absurda cantidad de esta "Uwaru mas te vale que me ayudes con esto, es de mala educación rechazar la comida que a uno le ofrecen" Le susurra a su gato en tono cómplice mientras baja al piso varios platos con pescado y otras cosas para que el también pueda comer y una vez hecho eso se fuerza a si misma a comer todo lo que pueda, demás esta decir que dicho esfuerzo fue inútil por lo que en los breves momentos en los que las hadas no miraban ella aprovechaba para usar su aliento de fuego para quemar hastas la cenizas alguna que otra comida, teniendo extremo cuidado de no carbonizar el plato ni ninguna otra cosa de la habitación o la propia habitación "Uff, uff terminé hahaha, de verdad lo hice" Respira con pesadez mientras palpa ligeramente su estomago en un intento de ayudar con la digestión, mientras hace eso una de las hadas importantes llega para decirle que el festival está listo "Gulp" Traga saliva en señal de miedo esperando que por favor no tenga que comer nada mas en dicho festival, el pueblo esta lo suficientemente cerca como para llegar caminando pero teniendo el estómago mas lleno de lo que lo ha tenido en toda su vida decide que es mejor aceptar la oferta del alcalde y ir en la carroza Una vez llegan al festival son recibidos entre elogios por los pequeños habitantes quienes han decorado el pueblo con especial lujo de detalle, no puede evitar pensar lo adorable que luce todo el lugar al ver todas esas decoraciones tan pequeñitas aunque las cosas de su tamaño terminan desencajando un poco, pero oh bueno lo hicieron pensando en ella por lo que también tienen su toque encantador Toma asiento en la silla tallada que hicieron para ella y una vez le ofrecen el ser su reina, Tanisha cierra sus ojos durante un momento y pone una cara pensativa "Hmm como yas les dije ya tengo un reino propio al cual regresar, pero si tanto quieren que sea su gobernante entonces supongo que puedo aceptar una coronación simbólica y darles la promesa de regresar con ustedes una vez resuelva mis asuntos pendientes ¿que les parece eso?"
Hoy no podré enviar turno, disculpas.
(103.51 KB 1920x1080 autopistanoche4.jpg)

(192.45 KB 1920x1080 aguacayendo.jpg)

>>32350 Mukashin: Oh, bueno. Dijo en voz menos callada, alejándose de tu oído. Mukashin: Suerte con tu fetch quest. Regresándose a las sombras del callejón de donde provino, tu patrón se desaparece, dejándote sola con esas palabras, y con el hombre estatua. Estatua: Supongo que causaría más problemas si me quedo aquí acostado, gracias. Con su consentimiento, tomaste uno de los brazos de la estatua y, luego de cerrar los ojos y pensar en tu apartamento, aparecieron ambos en él al volver a abrirlos. Una habilidad básica e indispensable en la infinita Megalópolis, donde la norma es perderse y vagar sin rumbo por toda la eternidad cuando se intenta llegar a pie a un lugar en específico. El pequeño apartamento de dos cuartos casi se veía grande por lo vacío que estaba. No has pasado mucho tiempo aquí, así que la habitación principal tiene poco más que las necesidades básicas de dormitorio, comedor y cocina con las que lo obtuviste. El segundo cuarto es el baño, que es mucho más reducido en espacio. Estatua: Es bonita tu casa. Gracias otra vez por tenerme. Al tomar su brazo para transportarlo pudiste notar lo frío y mojado que estaba, pero aún así él conservaba su posición orgullosa sin pedir una toalla, una taza de café caliente, o cualquier otra cosa que pediría un invitado en su posición. Estatua: Bueno. ¿Cómo debería comenzar? Sé que acepté venir a hablar de mí, pero igual me siento algo avergonzado de tener que hacerlo... Titubeaba al hablar, pero lo único que se movía en su cuerpo eran las gotas de agua que se resbalaban hasta tu piso. Estatua: Me llaman Starman, o Hombrestrella. Puedes decirme como suene mejor en tu idioma. Algo peculiar de su voz, aparte del barítono en el que hablaba, era el sonido de estática que acompañaba sus palabras, haciéndolo sonar como si se estuviese comunicando a través de un radio transmisor. Starman: Bueno... Mi brillo... Lo perdí. Reitera con inseguridad, su cuerpo ahora apareciendo en frente de una ventana de la habitación al lado tuyo. Starman: No estoy seguro cuando, pero es así. Era... mi brillo. No sé cómo más describirlo. Era mío y era importante. Sin él es como si me faltara un brazo, no sé... Mukashin: ¿Ya lo buscaste debajo del mueble? Preguntó la marioneta con voz aburrida, sentado en el rincón opuesto del cuarto con el cuerpo apoyado casi completamente de la pared como un muñeco sin vida. Mukashin: Ni siquiera sabes lo que se te perdió ni cuando. ¿Cómo esperas que alguien te ayude? Starman: Recuerdo... que cuando lo tenía era diferente. Sí, la última vez que lo sentí fue... Mukashin: Déjame ayudarte con eso. Tu patrón vuela rápidamente del rincón hacia ti, como si lanzado por un trampolín invisible. Al llegar hasta tu cara, toca la tenaza al final de su brazo contra tu frente, con sumo cuidado de no cortarte. Tu conciencia viaja, a cientos de kilómetros por hora, tal vez. Estás en el interior de un auto, mirando las luces pasar y desaparecer detrás tuyo a gran velocidad. La voz de Starman se escucha incluso por encima del rugido del motor. Starman: La última vez que pasé por Megalópolis me subí a una de esas carreteras interminables. Los viajes largos siempre los hago en mi nave espacial, pero de vez en cuando me gusta manejar otras cosas por diversión. Hay un tono nostálgico y anhelante en lo que Starman dice, la serenidad de su voz contrasta un poco con las imágenes cargadas de adrenalina que siguen cursando tu mente. Starman: No sé por cuánto tiempo lo estuve haciendo, pero nunca sentí mi brillo más fuerte que en ese entonces. Las luces desaparecen, regresas a la relativa oscuridad de tu habitación. Ahora tanto tu patrón como tu invitado están frente a ti, con sus caras apuntándose mutuamente pero sin poder verse por la diferencia de altura. Mukashin: Eso no sirve de mucho. ¿Todavía tienes el auto que manejaste esa vez? Starman: Era un auto rentado, pero recuerdo el lugar donde lo renté. Literalmente saltando del piso al oír la palabra "recuerdo" Mukashin te ayuda con tus poderes mostrándote la imagen del lugar del que habla la estatua. El sitio no es muy diferente de muchos otros en la ciudad, pero tienes una idea extrañamente sólida de cómo llegar a él. Starman: O quizás tengas razón y perdí mi brillo porque soy basura y estoy sucio. El cuerpo de Starman no emanaba olor alguno, y el color negro que lo cubría no parecía mugre. Mukashin: Podría ser, ¿cuándo fue la última vez que te bañaste? Starman: Oh, eso fue... Agua, agua por todas partes, cayendo con fuerza sobre tu cabeza y oscureciendo tu vista. Afortunadamente eres incapaz de mirar hacia abajo, al igual que la estatua cuyos recuerdos compartes, aunque es posible que no vieras gran cosa si lo hicieras. Starman: Cuando estuve de viaje por este planeta acuático... Esta vez la experiencia es más táctil que visual o auditiva. Si bien el agua no te deja ver ni oír mucho, la sensación del tibio líquido por todo tu cuerpo es demasiado real, y mucho más placentera que la de las frías gotas de lluvia... ¿O será eso también desde la perspectiva de Starman? Starman: Había agua por todas partes. Mares, estanques, pozos, lagunas... Un amigo me dijo que se sentía muy bien quedarse bajo una cascada y dejar que te golpee el agua, así que lo probé. No recuerdo si tenía mi brillo entonces, pero también es posible que lo haya perdido ahí. El tono tranquilo con el que hablaba es reemplazado por uno más sombrío. Starman: Hay un rumor de que por esa misma cascada ronda alguien al que le encanta robarle a los turistas desprevenidos. Si él me robó mi brillo, pues... Mukashin: ¿Le dirás a la policía para que te lo devuelva? Starman: En ese planeta no existen ese tipo de leyes. Es complicado... Mukashin: ¿Entonces se lo tendremos que sacar al ladrón a punta de golpes? Starman permanece callado, no se le oía muy cómodo hablando de ese último tema, mucho menos de lo habitual. Luego de unos segundos de silencio, regresas a la habitación para ver a Starman de cara contra la pared, dándote la espalda. Starman: Está bien si no quieren ayudarme a recuperar mi brillo. Ya fueron muy amables por haberme escuchado y traído hasta su casa... Afuera del apartamento había dejado de llover, pero la noche seguía igual de oscura. Si querías salir a recorrer las calles en busca del auto rentado o de alguien más a quien preguntarle por sus problemas no tenías qué te lo impidiera. También podrías viajar al planeta acuático que recordó Starman, probablemente no tomaría mucho tiempo dada la naturaleza de la Megalópolis y sus inagotables pasadizos.
Aquí Momoko, he tenido problemas con mi computador y escribir desde el celular me ha resultado muy estresante como para algo que debe ser divertido. ¿Se me permite continuar? Si no, ¿puedo simplemente responder al turno como un cierre inconcluso?
>>32655 No soy op pero te aconsejo que no te estreses tanto negro, aquí cada uno responde al ritmo que puede no hay prisas
>>32655 Puedes responder el turno cuando se te haga mejor, sin preocupaciones. Tampoco es que yo sea muy rápido para responder. Lo de >>32203 también va para ti, por si quieres ecribir tú a Shofu en algún turno próximo.
>Vida Pasada Al borde de la muerte, donde el ebola y la desnutrición se disputaban el final de su vida, una niña del congo aceptó un trato de algo que a sus ojos no era más que los delirios finales de su fiebre. Posterior a abonar su palabra en aquel trato, Díos pareció compadecerse por primera vez de ella. Los escalofriantes sangrados e hirviente fiebre mermaron en intensidad y el alivio se deposito en su hambriento estómago, más pronto que tarde todo padecimiento se tornó en nada más que un recuerdo. Devuelta en sus cabales, la niña pudo presenciar con esperanza y emocion la nueva vida que ese trato le deparaba. Sin negar los peligros de esa megalópolis, nunca volvería a sufrir de hambre u otra enfermedad mientras luchará con uñas y dientes. Se lo juro a ella, se lo juro a Díos, con su nuevo status como mahou shoujo batallaria con aquellas bestias así fuera lo último que hiciera. No volvería nunca a ser una niña indefensa. Neto error. Muchos tratos camuflan cláusulas, este no iba a ser la excepción. La niña no era el destinatario del acuerdo, ni siquiera fue quien lo aceptó, a la verdadera que el remitente le tenía echado el ojo era a quien en realidad se hospedaba en el cuerpo de la pequeña: El Ébola. El virus "accedio" al trato en vista de que en cuanto su hospedaje terminará su misma existencia lo haría igualmente, es sencillo, si el huésped muere el parásito le sigue en destino. Pero curiosamente, una vez la niña se transformó en avatar del trato, esta regla de oro en el curso de vida de todo virus, caduco. Ebola hallo algo que la fortalecia aún más que cualquier huésped humano, ese componente gourmet que propició un desarrollo masivo fue el mana, consumió por días el mana y la carne de la niña. Ensamblo en si misma las ventajas biológicas y mágicas de su pequeña huésped, finalmente tomando el papel de actor único y principal del contrato. Con menos de una semana como mahou shoujo la niña amaneció empapada en sudor, con una total incapacidad para moverse y sangre **hiperrealista* filtrandose de cada una de sus cuencas. Los síntomas eran aún peores que los anteriores al contrato, a ese punto auguriar su muerte era más una previsibilidad que un presentimiento. Nuevamente a las puertas de la muerte, al menos por esta vez, la niña no murió sola. >Vida Actual Nacida desorientada de la coraza vacía de su huésped, Ébola de mano de su empleador se readaptó a su nuevo cuerpo y a las nuevas vías por las que ahora podía nutrirse. En necesidades y actuar aún es como una niña, no se cuestiona casi nada de lo que hace obedeciendo comúnmente al imperativo biológico y a su patrón. >Patrón No ser tu propio jefe kek Esta te la dejo si quieres OP, tenía en mente un Ángel, de esos que tienen la forma de anillos, ojos y alas, pero no me terminó de convencer, la historia ya era lo suficiente edgy kek >Nombre(s) Ébola >Edad Aparente En apariencia catorce temporadas. En edad biológica un par de semanas. >Apariencia Cabello opaco chicle que se difumina en dos coletas con extrañas protuberancias a las puntas. Piel pálida que limita con un gris enfermo y sucio. Físico pequeño e infantil ornamentado con un uniforme de enfermería ochentero a su talle. >Arma Ninguna que haya obtenido o sepa usar de mano propia. Solamente ha presenciado el accionar de estas y a excepción de las armas blancas ninguna le llama lo suficiente la atención. >Especialización <Anti-Cuerpos: Automáticamente un ser vivo tenga intenciónes hostiles dirigidas a Ébola, una contraespecializacion se desarrollará a la especialización del enemigo sea mahou shoujo o monstruo. Si la especialización del atacante domina la piromancia, Ébola desarrollará Hidrokinesis, si el atacante se especializa en cancelar habilidades, Ébola desarrollará una especialidad que las reactive. Siempre y cuando el opuesto sea usuario de una magia, en especial de una en la que se especialice, Ébola podrá adquirir una habilidad que sea el enemigo natural de esa misma magia. Eso significa que no habrá nada que contrarrestar de seres que se basan netamente en fuerza física o armas, sin embargo, si la alta cadencia física proviene o se basa en la magia u mana, Ébola obtendrá una contra. Lo que claramente no le asegura una victoria, su enemigo puede perfectamente ingeniarselas para burlar la forma en que Ébola usa su contra, y en el peor de los casos, valerse de la diferencia en stats para ignorar las desventajas de enfrentarse a su opuesto en el terreno mágico. La última cláusula de los anticuerpos es que están restringidos a desarrollar una contra por enemigo, así este cuente con más magias de su lado, Ébola tenderá siempre a sólo tener la contra de la magia más usada o emblemática de su enemigo. >Poder <Memoria celular: En familiaridad directa con la especialización de Ébola, su poder secundario es un arsenal que almacena las contra-especializaciones antes usadas. Su único defecto es el estancamiento, así sus stats suban, las contra-especializaciones se quedarán estaticas en el nivel de stats en que se originaron primeramente. >Estadísticas  Fuerza: 4 Agilidad: 5 Vitalidad: 6 Magia: 10 Suerte: 5
(1.03 MB 1280x1656 gard2.png)

>>32444 Alí se limpió el sudor del rostro con su sucia túnica, volviendo a mostrar una sonrisa confiada. Alí: ¡Excelente! Solo ponte esto y te llevaré directo allá. Girándose para rescatar un traje de muchas sedas coloridas de entre la mercancía, te quitó la prenda que te había dado y la reemplazó con la que acababa de haber sacado con una rapidez de espanto. Alí: Ya está. Recuerda bien donde queda la puerta y trata de abrirla lo más pronto que puedas. Te dio los toques finales, acomodando el collar para que quedase completamente oscurecido bajo el cuello y hombros de tu bata. A pesar de estar prácticamente usando dos capas de ropa, el calor no se te hacía muy insoportable, incluso adentro del carruaje. Por orden de Alí, tú te quedaste en la parte trasera con los barriles mientras que él manejaba otra vez el vehículo. Luego de un par de minutos, un par de guardias no muy diferentes de los primeros te ayudaron a bajar y te guiaron por una puerta de tamaño normal, por la cual no cabrían dos personas de lado a lado. Los guardias al frente y detrás tuyo no pronunciaron palabra alguna mientras te llevaron por un largo y estrecho pasillo de piedra rústica, iluminado por unas cuantas antorchas distribuidas a cada cierta cantidad de metros de pared. El viaje no pudo durar más de treinta segundos, y cuando terminó te encontraste entre estructuras como castillos, rodeadas por delgadas torres con puntas doradas que llegaban casi hasta las nubes. Detrás tuyo estaba la puerta por la que saliste, además de un portón más grande, igual al primero que observaste antes de entrar al bazar, solo que con una extraña e intrincada decoración por todo su largo y ancho que se asemejaba a enredaderas color escarlata. Las hojas pintadas parecían brillar aun más que los cascos de los pocos guardias apostados en lo más alto de la muralla bajo la luz del intenso sol. Los soldados de arriba, al igual que los de abajo, estaban de espaldas a ti, unos mirando del otro lado de la pared y los otros resguardando unos armatostes y ruedas como timones de barco que poseían cuerdas de gran grosor y longitud que parecían estar conectadas de alguna forma al portón en varias partes. ¿?: Oh, esta está muy bien. Una voz como la de un hombre atragantándose bajo tres capas de papada trae tu mirada de regreso a tierra firme. Por las limpias y nada arenosas calles frente a los palacios se movía un palanquín directo hacia ti, el largo sillín color caramelo siendo cargado en los hombros de cuatro hombres por medio de varas. ¿?: Súbanla con cuidado. Los guardias que te trajeron reanudan la marcha hacia el vehículo una vez este se detiene. Los dos hombres, ahora posicionados detrás tuyo, no te dejan otra dirección a donde ir más que hacia adentro. Los otros dos hombres que cargaban con la parte trasera del palanquín parten las blancas cortinas para revelar al mastodonte berrugoso que viste en el dibujo de Alí. ¿?: Oh, mucho mejor de cerca. ¿Qué son esas cosas en tu cabeza? El hombre acerca los gordos chorizos que tiene por dedos para tocar tus orejas de conejita con una expresión de curiosidad en su asqueroso rostro. Al cerrarse nuevamente las cortinas quedas sentada en un cojín muy cómodo justo en frente del desconocido al que te vendieron, una distancia casi inexistente entre ustedes dos. El viaje camino al palacio no es muy largo ni difícil de entender, pudiste ver un poco del mismo a través de las delgadas cortinas y el vehículo solo hizo una vuelta durante todo el trayecto, justo antes de depositarlos a ambos en su destino. Las habitaciones eran increíblemente espaciosas, y extrañamente vacías. Una alfombra vinotinto cubría casi todo el primer piso, exhibiendo en su centro un dibujo color dorado con forma de diamante que explotaba desde sus extremos en numerosas líneas rectas y curvas que se interceptaban unas con otras y se extendían para encontrarse con otros dibujos de diamante o el final de la misma alfombra. Entre las otras pocas decoraciones notables estaban varios jarrones ovalados con siluetas humanas en tinta negra luchando con leones, de los cuales brotaban plantas, no muy resaltantes, la verdad. Muy al fondo podías ver una especie de jardín con mayor variedad, cubierto por poco más que algunas cortinas de seda. Sin aviso, tu comprador acerca su cara a tu nuca y huele tu cabello, tomando un mechón del mismo en su regordeta mano. Tu dueño: Hm, primero denle un baño, después tráiganla al dormitorio. Un par de mujeres, vestidas de forma muy parecida a la tuya pero con sus caras cubiertas por velos, te toman con cuidado de los brazos sin abrir la boca y te guían por unos grandes escalones algo simples de color ocre que carecen de barandilla y más detalles aparte de unos garabatos negros de formas menos coherentes en cada peldaño. El segundo piso por el que te guían es un tanto más detallado, con las paredes decoradas por espejos y varios tapices de círculos pequeños encerrados en círculos más grandes, que a su vez están encerrados en círculos más grandes, todos rellenos por otras formas geométricas presentando todos los colores del espectro visual que se repiten sin rima ni razón. También hay algunos balcones sin puerta con barandillas de piedra tallada desde los que se pueden ver algunos otros palacios. Las mujeres te soltaron los brazos al llegar a una habitación, no tan grande como las otras pero igualmente espaciosa, con una depresión circular en su centro rellena de agua humeante y unos escaloncitos para llegar al fondo. Las mujeres te abandonaron silenciosamente en el cuarto, dejándote únicamente con un cambio de ropajes exactamente igual al de ellas en un cojín al lado de la puerta cerrada. Finalmente estabas a solas y no parecías estar vigilada. No habías necesitado el frasco que te dio Alí todavía, pero quizá podrías disponer de él y simplemente escabullirte del palacio aprovechando la ocasión. Ella te dijo que abrieras la puerta tan pronto como pudieras, ¿no? Aunque ser rápida no significa ser descuidada, tal vez hacer las cosas como te indicó la rebelde sería lo más seguro, ya tendrías oportunidad de poner a dormir a tu comprador una vez te llevaran a su dormitorio. Puedes usar 7d10 de AGI para intentar escapar. También puedes usar Fortuna y tirar 9d10 en su lugar. O puedes esperar hasta otra oportunidad o intentar alguna otra cosa.
>>32667 Esta ficha es más como lo que yo esperaba cuando escribí que las chicas pueden venir de muchos y muy distintos lugares, lamentablemente ya dije que no estoy aceptando nuevas fichas. La recordaré por si me desocupo más adelante, si es que no pierdes interés para ese entonces. >Patrón >No ser tu propio jefe kek Eso se puede, en realidad. Los accidentes ocurren y muchos patrones son mortales Quizás quien te convirtió en chica mágica cometió un error, te dejó a tu suerte o murió. Si prefieres no tener un patrón podrías dejarlo así.
(181.45 KB 500x400 ebolachan2.gif)

>>32750 Porfis OP, de los seis cupos originales sólo quedan dos mahou activas, ademas, estuve días pensando esa ficha, es tremenda mierda Ébola pero primero pensé durante mucho en un trío de gemelas que compartieran trato y descarte esa mierda como dos veces por autista kek Prometo ser activó OP, me encanta el género. >Also Gif de Ébola para sobornar.
>>32749 >Ali le pone a Bunny un traje de seda encima de su traje de conejita >a pesar de todo, el calor no parece ser sofocante con tanto puesto >antes de ser llevada, Ali le dice que trate de abrir la puerta lo más pronto que pueda ... >eventualmente es llevada hasta quien ahora es su dueño >aquel hombre le pregunta por sus orejas de conejita s-son orejas falsas...¿le gustan? >dice algo nerviosa, pero intenta actuar como si estuviera atendiendo a un cliente >una vez en su casa, su dueño ordena que Bunny sea bañada >es llevada a una habitación con agua caliente >la dejan a solas (podría aprovechar para abrir la puerta ahora mismo, después de todo Ali dijo que lo hiciera lo más pronto posible...aunque por otro lado, si me atrapan me tardaré más en hacerlo...quizás deba tener más cuidado) >así que, para ser más cuidadosa, Bunny prefiere esperar a dormir a su dueño >entonces procede a desvestirse para poder darse el baño que ordenó su dueño (si el se da cuenta de que no he recibido un baño comenzará a sospechar...será mejor que lo haga entonces) >Bunny procede a bañarse ... >tras terminar, se pone el cambio de ropa que las otras mujeres pusieron para ella agradecería una pic de referencia de la ropa...si quieres
>>32456 Estando confinada en el cómodo pero pequeño espacio de la carroza es que finalmente notas esa fragancia que te había estado siguiendo en el fondo desde tu exploración del castillo. El olor en sí no es desagradable, solo que demasiado potente, una mezcla intoxicante de muchos perfumes, frutas y flores que seguramente no adquiriste del jardín ni de la cocina, probablemente el resultado de una sobredosis de productos para el aseo personal. Afortunadamente el viaje es corto, a pesar de la lentitud de las hadas que tiran del vehículo, y ya estás sentada sobre el gran trono de madera en lo que habría de ser la plaza del pueblo. El asiento no es demasiado elaborado, amueblado en un rojo brillante y con dos cabezas de león, inmortalizadas en un rugido perpetuo al final de los brazos. Aunque la silla claramente fue hecha para acomodar a personas más grandes que tú, puedes tocar el suelo con tus pies, si es que decides no recostarte en el espaldar con forma como de hoja de arce, con tres puntas que se extienden por encima de tu cabeza. Poco después de sentarte sobre tu trono, Uwaru se sienta sobre tus piernas, enrrollándose como si para tomar una siesta. El alcalde también se sienta, pero él en una sillita de su tamaño colocada justo a un lado tuyo. Alcalde: Ummm... Es que necesitamos una reina con urgencia... La inseguridad en la voz del alcalde no está presente en su enorme sonrisa, pero sí en la manera en que la apunta a sus zapatos. Mientras que el hada bigotuda busca en el suelo las palabras que se le perdieron, el resto de los enanitos llenan el lugar de música y baile. El sonido de una gran variedad de instrumentos de cuerda, viento y percusión se escucha por cada rincón, mientras que una cantidad igual de variada de haditas en diferentes trajes se suben a las plataformas. Algunas hadas muy abrigadas y con sombreros cilíndricos y peludos se agachan y dan patadas al aire con sus brazos cruzados, junto a otra plataforma donde hadas vestidas en pantalones de traje y camisas blancas con tirantes le dan sus patadas al piso, buscando de hacer más ruido con las suelas de sus zapatos que los instrumentos que acompañan sus movimientos. Alcalde: Además de recibir visitas de personas, también nos visitan monstruos muy seguido. Y no podemos hacer mucho para defendernos. La música movida es reemplazada por una más pausada, y los grupos de bailarines individuales por parejas que dan vueltas tomados de la mano, aferrándose unos a otros, algunos con vestidos similares al tuyo. Alcalde: Si no puede quedarse a gobernar entonces podríamos ayudarla a regresar a su reino. Todavía le daremos el resto de las cosas que le prometimos, por habernos ayudado con uno de los monstruos. Una formación de hadas sube una larga mesa de madera al gazebo como si fuesen hormigas llevando comida a su hormiguero. Sobre la simple mesa ya hay platos y bandejas servidas, que milagrosamente no cayeron al piso durante su transporte. Entre la mucha comida que no tienes ni el apetito para ver encuentras la monedita de bronce que te ofreció una de las hadas al salir de la cueva. Alcalde: Sería mejor hacer la búsqueda mañana, podría tomar mucho tiempo y ya será de noche cuando termine el festival. Si gusta puede quedarse en una de las habitaciones del castillo, hay espacio más que suficiente. También hay otros lugares donde podría dormir, pero no muchos que sean dignos de su estatus. Los tambores dominan el escenario cuando un hada semivestida de plantas y con una gigantesca máscara de madera empieza a bailar y hacer acrobacias con una astilla con fuego en su punta. La hazaña tal vez se podría apreciar mejor si el intérprete no fuese tan pequeño, o si no tuviese que hacer competencia con otras dos hadas que malabarean cuchillitos de su mismo tamaño entre las dos. Alcalde: ¿Le gustaría contarnos sobre su reino? Nos interesa mucho saber sobre los sitios de donde vienen todas las personas que nos visitan. ¿Cómo es la gente? ¿Qué comen allí? ¿Cómo son sus costumbres? El hada se ve mucho más entusiasta con este tema, recobrando la energía en su voz mientras te bombardeaba con preguntas. Mientras tanto, en el escenario, un hada es bombardeada por un cañón miniatura, recibiendo la bala directo en el gran estómago desnudo y cayendo de costado para rodar fuera de la plataforma y ser cargada en una camilla lejos del lugar, pero mostrando un pulgar arriba antes de irse del todo, para los aplausos del público en las gradas. Entre las muchas plataformas ocupadas por bandas, bailarines y artistas hay una en específico a la que ningún hada se había subido desde el comienzo del festival. El alcalde a tu lado parece notar cómo observas la solitaria plataforma, y levanta la voz. Alcade: Esa es para usted, si gusta de usarla. Por si se aburre de solo mirar y quiere bailar también, o mostrarle a todo el pueblo alguno de sus talentos. Nos encantaría que la usara para lo que usted quiera, pero puede solo ignorarla y disfrutar el festival aquí sentada. Mucho más lejos de la atracción principal podías ver algunos puestos como los de un mercado o una feria, estructuras grandes y diminutas que guardan peluches, comida, botellas apiladas, globos colgantes, armas de fuego de apariencia muy antigüa y otras muchas cosas. De vez en cuando algunas personitas se acercan a las de menor tamaño y se van con algún premio en brazos, o con alguna manzana acaramelada.
>>32755 Creo que no sería justo aceptar tu ficha cuando hace no mucho le dije a otro anon que no aceptaría más. Los dos anons que llevan tiempo sin escribir turno han dicho que tienen problemas así que no creo que hayan abandonado el rol. Pero igual el ritmo es bastante relajado, así que tal vez pueda con otro personaje. No sé, tal vez envío tus estadísticas completas mañana,
>>32667 Tus estadísticas completas: Fuerza 6 Agilidad 5 Vitalidad 8 Magia 14 Suerte 7 Salud: 16 Absorción: 4 Herida 1: al caer a 12 Puntos de Salud Herida 2: a 8 Puntos de Salud Herida 3: a 4 PS Mana: 14 Fortuna: 7 Dados de Fuerza: 5d10 Dados de Agilidad: 5d10 Dados de Vitalidad: 6d10 Dados de Magia: 9d10 Dados de Suerte: 6d10 Memoria celular: Escoge otro tipo de especialización o magia; podrás usar Hechizos de ese tipo desde el comienzo del rol. De resto funciona como está descrito. Alas: Puedes planear desde cualquier altura para caer con más cuidado, y volar con mucho esfuerzo a la misma velocidad a la que corres. Te recomendaría que cambiaras a un arma mística, porque desarmada tu ataque básico es usar los puños y tu Fuerza es algo baja. Usar tu especialización cuesta Mana, pero usar un arma mística no. No tiene que ser un bastón o un báculo, puede ser como los vórtices de Momoka. La mayoría de estos dados no están relacionados contigo, los puedes ignorar. 2 1d20 = 8 1d20 = 19 1d20 = 19 1d20 = 1 1d20 = 8 1d20 = 5 1d20 = 6 1d20 = 4 1d20 = 13 1d20 = 20 1d20 = 6 1d20 = 15 3 1d20 = 1 1d20 = 13 1d20 = 14 1d20 = 3 1d20 = 16 1d20 = 15 1d20 = 7 1d20 = 5 1d20 = 18 1d20 = 18 1d20 = 9 1d20 = 2 3 1d20 = 19 1d20 = 7 1d20 = 20 1d20 = 2 1d20 = 12 1d20 = 14 1d20 = 15 1d20 = 8 1d20 = 10 1d20 = 20 1d20 = 7 1d20 = 17 4 1d20 = 8 1d20 = 8 1d20 = 18 1d20 = 13 1d20 = 12 1d20 = 10 1d20 = 11 1d20 = 6 1d20 = 13 1d20 = 13 1d20 = 1 1d20 = 7 6 1d20 = 18 1d20 = 13 1d20 = 3 1d20 = 18 1d20 = 9 1d20 = 14 1d20 = 10 1d20 = 16 1d20 = 3 1d20 = 11 1d20 = 20 1d20 = 3
(258.35 KB 1711x1027 ropa.jpg)

>>32792 El agua rápidamente se vuelve turbia gracias a toda la arena que tenías en el cuerpo y adentro de tu traje de conejita. La temperatura adentro de la piscina no es demasiado caliente, y no te hace falta nadar ni sostenerte al borde para mantener tu cabeza a flote, a pesar de tu baja estatura. Luego de unos cuantos minutos a solas frotándote con unos suaves jabones artesanales, que en un principio no pudiste identificar como tal debido a sus peculiares formas, te colocas tu nuevo cambio de ropa sobre tu viejo leotardo, escondes tu collar y atraviesas la puerta. Tan pronto pones un pie fuera del baño, las dos mujeres de antes -o unas muy similares- te toman de los brazos y te llevan al principio del pasillo, donde te hacen pasar por otra puerta igual a la del baño. El cuarto es dos veces más grande que el del baño; la cama matrimonial con sábanas fucsia y techo que domina el espacio dejan en claro para qué se usa. Al lado de la puerta hay un tocador de gran tamaño, con un suntuoso espejo con bordes incrustados en joyas verdes y un candelabro de velas apagadas encima. Tu dueño: Ooh, pasa, pasa. Siéntate. Dice el hombre gordo al que te vendieron, dando palmaditas a un sillín blanco circular sin espaldar ni brazos puesto en frente de una mesita de una circunferencia comparable. Aunque las mujeres se retiran y nadie te obliga realmente a sentarte, es obvio lo que tienes que hacer, así que te acercas. Tu dueño: Te dejo que me llames Kavi. ¿Tú tienes un nombre? Antes de sentarse en un sillón más grande al frente de la misma mesa, deja sobre esta dos copas, las cuales llena hasta el tope con un líquido ligeramente rosado de una botella de vino. Kavi: Alégrate, bebe un poco y cuéntame de ti. Dime, ¿de dónde sacaste esas orejas falsas y de qué te sirven? Su desperfecto rostro no se ve menos confundido que la primera vez que preguntó por tus orejas, aunque al no tenerlo tan cerca puedes apreciar mejor cada fallo del mismo como un conjunto. Kavi: ¿Tienes hambre s- El ruido de un coro, acompañado por las estruendosas pisadas de elefantes y música de trompetas hacen voltear al hombre en dirección al balcón abierto. El alboroto parece venir desde el otro lado de la puerta que debes abrir, y es muy lejano para entenderlo por completo. Lo poco que alcanzas a oír son rumores celebrando a un príncipe de un reino extranjero que disque es el hombre más fuerte de arabia, capaz de conquistar a toda mujer usando solo la labia, y otras palabrerías de menor importancia que lo que tienes delante. Kavi permanece de espaldas a la mesa, curioseando el festejo de afuera y presentándote con una oportunidad perfecta para adulterar su trago con el frasco que te dio Alí, antes de que se vuelva a voltear a verte. 7d10 de AGIlidad. Puedes usar 1 Fortuna para tirar 9d10. También puedes usar 2 Mana o Fortuna y tirar 10d10 de FUErza para lograr el mismo efecto.
>>32998 >tras bañarse y cambiarse de ropa, Bunny es lleva a su dueño nuevamente >ella se sienta donde su dueño se lo indica obedientemente >dice llamarse Kavi y le pregunta por su nombre me puede decir Bunny, pero si lo prefiere me puede poner otro nombre >el hombre sirve dos copas las cualles llena de un líquido rosado >Kavi le pregunta de donde sacó sus orejas falsas me las dio una bailarina, y son un ornamento >posteriormente Kavi le pregunta si tiene hambre pero es interrumpido >afuera parece haber bastante ruido >Bunny no desaprovecha la oportunidad e intenta adulterar el trago de Kavi >como están llenos hasta el tope, el de Kavi debería derramarse un poco >pero antes de adulterar la bebida, Bunny se asegura de identificar la suya >tras adulterar la bebida de Kavi, asegurándose de que la que ella tomó no sea la adulterada, espera a que su dueño tome la bebida para poder abrir la puerta uso 2 mana 1d100 = 64 1d100 = 99 1d100 = 100 1d100 = 30 1d100 = 15 1d100 = 44 1d100 = 86 1d100 = 70 1d100 = 70 1d100 = 39
>>31313 >Miray >Aunque la vista fría de la ciudad y solitaria, eso no me importo lo suficiente, tenia que cumplir la misión de Erebo, no estaba segura de que me podría llegar a suceder si fallaba una de estas cosas ya que siempre he estado bastante bien en lo que me mandaban a hacer, pero esto parece ser algo mas serio, por ahora debo pensar una forma de intervenir la llegada de la camioneta antes de su entrega. >Miraría hacia las ventanas y otras cosas, buscando alguna señal de vida además de la mía, ya que debía asegurarme que no aparecerían refuerzos tras ocasionar un buen desastre en esta zona, la voy a volar por los aires con lo que tengo pensado hacer. >Al notar el sonido de la camioneta, rápidamente coloco un explosivo para hacer que la camioneta se detenga por completo y de esa forma asaltarla rápidamente y luego huir si es justo y necesario utilizando mis portales, o huyendo a pie. E: 1d10 = 3 1d10 = 6 1d10 = 8 1d10 = 5 1d10 = 8 1d10 = 4 1d10 = 4 1d10 = 9 1d10 = 7 No se si es así OP pero bueno, ya estoy mucho mejor y tengo mas tiempo
(91.11 KB 251x251 ClipboardImage.png)

>>32904 "Cof, cof" La nariz de Tanisha es asaltada por un aroma tan fuerte que la hace toser por la intensidad de este, mueve su mano derecha frente a su cara para disipar cuanto pueda de ese olor y mientras lo hace empieza a sentir cierta familiaridad proveniente de esta esencia, siente como si ya la ha olido antes o tal vez lleva tanto tiempo con este aroma alrededor suyo que no se ha dado cuenta, da una última olida antes de bajar de la carroza y es ahí cuando lo nota, el olor es prácticamente el mismo que tenían todos aquellos productos que uso durante el baño, en el momento en que se percata de esto su rostro cambia a uno de ligera preocupación ¿de verdad lleva todo este tiempo con una fragancia tan fuerte? ¿no habrá molestado a las hadas con eso verdad? da un vistazo rápido a su alrededor para confirmar que no sea el caso, pero el rostro de las hadas sigue siendo el mismo de siempre lo cual hace difícil el saber si les molesta o no, comienza a mirar con mas atención a los pequeñines que tiene alrededor suyo en busca de cualquier cosa que pueda indicar alguna clase de disgusto, pero su esfuerzo es inútil por lo que se termina encogiendo de hombros mientras se sienta en su trono. Oh bueno si ese fuera el caso seguro que me lo dirían piensa para si misma, para luego acariciar a Uwaru quién esta recostado sobre ella, su preocupación va disminuyendo con cada caricia que le da, hasta que finalmente desaparece, permitiéndole prestar atención a la conversación del alcalde "Erm entonces ¿porque están tan ansiosos de tener una reina? por lo que poco que he visto no parece que tengan muchas disputas de poder ni nada del estilo, de hecho todo este lugar se ve bastante pacífico, no se hace cuanto ha pasado desde que su antigua reina los dejó pero por el estado de la ciudad y lo bien organizados que están diría que lo han estado haciendo bastante bien sin un monarca ¿no sería mas fácil simplemente seguir como hasta ahora?" El alcalde habla con un tono menos animado mientras mira al suelo, su rostro sigue siendo el mismo pero esto es claramente una muestra de preocupación, el rostro de Tanisha no puede evitar iluminarse durante un momento al haber descubierto por fin cómo leer las emociones de las hadas, pero dándose cuenta de que su emoción repentina podría ser vista como una falta de respeto, termina volteando rápidamente la mirada hacia al resto de las hadas quienes se encontraban bailando y cantando de forma muy animada a lo que Tanisha comienza a aplaudir siguiendo el ritmo de la música para mostrarles lo fascinada que está con dicho espectáculo y una vez el baile cambia a uno mas relajado y elegante deja de hacerlo, no porque no le guste sino porque como princesa sabe que una danza tan sostificada requiere que uno la vea en silencio para poder apreciarla en su plenitud "Estaré encantada de ayudarles a acabar con todos los monstruos que pueda, de todas formas no es como que tenga realmente idea de que hacer para volver a mi reino, por lo que no pierdo nada por quedarme unos cuantos días mas aquí..." "..." "..." "¡¡¡ESPERA!!! ¿Dijiste que pueden ayudarme a volver? ¿es eso posible? en ese caso estaré incluso mas encantada de ayudarles para que puedan vivir seguros, solo diganme de donde provienen aquellos monstruos y me encargaré de que nunca jamás regresen" Mientras habla mira con curiosidad como varias hadas comienzan a subir sobre una mesa cercana a ella, pero su curiosidad desaparece instantáneamente cuando ve que lo que aquellas hadas llevaban era comida "Ugh" Su rostro se arruga por un momento solo por el simple pensamiento de comer mas y rápidamente voltea su mirada antes de que alguien le sugiera probar bocado alguno, pero antes de hacerlo nota un brillo extraño sobre la mesa, se trataba de otra de esas monedas extrañas de bronce "¿Hmm? pensé que la había recogido antes cuando esa hada me la ofreció, ¿se tratara de otra muestra de agradecimiento? si ese es el caso entonces por supuesto que no puedo ignorarlo" Se guarda la moneda en el bolsillo de su vestido y regresa su mirada hacia el alcalde los vestidos de este estilo, no deberían tener bolsillos pero hey magia "Eeh perdón ¿que decía? oh si, les agradezco de todo corazón el que me permita quedarme aquí" A pesar de que intenta atender a las palabras del alcalde, su atención no puede evitar ser robada por cada cosa de este pequeño festival, ahora mismo las hadas se encontraban haciendo malabares tanto con fuego como con cuchillos, encantada con dicho espectáculo comienza a aplaudir mas fuerte que antes "¡¡Wow!! ¿vio eso? fue impresionante ¿no lo cree?" Pero la cosa no termina ahí ya que luego de eso, le sigue otra hada que afirma ser capaz de soportar un cañonazo, los ojos de Tanisha están fuertemente clavados en el escenario, para poder confirmar la veracidad de esa declaración, finalmente el cañón dispara y... el hada cae, la expresión de Tanisha cambia a una de dolor luego de ver eso "Ugh... espero que este bien" Pero mientras se lo llevan nota como el hada levanta su pulgar en señal de que sobrevivió, Tanisha se levanta de su asiento y empieza a aplaudir junto a las demás hadas por tan valerosa hazaña "Umm ¿que? ¿mi reino? ah, si por supuesto que puedo hablarle de el, de hecho podría hablar tanto de él, que terminará deseando no haberme preguntado, por lo mucho que puedo hablar de este, uhm... veamos, la gente erm... todos siempre fueron muy amables conmigo, llenándome de elogios y regalos, llamándome la esperanza de una nueva nación pues vera antiguamente mi reino solía ser dos naciones separadas que estuvieron en guerra durante mucho tiempo hasta que mis padres quienes eran ambos gobernantes de sus respectivas naciones decidieron poner fin a la guerra casándose entre si y firmando un acuerdo de paz que dió lugar a una unificación..." Los ojos de Tanisha comienzan a vagar inconscientemente de un lado a otro en busca de lo que sea que le permita cambiar de tema, hay un limite acerca de que tanto puede hablar sobre sus fantasías por lo que a medida que habla termina sudando mas y mas, temerosa de que los demás noten dichas mentiras o peor aún, que ella misma terminé enterandose de su propio autoengaño, por pura casualidad termina posando su mirada sobre una plataforma vacía a la cual las hadas parecen haber estado ignorando y es en ese preciso momento en que se queda viéndola que logra conseguir la excusa perfecta para cambiar de tema ya que el alcalde le indica que el propósito de esa plataforma es que ella pueda dar su propio espectáculo si así lo desea "¡Lo haré por supuesto que lo haré!, ehem, quiero decir, sería de mala educación si no les agradeciera por todo el entretenimiento que han preparado para mi y que mejor forma de hacerlo que dando mi propio espectáculo" Se levanta de su asiento y antes de empezar a caminar se toma un momento para acomodar los bordes de su vestido y asegurarse de que no le hayan quedado arrugas a este, tras eso acomoda con cuidado a Uwaru sobre el trono para que pueda seguir descansando y luego empieza a caminar muy lentamente hacia el escenario, lo suficientemente lento como para pensar ¿que rayos se supone que va a hacer? esta intentado ganar todo el tiempo que le sea posible pero antes de darse cuenta ya se encontraba en frente del escenario, podría bailar pero ni siquiera su "yo" de fantasía sabe algún tipo de baile que pueda hacer por si misma, solo aprendió sobre bailes de salón en su castillo o eso es lo que ella cree... tal vez podría imitar a una de las hadas y hacer su propio espectáculo con fuego pero ¿y si sale mal y termina incendiando la aldea? la más pequeña de sus chispas sería suficiente para quemar por completo un pueblo tan pequeño, ¿tal vez cantar? no es que sepa muchas canciones, no, de hecho si que hay una canción que conoce...
(265.04 KB 480x360 ClipboardImage.png)

(58.60 KB 236x330 ClipboardImage.png)

>>33058 Finalmente sube las escaleras y se pone de pie sobre el escenario mientras esta en este nota a lo lejos un puesto de feria al que podría haber ido, pone una expresión de disgusto al verlo mientras se maldice a si misma por no haberlo notado antes, tras eso toma una gran bocanada de aire tanto para tranquilizarse como para prepararse y comienza a cantar cierta canción, independientemente de si tiene acompañamiento musical o no ella canta a acapella cada que le es posible para poder transmitir toda la emoción que aquella canción contiene, al principio sus notas desafinan ligeramente y su voz es apenas audible pero mientras mas canta, mas se olvida del mundo a su alrededor lo que le permite concentrarse únicamente en su canto, siendo capaz de no desafinar ni una sola melodía y de hacer que su voz llene todo el lugar https://www.youtube.com/watch?v=5D8J6lVcDPg La canción que se encontraba cantando era la misma que cantó cuando moría en aquel callejón, pero a diferencia de antes que cantaba débilmente con la esperanza de que alguien la viera, ahora lo hace rodeada de gente a la que deliberadamente ignora con tal de concentrarse únicamente en su canto, por supuesto ella no recuerda aquella trágica experiencia, así como tampoco recuerda de donde conoce aquella canción. La primera vez que la oyó estaba siendo interpretada por otra chica de su edad quién había abandonado su hogar recientemente debido a una pelea con sus padres, la chica cantaba al mismo tiempo que tocaba la guitarra esperando poder conseguir dinero suficiente para pasar la noche, pero ese no fue el caso, al ver esto Sophia tal vez por lástima o tal vez porque fue conmovida por su canción terminó invitando a aquella chica al túnel abandonado que usaba como hogar, esta aceptó y se quedó con ella durante varias semanas tocando en varias ocasiones aquella canción y dejando que Sophia escuche la versión original desde su mp3, escuchó aquella canción las suficientes veces como para que se le quedara grabada en la cabeza, convirtiéndose así en lo mas cercano que tuvo a una amiga, esas pocas semanas fueron de lejos las mas felices de su vida, pero aquello felicidad no duró demasiado ya que la chica terminó volviendo a casa para disculparse con sus padres luego de que el hambre le ganara a su orgullo, dejando a Sophia nuevamente sola, ella no recuerda nada de esto pero las emociones de aquel momento la inundan mientras canta provocando que una vez terminada la canción se encuentre consigo misma llorando sin saber el por qué "¿Eh? ah... p-perdón... es solo que... luego de recordar tantas cosas de mi reino no pude evitar ponerme nostálgica" Se limpia las lágrimas mientras suelta alguna excusa barata para seguir protegiendo su frágil mente de la verdad de la que tanto huye
Creo que habrá algunos días, como hoy, en los que no podré enviar turnos. No sé qué tan seguido sea, pero trataré de que nunca ocurra más de dos días seguidos. >>33007 Son dados de 10 caras los que tenías que tirar, estos igual sirven, así que no te pediré que los vuelvas a tirar, aunque tengo que hacer un paso extra para contarlos. >>33011 Es bueno que estés bien. Los dados también están bien.
(186.98 KB 1920x1080 ciudadnoche.jpg)

(345.79 KB 1626x1811 croc.webp)

(11.50 KB 180x454 smbrs.webp)

>>32667 Caminas otra noche por las calles de la Megalópolis, calles que no acaban ni se diferencian mucho unas de otras. Sin guía ni objetivo otro que el de prolongar tu existencia, vagas con tu nuevo cuerpo en busca de sustento. El sector en el que te hallas es un tanto más luminoso que otros, con varios edificios, rascacielos, complejos de apartamentos y comercios deshabitados aportando sus luces artificiales a la falsa ciudad, en algún esfuerzo por disfrazar lo muerta que en realidad está. Aparte del sonido de las puertas automáticas de una tienda de conveniencia abriéndose solas y todo el espectáculo de luces puedes ver una gran boca colmilluda alzarse por encima de algunas casas más adelante y escuchar el ruido de sus pisadas mientras va de una avenida a otra, engullendo alguna edificación de un solo bocado. Las siluetas humanas le prestan tan poca atención al monstruo gigante como a ti, y pasan incorpóreas a través de tu cuerpo para ingresar a la tienda que tienes al lado, dejándote con un escalofrío algo desagradable que te pone los pelos de punta y la piel de gallina. Al igual que la boca negra, los fantasmas negros parecen también tener sus necesidades biológicas, pero estos las complacen de una manera más pacífica, intercambiando puñados de monedas por puñados de productos, los cuales llevan en bolsas o carros de compra hasta sus automóviles, para posteriormente desaparecer en una de las autopistas. Tú no tienes monedas. No tienes nada. Llegaste a este mundo con una mano por delante y otra por detrás, sin instrucciones ni ayuda. Si quieres conseguir comida tienes que hacerlo de una manera que no requiera monedas. Y si no puedes adoptar una dieta de concreto y hormigón como aquella cosa negra, tal vez podrías intentar comértela a ella, al menos sería más plausible que morder a algo que no está hecho de materia sólida. Aunque si quieres monedas también sabes donde conseguirlas. O podrías saltarte ese paso e ir directamente por los productos comestibles, que también sabes donde están. Desobedecer el procedimiento tal vez te traería consecuencias, pero que no debas no significa que no puedas, y robar sigue siendo una opción completamente posible, si es que te arriesgas a intentarlo. Dependiendo de lo que decidas hacer puede que necesites tirar dados. Puedes escribir el turno y esperar a que yo te los pida si hacen falta, o tirar tantos como dice en >>32983 según la Estadística que uses para la acción.
(245.68 KB 800x600 吹き出す血b.png)

(64.66 KB 174x150 wh.png)

>>33007 El asiento de Kavi rechina mientras reacomoda su cuerpo para voltearse hacia la ventana, inclinándose sobre el espaldar como si unos centímetros extra le fuesen a ayudar a ver mejor lo que ocurre a metros de distancia. Tú por tu parte No dejas escapar este momento para añadirle unas pizcas de lo que sea que tienes en tu frasco a la copa de Kavi, cuidando de que no se rebose y fracasando en tu intento. El líquido rosa se derrama y mancha la blanca mesa, justo antes de que el asiento rechine nuevamente. Kavi: ¿Una bailarina? Eso suena bien. ¿Y t- Dice, a la vez que se gira otra vez a verte, pero no llega a terminar de hacerlo. Su cuerpo cae pesadamente con todo y mesa. El líquido color sangre que se derrama por la alfombra se ve más oscuro que el poco que queda en la abollada copa de plata pulida que sostienes en tu mano. Afuera, los hombres y mujeres cantan sobre 103 elefantes y barriles de monos danzantes, ignorantes del crimen cometido en este preciso instante. Dificultad: 3. Éxitos: 8. Superado por 5. Mana: 2/4 Te tomas un momento para comprobar que el golpe solo lo dejó dormido, el hombre te lo responde con el subir y bajar de su redondo vientre y una exhalación que suena casi como un ronquido. Tal vez no esta sea la forma más elegante de cumplir con tu misión, pero ya lo hecho, hecho está. La fuerza bruta es tu herramienta más confiable, así que es obvio que recurras a ella como primera y última opción, en especial en situaciones delicadas como esta o cuando entras en pánico como ahora. Al menos no fuiste descubierta y nadie fue herido de manera letal. Las mujeres de antes no te esperan al salir de la habitación, tampoco los hombres del palanquín o cualquier otra persona. El gran palacio se siente mucho más vacío cuando está tan solo, pero es justo lo que necesitas para ejecutar la parte final de tu misión. Ni siquiera te hace falta memorizar el camino a la puerta, apenas colocas un pie afuera ya puedes verla en el horizonte. A diferencia de cuando llegaste, las calles ahora están llenas de personas en lujosas prendas como la tuya mirando hacia el portón al que te diriges, desde donde se puede escuchar el fin de esos cantos y festejos. En algún momento crees incluso ver alguna clase de pirotecnia en el cielo y algún tipo de objeto volando en círculos por encima de las murallas a las que te acercas, pero es tan fugaz que no logras identificarlo. Los guardias están todos en la parte más alta de la muralla, dándote la espalda, engatusados con el fin de aquel espectáculo que tuvo lugar del otro lado y dejando los aparatos de cuerda de más abajo completamente desatendidos para que tú hagas... lo que sea que tengas que hacer para abrir el portón. Puedes tirar 5d10 de Suerte para intentar adivinar cómo se abre la puerta, o tirar 10d10 de Fuerza para destruirla. Siempre puedes sumar 2 dados a una tirada usando 1 Fortuna. Con tu Poder puedes sumarle 3 dados a la tirada de Fuerza usando 3 Fortuna, ya que no tienes suficiente Mana.
>>33238 >Kavi cae al suelo inconsciente...o muerto >es la oportunidad que Bunny estaba esperando >afuera, hombres y mujeres cantan sobre el espectáculo de al otro lado de los muros >Bunny se asegura de que el hombre solo esté dormido, y parece estarlo >el palacio parece vacío mientras ella busca el mecanismo para abrir el portón >los guardias están distraídos >eventualmente Bunny logra encontrar lo que buscaba >respira hondo (bien...ahora a hacer lo que vine a hacer) >el mecanismo parece complicado >pero Bunny usa su superfuerza para abrir la puerta con pura fuerza bruta 1d10 = 3 1d10 = 10 1d10 = 5 1d10 = 7 1d10 = 1 1d10 = 9 1d10 = 6 1d10 = 6 1d10 = 3 1d10 = 4 1d10 = 4 1d10 = 1 1d10 = 2
(96.64 KB 1920x1080 camionoche.jpg)

(31.73 KB 453x911 doe2.webp)

>>33011 Ante la primera señal de que tu paquete se acerca, plantas una bomba casera de tu portal y buscas cobertura. La camioneta que esperas no tarda en llegar, pasando por el lugar exacto donde se encuentra el explosivo, justo cuando el temporizador llega a cero. Las cuatro llantas del pesado vehículo se separan del piso por un segundo, impulsado por la ensordecera fuerza de la tubería detonando. La tierra se sacude, no solo por la explosión sino también por el peso de la camioneta completando su descenso. Dificultad: 4. Éxitos: 4. Superado. Mana: 5/7 Sales de tu escondite y te acercas rápidamente al vehículo detenido por la parte de atrás, con el objetivo en mente de extraer aquello por lo que te enviaron y esfumarte lo antes posible. Afortunadamente el fuego en la parte delantera de la camioneta todavía no se ha extendido hasta la parte donde guarda todo lo de importancia, de no ser así nunca habrías podido encontrar el papel periódico con los número -819c 27,5 escritos en marcador rojo, sin importar cuanto revolvieses el resto de los paquetes que transporta. ¿?: ¡HICCUP! Escuchas un ruido como el de alguien con hipo intentando gritar, justo cuando te preparas para hacer tu huida. Al darte vuelta te encuentras con cuatro figuras humanas de color negro y extremidades desproporcionadas. ¿?: ¡HICCUP! Las cuatro figuras bloquean tus rutas de escape, alzando sus enormes puños al aire y acorralándote antes de que puedas bajar del vehículo. Puedes ver algunos restos de metralla clavados en varias partes de sus cuerpos; sus corbatas y máscaras también se ven bastante dañadas y polvorientas. A: 1d10 = 2 1d10 = 5 1d10 = 4 1d10 = 10 D: 1d10 = 1 1d10 = 7 1d10 = 5 1d10 = 6 Transportistas (4): Fuerza: 4 Agilidad: 4 Vitalidad: 4 Magia: 2 Suerte: 2 Salud: 1/8 (-7 por los 4 éxitos del explosivo) Absorción: 0/2 (-1 por perforación. -1 por un éxito del explosivo) Mana: 2/2 Fortuna: 2/2 Miray: Salud: 16/16 Absorción: 4/4 Mana: 5/7 Fortuna: 7/7 Para atacar debes tirar 8d10 de Fuerza para un ataque físico. Para atacar a más de un enemigo a la vez tienes que restarle un dado por cada enemigo adicional (7d10 para dos enemigos, 6d10 para tres enemigos...). Para un ataque usando tu Especialización debes tirar 6d10 de Magia. Este ataque puede tener diversos efectos y reglas según tu elección, pero siempre consumirá Mana. O en vez de eso puedes utilizar tu Portal como está escrito en >>30882 Los usos del Portal no gastan el turno entero, solo la acción ofensiva o defensiva del turno, dependiendo de cómo lo uses. Y en lugar de todo eso puedes intentar escapar tirando 6d10 de Agilidad. Sin importar lo que decidas hacer de las opciones de arriba, haz una segunda tirada de 6d10 para defenderte. Puedes sumar dos dados a una de las dos tiradas que hagas este turno usando 1 Fortuna.
(581.09 KB 1920x1080 pepleall.jpeg)

>>33058 El alcalde sube el bigote para verte, y responde tus preguntas con una voz menos insegura. Alcalde: Los problemas internos dependen del día. El título de reina es para convencer a las chicas que nos visitan de que se queden. Siempre son todas muy fuertes y necesitamos tanto a alguien que nos defienda como a alguien que nos mantenga bajo control. Responde en un tono mucho más ligero, encogiéndose de hombros, como si el peso que tenía sobre ellos hace unos segundos ya no existiera. Gana aún más energía con tu grito de espera y posterior promesa de acabar con todos los monstruos. Alcalde: ¡Por supuesto que es posible! Puede volver por el mismo lugar por donde vino, o por uno de los muchos otros de donde vienen los monstruos. Con tus dudas más inmediatas respondidas a satisfacción del alcalde, te aseguras esta vez de guardar la moneda que te ofreció una de las hadas al salir de la cueva colapsada. Al tomar el objeto en tus manos puedes sentir algún tipo de energía pulsando dentro de él, como si estuviese vivo, o lleno de un líquido pesado que se balancea de un lado a otro cuando lo mueves ligeramente sobre tu palma. Inventario: 1 Tridente 10 Moneda(s) de Cobre 1 Moneda de Bronce El estímulo sensorial no supera al visual, sin embargo, y expresas tu asombro ante las maniobras de malabarismo que demuestran las hadas en el escenario, el hada a tu lado sumándose a tu alegría. Alcalde: ¡Sí! ¡Y lo hacen todo sin magia, eso es lo impresionante! Luego de presenciar la hazaña del hada que detiene una bala de cañón con su cuerpo, le narras la historia de tu reino al hada bigotuda, que se sienta de rodillas sobre su silla e inclina la cara hacia ti, colgándose de cada una de tus palabras y asintiendo una y otra vez con fervor. La música de fondo también se detiene y todas las hadas del lugar se voltean a verte de igual manera mientras que tú buscas con los ojos un escape de tu incómoda situación, hallándolo en la plataforma vacía que las hadas reservaron para ti. >>33059 El festival permanece callado, con todos los presentes enfocando su mirada en ti desde el momento en el que bajas del trono hasta que empiezas a cantar y tararear. De a poco el mundo a tu alrededor deja de existir, solo están tú y tu canción que no recuerdas bien de donde aprendiste. En un principio las notas son temblorosas e inseguras, pero con el tiempo empiezan a fluir de manera natural y te pierdes en la emoción que evoca la canción. Cuando vuelves al presente, puedes ver entre ojos llorosos un mar de color rodeándote, y la ovación de miles de vocecitas ahogan el sonido de tu excusa. Hadas: ¡WOOOOOW! Hada 63: ¿¡Cómo se llama la canción!? Hada 34: ¿¡Lleva instrumentos o se canta así sola!? Hada 23: ¿¡Es el himno que cantan en su reino!? Entre las muchas cosas que pregunta la multitud también se escuchan algunos "tidi tu ta tun"s y "aaaaaahhh"s vagamente melódicos. Cuando volteas la mirada al gazebo puedes ver a Uwaru, despierto otra vez y mirándote fijo. Las hadas no le prestan atención al gato, que salta de una casita a un puesto de tamaño normal, camina por las cuerdas de donde cuelgan los banderines del festival y se sube al techo del gazebo, donde se acuesta bajo el sol del atardecer para seguir viendo hacia el horizonte. Un grupo de las hadas uniformadas con sombreros mullidos de antes te separa de los admiradores y abre un camino para que regreses al trono. Las cosas tardan un tiempo en calmarse, y las hadas en resumir el festival. Alcalde: Fue una canción maravillosa. Disculpe si nos emocionamos demasiado, es que nunca habíamos oído una así. Del cañón es disparada un hada con un casco y un traje blanco excesivamente decorado, que vuela a través de unos aros suspendidos en el aire. El hada acróbata aterriza en una serie de trampolines hasta perder toda velocidad y caer de pie triunfal al otro extremo del festival. Alcalde: Hemos aprendido muchas cosas de nuestros visitantes; siempre hay un hada ansiosa por enseñar lo que sabe hacer, pero un solo festival no es suficiente para verlas a todas. No se sienta mal por no darles la atención que quieren, si prefiere ir a probar alguna de las demás atracciones es libre de hacerlo. Hicimos el festival en su honor, no sería bueno que usted no se divirtiera. Mirando con más detenimiento los puestos en la distancia, ves algunos con martillos, otros con armas de fuego, unos con aros y botellas, otros con dardos y dianas, e incluso uno en el que un hada hace girar un recipiente esférico de madera, extrae una pelota y recompensa a cada hada formada frente al puesto con un premio aparentemente escogido al azar, casi siempre una caja de pañuelos. Los premios para cada uno de los juegos son los mismos y ninguno demasiado interesante, pero están a tu medida y podrían ser una buena manera de pasar el tiempo, si no te contentabas con quedarte sentada a ver al resto de las hadas y sus talentos. Si escoges probar los juegos de feria puedes tirar 8d10 de Fuerza para el juego del martillo, 5d10 de Suerte para la tómbola, o 6d10 de Agilidad para cualquiera de los otros. También puedes usar 1 Fortuna para sumar dos dados a la tirada. La moneda de bronce se puede usar para subir un punto a cualquiera de tus Estadísticas. Se puede usar en cualquier momento fuera de combate, pero se gastará.
>>33363 ¿Puedo probar varios juegos en un mismo turno? ¿y la moneda es un buff temporal de un combate o se mantiene para el resto del rol?
>>33365 Narrativamente puedes probar todos los juegos, pero solo hacer una tirada porque quizás te de un premio dependiendo de tus Éxitos. La moneda es permanente, puedes usarla ahora o esperar para hacer la decisión cuando tengas mejor conocimiento del combate y esas cosas.
(392.42 KB 1024x600 ClipboardImage.png)

(89.70 KB 243x252 ClipboardImage.png)

>>33363 En el momento en el que termina de limpiarse las lágrimas nota por fin todo el sonido del lugar y el mas notorio de todos esos sonidos venia por supuesto de las múltiples ovaciones que estaba recibiendo de parte de las hadas "Sniff... ¿eh? ¿eh? ah... gracias, muchas gracias" Con un rostro confundido y sus ojos aún rojos por las lágrimas da un par de reverencias rápidas al público para agradecerles por sus ovaciones y tras eso comienza a responder algunas de las múltiples preguntas que no paran de hacerle "Ah la canción se llama ”Same but different” traducido sería algo como igual pero distinto o lo mismo pero diferente, ahh... me temo que ahora mismo no recuerdo exactamente que instrumentos usaban los músicos del palacio cuando la tocaban pero definitivamente los usaban y eeh.. si... se trata de una canción de mi reino, si no me equivoco la crearon para celebrar la unión de ambos reinos luego del firmado de paz, la letra se supone que es una metáfora para tranquilizar a los ciudadanos de ambos bandos, para contarles que sus vidas no cambiarán y que todo seguirá siendo igual con la única diferencia de que ahora sus vidas serán mas tranquilas, lo cual se refleja en la melodía tan tranquilizadora que esta tiene" Finalmente luego de hablar tanto logra tranquilizarse del todo por lo que toma una profunda bocanada de aire para terminar de convencerse a si misma de que todo esta bien ahora y mientras lo hace nota como varias hadas comienzan a tararear y cantar la canción por su cuenta, al ver esto no puede evitar avergonzarse ​un poco mientras rasca su cabeza, no solo porque esta feliz de estar recibiendo tanta atención por primera vez en su vida si no también por que acaba de percatarse de que estuvo llorando en frente de toda la multitud "Ehehehe... me alegró de que les haya gustado y eeh... lamentó haberlo arruinado al final con mis lágrimas, creo que estropee un poco la atmósfera del lugar..." Se agacha levemente mientras levanta con la punta de sus dedos los bordes de su vestido en señal de disculpa, tras eso procede a seguir a las hadas uniformadas quienes crean un camino para que ella pueda volver a sentarse en su trono, mientras hace eso nota como Uwaru comienza a saltar de techo en techo buscando un mejor lugar donde recostarse, pero Tanisha no le presta mucha atención después de todo, esta clase de comportamientos son normales en los gatos y sobretodo en Uwaru, en su lugar Tanisha simplemente camina con el rostro en dirección al suelo para ocultar su vergüenza por lo de antes y también como una forma de mostrar arrepentimiento por haber arruinado el estado de animo "Oh no por contrario yo soy quién debe disculparse ustedes no hicieron nada malo, incluso hicieron su mejor esfuerzo por animarme luego de aquella metida de pata, me temo que jamás podre pagarles por toda la amabilidad que me han demostrado" Luego de terminar con su ronda de disculpas continúa mirando el festival pero a diferencia de antes que lo miraba con ojos llenos de emoción, ahora lo veía con ojos carentes de vida como quien mira al vacío, no porque no le gustará si no porque su mente no podía evitar vagar, pensando una y otra vez en aquel sentimiento de nostalgia tan extraño que la invadió mientras cantaba ¿que era exactamente aquello que tanto añoraba como para hacerla llorar? ¿y porque por mas que piense no puede pensar en alguna respuesta que la sastifaga? la respuesta obvia sería que extraña a su reino, esta convencida de que esa debe de ser la respuesta correcta, pero algo muy en el fondo de ella le dice que se equivoca pero no puede descifrar el por que, suspira múltiples veces mientras piensa en esto pero es incapaz de dar con una solución que la sastifaga, esta tan distraida que apenas escucha las palabras del alcalde "¿Hmm? ¿perdón que? eh, si tiene razón, tal vez sea mejor para mi el divertirme un poco también, no puedo quedarme todo el día con una cara larga por lo de antes, después de todo esto es un festival ¿no? y los festivales son para divertirse así que hagamos eso" Se levanta rápidamente de su asiento, con el puño en alto y una cara decidida para demostrar lo serio que va con lo de divertirse y tras eso corre hacia la zona de juegos, corre con tanta velocidad que prácticamente termina escapando de sus pensamientos y una vez se detiene decide probar la primera cosa que encuentra para asegurarse de mantener distraídos a dichos pensamientos todo el tiempo que pueda "Hmm veamos... ¿que tenemos aquí? no estoy muy acostumbrada a esta clase de juegos que suelen jugar los campesinos y paisanos, pero si entiendo bien solo tengo que golpear esta cosa con el martillo ¿no es así?. Bien pues si ese es el caso, ¡aquí voy! ...uuh, es un poco pesado, pero no es nada con lo que no pueda, ¡Aquí va mi mejor golpe! ¡¡HYAAH!! Termina probando suerte con el juego del martillo, al principio le cuesta un poco levantar el martillo y casi termina cayendo por el peso de este, pero luego de eso concentra toda su fuerza en sus brazos y levanta el martillo por encima de su cabeza para acto seguido dejarlo caer con toda la fuerza de la que es capaz 1d10 = 4 1d10 = 9 1d10 = 8 1d10 = 10 1d10 = 1 1d10 = 3 1d10 = 4 1d10 = 7
(97.91 KB 735x802 vJt8yZe.jpg)

(103.22 KB 857x1200 Alabarda2.jpg)

>>33254 >Miray >Al ver la explosión sonrió de alegría, pero no puedo quedarme quieta, debo asegurar el paquete y prepararme para huir de este sitio lo más rápido posible, no estoy segura si se escuchara hasta el sitio donde iban a recibir este paquete, pero lo mas seguro es no descubrirlo e irme rápido. >Luego de soportar un poco el humo y conseguir el paquete, salgo lista para irme, pero hay una trampa, mi corazón rebota rápidamente parecen dañados, pero sigo estando acorralada, lo mejor ahora será acabar con todos o por lo menos intentar abrir un agujero para huir hacia el punto establecido. >Saco mi Alabarda y agarro impulso con mi cintura y pies, colocando la alabarda en mi hombro y doy una vuelta de 360 grados alrededor de mi propio eje con mi alabarda apuntando hacia los seres que me rodeaban, para de esa forma intentar acabar por lo menos con 2, aunque seria mejor si acababa con todo a la vez claro está. Ataque: 1d10 = 2 1d10 = 8 1d10 = 7 1d10 = 1 1d10 = 7 Defensa: 1d10 = 4 1d10 = 6 1d10 = 8 1d10 = 5 1d10 = 7 1d10 = 6
El poderoso impacto de tus tacones contra el portón resuena por las calles, donde la gente ya ha dejado de cantar. La onda de choque sacude las murallas, dejando caer mucha arena y alertando a los guardias de más arriba, que se giran a verte, algunos ya empezando el largo viaje escaleras abajo, con el claro objetivo de detenerte. La agrietada y astillada puerta permanece en una pieza, el agujero de varios centímetros de profunidad que abriste en ella ni lo suficientemente grande para dejar pasar la luz del otro lado, mucho menos un cargamento de rebeldes. Dificultad: 8. Éxitos: 4. Fallado por: 4. Fortuna: 0/5 En contraste con los hombres armados que se dirigen gritando con prisa hacia ti, la gente que antes festejaba divertida se queda observándote muy calmada, aparentemente habiendo encontrado una nueva fuente de entretenimiento en la chica a punto de ser arrestada. Aunque tu patada no fue suficiente para derribar la puerta, hizo daño significativo en la misma. Quizá lo único que necesites para lograr tu cometido sea intentar una vez más, y afortunadamente tienes tiempo suficiente para hacerlo, antes de que los guardias lleguen a ti, aunque no suficiente para escapar luego de que lo hagan. Si te quedas a romper la puerta lo más seguro es que tengas que pelear en desventaja numérica inmediatamente después. Los mecanismos de cuerda que ignoraste siguen tan desatendidos como antes. Si decides cambiar de estrategia estás a tiempo de probarlos, pero la probabilidad de éxito es una incógnita y en esta situación de urgencia no puedes darte el lujo de equivocarte, si fallas una segunda vez no tendrás otra oportunidad para enmendar tu error, con todas las lanzas y cimitarras que te estarán apuntando al cuello. Tira 10d10 de Fuerza para volverlo a intentar o 5d10 de Suerte para probar con el mecanismo. Y 7d10 de Agilidad para huir, si prefieres hacer eso. Usando 2 de Mana puedes intentar esas dos últimas opciones usando 10d10 de Fuerza. Este turno lo publiqué antes en el otro chan por problemas técnicos, pero ese post tiene errores así que mejor ignoralo. Si vuelvo a tener problemas para postear probablemente vuelva a usar ese hilo https://endchan.net/Hisrol/res/10301.html#10303
>>33603 ¿Te paso lo de waiting for verification? cuando te pasa eso solo tienes que abrir el chan en un ventana de incógnito darle a lo de Bypass check y esperar hasta que se valide tu post, porque si lo cierras antes de eso, después no te deja mandar nada
(1.68 MB 500x282 Jane.gif)

>>33603 >Bunny se da cuenta de que no ha sido capaz de abrir la puerta >los guardias bajan hacia ella mientras los presentes la observan >pero ella sabe lo que tiene que hacer >vino a ayudar a los rebeldes y eso hará >con su fuerza, intenta destruir la ya astillada puerta >quizás no pueda huir, pero al menos existe la posibilidad de que la rescaten...probablemente >no sabe si los rebeldes vayan a ayudarla por haberles ayudado, o si su matrona podrá venir a rescatarla >pero al menos habrá terminado el trabajo YA HA AIYA HEEEY >Bunny patea la puerta con fuerza 1d10 = 8 1d10 = 9 1d10 = 3 1d10 = 3 1d10 = 8 1d10 = 8 1d10 = 1 1d10 = 4 1d10 = 8 1d10 = 1
>>33534 Tomas el martillo con ambas manos. El objeto es grande y pesado como un mazo, y te hace perder el equilibrio cuando lo levantas por sobre tu cabeza, pero logras recomponerte para asestarle un buen golpe a la palanca de madera, que se mueve como un subibaja, causando que el disco en el otro extremo se eleve por la larga torre en dirección a la campana roja del final... sin llegar a tocarla. El disco pierde todo su impulso en el punto medio y se regresa por donde vino, acabando otra vez donde comenzó. Dificultad: 10. Éxitos: 5. Fallado por: 5. Hada 36: Jojo, una pena. Pero fue un buen intento, y se merece un premio. Dice el hada barbuda que te llega a las rodillas, dando dos pasos con sus piernas extraordinariamente largas hasta una mesa al lado de la máquina para tomar uno de los muchos premios ahí exhibidos. Hada piernaslargas: Aquí tiene. Intentar es gratis, hágalo hasta que se harte. Si consigue tocar la campana le daré un premio mucho mejor. El hada, vestida en un largo pantalón color rojo chillón, te entrega lo que parece ser otra hada, esta de mayor tamaño que todas las demás y hecha de un material suave y ligero. Salvo la diferencia de estatura y la obvia falta de vida, el peluche que sostienes es tan parecido a uno de los aldeanos que sería difícil distinguirlo de uno a simple vista. Inventario: 1 Tridente 10 Moneda(s) de Cobre 1 Moneda de Bronce 1 Peluche de Hada Como tu solo intento de un par de segundos no es suficiente para mantenerte distraída de esos pensamientos intrusivos, pruebas tu fuerza con la máquina una y otra vez, sin conseguir mucha más altura que en tu primer intento. La máquina es gratis y está hecha para ti así que bien podrías quedarte toda la tarde probando sin preocuparte por retrasar una fila, pero hacer una y otra vez la misma cosa esperando resultados diferentes es aburrido, por lo que decides darle una oportunidad al resto de los juegos. Hay varios premios alineados en las repisas al fondo de la galería de tiro, y sin importar a cual de todos le apuntes, cada uno de tus corchos golpea un peluche de hada prácticamente idéntico al que recibiste en el juego anterior, ganándote un segundo peluche de hada, este con un color de cabello y sombrero distinto. Inventario: 1 Tridente 10 Monedas de Cobre 1 Moneda de Bronce 2 Peluches de Hada En el tercer juego, la cantidad de botellas a las que logras atinarle con tus aros es directamente proporcional a las que logras fallar. El hada a cargo del puesto recompensa tus esfuerzos con un tercer peluche. Inventario: 1 Tridente 10 Monedas de Cobre 1 Moneda de Bronce 3 Peluches de Hada Tu puntería no es mucho mejor con los dardos, y la recompensa que recibes tampoco es mucho mejor. Inventario: 1 Tridente 10 Monedas de Cobre 1 Moneda de Bronce 4 Peluches de Hada Por último, pruebas tu suerte en la tómbola. Para esta solo tienes un intento y no hay puesto de tu tamaño, pero todas las hadas formadas insisten en dejarte pasar primero. Cuando el hada a cargo del juego de azar saca una pelota blanca del recipiente esférico de mayor tamaño, la inspecciona por dos segundos, antes de lanzarla sobre su hombro y colocar una caja de toallitas desechables sobre la mesa. Inventario: 1 Tridente 10 Monedas de Cobre 1 Moneda de Bronce 4 Peluches de Hada 1 Caja de pañuelos Ya el sol casi no se ve detrás de las montañas cuando terminas con tus juegos. Las hadas que antes inundaban el lugar se han reducido en número, quedando ahora solo la mitad de las que alguna vez hubo. El alcalde se baja de su silla en el gazebo para dirigirse hacia ti. Alcalde: El festival está a punto de terminar. Los monstruos salen a atacar por la noche así que a algunos les da miedo quedarse afuera hasta el anochecer. El hada no se ve muy asustada al decir esto, y lo dice en el mismo tono casual que uno usaría para anunciar el clima o la puesta de sol. Alcalde: No tenemos de qué preocuparnos ya que usted está aquí, pero pedirle que pelee en su festival no estaría bien. Nosotros estaremos a salvo si nos quedamos escondidos, así que no tiene por qué molestarse. Muchas de las hadas han empezado a desmontar sus puestecitos ahora que no hay clientes para los juegos. Al frente del gazebo también hay menos plataformas y músicos que antes. Alcalde: Todavía tenemos una última atracción que mostrarle, pero la puede ver desde el castillo si prefiere ir a descansar ahora. >>33604 ¿Una segunda ventana además de la que uso para hacer el post? Cuando pasa solo checo la casilla de bypass y dejo el captcha abierto hasta que se publica, pero a veces no funciona aunque espere más de media hora.
(35.60 KB 505x870 plcm.webp)

(59.23 KB 840x947 plc.png)

(15.68 KB 920x845 plcm2.png)

(29.81 KB 679x571 plcc.webp)

>>33548 Con un solo movimiento de tu gran arma logras cortar a cada uno de tus enemigos. El filo de la alabarda parte en dos el cráneo de uno, separa el puño levantado de otro del resto de su brazo a la altura de la muñeca, y se incrusta en la cara del tercero. El cuarto de los enmascarados se salva de tu primera vuelta y golpea tu espalda inútilmente antes de ser derribado por el cuerpo sin vida de su compañero, que finalmente se desprende de tu arma cuando completas tu giro. Cuando el último de tus adversarios cae de rodillas y se convierte en un manchón negro en el pavimento, sabes instintivamente que el peligro ya pasó, si es que de verdad corriste peligro en algún momento. El que hayas logrado mantener tu identidad secreta como te advirtió Erebo solo es un extra, en especial porque con solo transformarte ya eres irreconocible para los que no conozcan tus dos identidades de antemano. Sin embargo, sigue siendo mejor que no conozcan una sola de tus identidades. Ser cazada en tu forma mágica sería casi tan molesto como en tu forma de civil. El ataque básico de las armas marciales hace 2 de daño por éxito, con 1 de perforación agregado que se calcula antes que el daño. En tu turno obtuviste 3 éxitos en tu ataque y los enemigos obtuvieron cero, uno, cero y cero éxitos cada uno para su defensa, dejándote con dos éxitos para el segundo enemigo y tres para el resto. Para tu defensa obtuviste dos éxitos, que cancelan los dos éxitos del cuarto enemigo (el 10 vale por dos). Con los transportistas reducidos a charcos negros con corbatas y máscaras rotas flotando en ellos, las pequeñas piezas de metal resaltan más entre su negrura. Guiándote por la luz de los torcidos postes eléctricos que se refleja en ellas, levantas las monedas de entre los restos viscosos de tus adversarios caídos y te las guardas. Inventario: 1 Alabarda 1 Paquete 8 Monedas de Cobre Es raro que un monstruo común sin entendimiento de comercio y economía cargue con monedas, pero si estos eran tan inteligentes como para manejar un vehículo no era de extrañar que poseyeran algunas. Con muy poca frecuencia era que tu patrón te recompensaba por algún trabajo, pero no tenía interés alguno por las posesiones de los seres que derrotaras y te insistía en que podías conservar lo que sea que encontraras, siempre que no fuese parte importante del trabajo que te haya encargado. ¿?: Arrestado. El sonido de una voz masculina grave y un "clink" metálico atrapan tu atención apenas terminas de guardarte la última de las monedas. Cuando te volteas ves a un dibujo de un hombre muy bajito en uniforme azul de policía con todo y gorra... y te das cuenta de que no puedes mover las manos. ¿? 2: Arrestado. Otra voz exactamente igual a la primera se oye otra vez a tu espalda, acompañada de otro sonido metálico y la sensación de algo frío y duro apretando tus muñecas. ¿?s: Arrestado. Ahora son varias las voces, y varias las esposas. También hay grilletes, cadenas, collares y muchos otros más hechos del mismo material. Los monigotes de policía no dejan de aparecerse por toda la calle dibujada, repitiendo esa misma palabra y agregando algún otro accesorio de metal a la colección, hasta que pronto no eres más que una cabeza y un par de zapatos envuelta en una tortilla de acero. Cuando ya estás verdadera y completamente inmovilizada, el grupo de oficiales te carga como si surfearas en un concierto y te lanzan al interior de una patrulla blanquinegra que poco se parece a la camioneta que acabas de asaltar. Afortunadamente, el interior del vehículo es más espacioso de lo que su exterior bidimensional daría a entender. Tira 8d10 de Fuerza para intentar zafarte. Puedes usar 1 Fortuna para tirar 10d10 en lugar de 8. Si se te ocurre otra forma de escapar de tus amarres puedes intentarlo, pero igual necesitarás hacer una tirada de dados.
(530.15 KB 621x414 ClipboardImage.png)

(91.10 KB 251x251 ClipboardImage.png)

>>33644 "¡Iosh! ese fue un buen golpe vamos, ¡Sigue subiendo! ¿...eh?" Tras lanzar el golpe mira emocionada como el disco se mueve sin detenerse en su trayecto hacia arriba, pero a mitad del camino este se detiene y cae repentinamente, lo que provoca que dicha emoción desaparezca del rostro de Tanisha y en su lugar sea reemplazada con una expresión de completa incredulidad por no haber ganado, tras eso una hada inusualmente grande se acerca para darle un peluche como premio "Ah... gracias es, eh... lindo supongo..." Contrario a lo que su tono de voz pueda sugerir sus palabras son honestas, ciertamente el peluche le parece bonito pero el parecido tan grande con el resto de los aldeanos hace que sienta cierta incomodidad al sostenerlo siente como si estuviera sosteniendo el cuerpo sin vida de uno de ellos, eso sumado a su decepción por no haber ganado provoca que su reacción luzca un poco carente de emoción "Por supuesto que voy a seguir intentándolo ¡Aquí vooooy!" Deja el peluche en el piso y con sus energías nuevamente recargadas vuelve a intentar una y otra vez el mismo juego pero sus esfuerzos parecen ser en vano, sin importar cuantas veces lo intenté el resultado no parece cambiar "Hgnn... intentemoslo en otro juego mejor" Frustrada de no ganar se dirige a otro puesto, el mas cercano parece ser uno cuyo objetivo es disparar corchos a las cosas en las estanterías, por lo que decide acercarse y darle una oportunidad, ninguno de los premios le llama especialmente la atención por lo que simplemente dispara al objeto mas cercano, sin percatarse de que se trataba de otro peluche de hada, hasta que lo recibe "Yayyy... otro mas... ¿no te alegras eeh... Gusilo?, ahora tienes a alguien para que te haga compañía, creo que llamare a este eeh... Fatema, si eso es, hahaha..." Intenta forzar una sonrisa mientras nombra a los premios que consiguió, el disgusto por haber perdido el juego del martillo aún es visible en su rostro y que el premio de esta vez sea otro peluche del mismo tipo, solo hace que se sienta como si le restregarán aún mas su derrota en la cara, pero aún así trata de esforzarse por no mostrar su inconformidad, por lo que se aleja de aquel puesto, cargando ambos peluches mientras ríe, para su desgracia no le va mejor en los siguientes juegos ya que sin importar lo que haga siempre termina ganando el mismo peluche, caminar con tantos de estos termina por volverse incómodo, así que decide sacar su tridente y hacerles un pequeño agujero en la espalda a cada uno de ellos para poder clavarlos en las puntas de su arma y así evitar el tener que cargarlos, ya antes los peluches daban la impresión de ser cadáveres y llevarlos así solo empeora esa imagen, haciéndolos lucir como si fueran una especie de botín de guerra, pero Tanisha esta demasiado cansada y disgustada como para siquiera pensar en eso o en lo que los aldeanos deben pensar al verla así "¿Hmm? ¿eh quieren que lo intenté? claro porque no" Mientras camina por el lugar enseñando su botín de peluches, nota un pequeño puesto en el que las hadas juegan a una especie de juego de azar, estas al ver a Tanisha le insisten en el que lo pruebe, sin nada mejor que hacer acepta y se agacha lo mas que puede para poder estar a la altura de la caseta, la tómbola es demasiado pequeña como para poder tirar de ella del modo correcto, así que en su lugar se limita a empujar ligeramente con su dedo la pequeña palanca para hacerla girar, fallando en conseguir el premio principal tal y como se esperaría de un esfuerzo tan carente de emoción, aún así la premian con una caja de pañuelos, se queda mirándolos perpleja durante un momento pensando que se supone que haga con ellos, estos obviamente no están pensados para su tamaño, por lo que es imposible darle uso alguno "Erm... gracias..." Aún así los toma, y se aleja del lugar mientras piensa para si misma {al menos no es un peluche}. El tiempo terminó por pasar mas rápido de lo que ella ha podido percatarse ya que cuando mira a su alrededor nota como las hadas que antes llenaban el lugar, van desapareciendo poco a poco, al notar su desconcierto el alcalde se le acerca a Tanisha y le explica la situación "Ya veo, pero no tienen de que preocuparse mientras yo este aquí ningún monstruo alcanzará su ciudad, se lo prometo, pero bueno viendo que de momento el lugar no parece estar en peligro ​supongo que no habrá problema en acompañarlo para ver aquella atracción" la cosa es que si no chequeas el bypass antes de darle a reply, la página no va a verificar tu post por mas que esperes o vayas atrás para marcarlo, por eso hace falta abrir una ventana de incógnito y asegurarte de darle al bypass para que la página no se ponga tonta o por lo menos eso es lo que yo hice el otro día que no me dejaba postear
(20.70 KB 166x382 gard.webp)

(1.03 MB 1280x1656 gard2.png)

(104.68 KB 350x398 ncgnt.png)

>>33614 Puedes sentir cómo el impacto de tu patada recorre tu propia pierna como una campanada. Tu tacón se hunde en el portón, y el pie se te queda atorado por unos segundos, cuando lo logras remover, la madera de alrededor cruje y se desmorona, dejando un agujero del tamaño de tu cabeza que da con el otro lado de la muralla, todavía demasiado pequeño para pasar a una sola persona. Los primeros hombres terminan de bajar la escalera y se te acercan, uno con su larga lanza y el otro con su espada curva, ambos listos para atacar. A: 1d10 = 4 1d10 = 3 1d10 = 5 1d10 = 10 1d10 = 1 A2: 1d10 = 10 1d10 = 5 1d10 = 1 1d10 = 9 1d10 = 6 D: 1d10 = 10 1d10 = 5 1d10 = 1 1d10 = 2 1d10 = 7 D2: 1d10 = 9 1d10 = 8 1d10 = 3 1d10 = 3 1d10 = 2 Guardias (2): Fuerza: 5 Agilidad: 5 Vitalidad: 5 Magia: 2 Suerte: 2 Salud: 10/10 Absorción: 2/2 Mana: 2/2 Fortuna: 2/2 Bunny: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 2/4 Fortuna: 0/5 La audiencia, curiosa, se acerca un poco más para ver mejor el espectáculo, hasta que el portón se abre en dos de golpe con gran estruendo. Dificultad: 4. Éxitos: 5. Superado por: 1. El hipopotoro no se detiene luego de cruzar la puerta, corriendo por las calles y aplastando bajo sus pezuñas a algunas de las personas que tratan de huir despavoridas. En medio de la estampida, el carruaje del que tiraba la bestia descontrolada se separa del animal y varios de los barriles ruedan por el suelo, revelando a los hombres harapientos y cubiertos de hojas de col que se ocultaban en su interior. Guardias armados se reúnen rápidamente en la zona, algunos viniendo desde lo alto de la muralla y otros entrando por la puerta destruida. Ordenes gritadas, gritos de dolor, gritos de miedo y otros tipos de gritos se mezclan con el sonido del acero chocando contra el acero y el de los pisotones del hipopotoro para crear una cacofonía que confirma que el golpe de estado acaba de comenzar. ¿?: Bien hecho, bonita. El susurro calmado de la chica desencaja tanto en el escenario caótico como el vestido monocromático de falda corta que lleva puesto. ¿?: Deja que yo me encargue de esto, no querría que te lastimaran después de todo lo que has hecho por nosotros. Las alas de luz amarilla en la espalda de la jovencita se agitan en el seco viento cuando se acerca de un salto a uno de los guardias que te estaba atacando y le conecta un rodillazo en el abdomen que lo hace doblarse de dolor. Con el primer guardia temporalmente aturdido, la chica se desliza a un lado suyo para enterrarle el codo en el estómago a su compañero. A: 1d10 = 6 1d10 = 1 1d10 = 1 1d10 = 1 1d10 = 6 1d10 = 2 1d10 = 9 D: 1d10 = 10 1d10 = 3 1d10 = 6 1d10 = 4 1d10 = 3 ¿?: Fuerza: 9 Agilidad: 6 Vitalidad: 6 Magia: 14 Suerte: 6 Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 0/16 Fortuna: 2/6 Para atacar puedes tirar 11d10 o 13d10 para un ataque físico o 4d10 de Magia para un ataque mágico usando tu Especialización. Puedes atacar a varios enemigos a la vez, pero entonces debes tirar un dado menos por cada enemigo adicional. Si tiras los 11d10 para un ataque físico o los 4d10 para un ataque mágico, tira también 7d10 para defenderte. En cambio, si decides tirar 13d10 para un ataque físico, tira 4d10 para defenderte. Puedes tirar 7d10 de para huir en lugar de atacar o defender.
>>33773 >tras sacar su pie de la puerta, Bunny es atacada por guardias >algo o alguien más rompe la puerta >hay un gran caos >y una chica misteriosa aparece de la nada para atacar a los guardias >ella insiste en que la deje encargarse de esto no, mi trabajo aquí no ha terminado. >Bunny patea al guardia al que la chica misteriosa atacó con un codazo ataque: 1d10 = 4 1d10 = 5 1d10 = 7 1d10 = 8 1d10 = 7 1d10 = 1 1d10 = 3 1d10 = 9 1d10 = 6 1d10 = 2 1d10 = 1 defensa: 1d10 = 5 1d10 = 8 1d10 = 8 1d10 = 8
>>33703 El alcalde asiente con fuerza al oír tus promesas de mantenerlos seguros, y de su cara sonriente se escapa un sonido como el de un suspiro, aunque ni su boca ni su garganta se mueven. Alcalde: Hum, hum. Sabemos que usted es muy fuerte, todos nos sentimos muy bendecidos de tenerla con nosotros. Girándose en dirección al gazebo, el hada de bigotes rosados corre, explicando el motivo de su carrera luego de ya haber comenzado. Alcalde: Es mejor. Verlo de lejos. Ya lo. Preparamos. Por aquí. Dándose cuenta de lo difícil que es hablar y correr al mismo tiempo, el hada deja de hacerlo y simplemente estira su brazo para presentarte el lugar al que te pretendía guiar. Alcalde: Allá arriba... huff... Por favor suba y... haa... espere a que esté todo listo. Se verá mejor cuando baje el sol. Con uno de tus pasos cubres toda la distancia que el alcalde había corrido en sus diez segundos de explicación y te acercas al gazebo. No tardas en notar la torre de madera que jurarías no estaba allí cuando llegaste en carroza. La larga estructura es casi tan ancha como el gazebo, pero varias veces más alta. Para llegar a la cima de la atalaya primero tienes que entrar y subir por unas escaleras zigzagueantes de apariencia sólida que rechinan cuando las pisas. Los escalones, obviamente diseñados para alguien de tu tamaño, son demasiado altos para las hadas, pero eso no impide que algunos de los intrépidos enanitos traten de escalarlas. Te topas con un un puñado de ellos a mitad del recorrido, quienes se detienen a saludarte, reacomodar sus escaleritas o hasta a pedirte que los ayudes a subir. En un par de minutos se acaban las escaleras. Arriba ya hay algunas hadas, casi todas ellas paradas sobre las vallas a los bordes de la estructura, algunas ayudando a subir baldes y cubetas llenas de más hadas por medio de unas cuerdas que deben jalar entre varias. Estando tan alto se te hace casi imposible ver a las haditas que siguen desmontando el festival a nivel del piso. Desde tu perspectiva se ve como si algunas de las plataformas se estuviesen moviendo solas. En algún punto ves cómo la larga mesa que te dejaron frente al trono se marcha en dirección al pueblo, todavía repleta de comida sin tocar. Hada 177: Oye, oye. La vocecita, apenas audible, que te llega desde el tobillo viene acompañada de algo tocando tu zapatilla como si fuese una puerta. Hada 177: ¿Me puedes subir a mí también? El hada con la voz más infantil que has escuchado hasta ahora te pregunta, apuntando con la manita a los peluches que tienes empalados en las puntas de tu arma. Algunas hadas se te quedan viendo con un brillo de esperanza en los ojos y la misma petición en la mente, pero sin el valor suficiente para hacerla en voz alta. Fuera de ayudar a otras hadas a alcanzar una mayor altura, tratar de sostener alguna conversación con ellas, y ver como desinstalan las demás atracciones, no tienes mucho que hacer mientras esperas a que el último rayo de sol se pierda en el horizonte. La espera termina con el ruido de una explosión no muy lejana, seguido de unas chispas de luz artificial que pintan el cielo nocturno de varios colores antes de desaparecer una por una y ser reemplazadas por las siguientes. Flores de fuego abren sus pétalos sobre el oscuro pueblo, sus tallos de humo marcando la trayectoria que tuvieron que seguir antes de estallar en su punto más alto. Algunos destellos son enormes y de gran duración, otros son de menor escala pero vienen acompañados de otros en varios patrones que entre todos llenan el cielo o parecen dibujar formas, casi siempre de círculos pequeños encerrados en otros círculos más grandes y de diferente tonalidad. El espectáculo de luces continúa ininterrumpido por varios minutos, ante las expresiones de asombro de las haditas que te acompañan. Es otra explosión, más ruidosa que la que lo inició todo, la que te arranca los ojos de las nubes para volverlos a tierra firme. Varias de las pirotecnias impactan peligrosamente cerca del piso, iniciando un gran incendio. Las llamas son tales que opacan cualquier otra luz por encima de ellas. El hombre de tronco, sin embargo, no parece afectado por el fuego que lo consume, y sigue acercándose a grandes y lentos pasos hacia tu torre. Alcalde: ¡El hombre de mimbre es nuestra mejor atracción! ¡Nunca hacemos un festival sin él! Hadas: ¡Uuuh! ¡Oooh! La explicación del alcalde es rápidamente ahogada por los gritos de emoción de las otras hadas en la atalaya. A medida que el gigante ardiente se acerca, puedes ver como una gran cantidad de hadas danzan en círculos alrededor de sus pies, repitiendo una especie de cántico sin palabras entendibles. ¡!: https://youtube.com/watch?v=3wVhhpKJ7gY El aullido de un gran lobo calla a todas las demás voces. El hombre de mimbre deja de caminar y se derrumba a pedazos ardientes. Las hadas que antes bailaban en círculos se dispersan, siendo perseguidas por el sombrío can, que solo se distingue en la noche gracias al intenso brillo del gigante caído. Las hadas que están junto a ti en lo más alto de la torre se abrazan en varios grupos, como si dándose calor unas a otras pudiesen detener los temblores ocasionados por el miedo. Unas pocas, las más valientes, continúan jalando de cuerdas para subir más baldes de hadas a la seguridad de la torre. Alcalde: ¡Mo-mo-monstruo! ¡Es un monstruo! Añade el alcalde, siempre tan observador. Alcalde: Po-po-po-po-por favooor... Dice, temblando en tu dirección con una sonrisa que ruega por tu auxilio. Si no haces algo pronto las cosas se pondrán muy feas para el poblado de haditas, pero desde tu posición será un poco difícil llegar a tiempo para socorrerlas... Difícil o doloroso, dependiendo de cuál camino prefieras tomar. Puedes tirar 6d10 de Vitalidad para saltar desde la cima de la torre. O puedes tirar 6d10 de Agilidad para bajar las escaleras tan rápido como puedas. Si encuentras una forma de usar tu Magia para resolver esto puedes tirar 5d10 de Magia. Cualquiera que sea la tirada que escojas, puedes sumarle 2 dados usando 1 Fortuna. Sin importar cómo se resuelva esta tirada, el próximo turno tendrás un combate, así que puedes hacer la Inversión de Estadísticas como una acción libre antes de eso. Gracias, lo recordaré la próxima vez que tenga problemas con el chan. De todas maneras dejaré el hilo en endchan para que lo puedan revisar si llego a pasar más de 2 días sin escribir turno.
(637.55 KB 512x724 ClipboardImage.png)

>>33953 Tanisha ladea ligeramente la cabeza al oír lo que parece ser un suspiro saliendo de la boca del alcalde, se rasca la cabeza y comienza a preguntarse para sí misma ¿cuál es el significado de aquel suspiro? ¿acaso esta harto de escuchar a Tanisha presumir de su fuerza? ¿o simplemente esta cansado por todo el ajetreo del festival? sea cual sea el caso, no parece haber respuesta para sus dudas por lo que se limita a simplemente seguir a la emocionada hada quien no para de correr para enseñarle algo "Hmm ¿subir a donde? ¿eh...?" Una vez llegan al lugar el hada señala a una enorme torre de madera que parecería haber salido de la nada, Tanisha tarda unos segundos en notarla pero en cuanto dirige su mirada hacia arriba no puede evitar sorprenderse por el colosal tamaño de esta sobretodo considerando que quienes lo hicieron no miden más que su mano y además de eso, parecen haberla hecho en tiempo record es como si la pirámide de Giza hubiese sido construida en un solo día "¿Cuando les dió tiempo de construir esto? ustedes si que trabajan rápido ¿no es así?" Desconcentrada por la misteriosa torre decide entrar a investigar y lo primero que nota es el rechinar de las maderas cada que camina, da un par de pisadas fuertes antes de subir para asegurarse de que la estructura no va a caerse mientras sube, siendo algo construido con tantas prisas no sería extraño que tuviera tales desperfectos pero contrario a lo que la lógica podría indicar el lugar parece bastante sólido, por lo que continua subiendo sin miedo, al hacerlo nota a varias hadas quienes intentan subir con dificultad por lo que deciden pedirle ayuda a Tanisha "No hay problema, solo sostenganse de aquí y yo haré el resto" Baja su tridente a la altura de las hadas y les indica que se sujeten de los múltiples peluches que yacen colgando sobre este, estas acceden y Tanisha continúa subiendo mientras sostiene firmemente su tridente teniendo cuidado de que ninguna de las hadas se caiga, no tarda mucho en llegar y en el momento en que lo hace baja nuevamente su tridente para poder permitir a sus pequeños pasajeros descender, tras eso se acerca al borde de la torre y contempla asombrada como los múltiples objetos del festival se van desmontando solos, por supuesto es consciente de que se trata de las hadas pero debido a la altura del lugar es imposible verlas, haciendo que parezca que todo esto en realidad es obra de alguna especie de poltergeist, extendiendo un poco mas su mirada se encuentra de nuevo con aquella mesa repleta de comida que ignoró antes, hace una pequeña mueca de disgusto al verla, se siente un poco mal por dejar que toda esa comida se desperdicie pero no hay forma de que pueda comerse todo eso, mientras piensa en eso, oye el llamado de otra hada debajo de sus pies "¿Eh? ¿quieres seguir estando encima de los peluches? ah supongo que tiene sentido, después de todo así tendrán una mejor vista, ¿entonces alguien mas quiere hacerlo?" Voltea para ver quien mas desea subir y ve como prácticamente todas las hadas le observan con sus ojos brillando de emoción como si estuvieran pidiendo por favor que les dejen subir, dado que ninguna parece tener el valor para decirlo Tanisha se limita a dar vueltas por el lugar recogiendo a todo el que este dispuesto a subir, con tantos pasajeros encima el sostener su tridente se termina volviendo una tarea un tanto molesta por lo que hace una pequeña incisión en el suelo para poder dejarlo clavado en este y así las hadas puedan disfrutar de las vistas sin que ella tenga que preocuparse de que se caigan "Intenten no balancearse o podrían caerse" Libre del estorbo que era el sostener su tridente, se apoya con sus brazos cruzados sobre la barandilla de la valla y se queda observando como el sol se oculta haciendo que sea incluso mas difícil poder distinguir lo que pasa debajo de ella, mientras mira a lo poco que queda del festival desaparecer escucha como sucede una explosión repentina "¿Eh? ¿qué? ¿qué pasa? ¿están atacando?" Asustada por el sonido repentino comienza a voltear hacia todos los lados en busca de la fuente de este, no tarda mucho en mirar al cielo y darse cuenta de que solo se trataba de pirotecnia, esta continúa siendo lanzada una tras otra formando un hermoso espectáculo de luces bailarinas que iluminaban el cielo oscuro, los ojos de Tanisha brillan iluminados tanto por el reflejo de aquellos fuegos artificiales como por su propia emoción de ver algo tan fantástico "¡¡OH!! ¡Que bonito! ¡¡Es maravilloso!!" Pero dicha emoción dura poco ya que nota como debajo de sus pies comienza a formarse un incendio que consume rápidamente al pequeño pueblo, extrañamente hay algo que le llama mas la atención que el incendio y es aquel hombre de madera gigante que se acerca lentamente hacia esta ella, al principio pensaba que se trataba del responsable de este acto pero las palabras del alcalde y las hadas bailando a su alrededor parecen indicar que ellos fueron quienes construyeron a esa extraña figura de madera lo cual solo confunde aún mas a Tanisha "¿Se supone que esto sea parte del festival?" Sea cual el caso, aquel extraño espectáculo es interrumpido por el aullido de un can oscuro del cual las hadas comienzan a huir, incluso las que se encuentran junto a ella en la torre parecen temerle, no hay duda alguna esta vez si se trata de un ataque y depende de ella el proteger a sus invitados, se apresura hacia el lugar donde dejó su tridente clavado y deja en el suelo tanto a los peluches que se encontraban en este como a las hadas aún estaban subidas, con su arma en mano da un vistazo rápido hacia abajo "Uh... esa sería una gran caída, pero no es momento de preocuparme por eso, hay cosas mas importantes ahora, además tengo mis métodos para solucionar casos como este" Cierra sus ojos para concentrarse en lo que desea hacer, su cuerpo comienza a brillar y su ropa cambia mágicamente de apariencia, su vestido de princesa es reemplazado por uno de colores mas vivarachos que hacen juego con las múltiples decoraciones que había antes en el festival, sobre su cabeza aparece un gran y puntiagudo sombrero que tiene dibujado en su interior motivos de estrellas que recuerdan vagamente a los fuegos artificiales de antes, sus dedos terminan pintados desde la punta hasta la base con un rosa chillón que los hace lucir como si fueran grandes garras, finalmente su tridente toma un ligero color naranja para ir a juego con ella, este cambio no era solo estetico sus habilidades cambiaron junto con ella, permitiéndole potenciar aún mas su talento para magia y siendo ahora tan talentosa con esta, no hay nada que le impida moverse en su tridente como si se tratase de una escoba voladora, por lo que con eso en mente se sienta sobre su arma y comienza a bajar encima de este 1d10 = 1 1d10 = 10 1d10 = 6 1d10 = 10 1d10 = 8 Invierto los stats de magia con los de ataque
>>33852 Guardia 2: ¡GYAAAAAARK! El guardia grita y salta sobre una sola pierna mientras sostiene su tobillo con ambas manos en el lugar donde lo pateaste. La pieza de armadura que le cubría esa parte está ahora fracturada, y la pierna que cubría probablemente también, por la forma en la que el hombre evita apoyar el pie en el piso. La chica de blanco y negro ignora los gritos del guardia igual que todos los otros de fondo, y se gira para verte a ti. ¿?: Tu trabajo era abrir la puerta y ya lo hiciste, no hace falta que hagas más. Dice en un tono de ligera molestia, alejándose del guardia adolorido para poder encarar a los dos hombres a la vez. ¿?: Pero si quieres seguir ayudándonos no te voy a decir que no, parece que te sabes defender tú sola. La desconocida se encoje de hombros, la molestia evaporándose de su voz en un instante mientras se sienta sobre las limpias calles con las piernas cruzadas en posición de india. ¿?: Tengo que hacer esto un segundo, disculpa. Los dos hombres armados se sobreponen a sus respectivos golpes y cargan contra ti, pasando por alto a la chica que medita detrás tuyo. La punta de lanza y el filo del sable ensartan y cortan el aire, siempre un paso por detrás de ti y de tu agilidad de conejita. Solo uno de los dos enemigos parece estar verdaderamente herido, y su incapacidad para mantener ambos pies en el piso está teniendo un efecto negativo en su habilidad para combatir. A: 1d10 = 5 1d10 = 9 1d10 = 10 1d10 = 1 1d10 = 1 A2: 1d10 = 8 1d10 = 9 1d10 = 9 1d10 = 3 D: 1d10 = 5 1d10 = 4 1d10 = 7 1d10 = 5 1d10 = 8 D2: 1d10 = 8 1d10 = 1 1d10 = 8 1d10 = 1 ¿?: D: 1d10 = 5 1d10 = 5 1d10 = 1 Guardia 1: Salud: 10/10 Absorción: 0/2 Guardia 2: Salud: 6/10 Absorción: 0/2 Bunny: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 2/4 Fortuna: 0/5 ¿?: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 8/16 Los ataques desarmados (o de guantes y botas/tacones) hacen daño sin perforación, pero obtienen bonos en dados. Para simplificar, escoge una de las siguientes opciones y tira tantos dados como te indica: >Ataque Físico 1: 13d10 de Fuerza (Ataque) y 4d10 de Agilidad (Defensa). 3 De daño por éxito. 12d10 de Fuerza si atacas a ambos guardias. >Ataque Físico 2: 11d10 de Fuerza y 7d10 de Agilidad. 2 de daño por éxito. 10d10 de Fuerza si atacas a ambos guardias. >Ataque Mágico: 4d10 de Magia y 7d10 de Agilidad. Daño y otros efectos (como perforación, ignorar absorción o bonos a dados) pueden depender de cómo uses tu Especialización. >Huir: 7d10 de Agilidad y 7d10 de Agilidad (Defensa). Para huir tienes que obtener más éxitos que los enemigos. >Recargar: Solo 5d10 de Defensa. Aumenta tu Mana actual por 4 puntos.
(57.22 KB 800x600 cosa3.jpg)

>>34053 Depositas a los enanitos asustados en el techo de la torre junto con los peluches a los que estaban abrazados y ejecutas tu transformación. Sientes cómo la magia que fluye dentro de tu cuerpo se desplaza de un lugar a otro como en aquella moneda de cobre que recibiste, potenciado tus habilidades mágicas a costa de tus capacidades físicas. Tu apariencia externa y la de tu arma también pasan por un cambio, aunque este es meramente estético, y ambas siguen siendo tan efectivas para dar y recibir daño como antes de la transformación. Alcalde: ¡Viva la reina! Hadas: ¡Viva! Puedes escuchar cómo las hadas te echan porras detrás de ti, mientras que tú cursas los cielos con rapidez a bordo de tu tridente, sus tres puntas apuntando a la bestia que corre a cuatro patas por el pueblo. El viaje no es tan corto ni tan veloz como desearías, aun cuando le sobreexiges a tu tridente volador que vaya por encima de sus capacidades, y tienes tiempo más que suficiente para observar cómo el fuego del hombre de mimbre se extiende por las casitas, algunas parcialmente aplastadas bajo el peso de los troncos que antes componían al titán caído. El olor a humo, prácticamente omnipresente, asalta tus fosas nasales con cada vez más fuerza a medida que te vas acercando a tu objetivo, y él se va acercando a los suyos. Hadas: ¡IAAAAAAHHH! Antes el crepitar de las abrasadoras llamas opacaba por mucho los grititos de terror de los habitantes del pueblo quemado, pero ahora que estás prácticamente a su nivel puedes oír con suma claridad cómo se desgastan los pulmones, rogando y huyendo por sus vidas del monstruo que les da caza. Puedes ver cómo los negros músculos en la espalda del depredador se tensan luego de que este se detiene y se prepara para su salto, abalanzándose sobre las indefensas presas que finalmente tiene al alcance de sus fauces. Dificultad: 5. Éxitos obtenidos: 5. Superado. Consigues cortarle el paso a la bestia en el último segundo, interponiendo tu tridente entre el monstruo y sus víctimas justo antes de que pueda reclamarlas como alimento. El can, apenas habiendo evitado empalarse a sí mismo con los dientes de tu arma redireccionando su salto, se olvida de su cacería y te mira atento, los orbes rojos en su borroso rostro ardiendo con la misma intensidad que el fuego que los rodea, y toda dirigida hacia ti. Luego de verte y dar unos pacientes pasos a tu alrededor sin apartar los ojos de ti, la bestia se lanza, garras por delante y sin preparación previa, hacia tu cuello. A: 1d10 = 10 1d10 = 5 1d10 = 5 1d10 = 8 1d10 = 4 D: 1d10 = 4 1d10 = 8 1d10 = 2 1d10 = 8 1d10 = 2 1d10 = 9 Lobo Sombrío: Fuerza: 6 Agilidad: 8 Vitalidad: 6 Magia: 4 Suerte: 2 Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 4 Fortuna: 2 Tanisha: Salud: 16/16 Absorción: 4/4 Mana: 13/13 Fortuna: 6/6 Fuerza: 6 Magia: 11 Dados de Fuerza: 5d10 Dados de Magia: 8d10 Todas las Armas tienen más de una forma de atacar, con distintos daños o efectos. Para simplificar, escoge una de las siguientes >opciones y tira tantos dados como te lo indica: >Ataque Físico 1: 5d10 de Fuerza (Ataque) y 6d10 de Agilidad (Defensa). 2 De daño por éxito + 1 de Perforación. >Ataque Físico 2: 5d10 y 6d10. 1 de daño por éxito + 2 de Perforación. >Ataque Físico 3: 5d10 y 5d10. 3 de daño por éxito. >Ataque Mágico: 8d10 de Magia y 6d10 de Agilidad. Daño y otros efectos (como perforación, ignorar absorción, otorgar bonos a dados...) pueden depender de cómo uses tu Especialización. >Huir: 6d10 de Agilidad (Huida) y 6d10 de Agilidad (Defensa). Para huir tienes que obtener más éxitos que el enemigo. <Recargar: Si tu Mana no estuviese al máximo podrías recargar 4 Mana y solo tirar 6d10 para la Defensa, pero te explico de una vez la opción por si acaso. Y siempre puedes sumarle dos dados a alguna de las tiradas pagando una Fortuna.
(100.46 KB 250x243 ClipboardImage.png)

>>34180 Tanisha baja a toda velocidad con su tridente la aceleración de este es tal que mas que volar luce como si estuviera cayendo, como su destino es llegar al suelo simplemente baja en linea recta directo a este, su rostro parece estar lleno de preocupación por no poder llegar a tiempo, aunque también podría ser porque teme estrellarse, esta es la primera vez que usa un truco como este así que no esta segura de poder detenerse a tiempo "Ya casi, ya casi... y... ¡¡Ahora!!" Justo antes de estrellarse contra el piso salta de encima de su tridente dejando que este se clave en el suelo, lamentablemente no pudo empalar al monstruo como planeaba pero por el lado bueno ella logro aterrizar sin ni un solo rasguño gracias a que al momento de saltar creo un pequeño colchón de aire que amortiguó su caída permitiéndole aterrizar de pie sana y salva, el aire del colchón se dispersa generando una pequeña nube de polvo la cual el can intenta usar a su favor al momento de atacar, saltando prácticamente al mismo momento que esta se crea, pero debido a los colores sólidos que este posee su ataque sorpresa tiene poco de sorpresa siendo claramente visible incluso detrás de todo el polvo, Tanisha lista para pelear retira su tridente del suelo y comienza a girarlo encima de su cabeza para poder reunir todo el fuego del lugar que pueda y usarlo tanto para atacar a la bestia como para evitar que el pueblo siga incendiándose "Voy a hacer que pagues por esto usando las mismas flamas que tu provocaste bestia inmunda" Magia 1d10 = 4 1d10 = 6 1d10 = 4 1d10 = 6 1d10 = 2 1d10 = 2 1d10 = 7 1d10 = 10 Agilidad 1d10 = 3 1d10 = 2 1d10 = 2 1d10 = 7 1d10 = 5 1d10 = 8
>>33690 >Miray >Suspiro aliviada limpiándome el sudor, lista para marcharme luego de aquella demostración de fuerza no me queda nada más que poder irme a mi casa, no es como si me gustase estar en esa podrida casa… Tener los padres que tengo en esta ciudad me hacen extrañar a mis padres antiguos, y que, aunque estaban llenos de expectativas e ideas sobre mí que no podía cumplir… Ellos me daban razón. >Suspiro revisando por un momento el papel y volviendo a meterlo donde lo había guardado, decidida a irme coloco mi alabarda en mi hombro, pero veo dinero, bueno, los muertos no necesitan dinero dicen por allí así que lo tomo para mi guardándolo en mi bolsillo. >Pero no fue mucho tiempo hasta que sentí algo metálico en mi mano, al ver y saber que mis manos estaban detenidas, frunzo el ceño y le meto una patada a unos de esos, moviéndome como una loca salvaje, golpeando con los pies a esas cosas para luego intentar huir, pero de repente termino completamente inmovilizada, maldición a los monigotes que me llevan e insultándolos de todas las formas posibles. “Malditos monigotes de mierda cobardes, ¿Por qué no hacen una pelea justa? ¿Dónde está su honor” >Supongo que me dejaba llevar por la ira, por lo que simplemente tomé un respiro luego de insultarlos mucho, y pensé fríamente, debía liberarme de este sitio. >Así que comencé a hacer presión con mi fuerza para liberarme, era cierto que parecían unas esposas reales, pero en este mundo todo parece dibujo quizás pueda romperlas, así como así. Fuerza: 1d10 = 4 1d10 = 9 1d10 = 1 1d10 = 4 1d10 = 10 1d10 = 8 1d10 = 1 1d10 = 2 Fortuna: 1d10 = 2 1d10 = 9 1d10 = 1 1d10 = 1 1d10 = 2 1d10 = 2 1d10 = 9 1d10 = 7 1d10 = 8 1d10 = 1
>>34225 Las garras del lobo rasgan el cuello y parte del hombro de tu capa, dejándote solo con la parte izquierda intacta y arruinando tu atuendo, pero sin causarte daño físico. Quien sí sufre daño es el lobo, que se tapa malamente la cara con sus dos patas delanteras mientras se hace bolita en el suelo, recibiendo todas las llamas del área incendiada más cercana. El fuego que se sigue arremolinando sobre tu tenedor del diablo no es poco, y cuando terminas de transmitirle todo ese calor al enemigo, ya tu frente está sudando como si estuvieses en un sauna. Las haditas del lugar dejan de arrojar cubos de agua a las viviendas ya extinguidas y en su lugar arrojan sus manitas al aire, volteándose hacia ti para celebrarte al ver cómo la figura del lobo se pierde bajo el infierno concentrado. Hadas: ¡Vi-! Lobo Sombrío: https://youtube.com/watch?v=AA79xCMezTw La bestia deja salir un aullido que suena como si fuese cantado por una jauría entera, el sonido haciendo eco en el sector menos incendiado del pueblo y callando otra vez a las hadas. El fuego que hasta entonces cubría a la bestia se detiene, las llamas completamente estáticas como si congeladas en el tiempo. Acto seguido, el fuego se encoge y pierde toda su luz, volviéndose más negro que la noche y siendo devorado por el can al que antes consumía. El monstruo, saliendo victorioso de su intercambio con el fuego, se para sobre sus patas delanteras, mostrándose mucho más alto de lo que debería ser un lobo común. El negro pelaje en todo su cuerpo se eriza y oscila en el viento, emulando el movimiento de las flamas que él mismo provocó. El fuego negro del cuerpo de la bestia se aviva aún más y se desprende de él como si fuese una bola de pelos, volando directamente hacia ti. A: 1d10 = 5 1d10 = 10 1d10 = 10 1d10 = 6 D: 1d10 = 8 1d10 = 4 1d10 = 8 1d10 = 9 1d10 = 8 1d10 = 10 Lobo Sombrío (Quemado): Salud: 10/12 Absorción: 3/3 Mana: 2 Tanisha: Salud: 16/16 Absorción: 1/4 Mana: 11/13 Fortuna: 6/6 Para defenderte de un ataque Místico o Mágico usas dados de Magia, porque no tendría mucho sentido que te protegieras de un ataque mental saltando a un lado. Como los ataques del enemigo los decido yo antes de que tú escribes tu turno siempre te diré qué tipo de dados tirar. Los ataques Místicos y Mágicos por lo general hacen daño fijo (no se cuenta la cantidad de éxitos, solo que tengas uno más que el enemigo) e ignoran Absorción, así que lo contaré como eso si no quieres especificar algo. Escoge una: >Ataque Físico 1: 5d10 y 10d10. 2 De daño por éxito + 1 de Perforación. >Ataque Físico 2: 5d10 y 10d10. 1 de daño por éxito + 2 de Perforación. >Ataque Físico 3: 5d10 y 9d10. 3 de daño por éxito. >Ataque Mágico: 8d10 y 10d10. Daño, efectos, dados y costo en mana variable según el Hechizo y lo que especifiques. >Huir: 6d10 y 10d10. >Recargar: 8d10 de defensa. +4 Mana. Estas son cosas que puedes hacer además de lo de arriba, no gastan una acción si las usas y puedes escoger ambas o ninguna: >Uwaru Puede entrar en combate cuando quieras, también puede usar la misma magia que tú. 9d10 y 8d10, permanece por tres turnos.** >Fortuna -1 Fortuna, +2 dados a una tirada.
>>34083 >Bunny consigue herir a uno de los guardias en la pierna >la otra chica insiste en que ya terminó su trabajo, pero acepta que Bunny siga ayudando bien, entonces seguiré ayudandoles, gracias por dejarme >expresa Bunny agradecida >ella decide finalizar al guardia 2 para deshacerse de el de una vez 1d10 = 2 1d10 = 2 1d10 = 9 1d10 = 2 1d10 = 9 1d10 = 7 1d10 = 4 1d10 = 8 1d10 = 9 1d10 = 2 1d10 = 6
(48.41 KB 714x689 prsn.webp)

(85.51 KB 331x668 R.png)

>>34264 Los malditos monigotes cobardes no responden a tus insultos a su orgullo, continuando con la labor de conducir el auto, todos al mismo tiempo. Los oficiales que se agolpan en los asientos de conductor y pasajero hacen que el vehículo parezca más un auto de payaso que de la policía, pero esto no afecta de gran manera al vehículo, que se mueve de todas formas por la carretera pintada. Forcejeas contra tus múltiples amarres de metal, tratando de quitártelos a punta de fuerza bruta, asumiendo que serán tan endebles como el papel del que parece estar hecho todo en este mundo, incluyendo los oficiales que cayeron como hojas de otoño ante tus golpes, o más bien ante la brisa que levantaste con ellos, convirtiéndose en papeles planos en el piso que luego volverían a levantarse con menos facilidad para seguir con el arresto. Sola en la parte trasera del auto y separada por una barrera de vidrio reforzada de la bola de oficiales que se pelean por el volante, luchas contra tus ataduras por un tiempo no muy corto, hasta que eventualmente, y luego de mucho esfuerzo, te quitas las últimas cadenas, esposas, grilletes y trampas de dedo chinas que te apresaban, justo en el momento en el que la puerta a tu lado se abre y los monigotes te sacan a la luz de la luna. Dificultad: 6. Éxitos: 4. Fallado por: 2. Fortuna: 6/7 Con tus prendas negras ahora decoradas con unas franjas horizontales del tono opuesto, y con un nuevo par de esposas y una pesada bola de metal atada a un tobillo, eres forzada a caminar en línea junto a otros monigotes vestidos de forma similar a la tuya. Las paredes de ladrillos grises que te encierran no son tan pequeñas como muchas otras cosas en este lugar, llegando a la altura de un rascacielos. El patio de la prisión por el que pasas primero, donde algunos dibujos golpean rocas con picos sin razón aparente, ostenta varios juegos de pesas, bancas y máquinas de ejercicio, muy simples en su diseño acartonado. Al llegar al final de la línea, uno de los muchos guardias que te vigilan a ti y a los otros condenados apunta con su porra a una celda vacía y abierta, indicándote que eres tú quien ocupará esta. Adentro de tu pequeña jaula personal tienes un lavamanos muy sucio; una tabla de madera colgada a la pared por dos cadenas oxidadas en ambos extremos, que alguien parece haber querido hacer pasar por una cama cubriéndola con una manta roída por ratones y colocándole una almohada igual de plana encima; una ventanita cuadrada bloqueada por barrotes gruesos que dejan entrever las estrellas de asteriscos; un charco marrón en una esquina; y ningún compañero con quien compartirlo todo. Afuera hay algunos guardias apostados que caminan de un lado a otro del pasillo en intervalos calculados hasta el milisegundo. Los demás dibujos enjaulados son todos idénticos y menos repetitivos que aquellos que los enjaularon, contentos con quedarse parados en un mismo sitio como maniquís en un aparador. Guardias infinitos que se aparecen de cualquier rincón como cucarachas, paredes muy altas y muchas rejas te separan de tu libertad, para poder recuperarla tienes que hallar la forma de franquear, saltar, evadir, burlar o deshacerte de todos estos obstáculos, afortunadamente tienes también muchas herramientas a tu disposición. Tu arma y tus poderes están tan profundamente arraigados en ti que nadie podría despojarte realmente de ellos, y hay una infinidad de cosas que puedes hacer con los mismos. El primero de tus obstáculos es el pasillo patrullado por guardias. Si consigues atravesarlo y llegar al patio tu segundo objetivo sería hallar una forma de superar las murallas de ladrillo. Muchas son las formas de completar esta misión y solo tuya es la elección, incluso la inacción es una opción. Instrucciones del Portal de Armas, si quieres usarlo: >>30882. Más instrucciones sobre los dados en >>31313. Algo como correr por el pasillo para llegar al patio son 6d10 AGI, romper una pared son 8d10 FUE... Puedes trazarte un plan propio o usar uno de esos ejemplos. Puedes usar 1 Fortuna para sumar 2 dados a la tirada que escojas.
>>34402 Te faltan los dados de defensa, los tiraré por ti. 1d10 = 9 1d10 = 9 1d10 = 5 1d10 = 9 1d10 = 7 1d10 = 4 1d10 = 1
(3.13 MB 314x320 fork-tenedor.gif)

>>34318 Tanisha mira disgustada como su traje quedó arruinado por culpa de los ataques del lobo, podría arreglarlo con magia pero no tiene tiempo para eso ahora, ya que esta ocupada luchando contra este, aunque eso no le impide el quejarse "¿Tienes idea de lo que me costó pensar en una combinación bonita para mi traje en tan poco tiempo? ¿como te atreves a hacerle esto? primero destruyes este sitio, luego me haces trabajar con prisas y ahora arremetes contra mis creaciones, ¡Oh, no creas que saldrás impune de esta!" Mientras ella hablaba, el cánido negro aprovechó para liberarse de las flamas que le apresaban y rápidamente contraatacó lanzando una versión color azabache de esas mismas llamas, como si no viera peligro alguno en la situación Tanisha simplemente se queda quieta en su sitio mientras hace girar su arma en medio del aire sin siquiera sostenerla gracias a su magia de viento y usando dicha magia comienza su propio ataque haciendo que su tridente vacile entre las corrientes artificiales que ella crea, subiendo mas y mas en al aire para luego bajar rápidamente contra su enemigo, repite este ataque múltiples veces esperando empalar a su enemigo contra el suelo "Realmente no tengo hambre pero si tanto insistes en que te coma entonces lo haré, después de todo no soy la única con ansias de cocinarte aquí ¡Ahora Uwaru!" Desde detrás de la bestia Tanisha logra vislumbrar otra criatura de color negro sabiendo de quien se trata le indica a su gato que ataque y este empieza a lanzar de su boca una llama extremadamente rojiza para quemar al monstruo Daño 1d10 = 5 1d10 = 7 1d10 = 1 1d10 = 9 1d10 = 10 1d10 = 9 1d10 = 8 1d10 = 2 Defensa 1d10 = 2 1d10 = 3 1d10 = 7 1d10 = 4 1d10 = 7 1d10 = 1 1d10 = 8 1d10 = 7 1d10 = 9 1d10 = 5 Daño gatuno 1d10 = 2 1d10 = 6 1d10 = 3 1d10 = 4 1d10 = 4 1d10 = 3 1d10 = 8 1d10 = 1 1d10 = 6 Defensa gatuna 1d10 = 3 1d10 = 6 1d10 = 4 1d10 = 8 1d10 = 8 1d10 = 8 1d10 = 3 1d10 = 2 Y con fortuna extra para llenar esto todavía mas de dados 1d10 = 2 1d10 = 2
>>34402 Emparejas al guardia de antes propinándole una patada igual o más fuerte que la primera en su otra pierna, rompiéndole la segunda greba y también los huesos debajo de ella. Guardia 2: ¡HHNNNGG! El guardia se apoya de su lanza como si fuese un bastón, perdiendo toda su fuerza bajo la cintura y cayendo derribado al piso como un árbol recién talado, levantando una minúscula cantidad de polvo de la calle que al parecer no estaba tan limpia. ¿?: Bien, creo que eso es suficiente. Dice la chica, dejando de meditar y volviendo al combate con una secuencia de golpes demasiado rápidos para seguirlos, usando la cara del guardia del sable como una pera de boxeo. Agobiado bajo los puñetazos que no dejan de llegarle, el guardia mueve su sable sin mirar realmente por donde, aunque teniendo al enemigo tan cerca no es tan poco probable que sus apuñaladas ciegas sean certeras. Detrás ya no se oyen los gritos de miedo ni el ruido de los pisotones del animal desbocado, solo el de las armas. En las calles los únicos hombres desarmados que quedan son los que yacen con la boca en la tierra o repartida en varios pedazos por la acera. La limpia calle definitivamente ya no lo es tanto, y el olor a sangre abunda más que el de los trapos perfumados que vistes sobre tu leotardo. A: 1d10 = 10 1d10 = 4 1d10 = 5 1d10 = 1 1d10 = 3 D: 1d10 = 10 1d10 = 6 1d10 = 6 1d10 = 5 1d10 = 10 ¿?: 1d10 = 2 1d10 = 1 1d10 = 5 1d10 = 1 1d10 = 4 1d10 = 3 1d10 = 9 1d10 = 6 1d10 = 1 ¿?: 1d10 = 1 1d10 = 5 1d10 = 1 1d10 = 6 Guardia 1: Salud: 10/10 Absorción: 0/2 Guardia 2: Salud: 0/10 Absorción: 0/2 Bunny: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 2/4 Fortuna: 0/5 ¿?: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 8/16 Escoge una opción y tira tantos dados como te indica: >Ataque Físico 1: 13d10 y 4d10. 3 De daño por éxito. >Ataque Físico 2: 11d10 y 7d10. 2 de daño por éxito. >Ataque Mágico: 4d10 y 7d10. Daño, costo en Mana y efectos variables. >Huir: 7d10 y 7d10. >Recargar: Solo 5d10. +4 Mana.
>>34634 >en medio de una cruenta batalla, Bunny consigue finalizar a un guardia >el otro sigue atacando como puede >la otra chica intenta golpearlo en la cara >Bunny la ayuda intentando desarmar al guardia pateandolo en el antebrazo 1d100 = 60 1d100 = 61 1d100 = 30 1d100 = 87 1d100 = 62 1d100 = 58 1d100 = 30 1d100 = 100 1d100 = 63 1d100 = 58 1d100 = 25 1d100 = 17 1d100 = 26 1d100 = 9 1d100 = 84 1d100 = 73 1d100 = 39 1d100 = 52 1d100 = 96 1d100 = 41 1d100 = 97 1d100 = 45 1d100 = 42 1d100 = 49
>>34509 Las llamas del lobo no son más que una suave brisa de verano para ti bajo la protección del bonito parasol semirrasgado que te diseñaste en un periquete, el negro fuego extinguiéndose al entrar en contacto con tu traje festivo sin dejar marca ni partícula de ceniza. Manteniendo tu postura, y sin mostrar miedo ante el ataque de tu enemigo, usas tu magia para que tu tridente vuele de aquí para allá como si manipulado por el brazo de un gigante ilusorio del viento, cuya jugarreta de la noche es la de tratar de clavar al lobo al piso para que Uwaru le queme la cola. Muchos de tus ataques fallan, y el que sí logras atinar no retiene al perro sobrealimentado con fuego el tiempo suficiente para que tu aliado gatuno le dé de tragar más de lo que puede masticar por el conducto equivocado. Con una pata coja silbando una tonadita accidental por culpa del viento que le pasa a través de sus tres nuevos agujeros, el lobo se para en las tres que todavía tiene intactas, claramente lastimado pero todavía con ganas de dar batalla. El concurso de miradas no dura demasiado, pues el can salta de una manera casi idéntica a la de su primer ataque, con la única diferencia siendo que usa esta vez su hocico para causar el daño, y que su objetivo es una de tus piernas, cubierta solamente por una delgada media negra. A: 1d10 = 9 1d10 = 7 1d10 = 10 1d10 = 4 D: 1d10 = 4 1d10 = 3 1d10 = 4 1d10 = 6 1d10 = 9 Lobo Sombrío (Quemado): Salud: 7/12 Absorción: 1/3 Mana: 2 Tanisha: Salud: 16/16 Absorción: 1/4 Mana: 9/13 Fortuna: 5/6 Uwaru: Salud: 12/12 Absorción: 5/5 Mana: 8/10 Por mi diversión personal y para que las cosas no sean tan arbitrarias, voy a crear una especie de "Tabla de Hechizos" cuando esto termine. Por ahora puedes seguir improvisando la magia como quieras, ya cuando la publique puedes decirme si quieres cambiar algo o dejarme las partes mecánicas del rol a mí. Escoge una: >Ataque Físico 1: 5d10 y 6d10. 2 De daño por éxito + 1 de Perforación. >Ataque Físico 2: 5d10 y 6d10. 1 de daño por éxito + 2 de Perforación. >Ataque Físico 3: 5d10 y 6d10. 3 de daño por éxito. >Ataque Mágico: 8d10 y 5d10. Daño, efectos, dados y costo en mana variable según el Hechizo y lo que especifiques. >Huir: 6d10 y 10d10. >Recargar: 8d10 de defensa. +4 Mana. Ecoge otra, ambas o ninguna: >Uwaru 9d10 y 8d10. Dos turnos restantes. Los turnos pueden no ser consecutivos, puedes no tirar estos dados y usarlos algún otro turno más tarde. >Fortuna -1 Fortuna, +2 dados a una de tus tiradas.
(802.54 KB 498x451 mio-honda-mio-honda-step-gif.gif)

(933.71 KB 498x278 power-rangers-explosion.gif)

>>34703 Tanisha quien antes pensaba que no tendría tiempo para arreglar su disfraz debido a la pelea, termina por cambiar de parecer dado el nulo daño que la bestia le estaba provocando, por lo que ignorando a su oponente, comienza a usar su magia para arreglar las partes rotas de este, no solo eso sino que incluso se pavonea en frente de su enemigo y como si este no estuviera aquí comienza a saludar a las hadas "¡Mis queridos súbditos se que el festival ya acabó pero permítanme ofrecerles un último espectáculo para agradecerles todo lo que han hecho por mi!" Viendo lo despreocupada que esta Tanisha, Uwaru también termina por ignorar la amenaza que representa el cánido negro y pasa corriendo por debajo de las piernas de este para poder volver junto a su dueña, esta le da una breve caricia para luego subirlo hasta su hombro donde se queda sentado "Puede que este sea un acto improvisado pero prometo esforzarme en esta perfomance" Con un rostro lleno de confianza avanza caminando hacia aquella criatura sin importarle en lo mas mínimo el que este haya saltado para atacarle y una vez logra estar frente a él toma su tridente firmemente entre sus manos y tras agacharse ligeramente comienza a soltar múltiples estocadas a gran velocidad que de acertar dejarían a la bestia en el piso, una vez terminado los ataques de Tanisha, Uwaru lanza nuevamente fuego de su boca pero a diferencia de la llama de antes, esta pequeña bola de fuego explota en el instante que toca a su objetivo, si todo sale bien Tanisha habría logrado su objetivo de ser capaz de posar dándole la espalda a la explosión generada Ataque 1d10 = 5 1d10 = 4 1d10 = 6 1d10 = 3 1d10 = 9 Defensa 1d10 = 2 1d10 = 9 1d10 = 8 1d10 = 1 1d10 = 8 1d10 = 1 Ataque Uwaru 1d10 = 4 1d10 = 9 1d10 = 7 1d10 = 7 1d10 = 4 1d10 = 7 1d10 = 1 1d10 = 10 1d10 = 8 Defensa Uwaru 1d10 = 8 1d10 = 7 1d10 = 6 1d10 = 5 1d10 = 10 1d10 = 7 1d10 = 2 1d10 = 10 Fortuna para asegurar el performance 1d10 = 7 1d10 = 10
(1.60 MB 2893x4092 ncgnt2.png)

>>34645 El guardia de alguna forma consigue clavar su espada curva en el vientre de la chica boxeadora, pero no logra enterrársela demasiado profundo antes de que tu patada le rompa el hombro y lo obligue a soltar el arma. ¿?: Wow. ¿En serio? Comenta secamente la extraña, mirando por un segundo cómo el agujero que la hoja dejó en su traje se cose por sí solo. El hombre, mientras tanto, levanta el sable caído con su mano buena y se prepara otra vez, apretando los dientes de su rostro hinchado para no gritar de dolor por su hombro dislocado y brazo colgante. ¿?: Bueno, esto es vergonzoso. Pero al menos tú no estás herida. Se lanza otra vez contra el último guardia en pie, esta vez siendo más cautelosa y manteniendo un poco de distancia, dando solo uno o dos golpes rápidos y retrocediendo en un mismo instante. El ruido de las armas a tus espaldas se escucha cada vez más distante, mientras que un nuevo ruido, más alto y familiar, ha comenzado a sonar del otro lado de la puerta rota, donde debería estar el bazar. https://www.youtube.com/watch?v=krQrHT9_vUs Voces: ¡YEEEEHAAAW! A: 1d10 = 5 1d10 = 5 1d10 = 9 1d10 = 10 D: 1d10 = 2 1d10 = 2 1d10 = 10 1d10 = 4 ¿?: 1d10 = 8 1d10 = 1 1d10 = 10 1d10 = 3 1d10 = 6 1d10 = 3 1d10 = 7 1d10 = 6 ¿?: 1d10 = 8 1d10 = 9 1d10 = 1 1d10 = 6 1d10 = 3 Guardia: Salud: 6/10 Absorción: 0/2 Bunny: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 2/4 Fortuna: 0/5 ¿?: Salud: 11/12 Absorción: 1/3 Mana: 8/16 Escoge una opción y tira tantos dados como te indica. Dados de 10, por favor: >Ataque Físico 1: 13d10 y 4d10. 3 De daño por éxito. >Ataque Físico 2: 11d10 y 7d10. 2 de daño por éxito. >Ataque Mágico: 4d10 y 7d10. Daño, costo en Mana y efectos variables. >Huir: 7d10 y 7d10. >Recargar: Solo 5d10. +4 Mana.
>>34914 >el guardia consiguio herir ligeramente a la otra chica más no herirla seriamente >el ruido de la batalla es cada vez más distante >al otro lado, comienza a escucharse un ruido conocido >al parecer algo se acerca >por ahora, Bunny se encarga de acabar con el último guardia ¡GYAAAAAAAAAAAAAAA! >Bunny finaliza al guardia con un rodillazo en sus partes nobles 1d100 = 19 1d100 = 83 1d100 = 98 1d100 = 43 1d100 = 35 1d100 = 57 1d100 = 8 1d100 = 38 1d100 = 82 1d100 = 48 1d100 = 51 1d100 = 51 1d100 = 16 1d100 = 87 1d100 = 14 1d100 = 92 1d100 = 67
>>34910 El lobo cierra sus fauces en torno a tu pierna y la comienza a mordisquear como cualquier perro con su hueso mientras que tú te volteas a ver a tu público. Las hadas de la parte menos incendiada del pueblo se asoman de detrás de los rincones con sonrisas temerosas aún plasmadas en sus rostros, atentas a tu performance. Dando tu mejor esfuerzo, arremetes contra la bestia a tus piernas, clavándole tu horquilla de cuatro púas con la misma ferocidad de un granjero castigando a la fiera que se ha estado comiendo sus ovejas hasta que cae y te suelta. Le das la espalda a la bestia que se retuerce moribunda en el piso para encarar a las hadas que ya se han atrevido a salir de sus escondites y caminas muy lentamente hacia ellas. Lobo Sombrío: https://youtube.com/watch?v=0NnhFLniue8 Por alguna razón, el lobo suelta un graznido de cuervo justo antes de explotar como una piñata llena de sangre y vísceras, manchando con sus entrañas el suelo bajo las patas de Uwaru. Las partes del cuerpo, que ya eran bastante negras para empezar, quedan bien chamuscadas y completamente irreconocibles, viéndose más como verdaderos trozos de carbón con formas extravagantes y no como algo que haya pertenecido a algún ser vivo. Hadas: ¡YEEEEEEY! Los habitantitos del pueblo celebran tu brutal performance. Afortunadamente, ninguno de los pedazos de la criatura eviscerada caen sobre ti, y completas tu pose triunfal ante la ovación de todos. Alcalde: Muchas... gracias otra vez... por habernos salvado. Dice el alcalde, apoyando sus manos sobre sus rodillas en una de esas posturas de alguien tratando de recuperar su aliento. Alcalde: Es una pena que no hayamos podido cerrar el festival como siempre lo hacemos, ¡pero su performance fue fantástico! Ojalá todas lo hubiesen podido ver. Detrás del alcalde llega corriendo una cornucopia de hadas cargando con una carroza. Las mulas de carga empijamadas no se detienen, marcando el paso hacia las partes del pueblito que siguen ardiendo. De vez en cuando puedes ver de lejos cómo salen algunos chorros de agua del interior del anticuado vehículo con forma de calabaza, todos apuntando con dudosa precisión a las casas en llamas. Alcalde: No es la primera vez que pasa esto, lo tenemos bajo control. No nos atacarán más monstruos esta noche así que usted puede ir al castillo con toda calma. No hay una sola pizca de preocupación en las palabras o en el lenguaje corporal del alcalde, son todas tan vivarachas como siempre que no teme por su vida. Otra carroza, muy parecida a la que viste moverse hace unos segundos pero de un color gris ceniciento en vez de naranja, se detiene a un lado del hada de bigote y abre su puerta para ti, claramente esperando que te subas para llevarte a tus aposentos. Puedes tirar 8d10 de Magia si quieres ayudar a apagar el fuego. Las Estadísticas que tienes ahora se mantendrán hasta que vuelvas a hacer Inversión de Stats, esto afectará las Tiradas de Habilidad como se muestra arriba. Siempre puedes hacer Inversión de Stats. Tanisha: Salud: 14/16 Absorción: 1/4 Mana: 9/13 Fortuna: 4/6 Uwaru: Salud: 12/12 Absorción: 5/5 Mana: 6/10 Cuando no especifiques uno de los Ataques Físicos asumiré siempre que es el 1, ya que los primeros dos usan la misma cantidad de dados. Estos son los hechizos que has usado hasta ahora: Fuego Básico: Xd10 de Magia y Xd10 de defensa. 2~4 Mana. Hace tanto daño fijo como Mana se haya gastado para el ataque (2 por predeterminado). Ignora absorción. Quema al/los oponente(s) por tantos turnos como críticos (10s) se haya obtenido en una tirada exitosa. La quemadura resta 1 de Salud al final de cada turno. Magia Marcial: Xd10 de Magia y Xd10 de defensa. 2 Mana. Mismo daño y efectos que "Ataque 1", "Ataque 2" o "Ataque 3" del arma marcial.
(43.13 KB 1400x1000 Kawaragi-Senju.jpg)

(39.89 KB 216x350 451878.jpg)

>>34482 >Miray >Al ver a donde me estaban llevando empiezo a resistirme aún más sin ninguna posibilidad mas que intentar resistirme mucho, mira cara de pocos amigos crecía, parecía ya una criminal buscada con la cara que tenia puesta en ese momento de la rabia, caminé tranquilamente por los pasillos hasta que encontré un recinto apestoso y mal oliente, en donde entre sentándome en la cama, viendo como pasan los guardias, parecen ser muchos de ellos. >Suspiro levantándome viendo la esquina suponiendo que ese debe ser el inodoro al no verlo en ninguna parte, doy media vuelta y me voy de nuevo a acostar, no hay prisa aun tengo el paquete y eso es suficiente, por otro lado, debo pensar en como salir de este lugar. >Miro hacia la puerta, son rejas, veo mi celda, no veo ducha por ninguna parte, sonrió ligeramente eso significa probablemente que tengo algo de libertad afuera al menos unos minutos al día, para ir a la ducha, comer o ir al patio, supongo que ver tantos programas de cárcel me sirvió un poco, solo lo que debo esperar es que nos toque unas de esas salidas y hare mi espectacular huida. >Me quedo acostada viendo el techo esperando que vengan a liberarnos para comer o lo que sea.
>>34914 Entre tu rodillazo y unos dos golpes bien dados de la otra chica, el guardia restante se une a su compañero en el piso, cayendo inconsciente antes de poder lamentarse la rotura de su pelvis y pómulos. ¿?: Ignora al grupo de los hombres de azul. No tenemos muchos hombres y ellos están para distraer a algunos guardias. La chica, con un movimiento despreocupado de sus hombros y un nuevo corte en el torso, se agacha para despojar a uno de los enemigos recién vencidos de todas sus piezas de armadura. ¿?: Puedes quedarte con las del otro si quieres. Considéralo como un pago por tu ayuda, no creo que vayas a recibir mucho más. Dejando a uno o dos guardias desvestidos atrás, la desconocida sigue el rastro de hojas de col y gente muerta o inconsciente hacia el carruaje unas calles más al frente. ¿?: Soy la vanguardia, tengo que llegar pronto al palacio para adelantarme a los otros. A pesar de que según ella tenía que apurarse, se detiene frente a cada guardia caído para quitarle su arma o la parte menos rota y más cuidada de su armadura, agregándolo todo a la pila de cosas con las que ya carga bajo ambos brazos. ¿?: Supongo que tú también puedes ser la vanguardia conmigo, si quieres. Muchos gritos se escuchan desde las calles del bazar, más altos que antes. La chica ignora la conmoción y entra al toldo en el que cargaba su mercancía. ¿?: Guardo esto y nos vamos de inmediato, lo prometo. Dice con un aire ligero, empacando todos los bienes robados en uno de los pocos barriles que siguen intactos en el carruaje estrellado. ¿?: El palacio queda justo al frente. Grande, llamativo, prácticamente hecho de oro. Tiene unas piscinas bastante buenas arriba. Imposible perderlo de vista, no nos tomará mucho llegar. La chica describe el edificio que ves a unas calles de ti mientras le da vueltas una y otra vez a una coraza, buscando la manera de encajar un cuadrado en el agujero de forma circular del barril y rindiéndose tras un par de intentos para cortarlo con un golpe de karate y meterlo en dos partes. Cuando termina con eso le quedan muchas otras cosas por guardar y las calles a tu alrededor terminan de vaciarse de gente, dejándole a ambas el camino libre para seguir con el golpe. Por otro lado, el bazar se oye más activo que nunca, aunque la cantidad de gritos es excesiva considerando el número reducido de guardias que viste al pasar por allí. Las pesadas risas de los cíclopes tampoco suenan como las de gente combatiendo. Probablemente estuviese pasando más de lo que la pelirrosada te había contado, pero de querer ir a investigar tendrías que hacerlo sin la compañía de la misma, y quizá también abandonar la idea de ayudar a los rebeldes en su ataque al palacio. Bunny: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 2/4 Fortuna: 0/5 ¿?: Salud: 10/12 Absorción: 1/3 Mana: 8/16
(88.67 KB 243x236 ClipboardImage.png)

(89.70 KB 242x246 ClipboardImage.png)

>>34963 La bestia ataca a Tanisha apenas esta comienza a anunciar su acto, lo cual le desagrada lo suficiente como para que la molestia sea visible en su rostro, pero aún así se esfuerza en ocultarlo para poder continuar, puede que haya empezado mal, pero el espectáculo aún es salvable si consigue hacer lo que pretendía, de hecho puede que esto incluso le sume puntos a su performance al hacerla ver como alguien tan cool y experimentada que ni siquiera se inmuta ante las mordidas del lobo, con ese pensamiento en mente aguanta el dolor y fuerza la mayor sonrisa que puede mientras presenta su acto y tras eso arremete contra la bestia que no paraba de morderla "¡¡Aquiiiiii voooy!! Lo primero que hace es alejar al lobo de su pierna al lanzarlo con una poderosa patada y una vez este la suelta, ella empieza a apuñalarlo con suficiente velocidad como para que el lobo no pueda siquiera defenderse, todo esto mientras ella aún mantiene su sonrisa, una vez terminado el linchamiento Uwaru le pone fin a la vida de aquel can al hacerlo explotar con sus llamas y como si se tratará de una pequeña bomba atómica se forma un hongo detrás de Tanisha debido a la combustión del fuego que Uwaru lanzó, ella se apresura a voltear en el momento en que este comienza, el viento generado por la explosión comienza a desparramar las partes de su enemigo por todos lados, pero sin llegar a tocarla en ningún momento, lo único que Tanisha siente es el viento de la explosión que empuja violentamente su largo cabello hacia adelante, lo cual solo la hace verse incluso mas increíble "Este es mi ¡¡¡GRAND FINALE!!!" Completamente eufórica por su gran espectáculo, sonríe de oreja a oreja mientras hace el símbolo de paz con sus dedos para su querido público, las hadas no paran de ovacionarlas, haciendo que le sea difícil no romper su pose debido a la emoción, pero se las arregla para mantenerse así hasta que la explosión termina por completo y tras eso el alcalde llega para hablar con ella "No hay nada que agradecer dije que les ayudarías y lo hice, jejeje..." Su falsa molestia es totalmente aplastada por toda la alegría y jubilo que siente ahora mismo, aunque le es difícil mantenerse tan animada cuando hay zonas del pueblo que se están quemando por no mencionar a todas las pequeñas hadas que quedaron empapadas por los pedazos de la bestia, tal vez deba de ocuparse de todo eso antes de seguir festejando "Permítanme que les ayude con eso" Toma su tridente en su mano derecha y con un leve movimiento de esta lo hace girar produciendo así una pequeña nube mágica sobre este, la cual comienza a salir volando hacia el cielo, expandiéndose más y más a medida que sube y una vez esta lo suficientemente alto, esta deja caer una ligera lluvia que ayudara tanto con el fuego como a limpiar los restos de la criatura "Eso debería ser suficiente para acabar con la mayor parte de los problemas restantes" 1d10 = 8 1d10 = 5 1d10 = 6 1d10 = 10 1d10 = 9 1d10 = 3 1d10 = 4 1d10 = 2 Tras decir eso, suelta una pequeña sonrisa presumida como una forma de felicitarse a si misma por el buen trabajo hecho y luego sube a la carroza que las hadas trajeron para ella, toma asiento en esta y procede a desactivar su transformación volviendo así a su traje de siempre, al mismo tiempo que hace esto también suelta un gran bostezo mientras estira sus brazos debido al cansancio "Yawn hoy ha sido un día bastante animado creo que me vendría bien un descanso"
>>34994 El ciclo del día y noche se reinicia antes de que puedas juntar tus pestañas. Los asteriscos en el cielo dan paso a la pelota incandescente en tiempo récord, la luz artificial de la esfera filtrándose entre los barrotes de tu ventana e iluminando un poco tu diminuta y oscura celda. Un timbre suena por toda la instalación. Las puertas de todas las celdas se abren casi al unísono y los prisioneros son alineados nuevamente, tú con ellos. Esta vez la fila es guiada hacia lo más profundo de la prisión, en la dirección opuesta a la del patio. El recorrido forzado termina en una habitación espartana de paredes grises como todas las otras, desprovista de todo excepto duchas, mangueras y un par de canastas al lado de la entrada, una vacía y otra llena de uniformes. Tus compañeros de prisión, todos hombres y de apariencia idéntica, no te prestan un mínimo de atención al quitarse sus uniformes, dejarlos en la canasta vacía y tomar posición bajo las duchas para ejecutar una secuencia de movimientos sincronizados como bailarines en un flashmob mientras que espumosas burbujas se forman en las partes de sus cuerpos por donde pasan sus brazos, oscureciendo los blancos interiores que no se quitaron al desvestirse por algún motivo. Luego de 5 segundos bajo el agua helada, los monigotes se colocan uno de los uniformes de la otra canasta y le ceden el puesto a otro compañero, hasta que todos están bien aseados y una nueva línea se forma afuera del baño. Los guardias conducen a la línea de los condenados a través de un corredor distinto al que usaron para llegar, donde los hacen pasar por unas puertas dobles al fondo que te obligan a bajar la cabeza para no golpearla al entrar. El cuarto en el que acabas es más ancho que largo, y te ves forzada a mantener la cabeza agachada, caminar encorvada o arrastrarte para no quemarte la frente con los bombillos amarillos que cuelgan del techo por medio de unos crudos y maltratados cables antes de llegar a la barra del frente donde un calvo en delantal de cocinero te sirve una porción de arroz blanco pastoso bañado en un caldo grumoso que parece carne, huele a nada y es tan plano como todo lo demás en este mundo. Llevas tu bandeja hasta una de las muchas mesas oxidadas del recinto y te sientas entre los demás presos, que se llevan cubiertos vacíos desde sus platos hasta sus caras sin boca en movimientos mecánicos que hacen que la comida desaparezca luego de repetirlos suficientes veces. Los que terminan de comer se adelantan a formar otra fila frente a otra puerta de madera que sin duda conduce a una parte más profunda de la prisión. El desayuno es interrumpido brevemente por una especie de riña entre dos prisioneros, que se inclinan el uno hacia el otro agitando los puños en frente de sí mismos como si ordeñaran vacas invisibles mientras que nubes de polvo se levantan a su alrededor. Le pelea termina luego de que un par de guardias los separan y los llevan esposados a un rincón de la habitación en vez de formarlos junto al resto. Los días en la prisión son cortos y rápidos, si planeas seguir esperando los guardias seguro te llevarán al patio por unos segundos, aunque seguro existen formas de acelerar el proceso que no requieran demasiado esfuerzo de tu parte. Fuera del patio y de la puerta por donde llegaste esposada no hay otros lugares que den con el exterior, solo cuartos chicos y encerrados.

(622.36 KB 800x600 iイリヤの部屋.png)

(33.73 KB 500x500 wtsh.jpg)

>>34910 El agua apaga el fuego y lava todos tus pecados, arrastrando los pedazos inertes del can colina abajo como basura por el canal del desagüe. El puñado de haditas que seguían demasiado asustadas para salir de sus escondites chapotea alegremente sobre los charcos que se forman en las calles, celebrando el fin del incendio y de la última de las amenazas de la noche cantando sus gratitudes. El único que se esconde ahora es Uwaru, buscando cubrirse sin éxito de las odiosas gotas que lo salpican y limpian también de los restos del enemigo derrotado. Dificultad: 3. Éxitos: 4. Superado por: 1. Alcalde: Espero que tenga un buen descanso. Se despide el hada al verte partir. Tu compañero felino se une a ti en la carroza, dejando dos monedas de cobre sobre tu regazo antes de acomodarse a un lado tuyo con un bostezo. En el asiento al frente tuyo hay cuatro hadas de considerable tamaño, cada una viéndote con sus ojos de botón que parecen tan reales, juzgándote culpable por los agujeros en sus espaldas con esas sonrisas carentes de vida. Inventario: 1 Tridente 12 Monedas de Cobre 1 Moneda de Bronce 4 Peluches de Hada 1 Cajita de pañuelos Uwaru, Gusilo, Fatema, otros dos peluches y tú hacen el viaje de regreso al castillo en callada contemplación. A través de la ventana del vehículo puedes ver cómo los trozos de leña que conformaban al hombre de mimbre se mueven, alejándose del pueblo en la dirección opuesta a la tuya. Al llegar a la entrada del castillo eres recibida por muchas hadas en traje de mayordomo, que te salvan del trabajo de cargar con algunas de tus cosas. Agotada por todo un día de peleas, juegos y festejos, subes las escaleras al segundo piso como si ya te supieras de memoria la arquitectura entera del lugar y recorres el largo pasillo de alfombra y techo tan amarillos como las velas que lo iluminan, ejercitando una enorme fuerza de voluntad para no acostarte en uno de los varios muebles de caoba bien barnizada y suaves colchones beige libres de toda mancha para llegar a una de las habitaciones con cama grande que encontraste durante tu primera inspección. Al abrir la puerta te encuentras con que ya tus compañeros afelpados están ahí, sentados en varias sillas donde jurarías que había peluches diferentes esta mañana. Quizá las extremidades cansadas que te pesan más que los párpados que se te cierran por sí solos fuesen la razón de que tu equipaje llegara antes que tú a la habitación, pero es algo de lo qué estar agradecida, pues significa que no tienes que esperar a que llegue la servidumbre y puedes saltar directo a la cama. La sensación de tu cuerpo hundiéndose cómodamente en el suave colchón casi hace que te quedes dormida al instante, pero el repentino golpe de viento que alborota las cortinas y abre la ventana del cuarto se gana tu atención. Cuando el viento cede, Uwaru hace su entrada, saltando de las ramas de un árbol algo lejano y aterrizando sano y salvo en la blanca alfombra. Uwaru: Mau~ Maulla tu compañero gatuno, como si dándote las buenas noches, a la vez que él mismo se acuesta en la única silla que no está siendo ocupada por un peluche. Y así, tu consciencia se va desvaneciendo lentamente, tu mente yendo al reino de los sueños donde tu cuerpo no es necesario y por lo tanto es dejado atrás para que recupere energía y repare daños por unas horas. Episodio 2: ღUn duelo sin finღ ¿En♡serio♡es♡necesario♡que♡todo♡tenga♡que♡morir? ✰ ¡Me niego a aceptar un final así! ✰ Al despertar hay un techo sobre tu cabeza y una almohada bajo la misma, como debería ser. No te despierta el cantar de los pájaros, y quizá la ventana cerrada no sea la razón, ya que no recuerdas haber visto un animal vivo en el corto tiempo que llevas aquí. Poco luego de despertar y ponerte presentable, tu garganta seca y estómago menos que lleno te recuerdan que tienes otras necesidades fisiológicas que atender además del sueño y te urgen a bajar otra vez esas escaleras, esta vez con un poco menos de pereza, y llegar al comedor que ya habías visitado antes, donde ya está alguien sentada. ¿?: ¿Huh? No me dijeron que había otra. Dice la chica del largo cabello rosa en una voz tan simple como su vestido de tirantes, bajando la copa de té sobre el plato que sostiene para dirigirte una mirada inquisitiva con sus ojos amarillos como el ámbar. ¿?: Buen día. ¿No te apetece tomar el té conmigo? Prosigue en una voz calmada y cordial, extendiendo una mano para presentar la larga mesa del comedor, sobre la cual hay suficientes tazas de té para llenar el gran baño al final del pasillo. ¿?: Les dije a las hadas que quería beber una taza y pasó esto... En realidad me vendría bien tener un poco de ayuda, ejeje... Muestra una sonrisa algo apenada, recogiendo su brazo para verte a los ojos con una curiosidad un tanto menos evidente.
(90.67 KB 249x252 ClipboardImage.png)

(494.56 KB 800x800 ClipboardImage.png)

>>35249 Luego de que Tanisha terminará su bostezo Uwaru subió rápidamente a su regazo para refugiarse de la lluvia, no se había mojado tanto como uno esperaría pero si lo suficiente como para mojar su vestido luego de subirsele encima "Oh, lo lamento por eso Uwaru olvidé que estabas allí, deja que te seque, estos pañuelos son algo pequeños pero tendrán que servir" Abre la pequeña caja de pañuelos que gano antes y comienza a pasar un par de estos por encima del pelaje de su compañero para secarlo como malamente pueda, una vez termina le da unas pocas caricias como forma de disculpa por mojarlo antes y tras eso dirige su mirada por la ventana para apreciar el paisaje, pero antes de que pueda mirar el exterior su atención es robada por lo que se encontraba en frente suyo "Umh... eeh ¿hola?" Cuatro enormes hadas se encontraban sentadas en el asiento contrario, por un momento las confundió con hadas reales pero tras una breve revisión pudo confirmar que se trataban de los peluches de antes los cuales aún mantienen los agujeros que les hizo para poder llevarlos "¿Que?" Por algún motivo la mirada carente de vida de esos peluches le estaba molestando, casi podía sentir como si la juzgarán en gélido silencio "...." "¡Ah! ya se de que se trata esto ¿están enojados porque dos de ustedes aún no tienen nombres verdad? en ese caso tu ahora serás eeh... Gisepe y tu amh... Almino, ¿eso soluciona el problema verdad? hahaha" Los peluches se mantienen callados a medida que Tanisha habla, Gusilo y Fatema agachan su cabeza producto de las leves vibraciones que se sienten en la carroza debido al movimiento de este, Almino por su parte termina cayendo de su sitio, cosa que Tanisha interpreta como un si mientras se ríe, toda esta cosa del festival parece haberla agotado mas de lo que pensaba mentalmente o tal vez simplemente su cerebro se estaba poniendo aún mas cucu que de costumbre "Perfecto me alegra que les gustes, ehehe... (suspiro)" Como si ella misma se diera cuenta de lo loca que debe de sonar ahora mismo, decide ignorar a los peluches y solo concentrarse en el camino, solo para encontrarse con trozos de leña moviéndose solos, aunque luego recuerda que las hadas son muy pequeñas y difíciles de ver por la noche, lo que significa que no esta volviendose loca o al menos no mas de lo que ya esta... Tras unos breves minutos llega al castillo y como si ya estuviese completamente acostumbrada a este simplemente camina por el lugar como si tratase de su propia casa, debido al sueño y el cansancio el camino hacia su habitación le pareció incluso mas largo que el camino hacia el propio castillo, pero de algún modo logra derrotar a su cansancio evitando desmayarse en medio del lugar y finalmente llega al único cuarto del lugar con una cama tamaño real la cual le viene como un anillo al dedo para alguien como ella quien posee sangre real, aunque al entrar al cuarto se encuentra con algo que casi hace que le quite el sueño "¡Ugh! ¿porque están ustedes aquí? ah lo que sea solo asegúrense de mantener el silencio, no quiero que interrumpan mis sueños" Luego de hablar con los peluches, se deja caer por completo sobre la enorme cama, el colchón rebota ligeramente luego de que ella se lanzará y tras eso su cuerpo comienza a hundirse en la suave y mullida cama, la cual incluso parece estar perfumada ya que siente un leve aroma frutal viniendo de las sabanas "¡Ah! esto es el paraíso" Da múltiples vueltas sobre la cama intentando buscar la mejor posición para dormir pero tras varios intentos se da cuenta de algo, la cama es demasiado cómoda, siente como si durmiera encima de una nube y que en cualquier momento podría caerse de esta, al ser alguien que durmió toda su vida sobre suelo sólido y frío es incapaz de concebir el sueño en un lugar tan cómodo su cuerpo simplemente no esta acostumbrado a esto, pero su mente es incapaz de darse cuenta de ese hecho, dejando a Tanisha muy confusa y completamente incapaz de entender que esta pasando, tras eso las cortinas del cuarto son abiertas por un repentino viento y por una de las ventanas de este entra Uwaru "¡Oh por supuesto! de eso se trataba faltabas tu Uwaru, ahora ven estoy segura de que estando abrazada a ti no tendré ningún problema para dormir" Lejos de hacerle caso a su sugerencia su felino amigo simplemente se recostó sobre una de las sillas del lugar cayendo rápidamente en un profundo sueño a diferencia de Tanisha "Uuhh... no importa estoy segura de que con tu presencia será mas suficiente" Tras decir eso se asegura de cerrar la ventana para que el viento no la moleste durante la noche y vuelve a recostarse en su cama, le tomo un tiempo el encontrar una pose que le pareciera cómoda pero tras mucho esfuerzo y de prácticamente desarmar por completo la cama finalmente logra conciliar el sueño, al despertar mira confusa al techo preguntándose en donde esta, solo para rápidamente obtener esa respuesta de sus recuerdos pasados "Oh, claro estoy donde las hadas, pensé que ya me había acostumbrado a esto de despertar viendo un techo que no es el de mi palacio, aunque es mas difícil el acostumbrarse a no ser despertada por los gritos de ovación de mi publico, bueno al menos aquí podré tener el gusto de escuchar a las aves" Pone su mano sobre su oreja para intentar escuchar algo, pero ni una sola ave o insecto es escuchado "¿Estarán durmiendo? ah bueno no importa ¿que hora es a todo esto? tal vez pueda pedirle permiso a alguna hada para comer algo de las sobras del festival" Arregla un poco su cabello y ropa con ayuda de su magia y tras eso le hace un señal a Uwaru para que le acompañe, procede a bajar las escaleras y se dirige al comedor, al llegar a este se encuentra con quien debe ser la primera persona humana que ha visto en semanas, su rostro expresa claramente su sorpresa por este hecho pero rápidamente recupera la compostura y procede a hacer un saludo formal mientras sostiene los bordes de su vestido "Buenos días mi nombre es Tanisha Jannet Elizabeth Berenice Angewin Caitie Windsor ¿puedo preguntar cual es el suyo?" Tras su introducción procede a dirigirse a su asiento pero antes de hacerlo toma un pequeño desvío para acercarse al oído de aquella chica y en cuanto esta frente a esta le susurra en un tono cómplice "No te preocupes por las sobras, podemos deshacernos de estas mientras ellas no miran, tuve que quemar buena parte de la comida de ayer por la enorme cantidad que trajeron" Tras decir eso toma asiento en la silla que esta en frente de la desconocida y una vez sentada agarra con delicadeza una de las tazas entre sus manos asegurándose de mantener el meñique en alto tal y como le enseñaron en sus múltiples clases de modales "Y sobre tu oferta por supuesto que me encantaría acompañarte en esta pequeña fiesta del te"
(45.65 KB 156x191 wtsh5.png)

>>35400 La chica parpadea unas cuantas veces al oír tus nombres y una última vez un segundo después de que terminas de decirlos todos. ¿?: Oh, disculpa... Es decir, disculpe. Colocando el plato sobre la mesa, se levanta para darte un saludo parecido, sosteniendo los bordes de su vestido. ¿?: Nadie me ha preguntado por mi nombre en tanto tiempo que se me pasó por alto. Mi nombre es Ai... Sí, solo Ai. Puedes ver cómo su cuerpo se tensa al acercarte a ella y pararte de puntillas para alcanzar su oído, pero rápidamente se relaja y vuelve a su asiento luego de oír tu sugerencia, asintiendo con una sonrisa reservada, aunque menos apenada. Ai: Hay infusiones de todo tipo, aunque solo una taza de cada una. Siéntase libre de tomar las que usted quiera. A lo largo de toda la mesa hay varias tazas llenas de líquidos de distintos colores -presumiblemente té-, todas sobre platos de blanca porcelana de mayor o menor tamaño y desprendiendo una cantidad comparable de humo. Te sientas de espalda a la puerta por donde entraste y llevas una de las humeantes tazas ya servidas hasta tus labios, manteniendo siempre los modales y bebiendo sin hacer sonar tus sorbidos. La chica frente tuyo hace lo mismo, aunque su cara adquiere una tonalidad rojiza y se le retuerce como si pasara por mucho dolor al bajar otra vez la taza. Ai: Fuuu~ Luego de tragar con mucha dificultad, voltea la cara para no verte y suelta un suspiro. Algunas lágrimas amenazan con desbordarse del colorado rostro de la chica mientras se esfuerza por recuperar la compostura. Ai: ¿Está... bien de azúcar? Hay más ahí por si quiere. Como si hubiese sido invocado por esas palabras, un carrito de servicio aparece por detrás de ti, cargando con dos hadas mayordomo, unos cuantos azucareros y una bandeja cubierta por un domo plateado. Las dos hadas trabajan juntas para levantar los recipientes y colocarlos con cuidado sobre el borde de la mesa, todo esto sin poner uno solo de sus negros zapatos previamente cubiertos con bolsas sobre la misma. Hada 16: Buenos días. El alcalde está en la puerta. Ai: Bueno... díganle que pase. Las hadas asienten y suben la bandeja por el otro lado de la mesa, retirando la tapa de plata para revelar unas tostadas bañadas de mantequilla, acompañadas por algunas tiras de tocino y un par de huevos fritos. Ai observa la comida con falta de ánimo por un segundo, antes de levantar la voz. Ai: Muchas gracias... Esperen un momento. Las hadas que empujan el carrito desde el piso se detienen ante la orden de la chica, estacionándose justo al umbral de la puerta. Ai: Es descortés que coma yo sola en frente de una invitada. Otra vez con la cabeza en alto, se voltea para verte, ya con la cara menos roja. Ai: ¿No le apetece comer algo? Si no quiere lo mismo que estoy comiendo yo puede pedir algo diferente, si es que tiene algo específico en mente. Haciendo especial énfasis en una palabra, la chica espera a que des una respuesta antes de ordenarle a la servidumbre que se retire, su partida marcando la llegada del hada de bigote que ya conoces. Alcalde: Buenos días, reinas. El alcalde hace una corta reverencia y una pausa, esperando alguna respuesta a su saludo, pero la otra chica está demasiado ocupada pasando otro doloroso trago de té para dársela así que se dirige a ti. Alcalde: ¡Traigo buenas noticias! ¡Ya encontramos otro lugar por donde puede volver a su reino! Dice con mucho entusiasmo, subiendo los puños hasta su rostro. Ai: ¿Reina? ¿Y ya se va? Oh, y buen día. Alcalde: Buenos días, reina. ¡Traigo malas noticias! Encontramos otro lugar lleno de monstruos, esta vez son varios... Dice cabizbajo, escondiendo las manos detrás de la espalda. Ai: Está bien, creo que puedo con algunos más antes de que comience el festival. ¿Dónde queda? Alcalde: En una de las minas del Norte, no está muy lejos del pueblo. Es el mismo lugar al que tiene que ir la reina para volver a su reino. La otra reina deja la taza de té vacía sobre la mesa y apoya el mentón sobre la palma su mano, mirando al hadita con una ceja alzada antes de girarse hacia ti. Ai: Bueno, ya que ambas tenemos que ir al mismo lugar me parece lógico que lo hagamos al mismo tiempo. Solo dígame antes de que se vaya para yo acompañarla y la ayudaré tanto como pueda para que regrese sana y salva a su propio reino. Termina de decir en una voz monótona, sumiendo el cuarto en un silencio que Uwaru aprovecha para salir de debajo de la mesa y clavarle los ojos al plato que la chica sigue sin tocar. Ai: ¿Tú también tienes hambre? No sé si esto sea bueno para un gato. ¿Usted qué opina? Te pregunta un tanto más animada, cortando algunos pedazos de tocino mientras espera tu respuesta. El alcalde por otra parte se ve mucho menos alegre ante la aparición del gato, y retrocede casi hasta estar fuera del cuarto.
(178.23 KB 487x251 ClipboardImage.png)

>>35461 "¿Ai? Ai, ​a-I, Ai..." Contrario a Tanisha quien se introdujo a sí misma con un nombre estúpidamente largo, la chica en frente suyo lo hizo con uno tan excesivamente corto que produce que Tanisha terminé levantando una ceja en señal de confusión, mientras repite múltiples veces el nombre de la chica tratando de entender el por que de ese nombre tan "escaso", como alguien de la nobleza esta acostumbrada a encontrarse con gente cuyos nombres son igual o mas largos que el suyo, por supuesto ella sabe que eso es solo cosa de estos y que el resto de gente utiliza nombres muchos más cortos, pero Ai es demasiado corto incluso para estándares de un pueblerino, repite unas pocas veces mas aquel nombre en su mente intentando averiguar si es un apócope de un nombre mas largo pero no se le ocurre ninguno que calze con este "Uhm... ese es un... nombre peculiar ¿acaso es extranjero? aunque bueno... supongo que es un poco tonto el preguntar eso en este sitio, después de todo ambas somos extranjeras en este "curioso" mundo en el que nos encontramos ¿no es así? permite que reformule mejor mi pregunta ¿de que región proviene tu nombre?" Pensando que podría ser de mala educación el comentar acerca de lo corto de su nombre, decide mejor preguntar sobre la procedencia de este y mientras lo hace se da cuenta de la situación de ambas, ninguna de las dos esta en su mundo original y ella solo pudo sobrevivir gracias a sus poderes lo que quiere decir que esta tal Ai también debe de estar en una situación similar, por respeto a ella evita decir algo acerca de ese hecho, teme que pueda despertarle algún trauma a la chica en frente suyo, después de todo ¿quién sabe por cuántas cosas terrible ha pasado antes de venir aquí? Sin mucho mas de que hablar simplemente procede a tomar una taza de te sosteniendo la taza con su mano derecha y el pequeño plato en su mano izquierda, acerca ambos a su cara y levanta la taza del plato para poder darle un ligero sorbo y luego dejar nuevamente a ambos en la mesa, repite varias veces este proceso y mientras las hadas no están mirando utiliza su magia para mover rápidamente el líquido de varias de las tazas y dejarlo en las macetas de la sala, durante el tiempo en el que hace esto nota que Ai parece tener problemas con su bebida "Uhm ¿te sientes bien? no deberías forzarte a beber si no puedes, puedes simplemente esperar un tiempo si es que esta muy caliente" Expresa su preocupación por Ai pero antes de que pueda decir algo mas, son interrumpidas por las hadas quienes traen aún mas cosas a la mesa, estas pequeñas criaturitas realmente no saben cuando detener su hospitalidad incluso siguen las órdenes de Ai como si fueran sus pequeños soldados y mientras Tanisha pensaba en eso se dió cuenta de que Ai dijo algo que le llamó la atención "¿Invitada? pensaba que eras una recién llegada aquí igual que yo ¿llevas mucho viviendo con las hadas? uuh y eeh... no te preocupes por mi lo que trajeron sera mas que suficiente" Luego de que el carro de comida dejará el sitio, el alcalde entra por la puerta diciendo nuevamente algo que termina llamando la atención de Tanisha "¿Eh, reinas? ¿en plural? ¿no habían dicho que le había pasado algo a su reina?" La conversación continúa mientras Tanisha mira confundida tratando de entender que pasa, cada palabra que se dice solo le termina generando una avalancha aún mayor de dudas que termina por dejarla sin palabras y es solo al final de esta que logra volver a abrir su boca "Primero que nada ¿festival? pero hicieron uno ayer y... se que yo soy en parte responsable pero eso no terminó muy bien ayer ¿de verdad es buena idea hacer otro tan pronto? ¿y si planeaban continuarlo entonces porque desarmaron todo?" Se rasca la cabeza y mira hacia un lado para intentar ocultar su culpa por los daños que sufrió el pueblo debido a su pelea y lo mucho que tardó ella en actuar, pero recordando lo raro que esta siendo esta conversación vuelve a mirar al frente y continua hablando "Segundo, ¿de verdad encontraron tan rápido la forma de volver? ¿enserio era tan fácil? uhm y eeh... Ai gracias por ofrecerte a ayudar pero ¿de verdad no encuentras nada raro respecto a todo esto?"
>>35479 Alcalde: Es un festival nuevo para celebrar a la nueva reina. No sabíamos que llegaría otra justo hoy y no se puede hacer una coronación sin un festival. ¡Por supuesto que es una buena idea! Habla desde la puerta, apenas siendo capaz de hacerlo sin tartamudear porque la fuente de sus temores lo ignora por completo, engatusado con los pedazos de tocino que Ai sigue cortando. Ai: ¿Raro? ¿Y qué sería lo normal? Susurra para sí misma, todavía viendo el plato, subiendo la vista y la voz un segundo más tarde. Ai: Supongo que es un poco raro que un mundo tenga tantos pasadizos y que sea visitado tan seguido, aunque no es lo más extraño que he visto. Al no recibir respuesta, la chica deja el plato sobre la mesa y toma otra taza. Uwaru se levanta de sus patas traseras y parece a punto de volver a esconderse bajo la mesa, pero se retracta al ver otra vez al carrito entrar en la habitación, cargando con dos hadas que te presentan un plato de tostadas con tocino que se ve exactamente igual al que le dieron a Ai. Ai: Cuando llegué me dijeron que este sería mi castillo así que asumí que usted era una invitada, aunque la tiara me confundió un poco. Habla con pausas marcadas y un tono claro, como un profesor tratando de guiar a un alumno a través de un problema. Ai: Usted es reina en otro mundo, ¿correcto? Y está tratando de regresar. ¿Sabe cuál pasadizo tomar cuando vuelva a la Megalópolis? Porque seguramente será allá donde llegue cuando logre salir de este mundo. Tomando un respiro y un trago de té, la chica suspira y lo deja pasar por su garganta antes de continuar, esta vez controlando mejor su reacción. Ai: Mi nombre viene de una islita llamada Japón que queda el extremo este de mi mundo. He sido una chica mágica por varios años y pasado la mayor parte del tiempo buscando regresar allá sin conseguirlo. Te mira directamente a los ojos con una expresión seria, dejando ambas manos sobre su regazo y hablando en una voz suave. Ai: Si el reino del que usted habla queda en el mundo del que vino antes de volverse una chica mágica no creo que le sea fácil volver. ¿Cuántos años lleva buscando? Uwaru te mira fijamente frente a las patas de tu silla, moviendo la cola impaciente de un lado a otro, esperando recibir también su desayuno. El Alcalde mientras tanto se aleja del umbral de la puerta para quedarse de pie sobre la alfombra, a la mitad del pasillo contiguo.
(89.68 KB 243x252 ClipboardImage.png)

(89.64 KB 254x249 ClipboardImage.png)

>>35504 "No me malinterpreten no tengo nada en contra de que coronen a esta chica como su reina, solo digo que es mala idea que se esfuercen tanto, siendo que ya pasaron por todo el trabajo de armar y desarmar uno ayer, usted mismo dijo que el puesto de Reina es sólo simbólico por lo que no hay razón alguna para apresurar esto, si ella ya aceptó el quedarse aquí con ustedes entonces son libres de coronarla en cualquier momento, pero mientras tanto ¿porque no se toman un descanso? en el breve tiempo que llevó aquí he visto que tienen la mala costumbre de esforzarse de más, puede que yo no sea su reina pero se un par de cosas sobre como gobernar un reino y una de ellas es saber cuando dejar a este descansar ¿no estás de acuerdo Ai? si de verdad planeas gobernar a esta gente entonces deberías de estar consciente de esto, de lo contrario no serías una reina sino una déspota" Pone sus manos sobre la mesa, empuja su asiento hacia atrás, se levanta rápidamente de este y señala con un dedo acusador a Ai para darle un mayor énfasis a su punto "A esto es lo que me refiero con normal, estas hadas han sido muy amables y dije que las protegería en la medida de lo posible para agradecerles por su hospitalidad, por lo que no hay forma de que me vaya y las deje ser gobernadas por alguien que no piensa en su bienestar" Ciertamente no tiene motivo alguno para desconfiar de las hadas, todo lo que han hecho ha sido por y para ella, puede que a veces digan o hagan cosas raras ¿pero quién no lo hace?, si hay alguien de quien desconfiar es la persona en frente suyo "No te conozco por lo que no puedo saber si eres realmente una déspota o simplemente desconocias la situación, pero en cualquier caso me veo en la obligación de advertirte de que este no es para nada el camino que debe de seguir alguien que gobierna" Vuelve a su asiento y escucha lo que Ai tiene que decir, tal como Tanisha pensaba esta chica ha pasado por cosas realmente duras, estar perdida durante años..., incluso ella misma no sabe si sería capaz de soportar aquello, pero por mas triste que le suene su historia se ve obligada a seguir hablando sobre aquel tema ya que Ai menciona varias cosas que terminan por llamar la atención de Tanisha, pero antes de hablar toma un plato de la mesa y lo deja en el suelo para que Uwaru pueda comer "Erm... aún soy muy joven para ser coronada por lo que de momento solo soy una princesa, pero mas importante que eso, ¿Megalópolis? ¿te refieres a la extraña ciudad de antes? termine atrapada allí luego de que siguiera a un enemigo de mi reino y casi del mismo modo llegue aquí, no creo que hayan pasado mas de unas semanas desde aquello, no puedo ni imaginarme lo duro que ha de haber sido para usted el haber estado tanto tiempo alejada de su país pero... las hadas dijeron que encontraron un modo de volver al mio, si ellos pudieron encontrar tan rápido un método para volver al mio seguro que también pueden hacer lo mismo con el suyo"
(41.49 KB 180x158 ai2.png)

(45.65 KB 156x191 ai3.png)

>>35534 Alcalde: ¿Eeeh? ¿Un descanso? Pero los festivales no son trabajo, son como fiestas. ¿No cuentan como descansos? Mientras el alcalde se queda meditando el resto de tus consejos desde las afueras del comedor, Ai abre muy bien los ojos, sorprendida por tus acusaciones, probablemente también abre la boca, pero las puntas de los dedos que tiene levantados para cubrírsela no te dejan ver bien. Ai: Apenas acabo de enterarme de que tuvieron un festival ayer, y tampoco les pedí que me hicieran uno. Me parece un poco atrevido de su parte que me acuse así de déspota solo porque no ordené inmediatamente que cancelaran el festival. Si no me importara el bienestar de las hadas no habría aceptado protegerlas para empezar. Deja de cubrirse la boca, entrelazando otra vez sus manos para dejarlas descansar sobre sus piernas. Ai: Pero es verdad que no tengo experiencia gobernando. Si usted decide posponer el regreso a su propio reino para enseñarme cómo hacerlo correctamente no me opongo. Así usted podrá descansar tranquila sabiendo que dejará a las hadas en buenas manos, yo recibo clases de una reina de verdad y todas felices. Cortas una pequeña porción del desayuno que te sirvieron y la colocas sobre uno de los platos de té vacíos, dejándoselo todo a Uwaru en el piso con patrón de rombos para que coma tranquilamente. En tu plato todavía queda suficiente comida para saciar tu apetito matutino y hacer salivar tu boca, aunque tu estómago no está tan vacío como para empezar a gruñir de manera indecorosa. Ai: ¡Oh! ¿Una princesita, entonces? La chica se sienta un tanto más recta, estirando la espalda. Crees ver una especie de brillo en sus ojos, parece más sorprendida de que seas una princesa que una reina, e ignorar cualquier tristeza que sienta al hablar del tema. Ai: La Megalópolis es una ciudad nocturna que supuestamente no tiene fin. Funciona como una especie de conexión entre varios mundos. Todas las salidas de un mundo llevan allá; y todas las salidas de allá llevan a un mundo diferente. Su postura y su expresión se van relajando a medida que continúas con tu relato, hasta que vuelve a estar sentada con la misma naturalidad de antes. Ai: Es un lugar tan inmenso que es prácticamente imposible encontrar un mundo en específico, así que pasar años buscando es lo más normal. Creo que la peor parte es el comienzo, cuando estás desorientada y tienes que aceptar que lo que te está pasando de verdad te está pasando. Aunque sigue siendo algo difícil después de eso. Se queda en silencio por unos segundos, tras los cuales toma otra taza de té y se la acaba de una sola vez, cuando la vuelve a bajar prácticamente le sale tanto humo de las orejas como antes salía del mismo té. Ai: Bueno, es mejor no sacar conclusiones de manera apresurada. Nunca he visto un pasadizo que lleve directamente de un mundo a otro sin pasar antes por la Megalópolis, pero no significa que no existan... Y sí, sería lindo poder regresar al fin. Termina de decir, su voz bajando a un susurro y adquiriendo un tono casi melancólico al final mientras que sus ojos se pierden en una parte nada resaltante de la blanca pared detrás de ti. Un silencio envuelve nuevamente la sala por unos segundos, pero la chica lo aleja con un aplauso que hace que hasta Uwaru se voltee a verla, ya habiendo acabado con su plato. Ai: La comida se está enfriando y todavía tengo que ir a acabar con esos monstruos por lo que... ¡Buen Apetito! Exclama con una cantidad desproporcionada de alegría para empezar a devorar su desayuno a grandes bocados, aun más salvaje que el hambriento Uwaru, pero teniendo la decencia al menos de masticar con la boca cerrada.
(91.73 KB 232x255 ClipboardImage.png)

(90.03 KB 230x251 ClipboardImage.png)

>>35557 "El celebrar un festival puede que sea un descanso pero al hacerlos no lo es, se requiere de un gran esfuerzo físico para montarlos y desmontar, mas aún si lo hacen todo tan rápido" Tras terminar de aconsejar al alcalde, Tanisha procede a prestar atención a los platos de comida frente a ella, pone una de las servilletas sobre su regazo para evitar ensuciar su vestido en caso de que se le caiga algo de comida, hace lo mismo con otra servilleta pero esta vez la ata como malamente pueda a su cuello para poder usarla como un babero improvisado, su ropa es mágica por lo que es capaz de limpiarla en un santiamén si así lo quiere, pero la mancha que dejaría sobre su nombre familiar si no siguiera los debidos modales a la hora de comer es algo que nunca podrá limpiar, mucho menos ahora que hay otra persona frente a ella, la cual le pide ayuda respecto a lo de como ser una reina "¿Eeh? ¿ayudar yo? eeh... bueno, hehehe esto es un poco vergonzoso nunca pensé que escucharía esas palabras" Falla por completo en ocultar su felicidad y vergüenza por el hecho de que alguien le pida ayuda en un tema como este, su mejillas están completamente sonrojadas debido a este hecho y se vuelva incapaz de dejar de sonreír soltando una risa tanto de nerviosismo como de felicidad "Cough, cough, ehm... bueno, si no hay de otra entonces supongo que lo haré y a cambio de eso tu podrías enseñarme mas cosas sobre como ser una chica mágica en vista de que tienes mas experiencia que yo en ese aspecto, sobretodo me gustaría saber mas de esta Megalópolis de la que hablas" Mientras expresa su deseo de educar y ser educada vuelve a notar como Ai nuevamente actúa de forma rara tras beber de su taza de té, cosa curiosa ya que no parece tener la misma reacción cuando come, aunque la forma en que lo hace carece completamente de elegancia, Tanisha decide ignorar esto último dijo que la ayudaría a ser una reina pero siendo que pronto deberá de partir, el tiempo que tiene para enseñarle cosas es limitado, saltarse la parte de los modales suena como un mal menor que se puede permitir "Bueno ya que vamos a hacer esta cosa de enseñanza mutua, me gustaría empezar tus lecciones con una simple pregunta ¿de verdad estas bien? la forma en la que bebes el té hace que luzcas como si estuvieras pasando un mal rato, si te pasa algo malo será mejor que lo digas después de todo la salud de un monarca influye a la de su pueblo y viceversa" Feliz navidad QB
(83.56 KB 1280x720 ai14.jpg)

>>35613 Alcalde: Oh... ¿Entonces no habrá festival? Ai: No tienen que cancelarlo, solo háganlo otro día. Acepté ser su reina así que no me iré muy pronto. Alcalde: Ok... Voy a decirle a las demás... Con la cabeza baja y pateando piedras invisibles de camino a la salida, el hada se aleja lenta y silenciosamente del castillo. Uwaru también se marcha, pero en una dirección diferente, usando el barandal dorado de las escaleras para llegar a los pisos de arriba, dejándolas a ustedes dos solas para que coman. Ai: Homu, homu. Juum. Ñam. "Dice" con las mejillas abombadas como una ardilla con sus nueces y la boca bien cerrada, masticando y bajando todo con otra taza entera de té de color anaranjado. Cuando finalmente tiene la boca vacía ya tú estás hablando de otra cosa en vez de la Megalópolis así que te responde eso primero. Ai: Oh, eso es porque no soy buena con las bebidas calientes, de verdad no tiene por qué preocuparse tanto. En realidad me sorprende que usted pueda beberse tantas tazas como si nada. ¿Acaso está transformada ahora mismo? ¿O su especialización tiene algo que ver con el fuego, el agua o el control de la temperatura? Pasa sus ojos por cada detalle de tu cuerpo, analizando desde tus zapatillas hasta las puntas de tus cuernos, su expresión cambiando constantemente en el proceso de una de sorpresa a una que se podría describir como consternada. Ai: También es raro que no sepa ya algo de la Megalópolis, normalmente es de las primeras cosas que enseñan los patrones. ¿Le pasó algo al suyo? ¿O no es muy comunicativo? Segundos después de la pregunta se palmea la frente apenada. Ai: Aah, los patrones son los seres que transforman a las chicas normales en chicas mágicas. Por lo general les dan misiones y les sirven de guía en la ciudad. Ensartando trozos de pan tostado, tocino y huevos fritos en su tenedor, se llena otra vez la boca mientras espera a que respondas las preguntas que ya te hizo. Ai: No sé qué tanto pueda decirle de la Megalópolis, si hablamos en términos generales. Es como si siempre hubiese existido, nadie sabe cuando ni cómo comenzó y todos dicen que no tiene fin. Muchos la usan para pasar de un mundo a otro, no tantos viven allí, algunos abren comercios de todo tipo... Toma un sorbo de una taza de té diferente mientras sigue diciendo cosas casi al azar, dándose golpecitos en la mejilla con un dedo, tratando de recordar más detalles para luego levantarlo como si se le acabase de ocurrir una idea. Ai: Una cosa interesante es que nunca he sabido de alguien que haya nacido allí, aunque algunos sectores tienen algo parecido a una población, o al menos visitantes frecuentes, algo así. Pero lo más importante es que los pasadizos son permanentes, así que siempre se puede salir de los mundos a los que entras... Aunque la mayoría estamos obligadas a regresar a la ciudad después de cierto tiempo, así que no importa tanto... Con un suspiro, termina de devorar los últimos bocados de su desayuno y deja el plato sobre la mesa para posteriormente sacudirse las migajas de la ropa y levantarse de la silla. Ai: Hay muchas cosas que debe saber sobre ser una chica mágica, pero tenemos suficiente tiempo para que las aprenda todas así que es mejor ir con calma... Espero no haberla sobrecargado con todo lo que dije, ejeje. Se rasca la nuca, riendo avergonzada pero recuperando la seriedad al instante. Ai: Podemos seguir con las lecciones de camino a la mina o dejarlas para más tarde, quiero partir lo más pronto posible... Aunque primero me voy a cepillar los dientes. ¿No sabe usted dónde queda el baño? Pregunta la chica con las piernas dobladas y la espalda encorvada, prácticamente saltando en un mismo sitio de lo mucho que tiembla, algunas gotas de sudor deslizándose por su rostro nervioso. Probablemente necesita el baño para algo más que cepillarse los dientes. Deseos festivos para usted también, amigo jugador.
(88.66 KB 243x236 ClipboardImage.png)

(90.66 KB 249x252 ClipboardImage.png)

>>35635 "¿Transformar? simplemente utilizo mi magia y las cosas suceden ¿no es así como funciona?" Ladea su cabeza a un lado mientras observa a Ai, desde que llegó a la ciudad y perdió la memoria ha estado actuando como si el vestido que lleva ahora fuera su ropa de siempre, por lo que no tiene recuerdo alguno de haberse transformado siquiera, en su trastornada imaginación ese es el modo en el que ha funcionado desde que obtuvo sus poderes para "proteger a su reino", debido a estas fantasías ella es incapaz de entender de a que se refiere con lo de transformar "Y si, tal y como has dicho el fuego es una de las múltiples cosas que puedo controlar con mi magia, pero dudo que eso tenga algo que ver con tu incapacidad para beber té, en cualquier caso si de verdad se le dificulta tanto el hacerlo entonces simplemente deberías de negarte, no hay nada de malo en que un monarca contente a su pueblo de vez en cuando, pero si te dejas llevar mucho por eso entonces será el pueblo quien gobierne sobre ti" Sigue con su propia mirada el análisis tan a fondo que Ai parece estar haciéndole a su cuerpo, al principio miraba confundida como si se preguntará si hay alguna mancha en su ropa, luego la confusión se convirtió en vergüenza pensando que aquella chica estaba mirando algo mas que su vestido, pero finalmente termina por ocultar esa vergüenza con una sonrisa presumida mientras infla su pecho y piensa para si misma ¡Adelante continúa contemplando, es natural quedarse anonadado al ver a alguien de mi estatus! "Lo mas cercano que conozco que calce con su descripción de patrón es Uwaru, pero el es mi aliado en la lucha contra aquellos que amenazan contra mi reino, mis poderes son puramente naturales y heredados por mi linaje" Una vez mas termina dejando que sus fantasías hablen por ella, negando cualquier relación con lo que la chica le estaba contando y distorsionando lo poco que aceptaba para hacer que calce con sus delirios, todo esto mientras continuaba almorzando con una sonrisa de completa inocencia como si tratara de una niña pequeña escuchando atentamente un cuento de hadas "Si tanta gente vive en esa ciudad entrando y saliendo a cada momento entonces ¿porque no han intentado señalizar esos lugares? sería algo bastante lindo que hubiese podido ver un cartel que indicará como volver cuando llegue aquí, eso ciertamente nos ahorraría problemas ¿no lo crees?" Habiendo terminado de desayunar toma otra servilleta y la palpa múltiples veces sobre su cara de manera leve, para así poder limpiar cualquier rastro de migajas que haya podido quedar en esta, aunque realmente no hay nada gracias a su forma tan refinada y relajada a la hora de comer la cual evita que se ensucie, lo que convierte a este acto en una simple formalidad que realiza únicamente debido a sus modales "No te preocupes tus explicaciones son bastante claras y sencillas, aunque varias de ellas no parecen encajar conmigo, supongo que nuestras circunstancias son demasiado diferentes" Al ver como la chica en frente suyo tiembla de manera tan cómica, Tanisha comienza a pensar cual sería cual sería la ruta mas corta para el baño, en su breve recorrido vió muchos de ellos y el único que recuerda con exactitud donde queda es aquel tan enorme en el que se bañó, no hay necesidad de decirle de usar uno tan grande, por lo que haciendo memoria intenta recordar la ubicación de alguno que pueda suplir sus necesidades y que este cerca "Uhm creo que habia uno a tres puertas a la derecha tras salir del comedor ¿necesitas que te muestre el camino?"
>>35045 disculpa por la tardanza, OP me faltaba inspiración ... >la otra chica le dice que ignore a los hombres de azul >Bunny asiente con la cabeza >la otra chica entonces intenta llevarse tantas partes de armadura como pueda como botín >insiste en que tiene que apresurarse pero no tarda en llevarse cosas tiradas >se escuchan gritos por todas partes >la otra chica insiste en que se irán cuando termine de guardar las cosas >ella insiste en que no les tomará mucho tiempo llegar al palacio ¿crees que hayan trampas ahí adentro? no creo que dejen al palacio completamente indefenso >bunny cree que el palacio podría no estar completamente indefenso >comienzan a escucharse las risas de los cíclopes con los que se encontró antes será mejor que sigamos adelante...creo que ya sé lo que hay detrás de nostras...
(140.26 KB 1280x720 peeplefeeld.jpg)

(69.89 KB 1280x720 ai13.jpg)

(874.64 KB 1280x720 ai7.png)

>>35805 Ai: Oh, no, no, yo me oriento sola, gracias. Dice apresurada, caminando con las piernas muy tiesas a un ritmo acelerado fuera del comedor. Múltiples hadas entran cuando la reina sale, algunas empujando pequeñas escaleras o carros de servicio y otras cargando con palas, escobas y otros utensilios de limpieza. Uno de los mayordomos se presenta frente a ti, haciendo una corta reverencia. Hada 17: El carruaje está listo para partir. Uwaru se une a ti afuera del castillo, saltando desde algún lugar fuera de tu vista apenas pasas por la puerta de entrada y uniéndose a ti adentro del vehículo ya tan familiar. Ai: Perdón si la hice esperar. Ni un minuto más tarde llega la chica pelirrosa, sentándose en el asiento opuesto a ti con la misma prisa con la que fue al baño y casi pisándole la cola a tu amigo, que había decidido acomodarse antes ahí. Uwaru: HISSS. Ai: ¿Eh? ¿Qué, qué? ¿Hice algo? ¿Es porque no te di mi comida? La reina retrocede de espalda contra la pared de la carroza al verse amenazada por Uwaru. El gato se calma después de unos segundos y se vuelve a acostar donde mismo estaba, ocupando la mitad del asiento y obligando a Ai a quedarse en la orilla junto a la ventana. Ai: ¿Está... bien entonces? ¿Me puedo sentar aquí? Pide permiso al animal en voz alta mientras que con sus ojos te pide ayuda a ti en voz baja. La carroza se empieza a mover, yendo en dirección contraria de donde queda el pueblo. Ai: Bueno... ¡Ah, sí! Lo último que preguntó sobre la Megalópolis. En realidad sí hay varios lugares con señales, pero hay varios problemas con eso. Por ejemplo... La chica coloca frente a ti un trozo de papel higiénico con los símbolos "牛乳" dibujados en marcador púrpura sobre la superficie. Ai: Está escrito en mi idioma natal. ¿Entiende lo que dice? Es el mismo idioma en el que estoy hablando ahora, técnicamente. Aunque si no lo entiende también puede ser porque no he practicado mucho mi letra ultimamente... Dobla el papel y lo guarda otra vez en un bolsillo de su vestido. Ai: Normalmente no tengo problemas para hablar con personas de otros mundos, pero cuando intento leer sus idiomas casi nunca los entiendo. Ocurre lo mismo con las hadas. Hada 78: ¡Allá va! Hada 76: ¡Es la reina! Hadas 79: ¡Viva! Ai: ¡Oh! ¡Buenos días! Ai se asoma por la ventana para saludar con una mano a las muchas hadas que trabajan los campos. A través de tu ventana puedes ver también un campo igual de grande, también lleno de hadas que te saludan. Hada 87: ¡Somos lo mismo pero diferente! Hada 67: ¡Salve Tanisha Janet Elisabeth Berenice Angewin Caitie Winsor! Hada 97: ¡Lo dijiste mal, es Tanisha Jannet Elizabeth Berenice Angewin Caitie Windsor! Hada 67: ¡Perdón! ¡Salve de todos modos! Ai: Hasta luego. Son un pueblo maravilloso. Sigan trabajando duro. Ai espera hasta que los gritos y ovaciones terminen para volver a verte, por su cara corren más gotas de sudor que cuando tenía que ir al cepillarse los dientes y tiembla tan fuerte que puedes sentir las vibraciones desde tu asiento. Ai: Hay... hay muchas hadas en este sitio... ¿no? Ejem. ¿Por dónde íbamos? Se aclara la garganta y se sienta más recta, todavía arrinconada contra la ventana para no perturbar al durmiente Uwaru. Ai: Existen demasiados mundos con sus propios idiomas, sería imposible crear señales para todos, además que hay algunos que no usan sonidos ni imagenes para comunicarse. A la ciudad tampoco le gusta que la cambien, de vez en cuando algún monstruo destruye un edificio y se repara por sí solo poco después. Algo parecido pasa con lo que se construye, desaparece como si nada, así que no se pueden construir nuevas señales. Sin previo aviso, la carroza se detiene y ambas puertas se abren para revelar la boca de una enorme cueva justo afuera. Un hada en un overol muy sucio y con un sombrero de linterna se acerca a ustedes con la cabeza baja apenas bajan del vehículo. Hada 6: Muchas gracias por venir... Perdón otra vez por no tener algo que ofrecerle... Ai: Oh, no, está bien, yo entiendo. ¿Ya está todo listo para que entremos? El hada asiente muy débilmente con la cabeza todavía baja y se hace a un lado, sentándose junto con las hadas que tiraban de la carroza para ofrecerles que beban de su cantimplora. Ai: Descansen. No se esfuercen demasiado. Todas las hadas se ponen de pie y se adentran en una especie de cobertizo de madera, más pequeño que la calabaza que montaste para llegar. Una vez solas, Ai suelta un suspiro y se soba el hombro derecho. Ai: Bueno. Todavía tengo que advertirle sobre los guías de la ciudad, pero por ahora será mejor que nos concentremos. Una luz multicolor envuelve a la chica por completo, borrando todos sus detalles y convirtiéndola en poco más que una silueta arcoiris en la que de vez en cuando se ven figuras de ♡ y ✰. Quizá 5 o 10 segundos después de esto, Ai emerge de la luz, viéndose igual que siempre pero con un vestido azul y un cuchillo en la mano. Ai: Ya estoy lista. ¿Vamos? Dice con una sonrisa, bajando su cuchillo y volteándose a ver la entrada de la mina, vagamente iluminada por las lámparas de gas amarillas que cuelgan de las paredes rocosas y el techo a varios metros de tu cabeza.
(635.19 KB 2560x1760 gard3.jpg)

>>35821 ¿?: ¿Trampas? ¿Como pisos que se abren, paredes que te disparan dardos o techos que te aplastan? No creo, pero seguro habrá más guardias. La chica termina de meter el último de los trozos de armadura en un barril e intenta colocarle de nuevo la tapa, pero este está tan lleno que le es imposible así que se rinde de inmediato y solo la deja por encima, torcida como gorra de rapero. Cíclopes: ¡WAAA JAJAJAJAJAJAAA! ¿?: Tendremos que hacer algo con esos tipos si se salen mucho de control, pero ya será para más tarde. Sacando un marcador rojo de alguna parte del carruaje, escribe una gran "S" en los lados y la tapa del barril para finalmente bajar a la calle. ¿?: Ahora sí nos podemos ir. Rápido. Ambas corren hacia el gran palacio, teniendo que saltar alguna que otra vez sobre un cadáver o una persona inconsciente para no perder el ritmo. A solo una cuadra de las enormes escaleras, obviamente doradas, se encuentran con la bestia de tiro que le faltaba al carro estrellado. Tirado en el piso, con múltiples flechas y lanzas sobresaliendo de sus heridas sangrantes y manchando las calles bajo su costado de un rojo oscuro. ¿?: ¡Max! ¿¡Qué te hicieron!? La chica se detiene para quedarse de cuclillas frente al hipopotoro, tocando la negra piel del animal con manos temblorosas, evitando sus heridas. ¿?: Contéstame, chica, ¿qué te pasó? ¿Qué te hicieron? Contesta, vamos, dime algo, por favor. Arrastrándose hasta la cabeza de la criatura, posa sus manos sobre esta y le da unas leves palmaditas esperando alguna reacción. ¿?: Max... Max... No puedo irme hasta que contestes. Anda, dime algo... ¡Esos putos perros sarnosos! Golpea el piso con una expresión iracunda, fracturando levemente los ladrillos y creando una pequeña grieta con su puño. ¿?: ¿Qué les hizo mi niña para que la mataran? Era solo un pobre animal asustado, no merecía morir por eso. ¡Esos malditos desalmados sin co- Max: Mooo... ¿?: ¡Max!¡Niña! La chica prácticamente salta a abrazar a su hipopotoro hembra, rodeando su gran cabeza cuidadosamente con amboz brazos y sin apretar mucho, aunque no parecía haber recibido tantos flechazos en el rostro. ¿?: No me asustes así... Resiste un poco, que ya yo te traigo alguien que te cure. Separándose de la criatura y esta vez saltando de manera literal, sube hasta la cima de las escaleras sin previo aviso. ¿?: ¡Si no sabes cómo curarla, entonces apresúrate, no podemos segur perdiendo tiempo! Se adelanta a ti, atravesando los portones de color dorado oscuro. Cuando tú también alcanzas la cima tu hombro choca con el de un hombre harapiento y algo magullado, que sale corriendo del palacio y no se detiene ni para verte, casi tropezando al bajar las escaleras para llegar hasta Max. ¿?: ¡Por aquí! Al voltear en dirección al grito, ves a la desconocida subiendo más escaleras, dos hombres ataviados de armadura medieval sobre cota de mallas esperándola en la cima. Detrás de los hombres hay varios barriles, los cuales patean escaleras abajo. ¿?: ¡Oye, esos son míos! Se queja, saltando con menos potencia sobre cada uno de los obstáculos rodantes mientras que las hojas de col caen por toda la sala de entrada como flores de cerezo. Tira 7d10 de AGIlidad. Los dos hombres levantan sus espadas y escudos un momento antes de tenerlas a ambas al frente. Ya en el segundo piso puedes ver a algunas otras personas harapientas colapsadas en los pasillos o sentadas de espaldas contra la pared. A1: 1d10 = 2 1d10 = 9 1d10 = 7 1d10 = 6 1d10 = 8 A2: 1d10 = 4 1d10 = 6 1d10 = 1 1d10 = 1 1d10 = 5 D1: 1d10 = 4 1d10 = 10 1d10 = 1 1d10 = 5 1d10 = 6 D2: 1d10 = 4 1d10 = 9 1d10 = 10 1d10 = 6 1d10 = 6 ¿?: 1d10 = 8 1d10 = 3 1d10 = 8 1d10 = 7 1d10 = 10 1d10 = 6 1d10 = 1 ¿?: 1d10 = 2 1d10 = 6 1d10 = 5 1d10 = 8 1d10 = 9 Guardias Reales (2): Fuerza: 6 Agilidad: 6 Vitalidad: 6 Magia: 2 Suerte: 2 Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Bunny: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 2/4 Fortuna: 0/5 ¿?: Salud: 10/12 Absorción: 1/3 Mana: 5/16 Escoge una de las siguientes opciones y tira los dados como te indica: >Ataque Físico 1: 13d10 (Ataque) y 4d10 (Defensa). 3 De daño por éxito. 12d10 (Ataque) si atacas a ambos guardias. >Ataque Físico 2: 11d10 y 7d10 . 2 de daño por éxito. 10d10 de Ataque si atacas a ambos guardias. >Ataque Mágico: 4d10 y 7d10. Daño y otros efectos dependen de ti, de lo que pretendas lograr, y de si te entiendo correctamente. >Huir: 7d10 (Huida) y 7d10 (Defensa). >Recargar: Solo 5d10 (Defensa). +4 Mana.
>>35960 >Bunny sigue a la otra chica >ella ve a un animal importante para ella herido seriamente >por suerte el animal sigue con vida >haciéndole caso, Bunny no pierde el tiempo y la sigue hacia el palacio >una vez arriba, dos hombres les arrojan barriles como si fueran Donkey Kong >Bunny intenta saltar sobre los barriles 1d10 = 9 1d10 = 6 1d10 = 3 1d10 = 10 1d10 = 9 1d10 = 3 1d10 = 8 >una ves frente a ellos, Bunny no tarda en atacarlos AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH >grita furiosamente antes de propiciarles una serie de patadas giratorias 1d10 = 7 1d10 = 9 1d10 = 3 1d10 = 1 1d10 = 8 1d10 = 6 1d10 = 7 1d10 = 7 1d10 = 4 1d10 = 7 1d10 = 10 1d10 = 7 1d10 = 3 1d10 = 5 1d10 = 4 1d10 = 7
(91.72 KB 232x255 ClipboardImage.png)

(89.68 KB 243x252 ClipboardImage.png)

(1.54 MB 1070x1590 ClipboardImage.png)

>>35866 Le devuelve la reverencia al mayordomo y procede a acompañarlo hasta el carruaje, se toma un momento antes de subir para ver donde esta Uwaru ya que no piensa irse a ningún lado sin este y justo cuando comienza a buscar este se aparece en frente suyo, subiendo al carro antes que ella "Oh ahi estas, supongo que ahora solo nos queda esperar p--" Tras tomar asiento comienza a hablarle al chofer para asegurarse de que este no deje a Ai detrás pero antes de que pudiera terminar su frase esta se aparece con tantas prisas que por poco se lleva a Uwaru por delante poniendo a este de muy mal humor, intentando calmarlo Tanisha comienza a acariciarlo mientras sigue viendose y hablando tan tranquila como antes "Tranquila solo esta molesto porque casi lo pisas, pero como fue un accidente no hay motivo alguno para escandalizarse ¿no es así Uwaru?, ¡oh! y tampoco te preocupes por tu tardanza estas completamente a tiempo, la puntualidad es una cualidad muy bien apreciada en gente de nuestro estatus por lo que seguramente te irá bien en ese sentido cuando comience tu reinado" Suelta una sonrisa de completa amabilidad tras decir eso y como si ella y el carro estuvieran sincronizados este comienza a avanzar justo en el mismo momento en que eso paso, unos pocos segundos después la chica continúa con su explicación mostrándole a Tanisha un trozo de papel con algunos garabatos extraños que no comprende, provocando que esta se rasque la cabeza de modo confusa "Ah... si lo pones así entonces supongo que señalizar es una tarea mucho mas difícil de lo que suena..." Saluda a las múltiples hadas que las ovacionan a ambas mientras suelta una que otra risa leve por sus adorables errores a la hora de pronunciar su nombre, durante ese breve momento nota como Ai comienza a temblar por la presencia de tantas de estas pero termina por ignorar su comentario y se concentra mas en aquellos nervios que estaba expresando de forma tan clara "¿Nerviosa por tu primer reinado? hehehe" Suelta una carcajada acompañada de una sonrisa picara como si se estuviera metiendo con ella, y entonces procede a acercarse mas a su asiento mientras le da leves palmadas en la espalda "No te preocupes seguro que lo harás bien, a veces esta bien tener algo de miedo es una muestra clara de que aún tienes los pies sobre la tierra" Ai continúa con su explicación pero Tanisha esta mas entusiasmada en demostrarle su apoyo que en escuchar, nunca tuvo a nadie que dependa de ella, salvo por aquella chica de la guitarra con quien paso algo de tiempo, pero fuera de proporcionarle un techo nunca pudo hacer mucho por esta, por lo que incluso si no recuerda eso, sabe inconscientemente que esta es la primera vez en mucho tiempo que es capaz de hablar con alguien de este modo y su rostro no oculta para nada la felicidad que siente por ser capaz de hacerlo, pero esa felicidad no dura mucho tiempo ya que la carroza se detiene y abre sus puertas enseñando la entrada a una cueva "Oh... supongo que es hora de volver al trabajo..." Claramente decepcionada por no ser capaz de continuar con su "charla de chicas" termina por bajar de la carroza, las hadas se retiran dejando a las dos solas, cosa que Ai parece aprovechar para hacer esa cosa de la trasformación que decía antes, llenándose así de múltiples colores, Tanisha se mantiene esperando a que termine viéndola con un rostro ligeramente emocionado mientras se pregunta que clase de apariencia tendrá una vez termine y el resultado termina por... decepcionarla, tras todos esos juegos de luces solo cambió ligeramente su vestido y saco un pequeño cuchillo de la nada "Umm ¿eso es todo? ¿porque no intentas algo mas vistoso? como esto" Con un leve tono molesto Tanisha le sugiere otro cambio de apariencia mientras ella misma comienza a "transformarse" luego de haber materializado su tridente y golpearlo contra el suelo, imitando así el espectáculo que Ai hizo solo que en vez de rodear su cuerpo con arcoiris ella lo cubre de llamas que parecen consumirla por completo solo para ser rápidamente disipadas una vez termina, revelando así un atuendo con una apariencia mas ruda el cual estaba claramente enfocado en el poder bruto Los stats de mi mona pasan a ser estos ahora Fuerza: 11 Agilidad: 4 Vitalidad: 6 Magia: 11 Suerte: 6 Reduje agilidad en 3 puntos y vitalidad en 2 para igualar fuerza y magia y así ir full bersek
>>30802 Queda cupo entonces?
>>35996 Sí.
(133.53 KB 800x600 gard5.png)

>>35986 Dificultad: 3. Éxitos: 6. Superado por: 3. De un poderoso y muy certero salto llegas al segundo piso sin tener que preocuparte por uno solo de los barriles. Una vez arriba, giras sobre tu mismo eje con una pierna extendida, avanzando hacia los guardias como un trompo mortal y propiciándole fuertes patadas a ambos que les rompen los escudos, armaduras y costillas. Ambos hombres vuelan contra una pared, el impacto que genera el golpe derrumba algunos jarrones cercanos y hace que uno de los tapices colgados como decoración caiga sobre ellos, cubriendo sus cuerpos. No se vuelven a levantar. La chica a tu lado suelta un silbido. ¿?: No pierdes tiempo, bien. Todavía tenemos que subir algunos pisos. Corren una vez más por un largo pasillo, pasando por más jarrones, tapices, rebeldes y guardias caídos de camino. Al principio de las siguientes escaleras están de guardia otros tres hombres armados, estos con espadas más grandes, escudos más pequeños, armaduras más robustas y una cresta de acero negro en lugar de cabellos rojos sobre sus cascos. Por alguna razón los hombres se arrodillan ante su llegada. Guardia Real 3: ¡Fuego! Grita una voz desde más arriba, y una lluvia de flechas sobrevuela las cabezas de los guardias agachados, dirigiéndose a ustedes. Tira 7d10 de AGIlidad. La otra chica retrocede por el pasillo, regresándose hasta donde los arqueros no la pueden ver y evitando sus disparos. ¿?: Pff. Cobardes que son. Pelean con una chica y ni siquiera lo pueden hacer de frente. Salta de regreso a la acción una vez finaliza la primera ráfaga, enterrando su puño en el rostro del primer guardia de más abajo y pisándole la bota al segundo antes de devolverse por el mismo pasillo. Los hombres al pie de la escalera, levantados una vez más, blanden sus largas espadas contra ustedes. Los primeros dos buscan venganza contra la chica por el golpe y el pisotón que recibieron e intentan atacarla, mientras que el tercero se fija en ti, esperando a que te acerques antes de hacer algún movimiento. Guardia Real 3: ¡Preparen! Los arqueros del siguiente piso recargan sus arcos. Guardia Real 3: ¡Apunten! Los guardias de abajo se agachan de nuevo. A4: 1d10 = 7 1d10 = 9 1d10 = 7 1d10 = 7 1d10 = 6 A5: 1d10 = 2 1d10 = 10 1d10 = 9 1d10 = 1 1d10 = 9 A6: 1d10 = 9 1d10 = 7 1d10 = 3 1d10 = 4 1d10 = 6 D4: 1d10 = 7 1d10 = 10 1d10 = 8 1d10 = 5 1d10 = 5 D5: 1d10 = 5 1d10 = 7 1d10 = 2 1d10 = 4 1d10 = 9 D6: 1d10 = 5 1d10 = 1 1d10 = 2 1d10 = 8 1d10 = 2 ¿?: 1d10 = 2 1d10 = 10 1d10 = 9 1d10 = 7 1d10 = 7 1d10 = 9 1d10 = 3 ¿?: 1d10 = 7 1d10 = 7 1d10 = 4 1d10 = 4 1d10 = 10 Guardia Real 4: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Guardia Real 5: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Guardia Real 6: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Bunny: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 2/4 Fortuna: 0/5 ¿?: Salud: 10/12 Absorción: 1/3 Mana: 5/16 Escoge una: >Ataque Físico 1: 13d10 y 4d10. 3 De daño por éxito. 12d10 si atacas a dos guardias, 11d10 para los tres. >Ataque Físico 2: 11d10 y 7d10 . 2 de daño por éxito. 10d10 si atacas a dos, 9d10 para tres. >Ataque Mágico: 4d10 y 7d10. Daño y otros efectos variables. >Huir: 7d10 (Huida) y 7d10 (Defensa). >Recargar: Solo 5d10 (Defensa). +4 Mana.
>>36020 >al subir más arriba se encuentran con más guardias >encima de eso, son atacadas por flechas >Bunny intenta evadirlas 1d10 = 10 1d10 = 5 1d10 = 7 1d10 = 5 1d10 = 10 1d10 = 10 1d10 = 3 >entonces llegan los guardias de antes buscando venganza >pero Bunny sabe lo que tiene que hacer >se da cuenta de que uno de los guardias se está fijando en ella >de algún modo, Bunny intenta patearlo para hacerlo caer del palacio y sobre los arqueros 1d10 = 4 1d10 = 5 1d10 = 3 1d10 = 10 1d10 = 8 1d10 = 2 1d10 = 8 1d10 = 3 1d10 = 6 1d10 = 9 1d10 = 3 1d10 = 10 1d10 = 6 1d10 = 4 1d10 = 5 1d10 = 3 1d10 = 10
(41.51 KB 614x345 ai8.jpg)

(470.56 KB 457x513 ait.png)

(18.17 KB 800x600 cssvrs.jpg)

>>35993 Ai: Yo no escogí mi transformación, pero supongo que sí podría cambiarla. Dice, algo desanimada, para después esperar en silencio a ver tu demostración de algo más vistoso. Ai: ¡Ooh! Sí, eso se ve muy bien... Y es un poco nostálgico también. Te aplaude con entusiasmo, pasando otra vez sus ojos por todo tu cuerpo. Ai: Podría probarlo, pero mejor lo hago de camino. Empecemos. Afuera de la mina se pueden ver los comienzos de varios rieles, con vagonetas estacionadas encima de ellos, la mayoría cargadas de carbón y otros minerales más raros. Ai: ¿Estas no son para que se monten las personas? Pero si hasta son de nuestro tamaño... La chica se acerca a una de las pocas vagonetas vacías, la desilusión que siente evidenciada en su tono de voz y la forma en la que acaricia el vehículo. Gira la cabeza varias veces a su alrededor antes de verte, sus ojos de perrito triste implorándote silenciosamente lo que claramente quiere antes de que siquiera abra la boca. Ai: No sé si sea apropiado para alguien de la realeza... ¿Pero le pa- Uwaru: ¡Mau! Uwaru salta adentro de la vagoneta con un maullido, sus ojos de gato impaciente exigiéndote que te subas, o quizá que lo empujes por el riel. Ai: Oh, supongo que ahora nos tenemos que montar nosotras también, ¿verdad? Sí, no hay otra alternativa. Ya qué. Comenta, colocándose detrás del vehículo con gran rapidez. Ai: Después de usted, por favor. Yo empujo. Entre el inflexible Uwaru, que se rehusaría a entrar a la cueva si no lo hacían a su manera, y la entusiasmada Ai, que obviamente quería subirse también, como si fuese algún sueño infantil que aún le quedaba por cumplir, no te dejan otra opción más que entrar a la vagoneta, quieras o no. Ai: Aquí voy... ¡Hiisho! Con un muy fuerte empujón por parte de la chica, la vagoneta se adentra en la oscura mina a gran velocidad. Ai también salta también al interior del vehículo menos de un segundo más tarde, y los tres empiezan su recorrido, apretados en el reducido espacio que no estaba destinado para transportar personas. Ai: Estoy muy agradecida de que aceptara darme clases sobre cómo gobernar. Le juro que he estado escuchando sus consejos, pero si no se nota quizás sea porque no soy de aprendizaje rápido. Le pido que sea paciente conmigo, por favor. No te mira a los ojos al hablar, manteniendo la cabeza baja mientras que pasa las manos una y otra vez por su cuerpo como si tratara de alisar las arrugas de su vestido o quitarse más migajas de encima. El vestido azul va perdiendo color, volviéndose completamente blanco. Las partes que la chica toca con sus dedos se ajustan más a su forma, resaltando mejor su figura y todas sus curvas. Ai: Quizá sea una pregunta un poco boba. ¿Pero es verdad eso de que caminar sosteniendo libros en la cabeza ayuda con la postura? Clava una uña en el centro de su ropa a la altura del cuello, trazando una línea negra no muy recta hasta un poco por debajo del ombligo. Luego de terminar con eso, entierra su dedo a un lado de la nueva línea, abriendo un pequeño agujero al volverlo a sacar y repitiendo el mismo proceso a diferentes alturas, dejando algunos centímetros de separación entre botón y botón. Las manos se dirigen después al cuello, que se convierte en uno más propio de la camisa de un uniforme que de un vestido simple tras ser frotado por los dedos mágicos de la chica. Ai: Aunque este tampoco es un momento muy apropiado para hablar de esas cosas. ¿Me puede decir si ya estamos cerca? Ai se agacha para tocarse ahora las piernas, dejándote ver con claridad el abismo por el que están a punto de caer. La vagoneta pierde velocidad de a poco, haciendo la inminente caída un asunto más drámatico. Ai: ¡UWAAAAAAAHH! Uwaru: ¡HISSSSSS! Gritan los otros dos pasajeros, agarrándose fuertemente del piso del vehículo que gana velocidad colina abajo, sus ruedas moviéndose tan rápido por los rieles que los dos metales se arrancan chispas el uno al otro. Las lámparas de gas que cuelgan desde la infinita oscuridad de más arriba marcan la trayectoria que está por seguir la vagoneta y te ayudan a prepararte un poco mejor para cada curva y cambio repentino en la dirección del vehículo, que no da señales de detenerse pronto y no tienes forma confiable de controlar. Ai: Qui-quizá por esto es que las personas no deberían montarse en estas... Por favor perdóneme. Dice, aterrada y con ojos llorosos, abrazándose las rodillas al pecho en la parte baja de la vagoneta debido a la falta de espacio. La forma violenta en la que la vagoneta se mueve, junto con el ruidoso crujir de los rieles da para pensar que la vía entera se vendrá abajo en cualquier momento y caerán los tres al vacío con todo y vagoneta. Luego de más giros, más subidas, más bajadas y de estar una o dos veces de cabeza, llegan finalmente a un camino de tierra plana y la vagoneta va desacelerando de a poco hasta detenerse. Ai: Esperaba que pasara algo así, pero no creí que daría tanto miedo... Ai se vuelve a levantar, con el cabello algo desaliñado y la cara un poco más pálida. Se sacude una basurilla del hombro, donde le aparece una hombrera de color dorado al quitar la mano enguantada. Ai: Creo que ya llegamos. Justo a tiempo. Esperando primero a que salgas tú con tu gato, la chica salta también fuera de la vagoneta, sujetando la punta de su nueva capa y haciendo una especie de reverencia en frente tuyo para presentar su traje ya finalizado. Ai: Quizá no sea tan vistoso como el suyo, pero es algo que quería vestir. Espero que a usted también le guste. Mete la mano en uno de los bolsillos de su camisa para sacar el mismo cuchillo de antes y estirar su punta con una mano, convertiéndolo en una larga y fina espada, moldeando el mango de la misma de manera similar al acabar con la hoja. Ai: No vi monstruos en el camino... Bueno, no estuve viendo mucho el camino, pero lo volveremos a ver cuando salgamos así que mejor terminemos de caminar hasta el final de la mina y empecemos a buscar desde allí. No ven más rieles por donde empujar la vagoneta en la dirección a la que deben ir, así que de todas maneras les toca seguir a pie a menos de que pensaran regresarse estando a mitad de camino. ¡!: https://youtube.com/watch?v=3wVhhpKJ7gY ¡!s: https://youtube.com/watch?v=AA79xCMezTw Los aullidos rebotan en las paredes de la mina, seguidos del ruido de muchas patas corriendo directo hacia ustedes. Ai: Prepárense. Dice en completa seriedad, encarando con su espada levantada a los cuatro lobos que saltan desde las sombras. Dos de las bestias van cada una directamente hacia ustedes, mientras que las dos restantes se quedan atrás, apuntando sus hocicos hacia el techo, llamas negras surgiendo de entre sus colmillos. A2: 1d10 = 4 1d10 = 7 1d10 = 2 1d10 = 7 1d10 = 1 Objetivo: Tanisha A3: 1d10 = 2 1d10 = 4 1d10 = 3 1d10 = 7 1d10 = 8 Objetivo: Ai A4: 1d10 = 6 1d10 = 1 1d10 = 6 1d10 = 3 Objetivo: Tanisha A5: 1d10 = 8 1d10 = 8 1d10 = 2 1d10 = 9 Objetivo: Ai D2: 1d10 = 9 1d10 = 2 1d10 = 7 1d10 = 6 1d10 = 4 1d10 = 3 D3: 1d10 = 7 1d10 = 7 1d10 = 6 1d10 = 3 1d10 = 8 1d10 = 4 D4: 1d10 = 5 1d10 = 5 1d10 = 1 1d10 = 9 1d10 = 1 1d10 = 8 A5: 1d10 = 6 1d10 = 6 1d10 = 9 1d10 = 1 1d10 = 3 1d10 = 10 Ai: 1d10 = 9 1d10 = 4 1d10 = 8 1d10 = 7 1d10 = 3 Objetivos: Lobos Sombríos 2 y 3 Ai: 1d10 = 9 1d10 = 7 1d10 = 6 1d10 = 10 1d10 = 8 1d10 = 3 1d10 = 2 1d10 = 2 1d10 = 10 Lobos Sombríos (4): Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 4/4 Fortuna: 2/2 Ai: Salud: 24/24 Absorción: 8/8 Mana: 5/5 Fortuna: 4/4 Tanisha: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 11/11 Fortuna: 6/6 Dados de Agilidad: 5d10 Dados de Magia: 8d10 Dejo las opciones en el próximo post porque me excedí con los carácteres y es más fácil hacer eso que reformatear el post.
>>36176 Este turno serás atacada por un ataque de tipo físico y uno de tipo mágico, así que deberás escoger si quieres defenderte de los físicos con Agilidad o defenderte del mágico con dados de Magia. Recibirás el daño y los efectos completos del ataque del que no te defiendas. Escoge un ataque: >Ataque Físico 1: 8d10. 2 De daño por éxito + 1 de Perforación. 7d10 para atacar a dos enemigos, 6d10 para tres y 5d10 para cuatro, especifíca a cuáles quieres atacar. >Ataque Físico 2: 8d10. 1 de daño por éxito + 2 de Perforación. 7d10 para dos enemigos, 6d10 para tres... >Ataque Físico 3: 8d10. 3 de daño por éxito. 7d10 para dos... >Ataque Mágico: 8d10. Daño, efectos, dados y costo en mana variable según el Hechizo y lo que especifiques. >Huir: 5d10. >Recargar: 8d10 de defensa. +4 Mana. Tu mana ya está al máximo, no tienes por qué recargar. Además, escoge una defensa: Defensa Física: 5d10. Defensa Mágica: 8d10. ¿Hechizo Defensivo?: 8d10. Gasta Mana y puede tener efectos varios de tu elección. Además puedes escoger una de estas, ambas, o ninguna: >Uwaru 9d10 y 8d10. 8d10 para dos, 7d10 para tres... especificar. >Fortuna -1 Fortuna, +2 dados a una de tus tiradas. Por favor especificar. >>35993 >>36028 Deseos festivos por el fin de otro ciclo alrededor del sol, o como se diga. Probablemente no escriba más turnos por unos días.
(101.35 KB 243x256 ClipboardImage.png)

(105.95 KB 260x256 ClipboardImage.png)

>>36176 "¿Nostálgico? ¿en tu país acostumbran vestir ropa como esta? me temo que no tengo idea sobre eso, yo simplemente me limite a combinar cosas que me parecieron interesantes" Tanisha no tiene recuerdo alguno de un lugar llamado japón en sus fantasías como princesa e incluso como Sophia es poco probable que haya oído de este, nunca tuvo acceso a muchos medios de entretenimiento debido a su triste modo de vida y acceder a medios de otro país era algo prácticamente imposible para ella, las pocas cosas con las que podía entretenerse eran periódicos y libros que encontrase tirados, tal vez en alguno de ellos había algo similar a su traje y inconscientemente lo ha replicado, pero al no tener recuerdo alguno de eso no tiene forma de saberlo "Uhm creo que son simplemente para mover lo que minen..." Mientras lidiaba con la leve incertidumbre que le provocaba el no saber como se le ocurrió un traje como este, terminaron por entrar en la cueva y en su interior encontraron un par de vagonetas las cuales Ai parecía bastante emocionada de usar por algún motivo, Tanisha simplemente se limito a mirarla mientras esta hablaba y se sentaba dentro junto con Uwaru "Eeh no es que tenga nada en contra con entrar, me ensució mas durante los combates y soy capaz de limpiarme en un santiamén, es solo que no entiendo porque algo como esto te emociona tanto pero si los dos tienen tantas ganas de hacerlo entonces no pienso negarme" Sin mucha emoción sube a la vagoneta junto a los demás y apenas lo hace Ai baja de este para empujarla, por un momento Tanisha consideró decirle que ella podría haber hecho eso con algo de magia de viento, pero viendo lo emocionada que esta prefiere callar y dejarla disfrutar, la velocidad de la vagoneta es mucho menor que cuando cayo volando de aquella torre por lo que Tanisha se mantiene tranquila durante todo el trayecto "La paciencia es de las primeras cosas que uno debe de tener antes de prepararse para el trono, por lo que no te preocupes por eso y siéntete libre de preguntar todas las cosas que no entiendas, un monarca que no escucha a los demás es un mal monarca, por lo que tratare de resolver todas tus dudas" Mientras dice eso nota como Ai no para de pasar sus manos por todo su cuerpo, al principio pensó que estaba tratando de quitarse la suciedad de encima lo cual haría que subirse a la vagoneta fuera algo muy estúpido siendo que esta se encuentra llena de polvo por todas las rocas y minerales que debe haber transportado, pero un vistazo mas detallado la hizo darse cuenta de que su traje cambiaba a medida que hablaba, parece que tomo en cuenta su consejo de antes, aunque deberá esperar a que bajen para poder ver con claridad su atuendo dado que es incapaz de hacerlo ahora en el espacio tan reducido en el que se encuentran "Oh definitivamente uno debe mantener bastante firme el cuerpo para lograr evitar que el libro se caiga, deberías intentarlo algún día es tan útil como divertido el tratar de mantenerlo sobre la cabeza hehe" Siguiendo su sugerencia Tanisha mira a frente mientras Ai continua cambiandose, al voltear y alzar la vista logra ver el final del camino seguido de un precipicio, antes de que pudiera decir algo para advertirle que sería mejor bajar, la vagoneta comienza a balancearse en los rieles de la parte superior solo para rápidamente caer, a diferencia de los demás Tanisha no mostraba miedo alguno por estar cayendo estando en su lugar mas preocupada por taparse los oídos y así evitar oír los gritos de sus compañeros "¿QUE? ¡Disculpa! ¡No te oigo!" Una vez la vagoneta se detiene esta baja en completa calma como si no hubiese pasado nada y seguido de ella lo hace Ai quien aprovecha para mostrar en lujo de detalle el traje que había confeccionado durante el camino, Tanisha aplaude un par de veces emocionada por el ahora verdaderamente mágico traje que llevaba puesto, no mágico en el sentido de que estuviese desbordando alguna especie de magia, si no por que verdaderamente luce como algo que usaría alguien sacado de un cuento de hadas como un príncipe azul o algo de ese estilo "¡Es perfecto! es justamente la clase de ropa que esperaba de otra compañera mágica" Tras caminar un poco por el lugar fueron rápidamente atacadas por las fieras que venían a eliminar ahorrandole así el trabajo de buscarlos, comportándose como una autentica barbara que solo desea terminar con el combate lo mas rápido posible Tanisha se limita a tirar una gran bocanada de fuego de su boca con el objetivo de acabar con todos los enemigos a la vez, al ver los esfuerzos de esta por asar a sus enemigos Uwaru también comienza a llenar el lugar con sus llamas aunque en menor medida que su dueña dejando libre del fuego al lobo 4 "Ardan, ardan todos de una vez" Entre su falta de miedo de antes y lo innecesariamente agresiva que estaba siendo ahora, era bastante obvio que algo iba mal con Tanisha al parecer su cambio no fue solo físico sino también mental habiendo eliminado su miedo para que pueda dedicarse por completo a aplastar a sus enemigos sin preocuparse por las consecuencias Voy a suponer que como tengo el mismo stat en ataque y magia los dados funcionan igual y por tanto es un 5d10 para ataque mágico en área Ataque: 1d10 = 7 1d10 = 9 1d10 = 8 1d10 = 5 1d10 = 5 Defensa: 1d10 = 7 1d10 = 2 1d10 = 6 1d10 = 2 1d10 = 2 1d10 = 7 1d10 = 9 1d10 = 4 Llama felina: 1d10 = 9 1d10 = 2 1d10 = 5 1d10 = 4 1d10 = 9 1d10 = 2 1d10 = 7 Defensa felina: 1d10 = 2 1d10 = 8 1d10 = 5 1d10 = 4 1d10 = 10 1d10 = 10 1d10 = 8 1d10 = 9 Fortuna porque berserk: 1d10 = 1 1d10 = 1 >>36177 Feliz circunferencia completa para ti también Also se que dije que solo usaría el tridente y una espada pero ¿puedo añadir unas pocas armas extras por motivos únicamente de autismo narrativo? puedes tratarlo como si todo hiciera el mismo daño si quieres que a mi solo me interesa hacer el imbécil con lo de las armas
(268.26 KB 860x679 gard4.png)

>>36028 Dificultad: 4. Éxitos: 7. Superado por: 3. Esquivas las flechas lo mejor que puedes, que resulta ser mucho mejor de lo que los arqueros pueden dispararlas. Muchas de esas flechas quedan clavadas en el piso o la pared detrás tuyo y ninguna en tu persona. Momentáneamente libre de los arqueros pero entendiendo que no será así para siempre, buscas cómo deshacerte de ellos de manera más permanente usando a uno de los guardias de abajo y pierna derecha muy fuerte. La bola humana vuela escaleras arriba hacia una colisión directa contra los hombres de arriba, estrellándose con todos los que no se apartan a tiempo y derribando a la mayoría. Guardia Real 3: ¡De pie! Exige el hombre de la voz que más canta a los bolos caídos, mientras que los que quedaron intactos regresan a sus puestos para esperar que les repita las mismas órdenes. Que tu primer lanzamiento no te haya ganado una chuza no significa que debes dejar de intentarlo, todavía tienes otras dos bolas en armadura que puedes usar para conseguir aunque sea un spare. Pero las bolas de boliche también reconocen esto, y se giran ambas hacia ti, que pareces ser la mayor amenaza en el cuarto. Guardia Real 3: ¡Preparen! Los guardias de abajo blanden sus espadas de manera desesperada al percatarse lo cortos que están de tiempo, tratando de cortarte a ti sin mucha técnica para volver a su posición de defensa boca abajo apenas oyen la siguiente señal. A4: 1d10 = 3 1d10 = 7 1d10 = 2 1d10 = 6 1d10 = 10 A5: 1d10 = 8 1d10 = 9 1d10 = 3 1d10 = 7 1d10 = 5 D4: 1d10 = 5 1d10 = 1 1d10 = 6 1d10 = 5 1d10 = 4 D5: 1d10 = 7 1d10 = 4 1d10 = 9 1d10 = 1 1d10 = 7 Guardia Real 3: ¡Apunten! ¿?: Cierra los ojos, bonita. Un mano muy delicada oscurece tu visión luego de que escuchas eso. Guardias: ¿¡Huh!? Guardias: ¡ah ah AH AH AAAAAAHH! Guardias: ¡GYAAAAAARK! El grito de la tercera orden no llega, y en vez de ella es el ruido de las voces sorprendidas, asustadas y adoloridas de varios hombres las que llenan el cuarto, acompañadas también del sonido de varios objetos metálicos rodando cuesta abajo. ¿?: Está bien, ya los puedes abrir. Una chuza realmente perfecta es lo que ven tus ojos descubiertos, todos los guardias en el piso apilados unos encima de otros en posiciones más que incómodas, con ningún arquero a la vista y cancha libre para que los terminen de vapulear antes de que se levanten o los dejen allí y prosigan en su camino hacia la cima del palacio, arriesgándose a que las persigan. ¿?: 1d10 = 4 1d10 = 5 1d10 = 9 1d10 = 5 1d10 = 2 1d10 = 8 1d10 = 3 1d10 = 7 1d10 = 9 ¿?: 1d10 = 5 1d10 = 5 1d10 = 4 1d10 = 2 1d10 = 8 Guardia Real 4: Salud: 11/12 Absorción: 0/3 Guardia Real 5: Salud: 11/12 Absorción: 0/3 Bunny: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 2/4 Fortuna: 0/5 ¿?: Salud: 10/12 Absorción: 1/3 Mana: 0/16 Escoge una: >Ataque Físico 1: 13d10 y 4d10. 3 De daño por éxito. 12d10 si atacas a los dos guardias. >Ataque Físico 2: 11d10 y 7d10 . 2 de daño por éxito. 10d10 si atacas a ambos >Ataque Mágico: 4d10 y 7d10. Daño y otros efectos variables. >Huir: Solo 7d10 por este turno. >Recargar: Solo 5d10. +4 Mana.
(56.54 KB 800x600 cosa2.jpg)

>>36212 Ai evade grácilmente a los dos lobos que saltan directo hacia ella, hondeando su capa para que le pasen por debajo y dejando que uno de ellos se corte a sí mismo con el filo de su espada extendida en su carrera por alcanzarte. Ni la espada de Ai, ni tus llamas, ni las llamas de Uwaru son suficientes para detener al lobo, que hunde sus garras en tu carne, perforando por completo las defensas de tu traje mágico como si fuese cualquier atuendo elegante de origen dudoso. Tu compañera mágica tampoco sale del todo ilesa del intercambio, la bola de fuego negro que escupe uno de los lobos de más atrás teniendo mayor efecto en ella del que tiene en ti la que te escupe su compañero, aunque no mucho. Ai: Déjenme este a mí. Dice, volteándose no para verlos a ustedes dos sino al lobo que te hirió, quitándotelo de encima con muchas y muy veloces estocadas que lo fuerzan a retroceder y redirigir sus ataques hacia ella. El can que antes estaba atacando a Ai, viendo cómo esta se aleja con su compañero, cambia también de lugares con este y procede a atacarte a ti con el hocico, buscando de morderte una pierna. Los dos perros de atrás permanecen atrás, repitiendo el mismo movimiento que hicieron antes como si ese fuese el único truco conocieran. A2: 1d10 = 3 1d10 = 9 1d10 = 7 1d10 = 5 Objetivo: Ai A3: 1d10 = 3 1d10 = 8 1d10 = 7 1d10 = 6 Objetivo: Tanisha A4: 1d10 = 10 1d10 = 5 1d10 = 3 Objetivo: Tanisha A5: 1d10 = 1 1d10 = 4 1d10 = 9 1d10 = 9 Objetivo: Ai D2: 1d10 = 2 1d10 = 2 1d10 = 6 1d10 = 4 1d10 = 8 D3: 1d10 = 3 1d10 = 9 1d10 = 9 1d10 = 7 1d10 = 8 D4: 1d10 = 8 1d10 = 4 1d10 = 8 1d10 = 8 1d10 = 2 A5: 1d10 = 1 1d10 = 3 1d10 = 1 1d10 = 3 1d10 = 8 1d10 = 8 Ai: 1d10 = 5 1d10 = 8 1d10 = 7 1d10 = 5 1d10 = 5 1d10 = 2 Objetivo: Lobo Sombrío 2 Ai: 1d10 = 8 1d10 = 2 1d10 = 7 1d10 = 9 1d10 = 7 1d10 = 6 1d10 = 2 1d10 = 6 Lobo Sombrío 2: Salud: 8/12 Absorción: 0/3 Lobo Sombrío 3: Salud: 8/12 Lobo Sombrío 4: Salud: 8/12 Mana: 2/4 Lobo Sombrío 5: Salud: 12/12 Mana: 2/4 Ai: Fuerza: 8 Agilidad: 13 Vitalidad: 12 Magia: 5 Suerte: 4 Salud: 22/24 Absorción: 8/8 Mana: 5/5 Fortuna: 4/4 Tanisha: Salud: 10/12 Absorción: 1/3 +1 Absorción Automática Mana: 10/11 +1 Mana Fortuna: 5/6 Uwaru: Salud: 12/12 Absorción: 5/5 Mana: 8/10 Escoge un ataque: >Ataque Físico 1: 9d10. 2 De daño por éxito + 1 de Perforación. 7d10 para atacar a dos enemigos, 6d10 para tres... >Ataque Físico 2: 9d10. 1 de daño por éxito + 2 de Perforación. 7d10 para dos... >Ataque Físico 3: 9d10. 3 de daño por éxito. 7d10 para dos... >Ataque Mágico: 9d10. Daño, efectos, dados y costo en mana variable según el Hechizo y lo que especifiques. >Huir: 5d10. >Recargar: +4 Mana. Además, escoge una defensa: Defensa Física: 7d10. Defensa Mágica: 10d10. ¿Hechizo Defensivo?: 10d10. Gasta Mana y puede tener efectos varios de tu elección. Además puedes escoger una de estas, ambas, o ninguna: >Uwaru Solo 9d10 de ataque ya que no está siendo atacado este turno. 8d10 para dos, 7d10 para tres... Te quedan dos turnos de Uwaru. >Fortuna -1 Fortuna, +2 dados a una de tus tiradas. >Voy a suponer que como tengo el mismo stat en ataque y magia los dados funcionan igual y por tanto es un 5d10 para ataque mágico en área Podrías haber tirado los 8 dados de magia y te lo habría contado como un hechizo diferente con un efecto de área. Todavía puedes hacerlo. >¿puedo añadir unas pocas armas extras por motivos únicamente de autismo narrativo? puedes tratarlo como si todo hiciera el mismo daño si quieres que a mi solo me interesa hacer el imbécil con lo de las armas Ok, las trataré todas como armas de tipo marcial y no cambiaré los dados. También aprovecho para decir que existe la posibilidad de obtener armas de otros tipos que afecten los dados más adelante. Implicando.
(1.44 MB 800x1200 ClipboardImage.png)

>>36319 "Kukuku, ¿eso es lo mejor que tienes?" Dice tras ver sus heridas y pasando su mano sobre su cuerpo para lamer un poco de su propia sangre, acto seguido y continuando con su ahora mas agresiva actitud hace aparecer de la nada su tan confiable arma pero esta vez no era un tridente lo que apareció si no una sombrilla llena de filosas cuchillas las cuales no duda ni un segundo en usar contra sus enemigos enfocándose principalmente en los tres lobos mas débiles 2, 3 y 4 "¿Quieren un poco de esto? ¿y que tal esto? ¡Hahaha!" Balancea su arma de un lado a otro al principio lo usa como si fuera un mazo cubierto de pinchos con el cual planeaba aplastar a sus enemigos y luego procede a hacer girar su sombrilla haciendo que esta actúe como una sierra capaz de atravesar fácilmente tanto la carne como los huesos, mientras mas sangre corría por el lugar mas errático se volvían sus movimientos, importandole poco o nada si esa sangre era suya o de sus enemigos, actuando como si fuera una especie de demonio que solo piensa en traer caos y destrucción Físico 1: 1d10 = 9 1d10 = 9 1d10 = 3 1d10 = 8 1d10 = 10 1d10 = 9 Defensa: 1d10 = 5 1d10 = 5 1d10 = 2 1d10 = 5 1d10 = 2 1d10 = 6 1d10 = 4 Fortuna porque berserk: 1d10 = 6 1d10 = 7 No me gusta hacer reroll así que mejor conservemos ese 5d10 de antes pero tomo nota para la próxima Also antes de que se me vuelva a olvidar preguntar ¿se puede usar mas de uno de fortuna en un mismo turno?
>>36317 >Bunny consigue evadir las flechas y jugar algo de boliche humano >pero los enemigos no parece estar dispuestos a rendirse >la otra chica le cubre los ojos momentaneamente >los guardias están casi derrotados pero uno de ellos no deja de callarse ¡podrías callarte ya! >Bunny entonces intenta derribar al guardia que está dando órdenes 1d10 = 7 1d10 = 9 1d10 = 1 1d10 = 1 1d10 = 3 1d10 = 3 1d10 = 3 1d10 = 7 1d10 = 5 1d10 = 7 1d10 = 3 1d10 = 6 1d10 = 2 1d10 = 6 1d10 = 8 1d10 = 6 1d10 = 5
(18.55 KB 800x600 cosa4.jpg)

>>36212 Los lobos hacen oídos sordos de tu burla y siguen con lo suyo, uno escupiéndote otra bola de fuego y otro enterrando sus colmillos profundamente en tu pierna. Las llamas que queman tu piel y los colmillos que desgarran tus músculos envían señales de dolor por todo tu sistema, señales que ignoras en pro de manifestar tu nueva arma y danzar con ella por el escenario, haciendo que la sangre fluya como río desbocado por donde pasan sus cuchillas. Lobos: https://youtube.com/watch?v=iMLAcELmEsw Todos los perros emiten un quejido lastimero al ser desollados vivos por tu parasol, cayendo para no volver a levantarse. Todos menos uno, que sigue bien aferrado a tu pantorrilla y se niega a dejarte ir pese a sus heridas. Caes al suelo, uniéndote a tus enemigos. El dolor es inevitable, el sufrimiento opcional, y el que tus tendones dejen de funcionar correctamente luego de ser cortados es simplemente natural. Quizá tú puedes ignorar el dolor, pero tu cuerpo no, y es imposible que algo roto funcione sin ser antes reparado. La hoja de la espada, fina como una aguja, penetra el cráneo del lobo que yace sobre ti mordisqueando tu pierna, atravesándolo desde la cabeza hasta la mandíbula inferior. A3: 1d10 = 1 1d10 = 9 1d10 = 8 D3: 1d10 = 6 1d10 = 7 1d10 = 6 1d10 = 8 Ai: 1d10 = 9 1d10 = 6 1d10 = 3 1d10 = 7 1d10 = 8 1d10 = 4 1d10 = 6 1d10 = 5 Ai: 1d10 = 1 1d10 = 1 1d10 = 8 1d10 = 9 1d10 = 8 1d10 = 6 1d10 = 4 1d10 = 9 Lobo Sombrío 3: Salud: 4/12 Absorción: 0/3 Ai: Salud: 20/24 Absorción: 8/8 Mana: 5/5 Fortuna: 3/4 Tanisha: Salud: 4/12 Absorción: 1/3 Mana: 10/11 2 Heridas, -2 dados Escoge uno, sin importar si el ataque de Ai es exitoso: >Ataque Físico 1: 6d10 y 3d10. 2 De daño por éxito + 1 de Perforación. >Ataque Físico 2: 6d10 y 3d10. 1 de daño por éxito + 2 de Perforación. >Ataque Físico 3: 6d10 y 2d10. 3 de daño por éxito. >Ataque Mágico: 6d10 y 3d10. Daño, efectos, dados y costo en mana variable según el Hechizo y lo que especifiques. >Huir: 3d10. >Recargar: +4 Mana. Además puedes escoger una de estas, ambas, o ninguna: >¿Hechizo Defensivo? 6d10. Gasta Mana y puede tener efectos varios de tu elección. >Uwaru 9d10. Te quedan dos turnos de Uwaru. >Fortuna -1 Fortuna, +2 dados a una de tus tiradas. Cometí un error, como siempre, así que tomé los 6d10 para que atacaras a todos los lobos en lugar de tres. Solo puedes usar 1 Fortuna por turno y solo puedes sumarle los dos dados a una de tus tiradas.
>>36382 Herida por los cortes ciegos de los guardias derribados, pateas al hombre más cercano creyendo que es ese el que gritaba tanto desde lo alto de las escaleras, aunque no tienes forma de saberlo a ciencia cierta ya que todos visten las mismas armaduras. Guardia Real 4: Ouch... La voz del guardia te confirma que no es el mismo que tanto gritaba, y que tu patada no fue lo suficientemente fuerte para dejarlo inconsciente. ¿?: Sí, es mejor deshacernos de todos estos para que no nos sigan. La chica apoya tu iniciativa y salta sobre la pila de cuerpos, bailando y zapateando sobre todos y cada uno de ellos con un ritmo vengador. El sonido de las armaduras pisoteadas se asemeja en algo a una melodía de tambor y ahoga los gritos y gemidos de los hombres caídos. Los guardias se quedan relativamente quietos mientras reciben su paliza, ninguno de ellos capaz de seguir dando pelea de momento pero aparentemente todos aún con vida. Es probable que se levanten pronto si no acaban con ellos antes, y poca resistencia pueden oponer en su estado actual así que no es una tarea difícil de cumplir. D4: 1d10 = 1 1d10 = 9 1d10 = 9 1d10 = 10 D5: 1d10 = 5 1d10 = 6 1d10 = 4 1d10 = 6 1d10 = 8 ¿?: 1d10 = 7 1d10 = 9 1d10 = 3 1d10 = 9 1d10 = 4 1d10 = 10 1d10 = 9 1d10 = 3 ¿?: 1d10 = 2 1d10 = 3 1d10 = 3 1d10 = 5 Guardia Real 4: Salud: 8/12 Guardia Real 5: Salud: 11/12 Bunny: Salud: 9/12 Absorción: 1/3 Mana: 2/4 Fortuna: 0/5 Una herida, -1 dado ¿?: Salud: 10/12 Absorción: 1/3 Mana: 0/16 Escoge una. No estás siendo atacada, así que solo tiras un dado: >Ataque Físico 1: 12d10. 3 De daño por éxito. 11d10 si atacas a dos. >Ataque Físico 2: 10d10. 2 de daño por éxito. 9d10 si atacas a dos. >Ataque Mágico: 3d10. Daño y otros efectos variables. >Huir: Solo 6d10. >Recargar: Solo 4d10. +4 Mana.

(3.19 MB 498x361 vampire-truth.gif)

>>36390 "¡¡AHAHAHAHA!! Continúa riendo mientras yace tirada en el piso ignorando por completo toda sensación de dolor y como si ni siquiera se diera cuenta del estado de su cuerpo logra pararse con algo de dificultad tras apoyarse sobre su sombrilla, no esta en condiciones de poder moverse, pero no necesita hacerlo para seguir combatiendo, tras terminar de ponerse de pie usa su magia de viento para impulsarse por encima del aire y una vez gana suficiente altura baja a toda velocidad cual vampiro que se lanza desde el cielo para atrapar a su presa, creando una barrera de viento que la protege de cualquier daño externo a la vez que recubre las alas de su traje con filosas cuchillas de viento permitiéndole usarlas como si fuera la muerte que vino a recoger almas con su hoz "Este es tu castigo por ir en contra del orden publico" Es probable que Ai ya haya acabado con el enemigo pero estando tan perdida en su mente no le importa a Tanisha el estar acribillando un cadáver, siempre que pelea contra monstruos recuerda aquellos sentimientos de ira contra aquellos que la abandonaron, que la trataron como basura toda su vida y que le negaron cualquier posibilidad de tener una vida feliz, pero en esta forma incluso la ira contra aquellas personas había desaparecido lo único que quedaba era el disfrute por destrozarlos, destriparlos y desmenbrarlos, se había convertido en una heralda de la destrucción a quién solo le interesaba vengarse pero no sabe contra quien se esta vengando, no incluso si lo supiera no le importaría, esto no es venganza esto es puro sadismo, una catarsis de sentimientos que lleva acumulando por años y que finalmente han explotado, pero aún mas profundo en su subconsciente yace otro deseo, el deseo de sobrevivir por lo que sin darse cuenta termina absorbiendo el poder que se encontraba en aquella moneda de bronce que recibió antes y usando el poder de esta aumenta ligeramente su resistencia física para ser capaz de seguir sobreviviendo no me acuerdo si podía hacer esto en combate, pero como ya esta terminando no creo que importe si la uso ahora Ataque magico 1d10 = 9 1d10 = 10 1d10 = 4 1d10 = 5 1d10 = 6 1d10 = 8 Defensa 1d10 = 5 1d10 = 4 1d10 = 7
>>36392 >Bunny fue herida pero aún puede seguir adelante >ataca al guardia equivocado >la otra chica golpea a los otros guardias >Bunny decide que será mejor deshacerse de ellos ya >ataca al menos herido de los guardias 1d10 = 10 1d10 = 8 1d10 = 2 1d10 = 5 1d10 = 2 1d10 = 3 1d10 = 10 1d10 = 5 1d10 = 10 1d10 = 10 1d10 = 6 1d10 = 1
>>36407 El perro se rehúsa a soltarte aun con una espada atravesándole la cara, sus colmillos destrozando aun más de tu pierna cuando te liberas de su mordida y asciendes hasta el elevado techo de la cueva. La otra chica tampoco se mueve de donde está al verte descender, reteniendo a la bestia para que la remates. Las cuchillas de tus alas se enganchan al cuerpo del lobo y se lo llevan contigo por los aires como un pasajero involuntario, separándolo de su cabeza, que sigue firmemente clavada al piso como mariposa en una colección de insectos. El corto viaje termina unos escasos metros más adelante, por alguna razón eres incapaz de mantenerte en el aire y te desplomas. No sientes las rocas afiladas que se entierran en tu piel por el duro aterrizaje, ni las quemaduras de esa última bola de fuego, ni siquiera sientes rabia, más bien todo está muy tranquilo. Tu consciencia se desvanece y de pronto solo ves oscuridad, mucha oscuridad. Ai: ¿¡Princesa...!? ¿¡Princesa...!? La voz de una chica muy alterada te arranca de la tranquila oscuridad. La chica se calla por un segundo al verte abrir los ojos, y su cara, a centímetros de la tuya, cambia de algún modo que no puedes percibir con claridad debido a tu visión borrosa, pero el cambio en su voz es mucho más notorio. Ai: Me temo que no tengo algo con lo que pueda curar sus heridas, pero al menos permítame ayudarle a levantarse. Ai te ofrece su mano y un hombro para que te apoyes. Uwaru por su parte se te acerca y deja 5 monedas de bronce frente a ti, aunque no se sienta a pedir caricias sino que te da la espalda, permaneciendo alerta sobre sus cuatro patas y observando el área más profunda de la cueva con el pelo erizado. Ai: Tal vez esos no hayan sido todos los monstruos. Dice Ai, viendo en la misma dirección que el gato y arrugando sus cejas, tanto preocupada como molesta. Ai: Creo que no sería adecuado que continúe. Si lo prefiere puedo escoltarle hasta la salida y encargarme del resto yo sola, o volver las dos más tarde, o... La chica traga saliva, su voz insegura mientras enumera opciones sin decidirse por una, esperando que lo hagas tú. Tu cabeza se siente muy ligera y tu cuerpo muy frágil. Todavía no puedes apoyarte sobre tu pierna derecha y mucho menos caminar con ella. La calidez que se esparce por tu cuerpo no hace mucho por aliviar estos problemas. Ai: Salud: 20/24 Absorción: 8/8 Mana: 5/5 Fortuna: 3/4 Tanisha: Salud: 1/14 -1 por quemadura Absorción: 1/3 Mana: 8/11 3 Heridas, -3 dados Inventario: 1 Tridente 17 Monedas de Cobre 0 Monedas de Bronce 4 Peluches de Hada 1/2 Cajita de pañuelos
(203.98 KB 340x340 ncgnt3.png)

>>36408 Todos los guardias dejan de moverse y de gritar, la chica encima de ellos le da una última patada a uno antes de saltar directamente hacia el piso de más arriba y alejarse por el pasillo. D4: 1d10 = 5 1d10 = 5 1d10 = 10 ¿?: 1d10 = 1 1d10 = 6 1d10 = 8 1d10 = 3 1d10 = 4 1d10 = 9 1d10 = 8 1d10 = 3 1d10 = 9 ¿?: 1d10 = 5 1d10 = 2 1d10 = 5 1d10 = 4 Para cuando llegas también al piso de arriba y giras por el mismo corredor, te encuentras a la chica frente a más de una decena de hombres vestidos de harapos y cubiertos de heridas mal vendadas, enfrascada en una acalorada discusión. ¿?: ¿Qué carajo hacen aquí? ¿No se supone que iba a ir yo adelante? Hombre Harapiento: Sí, se supone que ibas a ir adelante. ¿Dónde carajo estabas? Crees reconocer la voz del hombre de harapos como la misma que escuchaste gritar "¿¡QUÉ!?" adentro del carruaje. ¿?: Responde tú primero. ¿Qué hacen aquí? ¿Y por qué se están devolviendo? Hombre Harapiento: Te tardaste mucho y tuvimos que entrar, eso es todo. Pero ya no podemos más, nos retiramos. El hombre y los que lo siguen empiezan a caminar, pero la chica detiene al que parece ser el líder sujetándolo por un hombro. Hombre Harapiento: ¡Ay, ay! El hombre grita de dolor y trata de apartar la mano de la chica de su hombro colgante usando su propia mano, pero ella solo lo aprieta con más fuerza. ¿?: Si se van ahora los van a buscar y a matar más tarde. Ya empezamos el golpe y lo tenemos que terminar. Hombre: ¡TE DIJE QUE YA NO PODEMOS MÁS! ¿¡NO VES CÓMO ESTAMOS!? La chica finalmente suelta su hombro y pasa sus ojos por el resto del pasillo para ver a los que lo acompañan, todos en condiciones similares, algunos cargando con otros que ni siquiera pueden tenerse en pie. Hombre: Ya todo se fue a la mierda, no hay nada que podamos hacer, si tan solo hubieses... ¿?: ¡Todo se fue a la mierda desde que perdimos a Priya! No intentes echarme la culpa a mí... Los dos enfrentan miradas muy furiosas por una fracción de segundo, hasta que la chica lo termina con otra pregunta. ¿?: ¿Y cómo fue que pasaron por todos esos guardias de allá atrás? ¿Si no los mataron entonces por qué no los persiguieron? No hay más escaleras al segundo piso. Hombre: Matamos a todos los guardias que nos encontramos de camino. Si encontraste más debe ser porque vinieron de afuera. Una pared de ladrillos se abre hacia afuera y un hombre en armadura de guardia real sale corriendo al pasillo, con la espada colgando del cinturón y el casco negro en su mano opuesta. Guardia Real 7: ¡Mierda, mierda, que no llego...! ¿Y ustedes quienes son? El guardia y todos los demás hombres se quedan mudos, viéndose los unos a los otros por unos instantes. Guardia Real 7: ¡Ah! ¡Los rebel- Un casco directo a la nuca deja inconsciente al guardia antes de que pueda desenfundar su espada, el rebelde que sostenía dicho casco abollado dejándolo caer sobre el hombre que atacó y asomando la cabeza por la puerta camuflada de pared. Rebelde: Hoyga jefe... hay, como, agua... y comida aquí. ¿No podemos, como...? Jefe: Sí, sí. Vamos a tomarnos un descanso y ya hablamos las cosas con más calma. El "jefe" suspira exasperado, dando el visto bueno a la petición de su subordinado. La chica finalmente se gira hacia ti, encogiéndose de hombros y siguiendo a la fila de hombres heridos hacia el nuevo cuarto. Los almohadones en el piso no son suficientes para acomodar a los 23 rebeldes, así que algunos, los más heridos, terminan por recostarse sobre la alfombra, efectivamente tapándote una porción lo suficientemente grande de su diseño como para que yo pueda saltarme la parte en la que trato de describirla. Copas de plata bien pulidas pasan de mano en mano, llenas hasta el tope del líquido incoloro que no habías visto desde que tu antiguo dueño te ordenó tomar un baño. La chica que has estado siguiendo te extiende una copa con una sonrisa, antes de voltearse a ver a los demás. ¿?: ¡Atención! Esta encantadora señorita que tengo aquí a mi lado es quien reemplazó a Priya, y la responsable de que hayamos podido llegar tan lejos. Agradézcanle como es debido, vamos. La chica aplaude, los otros rebeldes bajan sus copas y empiezan a aplaudir, algunos con más ánimo que otros, los que no son capaces de levantar ambos brazos golpeándose el hombro para hacer un ruido no muy parecido. ¿?: Su nombre... no tengo ni puta idea de cuál es porque nunca me lo dijo. ¡Pero es muy fuerte, está aquí para ayudarnos, y estoy seguro de que con ella lo vamos a lograr! Soy muy malo con esto de los brindis o como se llamen... ¡Así que ahora todos suban sus copas al aire y digan HUZZAH! Rebeldes: ¡HUZZAH! Todos hacen como dijo la chica y se acaban las copas de agua de un solo trago como si fuese el ron más exquisito que hayan probado en sus vidas. ¿?: Haaa... ¡Otra más, cantinero, y que sea rápido! Rebelde 2: Ya voy, ya voy. El humor se vuelve mucho más ligero ahora que tienen un momento de descanso. La única otra mujer en el cuarto aparte de ti te ve con la boca chorreando agua mientras espera a que le den otra copa. ¿?: Tú también estás herida, ¿no? Trata de descansar un poco, porque pronto tendremos que salir otra vez. Si tienes preguntas o algo que decir aprovecha. Y con eso, ella también se sienta sobre el cojín que el "cantinero" dejó desocupado, quitándole otro de debajo de la cabeza a un rebelde inconsciente y ofreciéndote que te sientes en él dándole unas palmaditas.
>>36471 >tras encargarse de los guardias, logran reunirse con los rebeldes >todos están cansados y heridos pero encuentran en donde descansar >Bunny espera que no sea una trampa >beben agua como si fuera vino >la otra chica hace que le aplaudan a Bunny >al parecer hizo lo correcto al seguir ayudándoles >Bunny descansa y se sienta en el cojín que le ofrece la otra chica a todo esto...tu tampoco me has dicho tu nombre >mencionó Bunny >Bunny intenta descansar mientras puede ¡sírvanme una copa! >pide Bunny al darse cuenta de que no ha visto agua desde que tomó un baño
(301.03 KB 528x501 Ali.png)

>>36548 La pelirosa levanta una ceja y te mira confundida. ¿?: Pero si ya te dije mi nombre, es Alí. Jefe: ¿De verdad te llamas así o solo te inventaste el nombre para poder hacer ese numerito? ¿Alí?: Era la única forma de llegar a la otra puerta. Responde ofendida al evidente tono despectivo con el que el jefe hizo la pregunta. Rebelde 3: ¿No pudiste hacernos invisibles mejor? ¿Alí?: ¿Qué sabes tú lo que puedo hacer o no? Ya estamos aquí, no empiecen a quejarse otra vez. Además bailaron bastante bien, no tiene por qué darles pena. La muchacha frente a tus ojos es envuelta de pies a cabeza por una luz blanca deslumbrante que parece emanar de su propio centro y no afecta a ninguna otra parte del cuarto, pero igual te molesta un poco en los ojos quedarte viéndola. Tras un par de segundos, Alí emerge de entre la luz, vistiendo otra vez la túnica desteñida y las vendas con las que la conociste. Alí: ¿No vas a quitarte la transformación también? Así no vas a descansar nada. La Alí de cabello naranja rosado se voltea a verte, esperando que hagas igual que ella y canceles tu transformación. Al ver hacia abajo notas que la fina ropa que traes desde que tomaste tu baño está tan rasgada después de los muchos espadazos que has recibido que el leotardo negro que acostumbras usar es casi completamente visible entre las finas tiras colgantes que ya parecen también vendajes. Cuando cancelas tu transformación, el leotardo que conforma tu uniforme de chica mágica siempre es reemplazado por lo que sea que llevaras puesto antes de transformarte, algo que tener en cuenta estando encerrada en un cuarto rodeada de hombres. Rebelde 2: Aquí tienes. El cantinero designado te entrega otra copa a ti y a Alí, antes de volver al barril para seguir sirviendo. Alí: Comida y agua hasta reventar, cojines suaves donde caer dormidos, fuertes paredes para protegernos de las tormentas de arena. Estamos tan cerca de lograr el golpe y poder compartir esto con todos los demás pueblos que literalmente lo podemos saborear... Rebelde: Mmmhmmm. Un rebelde asiente, dándole un gran mordisco a una jugosa manzana del cesto en la esquina del cuarto y arrojando varios de los redondos frutos restantes a sus compañeros. Tú logras atajar un par de melocotones. Alí: ¡Y aun así! El estruendo de la copa de plata rompiéndose contra el piso hace que todas las cabezas del cuarto se giren hacia la gritona, que se pone de pie para verlos a todos desde arriba. Alí: ¿¡Y aun así quieren rendirse a medio camino!? ¿¡Regresar a sus pueblos meados con la cola entre las patas a esperar que unos cíclopes los maten y se violen a sus mujeres!? Rebelde 2: Oye, no lo... ¡Ah! El pedazo de plata ni roza la mejilla del "cantinero" cuando Alí se lo arroja a la cabeza, pero igual basta para callarlo. Alí: ¿¡Regresar a esconderse!? ¿¡A vivir con miedo de que el Sultán los encuentre!? ¿¡A morir de sed esperando una lluvia que nunca va a llegar!? ¿¡A esperar que unos guardias lleguen hasta su casa, los despellejen y los cuelguen de una cruz bajo el sol para que los cuerbuitres se los coman vivos!? El supuesto jefe se levanta, superando mucho en altura a la diminuta joven. Jefe: ¡Ya te dije que no podemos más! ¡Hemos perdido demasiados y-! Alí: ¡Y van a perder a más si no lo logramos hoy! Alí interrumpe al único hombre con collar de colmillos en la habitación y lo desafía otra vez con la mirada, quedándose en silencio por medio segundo. Alí: ¿Qué es lo que te da tanto miedo, Apú? ¿Por qué quieres tirarlo todo por la borda cuando ya llegamos tan lejos? Apú: Mi nombres no es Apú, es... Alí: Tu nombre no importa, lo que importa es tu misión. ¿Qué importa más que tu misión pa- Jefe Apú: ¡Es ese puto de Góndir! Ahora le toca a Alí ser interrumpida y quedarse callada. Al jefe le toma unos segundos y un gran trago de agua antes de poder formar las palabras. not!Apú: Ese... puto "campeón" del sultán. Se queda parado afuera de la puerta del trono como un puto perro guardián y solo con mover su puta hacha una vez mata a dos o tres de los nuestros... Todos los rebeldes bajan la cabeza y se hace un silencio en el que nadie come bocado ni bebe gota. El silencio perdura por más segundos que todos los anteriores, hasta que "Apú" tira su copa al piso y vuelve a hablar. "Apú": Puto... puto... ¡¡¡PUTÍSIMO GÓNDIR!!! Alí se gira con el ceño fruncido a ver la única puerta del cuarto, como si esperara algo. Luces vuelven a emanar de su cuerpo hasta que otra palabra del jefe la detiene. Jefe: Matamos a todos los guardias... pero ese puto... No, no... ¡Ese puto no cae sin importar lo que hagamos ni de cuantos lo ataquemos al mismo tiempo! Alí: ¿Eso es todo? ¡Ja! Alí, ya sin luces en el cuerpo, se para derecha e infla su pecho, posando sus puños en sus caderas con un aire de infinita confianza. Alí: Me hubieses dicho que solo quedaba uno y me hubiese ahorrado tanto grito, imbécil. Imbécil: ¡Au, au! El imbécil grita de dolor cuando la niña le da una palmada juguetona detrás del hombro, resintiéndose de la herida. Alí: Si es uno solo nos podemos encargar ella y yo. Ustedes quédense aquí guardados y ya nos pasamos a recogerlos cuando les ganemos el reino. Rebelde 6: Ok. Muéstrenme sus heridas. Un hombre se acerca a Alí, cargando con una larga planta verdosa en una mano, de la cual exprime una sustancia babosa del mismo color para aplicarle a la muchacha en sus cortes. Alí: ¡AY, AY! ¡NO, NO! ¡AHÍ NO, QUE ME DUELE, AAAYYY! Patalea y se queja a grandes voces, en sus ojos azules empiezan a formarse lágrimas que se esfuman tan rápido como aparece una sonrisa burlona en su rostro. Alí: Así de marica te ves. Jefe: Ptoo. El jefe del hombro doliente responde a la pulla de la chica escupiéndole una semilla de ciruela a la cara. Alí: ¡Ngh! ¡Oye, me diste en el ojo, desgraciado! Rebelde 6: Quédate quieto. Todavía no termino. El jefe se agacha bajo un golpe de la chica, que es retenida en su sitio por el rebelde, que le sigue aplicando ese ungüento verde. Rebelde 6: Ahora usted. El hombre harapiento de las manos más limpias espera a que le muestres tus heridas y frota esa misma baba verde sobre ellas usando sus dedos índice y corazón. Aparte de lo frío que está, no sientes nada especial del ungüento. Alí: Hay que esperar un poco a que surta efecto, comamos algo mientras tanto. Dice, sentándose de piernas cruzadas sobre el almohadón de antes y llenándose la cara de ciruelas y manzanas.
>>36603 >la otra chica resulta ser Ali ah...ya veo. Yo soy Bunny >ella insiste en que también se quite su transformación eh...bueno...está bien, quizas sea algo vergonzoso...pero creo que todos se lo merecen tras lo ocurrido >Bunny decide deshacer su transformación, despojándose del leotardo y las rasgadas prendas de seda >ella regresa a lo que traía puesto antes...nada >debido a su trabajo ella está transformada todo el tiempo, a tal punto que su transformación se ha convertido en su "ropa normal" >cuando no está transformada está desnuda >el cantinero les trae el agua y Bunny no tarda en beberla >bebe rápidamente y el agua que se le escapa cae sobre su descubierta piel >posteriormente, Ali intenta motivar a los rebeldes >ella discute con el jefe Apu sobre un tal Góndir >Ali insiste en que si es uno solo de el se pueden encargar ella y Bunny ¡Así es! >secunda Bunny, levantándose junto a Ali ¡no vine aquí a ayudarles solo para que se rindan tan fácil, yo pude haberme ido hace tiempo, pero no pienso irme hasta que el sultán caiga! >las heridas de Ali son curadas con una especie de ungüento >Bunny le muestra las suyas y es tratada igualmente >solo siente algo de frío pero nada más >tendrán que esperar un poco >Bunny se sienta y comienza a comer el melocotón que atrapó unos momentos antes
(121.85 KB 246x402 ClipboardImage.png)

(470.83 KB 850x880 ClipboardImage.png)

(64.24 KB 228x202 ClipboardImage.png)

>>36470 Tras acabar con el enemigo el cuerpo de Tanisha carente de energía termina por desplomarse en el suelo donde rueda múltiples veces antes de detenerse llenándose de varios moretones y rasguños, su transformación desaparece volviendo a su atuendo usual de princesa pero no es que ella lo note, su mente también había sido afectada y termina por perder la consciencia sumergiéndose en memorias ya olvidadas "¿De verdad esta bien que me quede aquí? ¿no hay nadie mas verdad?" ... "Esta bien lo tocaré una vez mas, pero es la última ¿de acuerdo?" ... "¿Enserio no sabes como funciona un teléfono? mira es facil solo tienes que presionar aquí y luego aquí" ... "¿Eh? pero no has comido nada, estaré bien solo come Sophia" ... "Hey Sophia, Sophia, Sophia..." ... >¿¡Princesa...!? ¿¡Princesa...!? "Ah eres tu, por un momento te confundí con alguien mas" Al abrir los ojos se encuentra con Ai por un momento su visión se distorsiono y vio en ella el rostro de su antigua amiga a la cual no recuerda, nota lo alterada que Ai esta, asi como también nota el dolor que antes ignoraba y aunque duele como el demonio no es capaz de expresarlo tal vez sea por el cansancio o tal vez simplemente no quiere preocupar mas a Ai por lo que decide guardarse sus penurias para si misma "No te... preocupes por eso... la fuerza de un pueblo se ve reflejada en su gobernante... mientras el pueblo viva también lo hará este... y por eso mismo... monarcas como nosotras no pueden permitirse mostrar debilidad... ya que cargamos con los sueños y esperanzas de todos..." Haciendo caso de sus palabras intenta soltar su agarre de Ai y ponerse de pie por si misma, pero aquel esfuerzo es inútil ya que nuevamente vuelve a caer al suelo, no tiene fuerzas para moverse ni para volver a pararse, pero incluso así se niega a mostrar cualquier rastro de debilidad "Hehehe..., parece que me sobreesforce un poco, pero no te preocupes... tu eres quien sera la gobernante de aquellas hadas y estoy segura de que lo harás bien... por lo que no creo que te importe si me tomo un pequeño descanso... fue una agradable experiencia el enseñarte... si hice bien mi trabajo... entonces estoy segura de que lograrás salir de aquí..." Su consciencia nuevamente comienza a desvanecerse y en el poco tiempo que tiene antes de que esta se apague por completo, sus ojos comienzan a perder brillo a medida que las lagrimas comienzan a fluir por estos, su transformación nuevamente se deshace acabando así con el hechizo de cenicienta y volviendo a su apariencia normal y mientras todo esto pasa vuelve a cantar aquella canción que entonó antes de morir con la única diferencia de que al menos esta vez alguien la esta escuchando cosa que le entristece y alegra a partes iguales ya que no puede dejar de sonreír mientras las lagrimas caen "We're in a boat, All at sea, And we see, We are the same, The same, But different" >-1 por quemadura ¿Estoy muerta? porque eso suena muy fuerte a que estoy muerta
PDFs del Accidental Magical Girl CYOA original, en el que me baso vagamente para hacer el rol. No tienen que leerlo y muchas de las cosas que están ahí escritas no aplican aquí, solo los dejo por si les pica la curiosidad.
(181.42 KB 1080x1350 dxgndr.jpg)

>>36607 Rebeldes: ¡Woooooh! La sala se llena de silbidos, aullidos y vitoreos cuando te deshaces de tus trapos y tu traje de coneja, tu intento por levantarle los ánimos a los presentes un éxito rotundo. Alí: Oye, cuidado. La túnica color arena de Alí cubre tus hombros y buena parte de tu cuerpo, la mejor parte. Alí: No te estaba diciendo que te desvistieras. Piensa un poco las cosas antes de hacerlas. Rebeldes: ¡Buuuuuu! La recepción es la esperada, el acto de caballerosidad de la muchacha mucho menos apreciado que tu acto de exhibicionismo desmedido. Alí: No te confíes tanto solo porque estamos del mismo lado. Todos los hombres son bestias lujuriosas y te van a saltar encima en cuanto te descuides. Rebelde 4: Ay, ya, no exageres, que no le ibamos a hacer nada. Alí: Ajá, claro, les creo. No suena muy convencida mientras te ajusta la túnica, asegurándose de que te cubra tanto por delante como por detrás. Ahora con una pieza menos encima, puedes ver que, aparte de algunas vendas, la chica viste una camisa color amarillo pálido igual de sucia y algo rota, que no le alcanza a tapar el ombligo y acentúa mejor su poco prominente pecho. Jefe: ¿Tú no eres una bestia también, entonces, "Príncipe Alí"? Las comillas con las que pronuncia el título real de la muchacha son audibles en su tono sin necesidad de que las haga con los dedos, pero igual las hace. Alí se toca la barbilla con la mano y aparenta meditar la pregunta muy profundamente. Alí: Hum... Puede ser... Se encoge de hombros con una sonrisa pícara y pasa los trozos de fruta con un buen trago de agua, que parece de verdad ser inagotable, pues ya va por su cuarta o quinta copa. Tú igualmente te comes tus melocotones, ambos en tan buen estado como si recién cultivados. El dulce fruto se desliza por tu garganta y llega a tu estómago, acompañado de más agua fresca, la cual no está muy fría a pesar de las condiciones en las que fue preservada. Ningún sonido que no sea el de la animada charla y el ocasional insulto amistoso se escucha en la habitación. O las cosas afuera están ya más calmadas o el cuarto está tan alejado de todo el caos que no pueden oírlo, de igual forma les ayuda a los heridos a dormir y a los menos heridos a relajarse. Alí: Bueno. Dice ella, levantándose y brillando como antes. Alí: Hora de que hagamos caer a ese Sultán. Quizás lo lancemos por una ventana o algo así. Otra vez en su atuendo blanco y negro, camina hacia la salida y espera a que te transformes y la acompañes. Jefe: Pues... suerte. A ti también, Bunny, y muchas gracias. Alí ni se voltea a verlo, solo levanta un puño hacia el techo y atraviesa la puerta, cerrándola detrás de ti para que se camufle otra vez con la pared. Alí: Este... Vinimos por este lado, ¿no? Sí, ahí están los guardias todavía tirados. ¡Por aquí! Necesita regresarse hasta las escaleras para recordar la dirección, pero con su rapidez no le tarda más de un segundo ir y volver, y dentro de otros más llegan hasta el final del pasillo y comienzo de las siguientes escaleras. Alí: Oh, bien. Estas sí están vacías. Salvo por los cadáveres de muchos guardias y uno que otro rebelde, a los que ella les pasa por encima como si fuesen charcos de lodo que dejó la lluvia. Otro pasillo repleto de cuerpos y destrucción más tarde se encuentran con él. Un hombre masivo de dos metros de alto y medio metro de hombro a hombro, cargando una alabarda de dimensiones igualmente descomunales, tan negra como la armadura que cubre todo su cuerpo y con la hoja bañada de sangre, que probablemente extrajo de los hombres despedazados por la mitad que siguen manchando el piso bajo sus botas de acero. Alí: Este... ¿No te parece como raro? Bah, no importa. https://WWW.youtube.com/watch?v=S7XfKAx9jGQ Por alguna razón se escuchan voces cantando e instrumentos musicales afuera apenas Alí le lanza el primer golpe al tal campeón, que se queda tieso como estatua a esperar la acometida, simplemente cubriéndose con el mango de su larga arma. GA: 1d10 = 4 1d10 = 6 1d10 = 4 1d10 = 3 1d10 = 1 1d10 = 9 GD: 1d10 = 9 1d10 = 5 1d10 = 1 1d10 = 7 1d10 = 5 1d10 = 10 ¿?: 1d10 = 3 1d10 = 5 1d10 = 5 1d10 = 10 1d10 = 4 1d10 = 2 1d10 = 3 1d10 = 2 ¿?: 1d10 = 2 1d10 = 4 1d10 = 8 1d10 = 1 1d10 = 6 Campeón Góndir: Fuerza: 7 Agilidad: 5 Vitalidad: 8 Magia: 4 Suerte: 4 Salud: 16/16 Absorción: 4/8 Mana: 4/4 Fortuna: 4/4 Bunny: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 4/4 Fortuna: 0/5 ¿?: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 13/16 Escoge una: >Ataque Físico 1: 13d10 y 4d10. 3 De daño por éxito. >Ataque Físico 2: 11d10 y 7d10 . 2 de daño por éxito. >Ataque Mágico: 4d10 y 7d10. Daño y otros efectos variables. >Huir: 7d10 y 7d10. >Recargar: Solo 5d10. +4 Mana.
(14.55 KB 800x600 DEADENDNT.jpg)

(622.36 KB 800x600 iイリヤの部屋.png)

(38.29 KB 158x168 ai5.png)

>>36634 Ai: ¿Está... usted segura de eso? A mí no... Te ve con sospecha al oír tu primer consejo, y está por emitir su desacuerdo cuando te ve tambalearte y te sujeta por la cintura antes de que termines de caer. Aunque su tacto es gentil, el simple roce de la tela de tu atuendo ya es suficiente para reavivar el dolor con el que te dejaron las garras tras perforar tus costados. Ai: ¿Por qué... está hablando así...? Le pido que por favor deje de decir esas cosas... Lenta y suavemente, Ai te acomoda sobre sus piernas para que descanses boca arriba. Vas perdiendo fuerza y el mundo claridad, volviéndose borroso cuando los ojos se te llenan de lágrimas, como si se tratara de una pintura bajo la lluvia. Las caras de tus dos oyentes es lo último que ves antes de que se te cierren los ojos, pero aún en la oscuridad puedes oír esa canción... Mmhhhmm mmmm mmhhhmm mmmm La melodía continúa, en un bucle que parece infinito, desde la inconsciencia hasta el despertar, siendo tanto lo último como lo primero que escuchan tus oídos. Mmm~ hhhmmhhhmmhhmm~ Todo empieza a adquirir forma con cada parpadeo, pero el segundo de tus sentidos en regresar es el del tacto, mediante el cual puedes percibir que estás aún en la misma posición en la que te desmayaste, pero sobre una superficie mucho más suave y hasta un poco familiar. También sientes dolor, no tan agobiante como en aquel entonces, pero suficientemente agudo para pohibirte mover algo más que el cuello. hhmmm hhmmmm~ MMMmmmn~ Con mucha dificultad levantas la cabeza de la mullida almohada para ver a la chica, que sigue tarareando desde una silla a unos cuantos centímetros de tu cama. Ai: Mmm~ hhhmmhhhmmhhmm~ hhmmm hhmmmm~ MMMmmmn~ Sin notar que ya has despertado, Ai permanece con la cabeza baja, cosiendo tranquilamente el trapo remendado que tiene sobre las piernas. Uwaru: Mau. El primero en darte los buenos días es Uwaru, que salta a la espaciosa cama y se acomoda a un lado de tu cara como si salido de entre las sombras. Es esta sola acción del gato la que finalmente hace que Ai suba la mirada para encontrarse con la tuya. Ai: Oh... ¡Oh! Primero boquiabierta y anodadada, luego sonriente y aliviada, Ai deja caer el desastrado vestido junto con la aguja y el hilo y se levanta de la silla para... quedarse de pie viéndote, su sonrisa volviéndose menos y menos amplia pero sin desaparecer por completo. Ai: Esto... yo... bueno. Juguetea con los bordes de su vestido, incapaz de encontrar las palabras o de mantener contacto visual contigo, los ojos viajando de un lado a otro de la recámara sin detenerse por más de medio segundo. Ai: Me alegro de que no esté... De que esté... Es bueno que despertara tan rápido. Esta vez solo silencio, ni siquiera tartamudeos, pero sí un suspiro que se tarda segundos en salir. Ai: Agradezco la ayuda que me ha dado hasta ahora y he pensado en las cosas que me dijo... Pero... Umm... Lo que quiero decir es que... Otro suspiro. El vestido de Ai se arruga entre sus puños apretados cuando vuelve la mirada hacia tus ojos. Ai: Si nunca te quitas la armadura, tus heridas no sanarán. Estar siempre armada aleja a los que te quieren hacer daño y también a los que te quieren ayudar... Dice con una voz algo dura y el ceño fruncido. Los labios le tiemblan un poco luego de un par de oraciones y tiene que hacer una pausa muy corta antes de continuar. Ai: Su cuerpo sigue herido y necesita descanso, debe quedarse por lo menos un par de horas sin transformarse, tal vez hasta mañana. Así se curará más rápido. Pestañea, manteniendo los ojos cerrados y soltando su vestido para agacharse y recoger el que estaba cosiendo. Ai: Disculpe. Quizá esto no es algo que debería estar haciendo un monarca, pero creí que no querría que las hadas la vieran... débil... Así que me he estado encargando yo de usted y de su ropa. Sacudiendo un poco la prenda, la dobla con cuidado para dejarla sobre la silla donde antes se sentaba. Solo con levantar un poco el brazo y bajar un poco más los ojos puedes comprobar que bajo las sábanas no tienes más que vendas, curitas, gasas y alguna especie de cataplasma cubriéndote varias partes del cuerpo. Ai: No soy buena arreglando cosas sin usar magia, ni tratando heridas en general. Espero no haberlo hecho demasiado mal. Muy tiesa, se gira otra vez de la silla hacia la cama, su expresión y tono de voz un poco menos rígidos. Ai: Encontré una solución temporal para los monstruos de la mina, así que no tiene por qué preocuparse por eso. Solo descanse y... A pasos lentos y con la cabeza ni muy alta ni muy baja, se acerca a la única puerta del dormitorio. Ai: Si necesita algo, más agua o cualquier otra cosa, puede pedírmelo ahora. Supongo que tampoco querrá que yo la vea en este estado, así que me iré y volveré a la hora de la cena si no me necesita. Coloca una mano sobre el picaporte, esperando alguna respuesta afirmativa para tomarla como su permiso para partir. Sophia Muller: Fuerza: 3 Agilidad: 4 Vitalidad: 3 Magia: 3 Suerte: 4 Salud: 3/6 Absorción: 0/1 Mana: 3/3 Fortuna: 3/3 No moriste, pero supongo que ya te diste cuenta, si es que leíste el post empezando desde arriba. El único éxito del lobo te bajó la salud a 2 y la quemadura del turno pasado a 1. Hubieses llegado a 0 si no hubieses tenido un solo éxito en defensa. Asumo que fuera de transformación no tienes cola ni esas cosas, a no ser que tu historia sea que te abandonaron al nacer por mutante.
>>36706 >Ali cubre el cuerpo desnudo de Bunny antes de que ella continúe con su acto de exhibicionismo no es la primera vez que tengo que hacer algo así...pero gracias >finalmente terminan de descansar >ha llegado la hora de seguir con el ataque >Bunny se transforma nuevamente >suben las escaleras hasta llegar con un sujeto enorme >Ali lo ataca pero el ni se inmuta >Bunny entonces intenta atacar al sujeto con su propio peso entre más grandes, más fuerte es la caída 1d10 = 7 1d10 = 7 1d10 = 10 1d10 = 7 1d10 = 2 1d10 = 1 1d10 = 10 1d10 = 6 1d10 = 9 1d10 = 1 1d10 = 4 1d10 = 7 1d10 = 9 1d10 = 10 1d10 = 1 1d10 = 7 1d10 = 7 1d10 = 6 1d10 = 7 1d10 = 2 1d10 = 10 1d10 = 6 1d10 = 2 1d10 = 6
(317.08 KB 1200x675 ClipboardImage.png)

(63.71 KB 248x208 ClipboardImage.png)

(63.79 KB 225x188 ClipboardImage.png)

>>36707 Al recuperar la consciencia Sophia se encuentra a si misma recostada sobre la superficie mas comoda que ha sentido en su vida, tan blanda y mullida que le da a su cuerpo la sensación de estar flotando, por un momento llego a pensar que estaba camino al cielo y que lo que sentía era una nube debajo suyo, pero al abrir los ojos lo que se encuentra es un techo de color blanco inmaculado que no reconoce, siguiendo con la su linea de pensamiento asumió que esto debe de ser la entrada al lugar bueno, en la tierra la despreciaron pero Dios es justo y decidió aceptarla en su reino, pero a medida que recupera su conciencia se da cuenta de que ese no puede ser el caso ya que un constante dolor comienza a afligirla por prácticamente todo su cuerpo, haciendo que se de cuenta de que sigue viva "Ayyy... ahh..." Con algo de dificultad logra ladear la cabeza para ver a su alrededor encontrándose así con una chica de aproximadamente su edad cociendo mientras tararea una canción que conoce muy bien, pero antes de que pudiera decirle algo a aquella persona un gato negro salta cerca de esta moviendo ligeramente la cama y haciendo que sea mas consciente de su dolor tras ese pequeño rebote que sufrió el colchón sobre el que se encuentra "Khh... ooh..." La mujer a su lado finalmente se da cuenta de que Sophia esta despierta y en su sorpresa termina tirando el pedazo de tela desgatada que cocía con tanto empeño y al hacerlo Sophia nota que ese pedazo de tela desgatada se trata de su vestido, da un vistazo rápido debajo de su sabana para confirmar que que efectivamente la desconocida muchacha le había quitado su vestido y la dejo a ella con poco mas que vendas cubriendola junto con otros productos médicos, mientras Sophia se percata de esto la mujer empieza a hablar de cosas extrañas que no entiende "¿Armadura? ¿monstruos?" En un tono bajo y apenas audible logra formular unas escasas preguntas para expresar su confusión antes lo que la señorita le estaba diciendo, durante el leve tiempo que le tomó a Sophia el juntar fuerzas para decir esas palabras la chica ya se había movido hacia la puerta donde se le quedo viéndola como si la esperara por algo, en un intento de entender lo que esta pasando Sophia comienza a repasar sus memorias mientras sus ojos escanean cada centímetro de la habitación "Uuuh... esto... si entiendo bien usted me trajo aquí luego de encontrarme tirada y ha estado dándome tratamiento ¿es ese el caso? le agradezco mucho lo que ha hecho por mi pero ¿quien es usted...?" Lo último que recuerda es haber estado tirada y moribunda en aquel callejón, forzando un poco mas su cerebro logra recordar vagamente una pequeña figura de negro acercándose a ella por lo que rápidamente asume que esa figura se trataba del gato a su lado y que la chica en frente suyo ha de ser la dueña de aquel gato el cual le indicó donde se encontraba Sophia, no tiene forma de saber con seguridad que pasó luego de eso pero viendo el estado del lugar donde se encuentra y el hecho de que la chica se tomo la molestia de tratarla y arreglar su ropa no puede tratarse de una mala persona, aunque incluso si lo fuera en el estado en el que se encuentra sería incapaz de oponer ninguna resistencia si alguien intentará atacarla por lo que temerosa de que ese sea el caso opta por creer lo primero y rezar el no haber acabado en una situación peor de la que estaba No tengo colas, cuernos ni nada de eso transformada ni destransformada, esos son detalles del diseño de la mona que uso que ignoró muy fuerte
(376.30 KB 1968x1902 dxgndr2.jpg)

>>36736 Los golpes que Alí le lanza al campeón golpean en todas partes menos hacia donde parecen dirigirse, volviendo inútil cualquier intento del hombre por defenderse. Alí rebota sobre sus tacones y se rasca la nariz con un pulgar, viendo al mal llamado campeón con una sonrisa presumida. Alí: Es el golpe ilusorio, nunca sabes de donde va a venir. ¡Hoh! Evade un corte del hacha saltando hacia atrás, dándote a ti la oportunidad para ir por el centro de balance del hombre que la ataca, barriendo sus piernas con una patada y derribándolo con un sonoro golpe para que caiga junto a los cadáveres que él mismo creó. Alí: Pff. Esto no es nada, te dije que tú y yo podíamos. Ese Sultán ya se puede dar por derrocado. Sin trucos elegantes ni acrobacias elaboradas, Alí se coloca sobre el guardián de la puerta y le patea la cara desde arriba, buscando de perforarlo con su tacón e ir directo al cerebro para así darle punto final a la confrontación. ¿Oh? ¿Pero qué es eso? ¿Alguien usando sus tacones para matar a un enemigo? ¿¡En frente de Jenny Thompson, también conocida como "Bunny" y mejor conocida como "tacones asesinos"!? ¡No podemos permitir eso! ¡Si quieres mantener ese segundo apodo será mejor que vayas allá y lo hagas valer! ¡Tienes que ir y perforarle tú el cráneo con tus tacones, no puede ser de otra forma! Ignorando tus conflictos internos y a la niña que lo pisotea, el pesado hombre se sigue moviendo e intenta contraatacar, aun desde el suelo, cortándole las piernas a la chica con su arma en una mano. La música y los cantos se intensifican, sonando ahora como si vinieran del mismo pasillo en el que estás. GA: 1d10 = 7 1d10 = 2 1d10 = 8 1d10 = 7 GD: 1d10 = 7 1d10 = 6 1d10 = 7 1d10 = 3 ¿?: 1d10 = 1 1d10 = 9 1d10 = 9 1d10 = 8 1d10 = 7 1d10 = 5 1d10 = 10 1d10 = 3 ¿?: 1d10 = 4 1d10 = 9 1d10 = 9 1d10 = 7 1d10 = 4 Campeón Góndir (Derribado): Salud: 11/16 Absorción: 0/8 Mana: 4/4 Fortuna: 4/4 1 herida -1 dado. Derribado -1 dado. Bunny: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 4/4 ¿?: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 13/16 Escoge una: >Ataque Físico 1: 13d10 y 4d10. 3 de daño por éxito. >Ataque Físico 2: 11d10 y 7d10. 2 de daño por éxito. >Ataque Mágico: 3d10 y 7d10. Daño y otros efectos variables. >Huir: Solo 7d10. >Recargar: Solo 5d10. +4 Mana. Usaste muchos más dados de ataque de los que necesitabas, así que aprovecho para decir que existe más formas de ataque y otras cosas que se pueden hacer durante el combate, como ahora, que intentaste derribarlo. >Derribo: 10d10 y 7d10. 1 de daño por éxito, el oponente queda derribado por el siguiente turno y recibe una penalización de -1 a sus dados. Creo que se alinea mejor con lo que trataste de hacer ese turno y lo de su propio peso. Y no me lo inventé porque está en el segundo PDF de >>36682, junto con algunas otras cosas que quizás no use.
>>36792 >la batalla contra ese hombre continúa >Ali intenta matarlo con sus tacones >pero entonces Bunny recuerda su otro apodo >tacones asesinos >para defender su honor, Bunny también ataca con sus tacones >intenta llegar al cerebro de forma más efectiva y letal 1d10 = 8 1d10 = 9 1d10 = 5 1d10 = 6 1d10 = 1 1d10 = 5 1d10 = 5 1d10 = 4 1d10 = 10 1d10 = 7 1d10 = 1 1d10 = 7 1d10 = 8 1d10 = 7 1d10 = 2 1d10 = 3 1d10 = 5
(42.34 KB 130x260 ai12.png)

>>36771 La chica aleja su mano de la puerta y se gira otra vez para verte. Varias emociones pasan por su rostro mientras te mira en silencio, empezando por el enojo y pasando por la incredulidad y la sospecha hasta terminar con una expresión de apatía. ¿?: Ai es el nombre que decidí darme. Soy una chica mágica normal, completamente libre de corrupción. Mi patrón murió hace años, es por eso que no tengo uno. Su voz robótica y su cara inexpresiva, se acerca hasta ti para intentar bajar al gato negro de la cama al oír tus quejidos, pero este se baja por sí solo antes de que le ponga las manos encima y la ve desde el piso con desconfianza. Ai: Esa es la verdad, si decide creerme. Usted no tiene por qué ser sincera conmigo, ya que yo también le estuve ocultando cosas. Es bueno que sea precavida. El felino deja de desafiar a la chica con la mirada y salta ahora sobre la silla en la que esta dejó tu vestido. Ai lo sigue con la mirada y se le queda viendo por un rato, hasta que sube la cabeza repentinamente como si acabara de recordar algo. Ai: Ya tengo sus medidas así que encargaré que le hagan otro vestido pronto, pero mientras tanto tendrá que usar el que tenía... Su boca permanece abierta mucho después de decir su última palabra, pero si tenía algo más que decir no lo dice, y vuelve a caminar hasta la puerta, esta vez abriéndola sin esperar más por ti. Ai: Sea como sea. Debe quedarse aquí descansando hasta que se recupere. Volveré más tarde con comida y ropa nueva. Hasta entonces. Te quedas sola con el gato en la elegante habitación. No hay una ventana que dé con el exterior ni un reloj por ninguna parte así que no sabes la hora ni cuánto falta para la cena, las única fuentes de iluminación en el cuarto son una lampara de mesa a un lado tuyo y la leña que arde en la chimenea frente a la entrada. Las voluminosas sábanas y las lejanas llamas te mantienen cálida a pesar de no tener ropa, y la suavidad del colchón y las almohadas suman a tu comodidad. Tras solo unos minutos de examinar el cuarto y sus peluches de animales, sientes cómo tus fuerzas aumentan exponencialmente, hasta tal punto que crees poder levantarte por completo de la cama si te esfuerzas mucho. Gato: Mau. Saltando de la silla al piso con un maullido, el gato corre hasta debajo de la mesa de centro, donde encuentra una bola de hilo con qué entretenerse pasándola de una pata a otra. Con el felino fuera del camino, tienes la oportunidad de recuperar tu vestido y algo de tu decencia, si te aventuras a intentar en lugar de permanecer postrada un tiempo más. Puede que caminar se te haga mucho más difícil de lo normal dado que, por alguna razón que desconoces, tu pierna derecha parece ser la parte más lastimada de todo tu cuerpo. ¿Qué tan recientes son estas heridas y cómo te las hiciste? ¿Son ellas la causa de tu desmayo y no la falta de comida? Al menos tu estómago no se siente tan vacío como de costumbre y la chica que te acogió se fue con la promesa de traerte más comida, así que ya no tienes que preocuparte por pasar hambre hoy.
(64.80 KB 238x208 ClipboardImage.png)

(64.42 KB 226x222 ClipboardImage.png)

>>36813 >>36813 La expresión de la chica en frente suyo comienza a cambiar rápidamente como si ni ella misma entendiese de que esta hablando y así también lo hace la de Sophia pasando de un rostro calmo que expresaba agradecimiento por haberla salvado a uno de angustia y terror por las incoherencias que le estaba contando ¿chica mágica? ¿patrón? Sophia no entendía ni una solo palabra de esto y el que la tal Ai se lo estuviese contando todo con un rostro tan serio solo le preocupaba mas, no por la salud mental de ella, sino por su propio bienestar, claramente esta mujer no esta en sus cabales y si es capaz de inventar una fantasía tan extraña como aquella sin ningún motivo, entonces quien sabe que otras extrañas cosas inventara respecto a ella "Ahh... ya veo..." Asustada de enojar a su captora Sophia simplemente se limita a asentir a lo que sea que diga, incluso el gato a su lado parece extrañado por aquel comportamiento tan raro, ya que este comienza a mirarla como si fuera a atacarla en cualquier momento, una vez la extraña mujer se retira Sophia procede a esconderse bajo sus sabanas mientras tiembla, sus ojos están llorosos pero no suelta ni una sola lagrima, esta acostumbrada a vivir con la incertidumbre de no saber cuando encontrará una fuente de agua potable por lo que ha aprendido a evitar llorar con tal de evitar una posible deshidratación "Tengo... tengo que salir de aquí..." En su estado actual no hay forma de que pueda defenderse de nadie, pero tal vez con algo de suerte pueda escapar de ella, por lo que con algo de dificultad logra destaparse y sentarse en la cama, momento en el cual nota que su pierna derecha tiene marcas de mordidas, da una mirada rápida al gato que se encuentra en la silla, las marcas no coinciden por lo que no hay forma de que este haya sido el responsable de esto, estas lucen mas bien como algo hecho por una especie de cánido ¿algún perro callejero intentó comerla mientras estaba inconsciente? no, lleva demasiado tiempo en las calles como para saber que los perros rara vez muerden a alguien sin motivo, incluso los mas hambrientos dudan de acercarse a algún vagabundo, considera la posibilidad de que se trate de otro animal como un zorro o un lobo pero la ciudad donde vive esta demasiado alejada de cualquier bosque o similar de donde puedan salir estos, entonces la única respuesta que le queda es que haya sido un perro entrenado específicamente para atacar a las personas ¿acaso esa chica tiene uno de esos y lo uso para lastimarla y así evitar que escape? ¿no había dicho antes que su patrón murió? ¿acaso se refería a que ella mato a quien sea ese tal patrón? ¿planeaba hacer lo mismo con ella? "Gulp...huf... huf..." Traga saliva y comienza a respirar con fuerza debido al miedo, al principio pensó que se trataba de una buena persona pero cada detalle que descubre solo termina por indicarle lo contrario, el lugar no tiene vistas al exterior ni ningún medio con el cual intentar comunicarse para pedir ayuda, lo cual solo aumenta sus sospechas y miedos, tiene que salir de aquí lo mas rápido posible incluso si es un acto inútil no puede permitirse el quedarse sentada esperando por su asesina, el gato se encuentra sentado sobre su vestido e incluso este le asusta por lo que no se anima a tomarlo pero por suerte para ella este baja de la silla y procede a entretenerse con una bola de hilo, Sophia no desaprovecha esta oportunidad y ignorando su dolor comienza a vestirse lo mas rápido que puede, debido a las heridas de su pierna no puede caminar con naturalidad así que termina cojeando como malamente puede hasta la puerta, pone la mano sobre el pomo y con suma cautela lo abre lentamente, su captora no parece haberla dejado encerrada pero eso no la tranquiliza en absoluto, ya que lo siguiente que hace es abrir levemente la puerta dejando entrar una fina linea de luz por esta y con ese poco rango de visión mira hacia todos los lados asegurándose de que no hay nadie cerca "No le digas nada de esto a esa chica ¿de acuerdo?" Voltea hacia donde el gato y habla con este en un intento de pedirle por favor que no avise sobre su escape y tras eso abre la puerta, no tiene ni idea de hacia que lado fue su captora ni en donde se encuentra pero decide creer que salió por el lado derecho por lo que en un intentó de evitarla ella procede a huir por el lado de la izquierda Cambie de opinión respecto a los cuernos me los quedo durante la trasformación pero la cola si la voy a ignorar
(280.63 KB 763x476 sqdl4.png)

(698.82 KB 2340x1488 sltrngr.jpg)

>>36800 Alí salta la cuerda con el arma del grandote, salvándose de perder los pies por poco, pero quitando su tacón de la cabeza del pisoteado antes de poder finalizar el trabajo. Tú tomas esto como tu señal para entrar en escena y enseñarle a la novata cómo una mujer de verdad usa sus tacones. La punta letal del zapato entra por la cavidad nasal tallada en el casco del hombre y perfora por allí el cerebro. La sangre color alquitrán se derrama por los ojos del casco y demás agujeros, agregando negro al rojo que ya pintaba el piso. La mano enguantada aprieta el hacha con más fuerza pero no la vuelve a levantar, el resto del cuerpo convulsiona violentamente un par de veces antes de cesar todo movimiento. Quitas el pie de su cara. Sientes una palmada en la espalda y un aliento en tu nuca. Alí: Muy bien hecho, andando. Tras susurrar el cumplido, le pasa por encima a los cadáveres y abre una mitad de la gran puerta doble con una patada, revelando la enorme sala, con su tapete intrincado, trono vacío, murales pintados, tapices, jarrones con plantas y hombre delgado de barba larga y nariz arguileña asomando la mitad superior del cuerpo por una ventana, sujetándose a sus finas cortinas de tela. Alí corre hacia él apenas lo ve. Alí: ¡Va a escapar! El hombre se voltea para verlas con sus ojos verdes bien abiertos, para posteriormente ponerse de pie sobre el alféizar de la ventana, soltar las cortinas y saltar hacia afuera. Alí: O va a saltar... Supongo que ya cayó el Sultán. Estamos en el último piso. Llega demasiado tarde, no puede hacer más que asomarse por la ventana y ver cómo el Sultán cae en picada y se alza por los aires en una alfombra naranja. Sultán: ¡Squadalaaa! ¡Y me voy! Dice y hace, el viento batiendo la alfombra bajo su trasero y levantándolo hasta el techo del palacio sobre sus narices, evadiendo también la tormenta de arena que parece haberse formado en medio de la calle. Escuchas música muy rara venir de esa dirección. https://www.youtube.com/watch?v=UAxIaXMNhgY Alí: Eso es nuevo. Góndir: ¡GÓNDIR! Grita Góndir, pateando la otra mitad de la puerta doble, una gigantesca anguila azabache sobresaliendo de su cuello, arrastrando y manipulando sus miembros por medio de los delgados hilos tentaculares que palpitan y se retuercen por toda su forma. Alí: Eso. Eso era lo raro. Te dije. El monstruoso parásito desciende sobre ustedes desde el techo con la mandíbula abierta de par en par, sin pensar un momento por el bienestar de su huésped, que se estrella de cara contra el tapete, dejando un rastro de baba negra por donde pasa. SA: 1d10 = 7 1d10 = 6 1d10 = 2 1d10 = 2 1d10 = 8 1d10 = 7 1d10 = 10 SD: 1d10 = 7 1d10 = 4 1d10 = 9 1d10 = 6 1d10 = 6 1d10 = 3 1d10 = 7 ¿?: 1d10 = 1 1d10 = 1 1d10 = 5 1d10 = 10 1d10 = 5 1d10 = 4 1d10 = 9 1d10 = 9 ¿?: 1d10 = 7 1d10 = 5 1d10 = 2 1d10 = 2 1d10 = 7 Solitaria Negra: Fuerza: 9 Agilidad: 3 Vitalidad: 9 Magia: 4 Suerte: 4 Salud: 18/18 Absorción: 5/5 Mana: 4/4 Fortuna: 4/4 Bunny: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 4/4 Fortuna: 0/5 ¿?: Salud: 12/12 Absorción: 3/3 Mana: 13/16 Escoge una: >Ataque Físico 1: 13d10 y 4d10. 3 de daño por éxito. >Ataque Físico 2: 11d10 y 7d10. 2 de daño por éxito. >Derribo: 8d10 y 7d10. 1 de daño por éxito. Derriba al enemigo por el siguiente turno. >Ataque Mágico: 3d10 y 7d10. Daño y otros efectos variables. >Huir: Solo 7d10. >Recargar: Solo 5d10. +4 Mana.
>>36852 Tu viejo vestido se ve tan viejo como lo recuerdas, pero un poco menos sucio y desastrado, las costuras y parches menos notables y los colores más uniformes. También hay algo de peso agregado en los bolsillos, que parecen estar cargados con algunos objetos pequeños que puedes sentir con los dedos pero quizá no tengas tiempo de revisar apropiadamente en medio de tu escape. Inventario: 10 o más algo(s) circulares 1 algo rectangular Gato: ... El felino deja de jugar con el ovillo y se te queda viendo, silencioso como el elegante pasillo que ves afuera. Por la ventana que compone la mayor parte de la pared izquierda ves cómo el sol baña los extensos campos con un tinte naranja, no hay rastros de civilización, solo un largo camino de ladrillos amarillos con árboles y arbustos a cada lado. Cojeas trabajosamente usando una de las paredes como soporte, pasando varias estatuas, retratos antiguos, muebles y demás elementos decorativos hasta llegar a unas escaleras que, al igual que todo en este santo lugar, son muy grandes. Enano: ¿Necesita ayuda? Pregunta la sonriente personita de rostro poco definido parada arriba del pasamanos. Enano 2: Sabía que teníamos que construir una rampa. Enano: No concuerda con el resto de la estética. Enano 2: También podríamos usarla nosotras. Enano: No seas tan floja. Enano 2: Sería más práctico. Un tercer enano disfrazado de mayordomo sube desde la planta baja usando una soga y se queda de pie junto a los otros dos que conversan sin mover sus bocas sin labios. Enano 3: Si se las ata a la cintura la podemos bajar. El enano sujeta la cuerda que usó para trepar con una de sus manos sin dedos y te la acerca tanto como puede. Otras cuatro personitas de menos de un pie de alto te ven curiosas, sin pestañear uno solo de sus ojos sin pestañas desde la puerta justo al frente de las escaleras.
>>36898 >Bunny termina con el sujeto gigante >es entonces que logran llegar al sultán, quien se da a la fuga ¿en serio? ¿¡tanto sacrificio para que se escape tan fácilmente!? >exclamó Bunny frustrada >entonces el sujeto de antes es controlado por un parásito >pero Bunny está furiosa >esperando que no se haya ido demasiado lejos, Bunny toma al parásito e intenta arrojárselo al sultán ¡devolver al remitente! 1d10 = 7 1d10 = 3 1d10 = 4 1d10 = 4 1d10 = 6 1d10 = 10 1d10 = 7 1d10 = 1 1d10 = 3 1d10 = 8 1d10 = 1 1d10 = 7 1d10 = 7 1d10 = 8 1d10 = 4 1d10 = 5 1d10 = 2
(1.42 MB 480x270 7wlBkIk.gif)

(64.41 KB 226x222 ClipboardImage.png)

(216.25 KB 800x600 ClipboardImage.png)

>>36900 "Do... ¿¡Don-de estoy!?" Apenas salir de la habitación lo primero que Sophia se encuentra es un gran ventanal con vistas al exterior, pero todo lo que ve es una gran extensión de verde con un camino sobre este, no hay rastro alguno de ninguna casa o persona cerca ¿a donde demonios se la habían llevado? ella estaba en medio de la ciudad cuando se desmayó pero ahora no hay nada que pueda reconocer como parte de aquella ciudad ¿de verdad alguien se había tomado tantas molestias para secuestrarla y alejarla de todo el mundo? no, no si hay un camino entonces debe de llevar a algún sitio por lo que con ese pensamiento en mente continuó su caminar apoyándose contra la pared mientras intenta cojear a toda la velocidad que puede "¿Eh? ¿que es ese ruido?" A medida que avanza mas y mas rápido comienza a escuchar un tintineo proveniente de sus bolsillos, al revisar se encuentra con unas monedas que no reconoce, estas no lucen para nada como las que ella esta acostumbrada a recoger de la calle pero ¿entonces porque las tenia? su asustada mente llegó a la conclusión de que su captora las puso allí precisamente para encontrarla en base al sonido en caso de que escapase, que es precisamente lo que esta haciendo ahora ¿que tan lejos había llegado para lograr mantenerla cautiva? primero la recoge mientras esta inconsciente, luego se la lleva a un lugar lejano para desorientarla, le quita todo medio de comunicación cercano y además de eso guarda estas ruidosas monedas para atraparla ¿porque se estaba tomando todas estas molestias? ¿acaso esto era un retorcido juego del gato y el ratón?, ¿de verdad espero todo este tiempo a que despertara con la única intención de jugar a cazarla? "Huff, huff, huff, huff" El miedo de haber acabado atrapada con una psicópata de este nivel había hecho que Sophia comenzará a hiperventilarse viéndose obligada a detenerse para sostener su pecho en un intento de tranquilizarse, se toma un minuto para ver a su alrededor todo este lugar luce como el hogar de una persona extremadamente rica, alguien con tanto dinero seguramente no tendría problemas en montar todo este espectáculo solamente para divertirse, el pensar en eso la aterra al punto de que por primera vez en mucho tiempo las lágrimas comenzaron a fluir cayendo algunas gotas de estas por sus mejillas, pero a pesar del miedo y angustia que aflige su corazón esta logra encontrar fuerzas para limpiar sus lagrimas a la vez que intenta pensar en un modo de salir con vida, quizás pueda hacer un rastro falso con sus monedas para hacerle creer a su captora que había huido hacia el lado contrario, toma con determinación las monedas de su bolsillo y se prepara para lanzarlas como parte de su plan de escape "¡¡Aaah!!" Pero en el momento justo en el que se preparaba para hacer eso escucha una voz proveniente de detrás tuyo, creyendo que se trataba de unos de los captores voltea rápidamente y se dispone a lanzarle las monedas en su rostro para poder huir de este, pero cuando se da la vuelta no encuentra a nadie, ¿estará imaginando cosas por el miedo? debe de ser eso por lo que ignorando la voz de hace un momento sigue caminando y al hacerlo otra voz comienza a sonar discutiendo con la primera, con su cordura pendiendo de un hilo Sophia comienza a examinar cada rincón de donde está, esperando encontrar a la fuente de esa voz y es ahí cuando finalmente ve a las pequeñas personitas que estaban conversando "¡¡¡AAAAHHHH!!!" Como si hubiese visto un ratón Sophia grita mientras retrocede y sostiene los bordes de su vestido por miedo a pisarlos o de que pasen cerca de ella, al hacerlo termina por perder el equilibrio y caer, al igual que todas sus monedas las cuales terminan desparramandose por el piso, momento en el cual otra de esas extrañas personas se acerca, esta vez vestida de mayordomo "¿Q-QUE ¿¡QUE SON USTEDES!?" Mas y mas personitas proceden a llegar y todos ellos se quedan quietos observandola, incapaz de creer lo que esta viendo Sophia comienza a darse palmas en la cara, a la vez que se pellizca múltiples veces esperando despertar de este sueño tan extraño, pero sin importar lo que haga las cosas siguen igual al igual que aquellas personitas que no paran de mirarla, con algo de miedo comienza a arrastrarse por el piso para acercarse a estos y con extremo cuidado acerca su dedo indice a uno de ellos para tocarlo "¿¡S-SON REALES!? ¿¡Q-QUE E-ESTA PASANDO AQUÍ!?!
>>36956 Los puños de Alí no detienen al mastodonte, que les cae encima con todo su peso, enviándolas al piso junto con el cuerpo de Góndir. Tú te lo quitas de encima con una patada que lo hace rebotar contra el techo y volver abajo, trayendo escombros consigo. Alí: ¡Buena idea, será más rápido llegar a la cima del palacio si abrimos un agujero usando a Góndir como ariete! ¡Oh! Dice, rodando fuera del punto de aterrizaje de la bestia antes de que la aplaste una segunda vez. Ya de pie y en posición, patea también al monstruo, apuntándolo al mismo lugar que impactó tras tu ataque. Góndir: Góndir. Añade el cuerpo de Góndir, dando vueltas en el piso mientras la gran víbora que le sale de la nuca busca de enroscarse alrededor de ambas y apretujarlas. El ruido de afuera aumenta, algunos fuertes gritos acompañan ahora a la música. La arena empieza a entrar por las ventanas con tanta fuerza que sacude las cortinas y tus orejitas ornamentales. SA: 1d10 = 2 1d10 = 8 1d10 = 4 1d10 = 5 1d10 = 9 SD: 1d10 = 5 1d10 = 9 1d10 = 8 1d10 = 7 1d10 = 9 ¿?: 1d10 = 7 1d10 = 6 1d10 = 10 1d10 = 4 1d10 = 3 1d10 = 5 1d10 = 4 ¿?: 1d10 = 6 1d10 = 10 1d10 = 2 1d10 = 5 Solitaria Negra: Salud: 9/18 Absorción: 0/5 Mana: 4/4 2 heridas. -2 a dados. Bunny: Salud: 7/12 Absorción: 1/3 Mana: 4/4 Fortuna: 0/5 1 herida. -1 a dados. ¿?: Salud: 9/12 Absorción: 1/3 Mana: 13/16 1 Herida. -1 a Dados. Escoge una: >Ataque Físico 1: 12d10 y 3d10. 3 de daño por éxito. >Ataque Físico 2: 10d10 y 6d10. 2 de daño por éxito. >Derribo: 7d10 y 6d10. 1 de daño por éxito. Derriba al enemigo un turno. >Ataque Mágico: 2d10 y 6d10. Daño y otros efectos variables. >Huir: Solo 6d10. >Recargar: Solo 4d10. +4 Mana.
>>36973 Enano: Somos las hadas mayordomo del castillo central. Responde sin titubear al oír tus gritos. Las supuestas hadas bajan del pasamanos usando cuerdas idénticas a las que usaron para subir y caminan hasta ti. ¿Hada? 2: ¿Eh? Claro que somos reales. La segunda hada de esmoquin negro frota tu dedo extendido con su mejilla de manera afectiva. Su cara se siente igual que tu piel, tal vez más suave y tersa, con la más leve pizca de calidez, pero realmente real. ¿Hada? 2: Lo que pasa es que la vimos cojeando y vinimos a ver si estaba bien. ¿Necesita que la...? El hada se congela a mitad de oración y aleja su cara de tu dedo para correr hacia la parte baja del pasamanos junto con sus dos compañeras y hacer de lemming escaleras abajo. Gato: Mau. El gato negro escupe las 17 monedas que dejaste caer, todas bien apiladas en dos pequeñas torres frente a tus pies, y se sienta a verte expectante. Inventario: ¿17 Moneda(s) de cobre? Una nueva hada aparece en la habitación de abajo desde algún lugar a la izquierda que no alcanzas a ver desde tu posición. ¿Hada? 8: La reina dijo que esperaramos una hora más antes de servir la cena, pero si tiene hambre podemos cocinar algo para usted. Por todo el lugar no parece haber una sola persona aparte de estas que se hacen llamar hadas. Nadie por los pasillos de arriba y nadie bloqueando tu camino hacia la salida. El estruendo de un objeto muy pesado golpeando el piso con gran fuerza se escucha en algún lugar muy por encima de donde estás, quizás en uno de los pisos de arriba. Las hadas no ofrecen reacción ni explicación ante el ruido, que estremece las paredes y sacude el candelabro del techo.
>>37020 >esa cosa enorme les cae encima >pero la fuerza de Bunny es suficiente para levantarlo >sin embargo, este cae sobre Ali de todos modos intenta tener más cuidado, Ali >Bunny, algo herida, intenta arrojar al parásito nuevamente para romper el techo como sugirió Ali roll{1d10} 1d10 = 1 roll{1d10} 1d10 = 6 roll{1d10} 1d10 = 10 roll{1d10} 1d10 = 9 roll{1d10} 1d10 = 8 roll{1d10} 1d10 = 9 roll{1d10} 1d10 = 8 roll{1d10} 1d10 = 3
>>37055 1d10 = 3 1d10 = 7 1d10 = 6 1d10 = 2 1d10 = 7 1d10 = 6 1d10 = 5 1d10 = 3
>>37055 Alí: La que tiene que tener cuidado eres tú, Bunnyta. Dice la chica que está solo un poco menos herida que tú, tomándote por la cintura al ver tu falta de esfuerzos por alejarte del círculo negro que la serpiente forma alrededor de ustedes con su cuerpo y saltando fuera del alcance de esta antes de que pueda comprimirlas a ambas. Te deja tranquilamente en el piso a solo pasos del monstruo para poder propinarle un gancho ascendente que lo levante del piso hasta el techo y continúe abriéndoles un camino hacia el Sultán. Con el parásito, todavía enrollado en una bola, cayendo otra vez a tierra firme, lo sujetas y lo lanzas de regreso al techo, sin darle tiempo de atacar. La anguila tamaño familiar se desenrolla en medio vuelo, pero no vuelve a bajar, quedando incrustada en el techo. Góndir: Góndir Reclama Góndir, colgando del techo por medio del gusano tumefacto que le crece del hombro, sus pies dando pataditas inútilmente a tan solo centímetros del piso, nunca llegando a tocarlo. El ruido en las calles se escucha más cercano, las puertas del palacio se unen a la música electrónica como otro instrumento de percusión más al ser golpeadas por muchos y muy musculosos brazos. Cíclopes: ¡YEEEEHA-AAAAAAHHH! La alegría en las voces del exterior se transforma en horror a mitad de su vociferación. La tormenta de arena que soplaba antes con tanta fuerza se detiene poco después y la música deja de sonar. Góndir: ¡Góndir! El cuerpo entero de Góndir se mece de atrás hacia adelante, la masa negra clavada en el techo sirviendo de liana para columpiar al hombretón de acero directo al rostro de Alí. SA: 1d10 = 7 1d10 = 4 1d10 = 6 1d10 = 7 1d10 = 8 1d10 = 8 SD: 1d10 = 10 1d10 = 6 1d10 = 8 1d10 = 7 1d10 = 4 Alí: 1d10 = 7 1d10 = 8 1d10 = 2 1d10 = 1 1d10 = 3 1d10 = 3 1d10 = 9 Alí: 1d10 = 7 1d10 = 1 1d10 = 4 1d10 = 8 Solitaria Negra: Salud: 5/18 Absorción: 0/5 Mana: 4/4 2 heridas. -2 a dados. Bunny: Salud: 7/12 Absorción: 1/3 Mana: 4/4 Fortuna: 0/5 1 herida. -1 a dados. Alí: Salud: 9/12 Absorción: 1/3 Mana: 13/16 1 Herida. -1 a Dados. Escoge una: >Ataque Físico 1: 12d10 y 3d10. 3 de daño por éxito. >Ataque Físico 2: 10d10 y 6d10. 2 de daño por éxito. >Derribo: 7d10 y 6d10. 1 de daño por éxito. Derriba al enemigo un turno. >Ataque Mágico: 2d10 y 6d10. Daño y otros efectos variables. >Huir: Solo 6d10. >Recargar: Solo 4d10. +4 Mana.
>>37089 >están cada vez más cerca de alcanzar a el sultán >Ali evita que ambas chicas sean estranguladas por el gusano el parásito gracias, Ali >el gusano termina colgando del techo y ahora pretende atacar a Ali >Bunny intenta interceptarlo de una patada para lanzarlo contra el techo una vez más 1d10 = 2 1d10 = 6 1d10 = 9 1d10 = 4 1d10 = 6 1d10 = 6 1d10 = 4 1d10 = 2 1d10 = 10 1d10 = 3 1d10 = 7 1d10 = 9 1d10 = 1 1d10 = 9 1d10 = 4 1d10 = 8
(64.78 KB 238x208 ClipboardImage.png)

>>37021 "¿H-ha... hadas? ¿que? ¡¿EH?!" Incapaz de creer o siquiera entender nada de lo que estaba pasando Sophia simplemente se limitó a mirar confusa a todas las cosas a su alrededor, las autodenominadas hadas descendieron de su puesto con ayuda de cuerdas, cosa que solo terminó por confundirla mas ¿no se supone que las hadas vuelan? mientras pensaba en eso la otra hada sobre la que había apoyado su dedo había comenzado a restregarse contra este, permitiéndole a ella sentir la temperatura y suavidad de su piel, indicando así que de hecho se trata de un ser vivo y no un muñeco ni nada parecido, cosa que no tenia ningún sentido "¿Eh, que? ¿ahora que pasa?" Las tan incómodamente adorables personitas comenzaron a alejarse sin ningún motivo de ella, buscando por una causa Sophia se encuentra nuevamente con el gato negro de antes, este escupe las mismas monedas que se le cayeron, pero tan extraño como puede ser un gato llevando tanto de estas en su boca lo que mas le llama la atención a Sophia es el hecho de que las escupió en dos columnas perfectamentes equilibradas ¿como demonios se supone que un gato sea capaz de eso? desesperada por una respuesta voltea hacia las supuestas hadas y se encuentra con estas escondiéndose del gato, el verlas tan asustada de este hace que luzcan como si fueran... "¡Ratones!" Eso es no hay forma de que algo como las hadas existan, estas cosas frente a ella deben de ser ratones cuya imagen su mente ha distorsionado por algún motivo, tal vez el miedo le haya hecho empezar a imaginarse cosas, o tal vez todo esto sea causa del hambre, después de todo anoche era incapaz de moverse debido a lo hambrienta que estaba y en cuanto piensa en eso se da cuenta de un detalle ¿hace cuanto que lleva aquí dentro? al principio pensaba que este era el día siguiente, pero considerando lo lejos que esta, las marcas en su pierna y todo el dolor que sintió apenas despertar tal vez no sería alocado pensar que lleva varios días dormida, puede que incluso la hayan estado torturando mientras dormía y por eso esta tan llena de heridas y moretones, si lleva tanto tiempo aquí entonces algún modo habrán tenido para mantenerla alimentada, si han tenido completo control sobre lo que come entonces es posible que le hayan dado alguna píldora o inyección cargada con alguna droga alucinógena, lo cual suena como una explicación incluso mas creíble para todo este sinsentido "Toda esta en tu mente, toda esta en tu mente, todo esta en tu mente, solo ignoralas, solo ignoralas, solo ignoralas" Negándose por completo a aceptar nada de lo que esta pasando Sophia se pone nuevamente de pie ignorando por completo a los ratones que su mente ha disfrazado como hadas, así como al gato escupe monedas seguramente eso solo haya sido una bola de pelo por lo que no hay razón de tomarlos, mientras sigue caminando en busca de una salida, oye un estruendo proveniente de arriba indicando así la presencia de alguien mas lo que significa que definitivamente no debe de ir por allí, en vez de eso debe de encontrar cualquier cosa que pueda salvarla de esta situación algún medio con el que comunicarse, un arma, o la salida cualquier cosa es mejor que seguir aquí encerrada "Tengo que sobrevivir, definitivamente lo haré"
>>37125 Alí: No hay de qué, pre- La parte baja de Góndir golpea la parte alta de Alí, cerrándole la boca y derribándola de espaldas con la nariz rota y sangrante. Tú por tu parte pateas al hombre colgante, sin provocarle daño aparente a la serpiente a la que está unido. Los dos enemigos siameses se columpian, ganando nuevo impulso y trayectoria gracias a tu patada y regresando hacia ti con la promesa de darte unas propias. Alí: Cuidado, preciosa. Tratando de triunfar donde tú fallaste, Alí le da de golpes al largo saco de boxeo para que rebote en una dirección diferente antes de dañarte. El movimiento pendular tan incesante tiene un efecto añadido en la estructura sobre tu cabeza, que empieza a desprenderse ruidosamente. Góndir: Góndir... Gruñe Góndir, a la vez que termina de caer los pocos centímetros que le faltaban, con su compañero y varios trozos dorados del cupular techo cayendo sobre él. El hombre no se levanta y la solitaria negra tampoco, esta última más contenta con serpentear por el piso como la naturaleza manda que el primero de ser arrastrado con mayor rapidez por el mismo. SA: 1d10 = 8 1d10 = 5 1d10 = 1 1d10 = 10 1d10 = 2 1d10 = 2 SD: 1d10 = 4 1d10 = 3 1d10 = 9 1d10 = 8 1d10 = 5 Alí: 1d10 = 5 1d10 = 2 1d10 = 6 1d10 = 6 1d10 = 5 1d10 = 9 Alí: 1d10 = 1 1d10 = 4 1d10 = 9 Solitaria Negra: Salud: 5/18 2 heridas. -2 a dados. Bunny: Salud: 7/12 Absorción: 1/3 Mana: 4/4 1 herida. -1 a dados. Alí: Salud: 6/12 Absorción: 1/3 2 Heridas. -2 a Dados. Escoge una: >Ataque Físico 1: 12d10 y 3d10. 3 de daño por éxito. >Ataque Físico 2: 10d10 y 6d10. 2 de daño por éxito. >Derribo: 7d10 y 6d10. 1 de daño por éxito. Derriba al enemigo un turno. >Ataque Mágico: 2d10 y 6d10. Daño y otros efectos variables. >Huir: Solo 6d10. >Recargar: Solo 4d10. +4 Mana.
>>37147 Decidida a salir con vida de la situación tan horrorosa en la que estás metida, ignoras a las plagas que corretean en grandes cantidades por el opulento e infinitamente limpio castillo, seguro ese brillo en la cerámica es imaginado también y en realidad estás en alguna especie de castillo abandonado y en ruinas, con telarañas colgando por doquier. Ratón 2: ¿Segura que no necesita ayuda? Se ve muy graciosa bajando así. Los ratones chillan, tú no los escuchas y continúas bajando de trasero por las escaleras, ayudándote con la parte baja de la barandilla, poco a poco acercándote a la gran puerta que debe conducir a tu libertad pese a tu pierna mala. Ratón 3: Esas heridas se ven muy mal. ¿No quiere que llamemos a una de las hadas doctor del este? Otro estruendo sacude la tierra cuando finalmente pasas por el umbral de la gran puerta que da con el exterior. Afuera hay estacionada en el patio lo que parece ser una carroza blanca con diseño de calabaza, aunque la forma es un poco errónea. No ves caballos atados al vehículo. Ratón 9: ¿Desea su majestad que la llevemos al pueblo? Gato: Mau... El ratón corre asustado ni bien el chillido deja su boca, y desaparece tras las ruedas de la carroza al ver aproximarse al mismo gato negro por tu espalda, sin monedas para escupirte esta vez. Aparte de estos dos animales, no distingues por vista, oído ni olfato al tan temido perro de caza que presumiblemente te hincó el diente durante tu último intento de escape. Una lustrosa esfera negruzca, grande como tu cabeza, yace incrustada en el camino de ladrillos que se extiende en dos direcciones a lo largo de más de la verde naturaleza. En esa misma dirección, y no muy lejos de ti, logras divisar varios monumentos de mediana escala, dispares en su origen y dispuestos de forma desordenada en un espacio vacío al lado del camino. A pesar de no cargar ya con esas tintineantes monedas, sientes el peso de un objeto en tus bolsillos. Inventario: ½ Caja de pañuelos de tamaño muy pequeño Extrañamente, el dolor que aqueja tu pierna derecha es mucho más tolerable ahora de lo que era al despertar, quizá caminar hasta encontrar ayuda no sea la peor de las ideas. Salud: 4/6
>>37169 >el gigante por fin es aplastado, y ahora le toca a la lombriz ¡muere, muere, muere, muere! >Bunny pisotea a la solitaria con sus tacones asesinos >la pisotea como el bicho que ques 1d10 = 10 1d10 = 10 1d10 = 7 1d10 = 9 1d10 = 5 1d10 = 10 1d10 = 3 1d10 = 1 1d10 = 9 1d10 = 8 1d10 = 7 1d10 = 7 1d10 = 7 1d10 = 3 1d10 = 10 1d10 = 6
(151.25 KB 478x296 sqdl3.png)

(48.55 KB 768x1024 snkstff.jpg)

(54.46 KB 992x744 shdwkrgrk.webp)

>>37195 La solitaria se retuerce de una forma diferente bajo tus furiosos pisotones, la vida escapándose de ella con un un sonido chapoteante y viscoso. El ser se derrite entre los escombros del palacio en una pegajosa piscina de tinta que te moja los pies hasta los tobillos. Alí: No veo cíclopes, pero estoy seguro de que los escuché. Dice, volteándose de una de las ventanas y acercándose a ti para ver el agujero que abrieron entre la dos. De un par de metros de circunferencia, no muy circular, y enmarcando al sol perfectamente en su centro, el agujero es lo suficientemente grande para que quepa Góndir, y tiene espacio de sobra para que quepan ustedes dos, pero, sin una escalera ni forma de ajustar su dirección una vez en el aire, tienen que juzgar con cuidado el ángulo por el que van a saltar si planean llegar a salvo a la cima. Alí: Damas primero... no aplica aquí. Espera un segundo, ¿sí, bonita? Se agacha para tomar impulso, saltando un cuarto de segundo después y sujetándose a los bordes del agujero en el techo con ambas manos y desapareciendo de vista al terminar de subir. Alí: ¿¡Qué mierda!? Sultán: ¡JAJAJAJAJA! Es lo último que escuchas antes de seguir los pasos de la chica, subiendo al techo con un salto bien calculado. Sultán: ¡Ahora todos te ven por lo que en realidad eres, príncipe Alí! ¿O debería decir... princesa? A unos pasos de ti, sobre la superficie más plana del techo están el Sultán, un ave negra muy grande y una Alí completamente desnuda. Estando tan alto puedes ver con facilidad cómo la gente se congrega de a montones frente al palacio para mirar directo hacia ustedes. Sultán: ¿Por qué te escondes detrás de ilusiones cuando tienes un cuerpo tan bello? ¡Deberías mostrárselo al mundo! Reino: ¡Síii! ¡Wuuuuh! Los miembros de la audiencia, en su mayoría hombres, aplauden las palabras del Sultán, sentados desde sus almohadones y palanquines en medio de las calles ensangrentadas para poder ver el espáctulo con mayor comodidad. Alí no hace un intento por cubrir su delgado y modesto cuerpo de los cientos de miradas lascivas que tiene clavadas en la impecable piel, manteniendo sus puños bien apretados a ambos lados de su cintura y viendo al Sultán con la cara roja de ira, o quizás de vergüenza. Sultán: Mira eso nada más, ni un pelo fuera de lugar. ¿Y si mejor dejas de ser tan rebelde y te unes a mi harén? Te perdonaría la vida, y hasta podrías quedarte en el palacio, rodeada de lujos. Es una oferta muy buena. Alí: Métete tu oferta por el culo. Con la velocidad de un misil y toda la intención de bombardear al Sultán, Alí despega hacia él, solo para ser interceptada a mitad de vuelo por una enorme ave negra sin cabeza. Sultán: ¡Eso es, Iago, defiende a papá! Usando a su mascota como escudo, el Sultán levanta su báculo con forma de cobra hacia el sol, los rayos del astro rey reflejándose en sus ojos esmeralda de una manera puramente teatral, puesto que las llamas salen es por su boca abierta, que apunta hacia Alí. Iago: ... El batir de las grandes alas agujereadas es todo el sonido que puede generar el ave degollada antes de abalanzarse sobre ti, el orificio color escarlata en su cuello, ennegrecido por la misma sustancia que brotó de Góndir, eliminando cualquier posibilidad que el animal antes tuviese para hablar, cantar o graznar. Un Sultán escupiendo fuego a Alí con un cetro mágico, un pájaro mutante atacándote a ti con sus talones redondeados, y un reino entero viéndolo todo desde abajo, la verdadera batalla por el destino de Nowa comienza finalmente. SA: 1d10 = 6 1d10 = 10 1d10 = 10 1d10 = 5 1d10 = 8 1d10 = 2 1d10 = 5 SD: 1d10 = 8 1d10 = 2 1d10 = 7 1d10 = 4 IA: 1d10 = 8 1d10 = 4 1d10 = 3 1d10 = 1 ID: 1d10 = 4 1d10 = 10 1d10 = 4 1d10 = 10 1d10 = 6 1d10 = 3 Alí: 1d10 = 7 1d10 = 1 1d10 = 7 1d10 = 7 1d10 = 7 1d10 = 2 1d10 = 4 Alí: 1d10 = 3 1d10 = 10 1d10 = 5 1d10 = 4 1d10 = 1 1d10 = 4 Sultán: Fuerza: 4 Agilidad: 4 Vitalidad: 4 Magia: 2 Suerte: 3 Salud: 8/8 Absorción: 2/2 Mana: 0/2 Fortuna: 0/3 Iago: Fuerza: 5 Agilidad: 7 Vitalidad: 4 Magia: 2 Suerte: 3 Salud: 8/8 Absorción: 2/2 Mana: 2/2 Fortuna: 3/3 Bunny: Salud: 7/12 Absorción: 1/3 Mana: 4/4 Fortuna: 0/5 1 herida. -1 a dados. Alí: Salud: 6/12 Absorción: 0/3 Mana: 13/16 2 Heridas. -2 a Dados. Escoge una: >Ataque Físico 1: 12d10 y 3d10. 3 de daño por éxito. >Ataque Físico 2: 10d10 y 6d10. 2 de daño por éxito. >Derribo: 7d10 y 6d10. 1 de daño por éxito. Derriba al enemigo un turno. >Ataque Mágico: 2d10 y 6d10. Daño y otros efectos variables. >Huir: Solo 6d10. >Recargar: Solo 4d10. +4 Mana.
(592.59 KB 850x1200 ClipboardImage.png)

>>37267 >finalmente ha llegado la hora de enfrentarse al sultán >Ali es desvestida, revelandole a todos que es una chica...menos a Bunny, quien siempre lo supo >mientras Ali es atacada con fuego por el sultán, Bunny es atacada por un pájaro negro >Bunny sabe lo que tiene que hacer ¡Ali, no debes avergonzarte de quien eres, eres una chica y eso no es malo, eres hermosa pero no por eso no puedes ser más que eso! ¡dale su merecido a ese viejo verde, te ayudaré en cuanto me encarge de este feo dinosaurio! dato curioso: técnicamente, los pájaros SON dinosaurios >Bunny entonces intenta romperle las alas al pájaro negro para que no pueda volar 1d10 = 2 1d10 = 10 1d10 = 5 1d10 = 3 1d10 = 10 1d10 = 4 1d10 = 8 1d10 = 7 1d10 = 9 1d10 = 7 1d10 = 1 1d10 = 3 1d10 = 10 1d10 = 3 1d10 = 2 1d10 = 1 1d10 = 2 1d10 = 10
(74.21 KB 171x218 ClipboardImage.png)

>>37171 "Tralalalalalala, no le hagas caso, no le hagas caso, no le hagas caso, no es real, no es real, no es real" Habiendo llegado finalmente a las escaleras logra divisar por fin la salida de tan horrenda pesadilla. pero ahora que esta frente a los escalones se da cuenta de que no hay forma de que pueda bajar del modo normal estando en esta condición, por lo que se ve obligada a tener que sentarse en el suelo y descender escalón por escalón a un ritmo excepcionalmente lento, tan lento que termina por distraerse con las distorsionadas imágenes que su mente esta creando, los ratones de antes aún se mantienen siguiendolas para su desgracia ¿porque demonios estos ratones insisten en ir tras ella? ¿acaso le echaron algún perfume o líquido encima para que estos la roen hasta matarla? si ese es el caso ¿entonces porque todavía no lo han hecho? tal vez simplemente tienen miedo de hacerlo mientras esta consciente, no eso no tiene sentido, incluso los roedores domesticados no dudan a la hora de morder a alguien ¿es por la presencia del gato? eso suena mas lógico, si no estuviera en la situación en la que está entonces podría agradecerle por esto, pero hablar con sus visiones es lo último que quiere "Ya casi, solo un poco mas" A solo unos pocos escalones de terminar de bajar se da cuenta de la inmensidad del lugar donde esta, al principio pensó que era el hogar de algún millonario pero si es el caso entonces ¿porque estaba lleno de ratones? ¿acaso incluso la forma del lugar en el que se encuentra se vio distorsionado por lo que sea que le dieron? ¿que demonios esta pasando? ¿y porque demonios alguien se tomaría tantas molestias para hacerlo? no importa cuanto lo piense no logra encontrar ninguna explicación lógica a el porque alguien haría todo esto, ella ya estaba desmayada cuando la encontraron, si solo querían verla muerta entonces podrían simplemente haberse quedado sentados para ver como lo hacía de manera natural, si lo que querían era torturarla ¿entonces porque no encadenarla a un calabozo para golpearla? ¿cual es el punto de torturar a alguien con tantos métodos psicológicos cuando ni siquiera es capaz de verla? al menos que si lo este haciendo, pero por mas mire no encuentra cámaras en ningún sitio, tal vez simplemente su mente las ha transformado en otra cosa, quien sabe puede que los candelabros en realidad sean cámaras, pero entonces ¿porque aún no la han detenido? esta justo en frente de la puerta y nadie además de las ratas y ese gato ha venido a verla, esta tan desorientada con esta situación que casi esta dispuesta a creer en este mundo de ensueño que se proyecta frente a sus ojos "¿D-dónde estoy? ¿que esta pasando?" Se congela en seco frente a la puerta mientras voltea hacia el gato y las supuestas hadas, pidiéndoles entre dientes una explicación para todo esto, pero en el momento en el que decide hacerlo el lugar vuelve a temblar, provocando que Sophia regrese de nuevo a la realidad gracias a ese sacudón repentino, nada de esto esta pasando, no hay forma de que algo así sea cierto, aceptar esta fantasía sería lo mismo que rendirse y no piensa hacer eso, por lo que comienza a correr nuevamente, su pierna ahora se siente ligeramente mejor por lo que es capaz de caminar con naturalidad aunque los movimientos bruscos siguen doliendo, al salir por la puerta se encuentra con el mismo camino de antes, este aún luce como si se extendiera hacia la nada, excepto por la presencia de lo que parecen ser ¿estatuas? no, no, si su mente sigue confundiendo las cosas entonces esas estatuas no deben de ser reales ¿pero entonces que son? ¿personas? no, están demasiado quietas para serlo, tal vez sean... "¡Edificios!" Eso es este debe de ser su camino a la salvación el cual lo llevara de regreso a la ciudad, puede que se vean pequeños pero eso seguramente también sea por el efecto de la droga que distorsiona su sentido de la profundidad haciendo que esos edificios tan lejanos se vean como algo cercano y pequeño, pero si decide ir por este camino tan largo caminando, entonces caerá por el cansancio a mitad del camino y su secuestrador podrá atraparla de nuevo, debe de haber algo por aquí que le ayude a llegar mas rápido, voltea hacia todos lados mientras se mantiene en su sitio y entonces ve una carroza con forma de calabaza pero esta no posee ningún caballo u otro animal que pueda moverlo, lo que significa que tal vez en realidad se trate de... "¡Un auto!" Desesperada corre dentro de la gran calabaza para ver si su teoría es cierta, pero no encuentra por ningún lado algo que pueda funcionar como palanca o pedal, asume que su distorsionada mente le prohíbe siquiera ver esas cosas, por lo que en lugar de guiarse por la vista comienza a hacerlo por el tacto tocando todos y cada uno de los rincones de la carroza en busca de algo que logre hacerla funcionar y mientras hace eso nota como se le cae lo que parece ser una caja de pañuelos "¿Y esto?" Lo tomas entre sus manos y se le queda mirándolos por un tiempo tratando de figurarse que pueden ser, puede que estos en realidad también sean otra cosa o puede que simplemente solo se traten de unos simples pañuelos, pero siendo incapaz de encontrar un método fiable para reconocer que son opta por mejor tirarlos y volver a su intento de accionar el auto "¡¡AAAHH, A quien le importa!! ¡Tengo que salir de aquí! debe de haber un pedal por algún lado, debajo de las sillas, entre los cojines, donde sea"
(234.16 KB 805x480 sqdl2.jpg)

(213.50 KB 1280x720 maxresdefault.jpg)

>>37304 Alí: ¡Que no soy mujer, carajo! Alí frena su ataque para voltearse a verte, mordiéndose el labio. Alí: Disculpa, bonita... Es complicado. La nueva variante de vergüenza en su rostro da paso a más ira, dolor, y una coloración aun más rojiza producto de las llamas del Sultán que dan de lleno en su cara. El pájaro, herido de muerte, se desploma con un par de tus ataques, cayendo lento como un copo de nieve hasta las escaleras del palacio, dejando solo sus alas cortadas en el techo de oro. La gente de abajo aplaude el suceso desde la seguridad de sus asientos, divertida con la acción sin darle importancia a quien salga herido con tal de que no sean ellos. Sultán: ¡Iago! ¡Grrrrñaaa! Con un gruñido y un objetivo extra al cual eliminar, el Sultán encolerizado introduce tres monedas de cobre en la boca de su cobra y la mueve en un gran círculo frente a su cuerpo, el fuego resultante abarcando una zona más amplia y más que suficiente para quemarlas a ambas. Reino: ¡Oooooo! Los hombres del público expresan su asombro leyendo la letra flamante que se mueve por el aire, presta para incinerarlas. Alí: ¡Ya ganamos, bonita! Solo nos falta darle su paliza al viejo este para que todo termine. La niña desnuda te toma de la mano para saltar contigo por el centro del aro de fuego como un par tigresas, soltándote una vez superado el obstáculo y estando a dos pasos de la larga nariz del Sultán. Alí: Quiero que hagamos esto juntos. ¿Lista? 1... Con los pies firmes en el techo y los puños bien alto, se prepara para ambas darle fin al golpe de estado. Alí: 2... Reino: ... El silencio reina en el reino, todos los hombres en las calles callan y contienen la respiración, algunos asomándose por las ventanas y balcones, otros inclinándose hacia adelante en sus cojines o poniéndose de pie sobre los mismos para presenciar la caída de su monarca. Alí: 3... Sultán: Gulp. El hombre se queda paralizado. La manzana de adán subiendo y bajando notablemente por su garganta con todo el líquido acumulado que se traga sabiendo que está a punto de recibir la peor paliza de su vida, la última paliza de su vida. Alí: ¡Ya! SA: 1d10 = 6 1d10 = 8 1d10 = 3 1d10 = 9 1d10 = 7 1d10 = 7 SD: 1d10 = 4 1d10 = 1 1d10 = 3 1d10 = 2 Alí: 1d10 = 4 1d10 = 6 1d10 = 3 1d10 = 9 1d10 = 3 1d10 = 8 1d10 = 6 1d10 = 5 1d10 = 2 Alí: 1d10 = 9 1d10 = 2 1d10 = 6 1d10 = 3 1d10 = 1 1d10 = 1 Sultán: Salud: 8/8 Absorción: 2/2 Mana: 0/2 Fortuna: 0/3 Bunny: Salud: 7/12 Absorción: 1/3 Mana: 4/4 Fortuna: 0/5 1 herida. -1 a dados. Alí (Quemada): Salud: 4/12 Absorción: 0/3 Mana: 10/16 Fortuna: 1/6 2 Heridas. -2 a Dados. 2 turnos de quemadura. Escoge una: >Ataque Físico 1 Usa este, por favor: 12d10 y 1d10. 3 de daño por éxito. >Ataque Físico 2: 10d10 y 2d10. 2 de daño por éxito. >Derribo: 9d10 y 2d10. 1 de daño por éxito. Derriba al enemigo por un turno. >Ataque Mágico: 2d10 y 2d10. Daño y otros efectos variables. >Huir: Solo 6d10. >Recargar: Solo 4d10. +4 Mana. Te cuento el ataque como Físico 1 porque tiraste dados de sobra para cualquiera de las opciones y esta es la única con la que matas al pájaro de un solo tiro.
>>37417 >tras derrotar al pájaro, ahora solo les queda el sultán >Ali sigue negando que sea mujer >ambas intentan pasar a través del ataque del sultán para darle su merecido >Ali insiste en que lo hagan juntas >Bunny acepta AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH >Bunny golpea al sultán al mismo tiempo que Ali 1d10 = 2 1d10 = 1 1d10 = 2 1d10 = 7 1d10 = 10 1d10 = 10 1d10 = 10 1d10 = 4 1d10 = 4 1d10 = 3 1d10 = 1 1d10 = 2 1d10 = 7 1d10 = 9
>>35061 >Miray >Tras todo eso y ver como aun no nos llevan a ningún sitio especial, o sea, a las afueras de la prisión que es donde obviamente necesito ir para poder escaparme de la prisión, la chica simplemente suspiraba fuertemente, caminando por su celda, negándose a bañar, pero comía la comida, aunque al pasar tan rápido las horas ella se aburria rápidamente. >Luego de pensar durante un rato sobre qué hacer estando haciendo del baño como buena persona la cual sabe que las mejores ideas se hacen mientras haces del baño, aunque no había inodoro. >Se acerca a las rejas y empieza a decir para que los guardias la escucharan, esperaba que se creyeran lo que iba a decir, era algo muy estúpido, pero ellos no parecían tan inteligentes, además que seguramente se dieron cuenta que ella no era exactamente alguien que pertenecía a su especie. “!Guardias¡ ¡Guardias! Necesito ayuda por favor, necesito un médico urgentemente.” >Dice haciendo su mejor drama apretando las rejas con fuerza. “Las mujeres que son de mi especie… Necesitamos recibir el sol directamente en nuestra piel para poder vivir, si no lo hacemos desarrollaremos una enfermedad, por favor ¿Podría ir al patio para recibir el sol? Si no moriré aquí…” ¿Puedo absorber los grilletes o lo que sea que me pongan?
>>37375 Te subes al vehículo sin necesidad de buscar llaves, romper ventanas o forzar la entrada de alguna forma, el gato negro pegado de ti como si fuese tu sombra. Sin idea de lo que estás haciendo, toqueteas todo a ciegas esperando que algo funcione, y lo hace. El auto cobra vida y se pone en marcha a una velocidad muy modesta hacia los edificios que crees ver en la distancia. El camino del castillo a la civilización es considerablemente recto, el auto solo necesita dar un pequeño desvío al principio para evadir la bala de cañón frente a la entrada. En un par de minutos, y a pesar del ritmo relajado al que sientes que se mueve el suelo bajo tus pies, los monumentos están a tu alcance, viéndose de cerca casi tan encogidos como de lejos. Ratón 22: Ya llegamos. ¿Era aquí donde quería ir? El auto se detiene con más chillidos de ratón afuera. La puerta se abre por sí sola, invitándote a que bajes y compruebes con tus manos lo que no puedes solo con tus ojos, el contorno de los rostros tallados en piedra que te llegan a ti a la cara, la dureza de la muralla apenas más alta, la vellosidad de los bigotes color rosita del ratón chillando a la altura de tus tobillos. Ratón 10: Buenas tardes, princesa Tanisha Jannet Elizabeth Berenice Angewin Catie Winsor. Haaa. Luego de decir muchos nombres, el ratón respira profundo, su carencia de orificios nasales obligándolo a usar esa boca siempre abierta. Ratón 10: ¿Se dirige al pueblo? Qué coincidencia, yo estaba por ir a visitarlas al castillo. ¿La reina Ai está con usted? Pregunta, dándole un breve vistazo al auto y uno más detallado a ti y a tu ropa. Ratón 10: ¿Nuevo vestido? ¡Le queda fantástico! Además de muchos ratones cansados atados al frente del carroza, los monumentos diminutos, y uno que otro árbol, lo único interesante en la cercanía son un gran conjunto de casitas de juguete distribuidas más adelante y a pocos pasos de un gazebo tamaño real rodeado por algunas tarimas no muy pequeñas. Ratón 10: Eso es todo lo que pudimos preparar del festival de coronación antes de que fuera pospuesto... No lo desmontamos porque no ha sido cancelado todavía. Esperamos poder seguir trabajando pronto. Chilla él con aire melancólico, mirando sus zapatos puntiagudos, el sol que se esconde tras montañas demasiado lejanas haciendo sombra sobre su carita alegre. Ratón 10: Ya supe lo que se hizo con la mina, pero... Ratón 6: No funcionó... Un ratón con un chillido mucho más deprimente que el de cualquier otro se acerca a pasos lentos por la desolada carretera amarilla. Ratón 6: La mina está abierta otra vez... los monstruos están esperando para salir. Ratones: ¡Squee! Chillan los ratones que tiran del carroza, temblando y abrazándose los unos a los otros. Ratón 6: Ya la reina lo sabe... Venía a decírselo a u- Ratón 10: Bien, ahora ve y díselo también al pueblo. El ratón sin bigotes asiente muy lento y se aleja con el mismo nivel de entusiasmo hacia las cajitas de fósforos de más adelante. Ratón 10: ¿Me permite acompañarla en la carroza? Camina hasta la puerta a la vez que pregunta, tratando de alcanzar la orilla dando saltitos y deteniéndose al ver al gato que te acompaña asomando la cabeza hacia afuera. Ratón 10: Ooo me-me-me-mejor me que-que-que-quedo afuera. Si me disculpa. Corre en la misma dirección del ratón de antes, a una velocidad comparable a la de tu vehículo. Los ratones de tiro se ven inquietos, temblando ahora por individual y sin abrazarse, esperando que les digas a donde quieres ir, o a que toques lo que tocaste antes para poner el carro otra vez en marcha. >>37438 Puedes absorberlos.
(930.48 KB 2048x2732 shdwdncr4.jpg)

(53.68 KB 360x450 brgn.gif)

>>37418 Las dos juntas golpean una y otra vez al hombre indefenso, el sonido de sus huesos rotos bajo la furia de sus nudillos y el percutir de sus golpes contra su carne reemplazando la algarabía que antes llenaba las calles, la gente ahora muy callada viéndolas brutalizar a su monarca en tiempo real. Con un par de uppercuts y un crujir de su cuello, el Sultán va por el camino del dinosaurio, primero subiendo y luego bajando, para terminar desnucándose en las escaleras cerca de su amado pájaro muerto. Alí se agacha al borde del techo para admirar el cadáver del Sultán caído, tronándose los nudillos con una sonrisa. Alí: ¡Ja, ja! ¡Ya está, misión cumplida! El acto no es tan bien recibido por los espectadores, que lejos de celebrar la muerte del hombre más importante del reino, lo honran con el debido respeto que uno espera de un funeral manteniendo sus hocicos cerrados. El silencio no dura el minuto entero, sin embargo, pues uno de los hombres menos gordos y mejor vestidos echa a correr y abandona la calle, dando la señal de partida para que otros lo sigan y echen a correr también, como una fila de dominós. Alí: Oh, genial. Ahora no tengo que preocuparme porque me vean. Todavía desnuda, no hace un esfuerzo por taparse, solo cubriéndose los ojos del sol con una mano para ver a las personas huir. Ali: Se siente más fresco así, a decir verdad. ¡Ooh, monedas! Varias monedas de cobre yacen donde el Sultán una vez estuvo de pie, repartidas por el techo y alrededor del cetro de cobra en el que fueron usadas algunas de ellas. Alí: ¿Mitad y mitad te parece justo? Pregunta sin voltearse a verte, ya absorta en la tarea de recogerlas todas. En pocos segundos se vuelve a levantar con el pequeño tesoro en la mano y te da lo que ella dice es la mitad, y tienes que creerle porque desaparece su mitad detrás de su cabeza antes de que puedas contarla. Inventario: 1 par de Tacones 11 Monedas de Cobre Alí: ''Ahora solo nos queda ir a avisarle a Apú y el resto es política, nada que tenga que ver con nos. Tomando otra vez la delantera, salta por el mismo agujero que usaron para llegar afuera, regresando a la sala del trono. Alí: Nuevo gobernante, nuevas leyes, nuevas formas de gobierno, re-ubicar a la gente de los pueblos... ese tipo de cosas. Nada que le interese a la gente que no vive aquí. En circunstancias comunes una caída de dos pisos no es causa para preocuparte, no obstante el estado en el que se encuentra tu cuerpo malherido hace que el impacto de tus pies al aterrizar resuene por todo tu cuerpo y pierdas un poco el equilibrio, casi cayendo sobre tu propia cara. Cuando te reincorporas ves a Alí con las manos adentro de uno de los gabinetes de la habitación, metiendo vajillas finas disimuladamente en el par de cortinas que tomó prestadas para cubrir sus partes nobles. Alí: No he vuelto a oír a los pitufos esos desde que matamos a Góndir. Tal vez no tengamos que encargarnos de ellos después de todo. Otra vez apurándose atraviesa la puerta bien abierta y salta por encima de sus camaradas fallecidos del pasillo con la misma alegría con la que salta por las escaleras de más adelante. Alí: ¿Quién iba a decir que lograríamos todo esto en un día y con tan solo 42 personas? Bueno, tú y yo hicimos casi todo el trabajo. Deja de correr a mitad del segundo piso, deteniéndose para tantear todas las paredes tratando de dar con el cuarto oculto. Alí: Supuse que si tú tienes el collar es porque Priya está bien y no había querido preguntar hasta ahora, pero... ¿Puedes decirme qué tal está...? ¡Aquí es! El ánimo decaído se levanta con un tirón de la pared de ladrillos. Una decena de armas blancas apuntan su filo a la cara de la chica antes de que pueda dar el primer paso. Alí: ¡Oígan, oígan, soy yo... calma! Los rebeldes no se calman, mantienen las armas en alto sin retroceder. Jefe: Pruébalo. ¿Cuál es la contraseña? Alí: ¿¡Cuál contraseña!? ¿¡Eres bobo o...!? Las navajas se acercan hasta presionar su puntas contra el cuello de Alí, un hilillo de sangre corre por la piel de la chica. Alí: Este... ¿Á-ábrete sésamo? Dice muy nerviosa, con las manos en el aire en señal de rendición. Los rebeldes no bajan sus armas. Jefe: ¿Qué demonios es eso? ¡Jajaja! El cuarto entero estalla en carcajadas, más ruidosas son las risas que las armas de metal que caen al piso, y más duraderas también. Jefe: Te hubieses visto la cara. ¡Jaja! ¿Te asustaste, no? Alí: ¡AAGH! Todavía riendo, el jefe le da unas palmadas en la espalda lastimada a la chica, que deja escapar un alarido. Jefe: Perdona, perdona. No sabía que eras tan delicado, jaja. Con un suspiro y cero humor, Alí fulmina con la mirada al hombre y espera callada a que se le pase el ataque de risa. Alí: Ok... ok. Ya estuvo bueno. ¿Nos dejan pasar? Tengo sed. Los hombres harapientos les permiten el acceso, adentrándose ellos también a la habitación. Entre los rebeldes ahí reunidos destacan dos personas aparte de ustedes: Shadowdancer y algún tipo de alien muy alto de piel pálida y cabello rosa. Shadowdancer: ¡Bunny, estás bien! Tu matrona te atrapa en un abrazo que evita tocar cada una de tus áreas sensibles, dejándote con toda la calidez de la expresión de afecto y nada del dolor. Shadowdancer: Sabía que lo lograrías, esa es mi chica. Se separa de ti y pasa un pañuelo húmedo por tu rostro, probablemente para limpiar alguna suciedad que no puedes ver sin ayuda de un espejo. Shadowdancer: Ahí está, tan linda como siempre. Ya tu turno terminó así que puedes descansar. Yo te invito la cena más tarde. Dejando una mano sobre tu hombro, se gira en la misma dirección en la que estás tú para ver a Alí, quien ahora está fulminando con su mirada al individuo larguirucho del traje azul. Alí: ¿Qué carajos haces aquí? Cosa Rosa: ¿Arara~? ¿No puede un patrón preocupado visitar a su chica para ver qué tal le va? Alí: Que no me llames chica. El supuesto patrón de Alí responde al ceño fruncido de su chica con una sonrisa color azul coral número 2 semibrillante. La tensión en el aire es palpable, y muy incómoda.
>>37813 >Bunny y Ali finalmente acaban con el sultán >pero las cosas no se arreglarán tan fácilmente >sin embargo, eso ya no les incumbe >Ali le da la mitad de las monedas que cargaba el sultán a Bunny no se si es exactamente la mitad, pero gracias >Ali le pregunta como está Priya creo que al menos debería estar a salvo >al bajar se encuentran con el resto de la resistencia >entre la que se encuentra la matrona de Bunny, y quien dice ser el patrón de Ali >Shadowdancer abraza a Bunny y la felicita mientras le limpia la cara fue complicado, pero lo logramos. >entre tanto, parece ser que Ali no se lleva bien con su patrón >Bunny observa preocupada
(74.20 KB 171x218 ClipboardImage.png)

(63.70 KB 248x208 ClipboardImage.png)

(181.22 KB 415x317 ClipboardImage.png)

>>37587 Tras varios intentos de intentar hacer mover el carro, este finalmente lo hace luego de que apretara con fuerza una parte del suelo, creyendo que el movimiento es causado por eso continúa apretando fuertemente la zona del piso que parece corresponder al acelerador pero por mas fuerza que aplique la velocidad siempre es la misma, no parece que el auto tenga demasiada potencia, para cuando levanta la vista el vehículo ya había pasado por el lado de la gran bola metálica que había en medio del camino, no tiene ni idea de que fue lo que apretó para que el carro girara pero se alegra de no haber chocado, los minutos pasan y por mas que se acercará aquellos edificios seguían viéndose exactamente del mismo tamaño, aún convencida de que solo se trata de una alucinación decide ignorar la supuesta cercanía de estos y en su lugar desvía la mirada al interior del carro, el gato de antes aún se mantiene cerca de ella, entre este y los ratones ya son dos especies completamente distintas las que insisten en seguirla ¿acaso le habrán echado algún perfume o aromatizador para atraer a los animales? comienza a oler ligeramente su cuerpo para confirmar eso pero no percibe ningún olor particularmente relevante que explique esto "¡¡Ah, se detuvo!!" Parece que sin darse cuenta terminó por soltar el acelerador mientras olía su ropa ya que el vehículo se detiene de repente sorprendiendola mas de lo necesario, una de las ratas habla para confirmar que efectivamente el carro ya no esta en movimiento, da un vistazo rápido hacia fuera y ve que los supuestos edificios ahora están en frente suyo, confundida baja del carro y comienza a observarlos de cerca, estira su mano para tocar uno de estos y logra sentir su superficie, parece que su teoría de que eran edificios estaba equivocada, pero si no es eso entonces ¿que son? ¿tal vez si sean personas después de todo? "Ahhm... ehh disculpe...." Con algo de timidez comienza a hablar con una de las estatuas pero no hay respuesta alguna de estas, empieza a tocarlas para llamar su atención, las mueve, las sacude de un lado a otro, les grita pero nada de eso tiene éxito, los únicos que hablan son sus imaginaciones los cuales solo sueltan sin sentidos acerca de princesas y reinas "¡¡¡RESPONDEME!!!" Desesperada de no obtener respuesta alguna de nadie mas aparte de aquellos ratoncitos, Sophia comienza a golpear con sus manos a aquellas estatuas esperando que de ese modo por fin le hablen pero no hay palabra alguna, ¿acaso no hay escape de esta pesadilla? sin mas ideas comenzó a golpear su cabeza entre llantos en un intento de despertar, pero el dolor que sentía le demostraba en todo momento que esto no era un sueño "Ggnn, snif, ¿porque? ¿porque siempre me deben de pasar las cosas malas a mi? snif" Sin mas planes o justificaciones para lo que esta pasando Sophia simplemente se tiró al suelo boca arriba y permaneció mirando al cielo durante varios minutos, si esto es un sueño entonces eventualmente despertará pensó, pero por mas tiempo que pasará todo seguía igual, las estatuas se mantenían firmes, las hadas seguían allí al igual que aquel extraño poblado de ratones y la vista no tan lejana del castillo, tras varios minutos llorando finalmente se rinde y se deja guiar por esta locura, gira su cabeza para mirar a una de las hadas y comienza a hablar "¿Porque me trajeron aquí? ¿que va a pasar conmigo de ahora en adelante?" Limpia sus lágrimas y les ofrece una mirada fija completamente vacía de toda esperanza mientras espera por sus respuestas
(43.88 KB 800x600 picunrelatedtoturn.png)

(15.68 KB 920x845 plcm2.png)

Tengo una enfermedad y una racha de poco sueño, es posible que me tarde o pase días sin escribir turnos. >>37438 Terminada la hora del desayuno luego de unos 60 segundos, los prisioneros, tú incluida, se dirigen en un fila guiada por los guardias hacia una nueva habitación, una cuadrada, pequeña y con paredes blancas, grasosas y desconchadas que dejan ver la cruda roca sobre la que fueron levantadas, esta misma en un estado no menos descuidado, rota en varias partes y dejando ver entre sus huecos las gruesas tuberías cubiertas de herrumbre que escondía torpemente. Lo más notable de la habitación son las múltiples lavadoras de tamaño infantil, dentro de las cuales los prisioneros hacen desaparecer cestos de uniformes sucios sin siquiera tocar las puertas. En otra esquina de la habitación, más presos doblan uniformes y los dejan apilados en pequeños montones adentro de cestos diferentes. A pesar de que tus compañeros trabajan diligintemente, tú no recibes castigo o reprimenda alguna por holgazanear. Los trabajos forzados continúan por varios minutos, tras los cuales los monigotes de gorra negra sin rayas fuerzan a los que sí tienen rayas en sus sombreros a ir al comedor para recibir su almuerzo. Del comedor a la lavandería y de la lavandería al comedor, finalmente tus captores te dan tiempo de volver a tu celda para hacer del uno o del dos y confabular a gusto. Guardia: ¡Silencio! Oyendo tus gritos y gritándote de vuelta, el guardia golpea los barrotes de tu celda con su cachiporra negra, causando más ruido y atrayendo la atención de sus clones uniformados. Guardias: ¡Silencio! ¡Silencio! Entre cuatro abren la celda y te colocan un segundo grillete en el tobillo faltante, este también conectado a una pesada bola de plomo por medio de una cadena. Guardias: Castigo. Primero agregando un collar a tu cuello para completar tu nuevo look, los guardias te tiran de la correa para pasearte en dirección al patio. Guardia: Castigo. Un guardia te arroja un pico a los pies, mientras que el resto te suelta justo en frente de una roca que sobresale del piso e ingresan otra vez al pabellón. Esta vez el trato contigo no es muy disimilar que en la lavandería, ningún guardia monitora tus movimientos o los de los demás castigados, que ya están picando piedra laboriosamente a tu alrededor. Como tus manos están libres, no te cuesta mucho romper los grilletes que te atan los pies para separarte de ellos y absorberlos con tu portal. A pesar del insignificante peso de las bolas en tus tobillos, no tener que cargar con ellas es obviamente mejor. Mana: 4/7 Sin algo o alguien que te contenga, contemplas tus opciones de escape. Las paredes del patio que se curvan hacia adentro se ven tan altas e imponentes ahora que como cuando entraste, quizá lo suficiente para impedirte escapar de un solo salto o puñetazo. Los grises ladrillos que la componen solo muestran unas cuantas salientes y hendiduras, todas demasiado lejanas unas de otras para asegurarte que puedas escalarla hacia el exterior. El pasillo que lleva del patio a la entrada de la prisión no es muy largo, según recuerdas, quizá y hasta puedes atravesarlo corriendo. 8d10 de Fuerza para romper las paredes. 6d10 de Agilidad para saltar las paredes. 6d10 de Agilidad para escalar las paredes. 6d10 de Agilidad para correr por el pasillo. Y todavía tienes explosivos almacenados, así que puedes hacer explotar algo si quieres, pequeña terrorista. 2 Mana y 9d10 para usar un explosivo. Si se te ocurre una forma de aplicar alguna de las otras opciones de tu portal de armas puedes hacerlo tirando 6d10 de Magia. Puedes usar 1 Fortuna para sumar 2 dados a la tirada que elijas.
(12.21 KB 320x180 stillunrelated.jpg)

(15.96 KB 360x360 brgn3.jpg)

Aviso General: Existe una probabilidad muy alta de que no tenga una enfermedad, sino LA enfermedad. No sé si deje de postear por un tiempo, dejo el aviso ahora y me decido más tarde. >>37830 Ni el patrón se deja amedrentar por la fiera mirada de Alí, ni esta se deja calmar por la sonrisa amistosa que le devuelve el primero. El ser vivo más alto de la habitación toma la palabra tras medio minuto de nadie más hacerlo. Cosa Rosa: Vine a avisarte que el Sultán estaba recibiendo ayuda de alguien de afuera, pero cuando llegué ya estabas desnuda en el techo. Rebeldes: ¿Eh? ¿Qué? Todos los rebeldes voltean sus cabezas a la mención de desnudez, pasando de mirar al alien de cabello rosa a la chica de cabello salmón, su asombro visible en sus rostros estupefactos y audible en sus bocas babeantes. Jefe: ¿Qué pasó allá afuera? ¿Es por eso que llevas esas cortinas puestas? Ow, Ow... El hombre que no se llama Apu acerca la mano al vestuario improvisado de Alí, quien lo sostiene por la misma y se la retuerce por la muñeca un par de segundos antes de dejarlo ir. Shadowdancer: La chica que rescaté trató de decirme algo parecido y vine tan rápido como pude para avisarte, Bunny. Me tardé un poco matando a los que la dejaron así y por eso no pude llegar a tiempo, pero me alegro de que todo haya salido bien al final. Cosa Rosa: Hay algunas cositas que tenemos que discutir entre todas, pero mejor hagámoslo en otra parte, aquí apesta a sudor y hay demasiada gente apretada. Dando unos cuantos pasos muy largos con sus tacones, la cosa de uñas y dientes afilados llega hasta la salida. Cuando la pálida mano abre la puerta, lo que ven detrás no es el pasillo por el que entraron, sino las oscuras calles de la ciudad infinita. Alí: ¿Y qué hay de Max y...? Cosa Rosa: Ya me llevé todas tus cosas mientras estabas peleando, querida, no te preocupes por eso. Alí: Max no es una cosa... Pese a sus gruñidos, la chica es la primera en atravesar la puerta, apenas levantando la mano para despedirse del resto de rebeldes mientras que hace su salida. Tu matrona te aprieta suavemente el hombro para llamar tu atención. Shadowdancer: Ya se puede decir que está todo terminado aquí, Bunny. Hiciste un buen trabajo. Las mujeres de Nowa ya no serán vendidas como objetos en contra de su voluntad y serán libres de venderse a sí mismas. Porque sus cuerpos les pertenecen y es su derecho decidir cómo y con quienes usarlo. Luciendo muy orgullosa, baja su mano de tu hombro para sujetarte de la mano. Shadowdancer: Ahora vamos a averiguar quien es el opresor sin moral que estuvo apoyando al Sultán para que podamos darle su merecido también. El patrón rosa espera frente a ustedes, sosteniéndoles la puerta como todo un caballero, esperando a que pasen.
>>37841 Hueles mal, de esto te percatas al estar encerrada en el pequeño auto de modelo desconocido. No es una peste especialmente potente la que cargas encima, nada muy por encima del hedor que uno se puede esperar de una niña de la calle, pero definitivamente no hueles a rosas, limones o a cualquier otra mezcla de fragancias agradables que explique por qué a los felinos y roedores le pareces tan atrayente como para seguirte a donde quiera que vas. Hueles más que todo a tierra, sudor, humo y hollín. De buena gana te bajas del vehículo cuando se detiene, ignorando las habladurías de tu deteriorado psíque como el ruido de fondo que es mientras tratas de entablar una conversación con las estatuas de la isla de pascua, más los ratones no te prestan el mismo nivel de descuido y deciden intervenir en tu charla con los hombres rocosos. Ratón 25: Son solo estatuas, no hablan. Se ven reales, pero no son de verdad. ¿Si les parece que están muy bien hechas? Los labios de piedra nunca se mueven, las voces infantiles de los ratones son las únicas que oyes, ni las moscas se te acercan para zumbar en tus oídos, apenas puedes oír al viento agitar las hojas de árboles deshabitados donde ningún roedor esconde sus nueces y ningún pájaro le canta al ocaso. Estás sola a mitad de la nada con tus dolores y desvaríos, sin una sola persona para darte auxilio o explicación. Las cosas no cambian sin importar cuantos minutos permanezcas tendida en el suelo viendo a las nubes pasar, formándose y deformándose en un cielo cada vez menos naranja y más azul oscuro. Tampoco hay aves en el cielo, ni aviones. No hay insectos caminando por tu cuerpo, la hierba ondeando en el viento es lo único que cosquillea tu piel. Desde el suelo le pides explicaciones a una de las ratas hadas, son los únicos seres en kilómetros a la redonda dispuestos a ofrecérterlas. "Hada" 22: La trajimos porque dijo que quería ver edificios. ¿No era aquí donde quería ir? Entre los monumentos hay un puñado de ellos que técnicamente se pueden clasificar como edificios, aunque todos muy antiguos y de materiales de la época, nada más avanzado que el castillo en términos de arquitectura y nada que encaje en una ciudad moderna como otro edificio más. "Hada" 22: Y va a pasar lo que usted quiera que pase, usted es la princesa. Si quiere hacer algo puede hacerlo, si quiere algo puede decirlo y se lo damos, y si quiere ir a un lugar nos dice y la llevamos... Po-po-po-por favor díganos que quiere ir a otro lugar. Si nos quedamos mucho aquí los monstruos nos van a encontrar. El discurso entusiasta del hada antecede a más temblores y tartamudeos que sin embargo no le recortan la sonrisa del rostro ni un milímetro. "Hada" 25: Pe-pe-pero si eso pasa usted nos protegerá, ¿no? ¡Es súper fuerte! ¡Todos lo saben! "Hadas": Ujúm, ujúm. Asintiendo y consolándose verbalmente para calmar un poco sus miedos, las hadas de tiro se quedan igual que antes, atadas al vehículo esperando el momento de partir a un nuevo destino.
>>37962 >la mala relación entre Ali y su patron sigue mostrándose >en contraste, Bunny es felicitada por su matrona >al parecer el sultán no estaba actuando solo >recibía ayuda externa e irán al fondo de todo esto >el patrón de Ali abre una puerta que las llevará a un pasillo oscuro de la ciudad infinita >el las deja pasar primer como todo un caballero >Ali pasa primero, después Bunny junto a su matrona que la toma de la mano ... >tras pasar por la puerta, Bunny pregunta algo y bien...¿quienes son exactamente los opresores a los que nos enfrentaremos?
(63.70 KB 248x208 ClipboardImage.png)

(64.78 KB 238x208 ClipboardImage.png)

>>38043 Vacío... ese es el sentimiento que definiría a la sensación que le ha dado este lugar, sin importar cuanto tiempo se mantenga esperando a despertar no hay ni las mínima señal de que eso vaya a pasar, así como tampoco hay señal alguna de cualquier otro ser vivo, ni pájaros en el cielo o insectos picandolas, del mismo modo tampoco hay rastro alguno de cosas hechas por humanos, lo único que parece habitar este lugar son aquellas supuestas hadas cuya expresión siempre luce igual de vacía, el gato y esa otra chica parecerían ser la única excepción o tal vez simplemente ellos son otra definición de vacío, el gato trago y escupió las monedas como si no hubiese nada dentro suyo, tal vez su cuerpo está vacío por dentro y la chica de antes nunca abandonó su rostro serio y tono inexpresivo pese a las incoherencias que decía por lo que tal vez ella también este vacía por dentro pero de otro modo, pero si Sophia se encontraba ahora en una tierra vacía entonces que significaba eso para ella "¿E-estoy muerta?" Es la única explicación lógica que le queda para intentar explicar algo de lo que esta pasando, este lugar debe ser alguna especie de limbo, un punto muerto donde las almas de aquellos que tuvieron vidas vacías y sin sentido están condenados a terminar, ¿significa eso que Sophia también estaba vacía? por mucho que le gustase negar eso no se le ocurre forma alguna de hacerlo, después de todo ella es literal una don nadie, alguien cuya existencia entera consistió en intentar sobrevivir un día mas sin ningún propósito o meta en mente mas allá de simplemente vivir, alguien que nunca recibió el amor de nadie en otras palabras alguien vacío... ¿pero cual es el destino que le aguarda a alguien vacío? ¿acaso las hadas frente a ella fueron algunas vez humanos y terminaron así luego de terminar de vaciarse? siendo ese el caso ¿entonces la chica de antes es alguien que esta a mitad de camino de convertirse? "¿Princesa? ha... haha...." Al oír a alguien refiriéndose a ella como princesa no puede evitar reír por la ironía del asunto, si, por supuesto que en una situación como esta ella sería una princesa, después de todo en una ciudad de ciegos el tuerto es el rey, al ser ella la menos vacía entonces es obvio que la verán como alguien superior, aunque ella no se siente así en absoluto y en su lugar lo único que puede hacer es reir, reir para evitar llorar por la situación en la que se encuentra, si este es realmente el otro mundo entonces no hay motivo alguno para intentar ir en contra del orden natural de las cosas "Umh... ehh ¿podría tener algo de comida?" Si vaciarse es su único destino en este purgatorio entonces al menos podría disfrutar de la dicha de llenarse antes de que eso pase, levanta la parte superior de su cuerpo para permanecer sentada y así observar mejor su pierna, si de verdad esta muerta entonces tal vez si sea cierto lo de que un perro intentó comerla y como este era el estado de su cuerpo al momento de morir entonces es normal que haya llegado con dichas heridas a este lugar, le dedica una mirada pensativa a la nada por el hecho de estar muerta pero finalmente se levanta mientras piensa sobre lo inútil que es preocuparse por eso llegado este punto, se limpia la tierra de su vestido y sube nuevamente al carro pero cuando lo hace escucha algo que le aterra de sobremanera "¡¿M-monstruos?! ¡¡¿HUH?!! ¿Que demonios esperas que haga contra algo así? no mas bien ¿a que te refieres cuando hablas de monstruos?"
(38.23 KB 1280x720 puertabriendose.jpg)

(188.27 KB 700x700 brgn8.png)

(48.58 KB 500x374 fpc.jpg)

Gracias por sus palabras, perdonen si estoy escribiendo en incomprensibles, el sueño me afecta más que la "fiebre". >>38046 Cruzas la puerta hacia el interior de un café o restaurante cerrado y con todas sus luces apagadas. Shadowdancer: Es lo que queremos averiguar, pero vayamos primero con calma y presentémonos. Así diciendo, suelta tu mano para tocarse con ella el pecho y ver a las otras dos personas en el establecimiento. Shadowdancer: Soy Shadowdancer, dueña del club Silver Pole Flowers. Apartando la mano de su pecho, la apunta a ti para presentarte de la misma forma. Shadowdancer: Ella es Jenny Thompson, una de mis chicas. Le decimos Bunny de cariño. Tu matrona toma asiento en uno de los sillones para dos en frente de las mesas del lugar, mientras que Alí, vestida otra vez como pordiosera, se sienta en el sillón opuesto. Alí: Mis nombres son Sam Hassar Alí Rafiki Shazir. Pueden decirme Sam o Alí, esos me gustan más. Reclinándose en su asiento con los dos brazos sobre el espaldar, Alí echa la cara hacia atrás para ver al ser rosa que las trajo a todas aquí. Alí: Ese se llama Bergonia, es culpa suya que yo ya no tenga pene. Bergonia: Estaba en el contrato. Alí: Nunca me lo dijiste. Bergonia: No tenías tiempo para escucharlo. Igual cuenta. Alí: Eso no es legal. Bergonia: En muchos mundos lo es. La discusión termina con un suspiro desganado de Alí, quien levanta la cabeza para dejarla caer sobre la mesa amarilla recién limpiada. Bergonia, no con menos ánimo que su chica, sonríe y se sienta a su lado, lo cual hace que esta se mueva varios centímetros en su asiento hasta tener todo el cuerpo presionado contra la barra que los separa de las mesas vacías del otro lado. Bergonia: Entre la ayuda que el Sultán recibió estaban varias monedas, una alfombra voladora, un arma y un nuevo guardaespaldas. Ninguna de esas cosas las pudo conseguir en Nowa, y como no podemos interrogar al Sultán... Alí: Si conocen a alguien que pueda hablar con los muertos podríamos. Pregunta cuasi sarcásticamente, pero se queda viendo a tu jefa como si esperara una respuesta seria. Alí: Uno nunca sabe, hay muchas magias y artefactos raros. Dice, subiendo y bajando los hombros, al solo recibir una mirada silenciosa de la mujer. Bergonia: Los objetos que le dieron al Sultán nos pueden ayudar a encontrar a quien sea que se los dio. ¿Los recogieron? Alí: Aye, aquí tengo esta. Se saca la serpiente de alguna parte y la coloca sobre la mesa. Alí: La alfombra no la encontré, pero podemos pedirle a Apu y su grupo que la busquen, y de paso que interroguen a alguno de los guardias en caso de que conozca algo o ese guardaespaldas no sea el que ya matamos. Bergonia: Las monedas no me sirven, se las pueden quedar. Alí: ¿Y el arma no? Trabajamos muy duro para matar al Sultán, nos merecemos más que un par de monedas. El ser rosa toma el cetro en sus manos y lo acaricia con sus uñas pintadas, palpando cada centímetro como un ciego, manteniendo sus ojos o la ausencia de ellos oculta tras la larga melena rosa, reluciente incluso en el oscuro café. Bergonia: Primero la usaré para encontrar a quien estamos buscando, después se la pueden quedar. Aunque solo hay una y no podemos partirla a la mitad. Shadowdancer: Yo digo que se la quede Bunny, si no hubiese llegado cuando lo hizo no habría funcionado su plan. Alí: Hmm, no. Yo llevaba mucho tiempo trabajando en Nowa antes de que ustedes llegaran, creo que me la merezco. Bergonia: ¿Oh? ¿Y si pelean por ella? Probablemente tengan que pelear con otras chicas como ustedes cuando descubramos al amigo del Sultán así que les serviría de práctica. Alí levanta la cabeza para fruncirle el ceño a su patrón, que luce una sonrisa más divertida y menos cordial. Alí: No me gusta lastimar mujeres. Bergonia: Tendrás que hacerlo pronto. Tu jefa se te acerca al oído para susurrarte algo. Shadowdancer: Bunny, tu magia es débil. Tener un arma como esa te ayudaría a cubrir tu debilidad y te abriría muchas ventanas. No te voy a obligar a que pelees por ella, pero deberías pensarlo.
>>38168 >llegan a una especie de café o restaurante que ya cerró y está a oscuras >Shadowdancer las presenta a ellas >posteriormente, Ali y su patrón discuten >al parecer Ali era hombre entonces...¿eras un chico? >preguntó Bunny con curiosidad >Ali insiste en quedarse el arma >pero Shadowdancer menciona que la podría necesitar Ali, se lo mucho que quieres esa arma...pero creo que yo la necesito más que tu...no me gustaría tener que pelear contigo, pero creo que tu patrón tiene algo de razón...necesitamos entrenar. >dice Bunny algo nerviosa
>>38090 "Hada" 27: No está muerta, si estuviese muerta no podría hablar y yo la escucho. Responde una de las "hadas" a tus cuestionamientos más complejos con lógica muy simple. "Hada" 27: Jajajaja. Ríe contigo, olvidando por completo el miedo de antes, sus compañeros se abstienen de unirse a las risas y se limitan a contestar tus preguntas. "Hada" 25: Puede tener toda la comida que quiera. Y no tiene que pedir permiso si es la princesa. En el castillo tienen mucha comida, no hay otro lugar más digno de una princesa en todo el pueblo. Con eso, y sin manipulación de cojines o suelo, la carroza se gira lentamente para dar cara al castillo que dejaste atrás. Las voces de las "hadas" que hacen posible este cambio de dirección te llegan desde afuera en forma de gritos que igualan o superan el terror que crece en ti por el uso de la palabra "monstruos". "Hada" 22: ¡Son grandes, negros y hacen ruidos raros! ¡Nunca hablan y siempre intentan matarnos o comernos cuando nos ven! El vehículo se detiene, los gritos no. "Hada" 25: ¡Solo tiene que pelear con ellos como siempre lo hace! ¡Nunca ha tenido problemas para hacerlo! Últimas palabras de una de las hadas de tiro antes que el carro del que tiran comience su recorrido, tan largo y lento como la primera vez. Un cambio significativo esta vez es la ausencia total de la bola de plomo en el camino, que les permite completar el viaje sin dar rodeos o desvíos, solamente un salto al pasar por el bache que dejó el proyectil en los ladrillos. "Hadas": ¡Perdón! Con una disculpa por el inconveniente tan menor, las personitas se detienen y se sientan o acuestan a la entrada del lugar del que buscabas escapar hace una hora. Uno de sus congéneres de traje más elegante se acerca para darte la bienvenida con una reverencia. "Hada" 16: Princesa. La reina salió a combatir a los monstruos de la mina. Dijo que no la esperara si quería cenar. Ya la comida está servida. Ya desde la entrada puedes confirmar lo cierto de sus palabras. Por un ventanal a la izquierda de las puertas se llega a ver la larga mesa del comedor, con varios platos y boles colocados ordenadamente frente a las sillas y nadie presente para probar la comida. El hada bien trajeada te quita la mirada para dirigirla a sus hermanas, que siguen tratando de recuperar el aliento con bocanadas de aire fresco, todas tiradas en el piso frente al edificio antiguo. "Hada" 16: También dijo que no saliéramos del castillo. Pueden dejar la carroza e irse a descansar. Deshaciéndose ellas mismas de sus amarres y correas, las personitas obedecen y se desaparecen sin mayor ceremonia que esa, dejándote donde empezaste, con aquel gato y un medio menos con el cual hacer tu escape.
(157.61 KB 480x630 brgn4.jpg)

Falsa alarma. Sí era solo una gripeciña, un simple resfriado. >>38170 Alí: Era un hombre, y lo sigo siendo. Volveré a verme como uno dentro de tiempo, ya lo verás. Proclama la niña, orgullosa y con el mentón en alto. Pasa de sentarse recta a caer contra la espalda del sillón cuando dices estar dispuesta a pelear por el arma, bostezando. Alí: ¿No podemos hacerlo otro día, mejor? Tú también debes estar herida y ya hicimos mucho hoy... Quiero contar mis monedas y ver si puedo hacer otras más con lo que le quité a esos tipos... El cuerpo de Alí se sigue deslizando por el sillón en su lento descenso hacia el piso, para su última palabra solo llegas a distinguir su cabeza por encima de la mesa. Shadowdancer: Ha sido un día muy largo, podemos arreglar el encuentro para mañana. ¿Qué me dices de ir a comer algo? Ya tu turno terminó, no hace falta que regreses al club por hoy. Ambos patrones se levantan casi al mismo tiempo, el de la piel más pálida caminando primero hacia la puerta que usaron todas para llegar. Bergonia: Si quieren ir a algún sitio en la ciudad puedo llevarlas, sólo díganme y les abro la puerta. Shadowdancer: Qué conveniente. Bergonia: La conveniencia y el confort es lo que más me importa. Acomodo todos los gustos y preferencias. Siempre me esfuerzo por complacer a los demás. Alí: ¡Mentiras...! ¡Deja de mentir...! Grita la niña sin mucha energía, acurrucada bajo la mesa y usando sus brazos de almohada. Bergonia solo sonríe, mostrando un poco menos de diente esta vez, y se prepara para hacer el mismo truco de antes. Shadowdancer: Bueno, Bunny. ¿Qué te apetece cenar hoy? Aunque está bien si solo quieres ir a tu apartamento a descansar y... ¡Oh, casi lo olvido! Tomando tu mano en una de las suyas, deposita un puñado de monedas en tu palma abierta. Shadowdancer: Pago por un trabajo bien hecho. Sigue así. Alí: Oh, wow... Diez monedas enteras por unas horas de servicio... Qué suerte tener una jefa tan generosa... Dice con poco ánimo y una dosis de sarcasmo, contando la cantidad exacta de cobre en tu mano desde su ángulo bajo. Inventario: 1 par de Tacones 21 Monedas de Cobre Con más dinero a tu nombre y nada que hacer por el resto del día, queda a tu elección si aceptar la invitación de tu jefa de ir a comer gratis y donde, o declinar e ir directo a tu lugar de residencia o cualquier otra parte a hacer lo que desees con tus horas libres.
>>30802 >Vida Pasada Hace tiempo, en un mundo de gris y colores opacos, solía existir una pequeña marioneta en la forma de una chica infeliz. Su expresión era de eterno desprendimiento emocional, de piel rosada, vestidos de seda, cabello sedoso que le cubría las orejas, con unos ojos azules como el Océano. Desde que tenía un lugar en la realidad, todo lo que ha conocido son los hilos que la mantenían siempre moviéndose al ritmo de los titiriteros por encima de ella, siempre forzandola a cumplir la desesperada voluntad que ellos no pudieron cumplir por su cuenta, era una muy buena cantante, era muy buena escribiendo, era muy buena en Gimnasia, era muy buena en la Escuela, era muy buena controlando lo que consumia, era muy buena controlando su temperamento, era muy buena controlando su lenguaje, era muy buena evitando sentir, no podía sentir nada, no podía sentir nunca. Eso es lo que la Perfección significa para ella, vacío absoluto, abismo eterno, sin proposito y sin significado. Eso era la Vida. Pero la marioneta tenía una debilidad: El vació que ella tomaba por perfección, causaba que todas sus acciones, frías y sin proposito, sean guiadas únicamente por la inercia, se movia hacia adelante sin sentido de dirección cuando no era guiada por alguien más, como un Zombie. Era fácil de manejar, era fácil de moldear, y por ello, era fácil de romper, y era fácil de corromper. ... Aquí es donde entra el Bufón, era una marioneta como ella, pero la diferencia entre ambos era clara. El Bufón carecía de los hilos y titiriteros que controlaran su destino, era un ser que se oponía por completo a su concepto de perfección y su lógica, era una fuerza sobrenatural que representaba todo lo que existe, era el Espacio en sí mismo, los cambios y transiciones en la materia, el Universo que continúa expandiéndose, la destrucción de todo, él era todo eso, siempre y al mismo tiempo. El Caos absoluto, y la Quintaesencia de la Libertad, un pequeño Bufón que observaba con lástima a una pequeña marioneta encerrada en un Baúl, obsesionada con el significado frío y objetivo de las cosas, aferrada a conceptos absolutos que son nada menos que ilusiones, una criatura sin libertad que fabricaba su propia jaula usando sus venas y sus huesos, sin darse cuenta de que su búsqueda por Objetivismo era poco más que la persecución de un espejismo. Víctima de su propia percepción de la realidad, el Bufón decidió tomar a la chica bajo su ala y guiarla, entre tantas ilusiones, al camino de la Realidad. La visitaba todos los días para contarle secretos sobre la existencia, la humanidad, el universo, incluso historias que representarán lo que él quería hacer que entendiera, historias reales con moralejas que se opusieron directamente a los principios de la moraleja, consejos para que pudiera recobrar lo más importante para de un ser Pensante: El Libre Albedrío. No deseaba que la chica pensara como él, no, quería que rechazará todo lo que había una vez aceptado como verdadero y falso, que aceptará la inexistencia del objetivismo, y a rechazar lo inexistente y lo vacío. ... La marioneta, poco a poco, fue destruida y reconstruida dentro de su percepción de la realidad al enfrentarse a cosas que no podía explicar, que no podía comprender y no podía racionalizar. Poco a poco, perdió el sentido de lo que era importante, todo lo que sus titiriteros habían intentado enseñarle se habían vuelto voces insignificantes que se perdían en el mar de pensamientos como una gota de agua, y por primera vez en su vida, tenía un deseo... ... Dejó atrás a sus titiriteros, rompió sus hilos y abandono su antigua vida. En mano de su nuevo compañero, su deseo era conocer el Pináculo de la Libertad, y ser consumida por el Caos. >Vida Actual Guiada por sus impulsos y sus deseos, Orabella lleva a cabo su voluntad sin darle explicaciones a nadie, roba cuando lo desea, asesina cuando lo desea, duerme cuando lo desea y se aventura a realizar misiones cuando lo desea. Incluso en un lugar sin reglas como lo era Megalópolis, habían reglas impuestas por otros seres que era motivada a romper a diario por su Patrón, no es exactamente amable con otras chicas mágicas o patrones, pero tampoco es directamente antagónica hacia ellos. De igual forma no tiene problemas asesinando. Últimamente su Patrón ha insistido en aventurarse a realizar misiones más seguido, la mayoria teniendo que ver con recuperar artefactos que rompen el espacio y tiempo, al igual que asesinar criaturas que pretendan proteger los límites que separan los múltiples Mundos a los que Megalópolis esta vinculado. >Patrón La Quintaesencia de la Libertad, El Bufón es un ser que representa el Caos en su forma más activa. Tiene un profundo interés en todos los seres pensantes, y disfruta de ver cómo realizan todo tipo de acciones y decisiones basados en sus percepción de la realidad. Es indiferente al sufrimiento ajeno, y puede ser muy cruel si quiere. Esta obsesionado con la Libertad, y odia profundamente a aquellos que limitan las decisiones de otros seres, está enemistado con varios Patrones debido a que la mayoría tratan a sus Protegidas como esclavas y las limitan a seguir sus reglas. Quiere fusionar toda la realidad y los diferentes mundos para que todo sea como en Megalópolis, una noche eterna donde no existan las limitaciones. Donde el significado sea insignificante y el tiempo permanezca por siempre sin avanzar. >Nombre Orabella >Edad aparente 16 Años >Apariencia Altura de 1.59 m, cabello de color rosado y castaño, complexión delgada y con Heterocromia en los ojos. Suele llevar un traje de blanco y negro, con una chaqueta encima de un leotardo y unos pantalones junto con unos tacones >Arma -Un Paraguas que sirve de vaina para su Espada. La sombrilla también sirve para protegerse de ataques mágicos. -Puede sacar Hojas de Katana desde sus tacones. >Especialización Alquimia °Puede manipular el terreno modificando sus moléculas en formas específicas para crear diferentes objetos. >Poder Fragmentación °Puede crear ilusiones para engañar a sus enemigos, y manipular la perspectivas de sus víctimas, al punto de poder hacerlas sentir sus espejismos. Estadísticas 3 Fuerza: 4 Agilidad: 6 Vitalidad: 5 Magia: 10 Suerte: 5
(64.78 KB 238x208 ClipboardImage.png)

(63.78 KB 225x188 ClipboardImage.png)

>>38329 Sophia se queda en silencio ante la declaración de la hada sobre lo de no estar muerta, la única respuesta que le ofrece es una mirada incómoda ¿será que ellos mismos están tan vacíos que olvidaron su propia muerte? ¿es acaso todo esto un plan celestial en el que liberan a las almas atrapadas aquí de cualquier preocupación para limpiarlas y así prepararlas para el siguiente nivel? no tiene ni idea de eso y seguramente si preguntará tampoco obtendría una respuesta que le sastifaga, estas almas están tan vacías que parecen haber olvidado todo sentido común y no hay nadie mas en este lugar que pueda responder sus preguntas, por lo que parece ser que lo único que le queda a Sophia es figurarse las cosas por si misma o simplemente aceptarlas sin mas por mas poco sentido que tengan "¡¿HUH?! ¡¿De que demonios hablas?! no hay forma de que pueda luchar contra algo así" Pero por mas que se esfuerce en aceptar las cosas no hay forma en que pueda creerse la idea de ella luchando contra ningún monstruo, después de todo es solo una vagabunda malnutrida lo máximo contra lo que ha luchado a sido contra perros callejeros u otros vagabundos para poder conseguir algo de comida y mas que pelear lo que se limitaba a hacer era solamente tirar del objeto en cuestión para luego salir corriendo tan rápido como podía y así quedarse ella con el premio e incluso en esos casos las veces que ganaba eran mas bien pocas, por mas fuerza que aplique no quitará el hecho de que su cuerpo esta falto de nutrición y sus brazos apenas y si tienen músculos "Ustedes... son bastante pequeños... ¿no es así?" Mientras pensaba en lo débil que es ella, se percató también del tamaño de las personitas junto a ella, tomo a uno de estos por los pliegues de su ropa y lo dejo caer sobre la palma de su mano abierta, es lo suficientemente pequeño como para poder pararse sobre esta, por lo que es normal que alguien tan minúsculo vea a Sophia como alguien fuerte pese a que no tiene nada de especial, aunque eso no explica lo que estas dijeron sobre "pelear como siempre lo hace" cierra los ojos con fuerza y comienza a hacer muecas mientras se da leves golpecitos en la cabeza tratando de buscar alguna explicación para eso, pero por mas que lo intenté no da con ninguna, por lo que en su lugar opta por preguntarle a las hadas "¿A que te refieres con que lo he hecho antes? no tengo recuerdo alguno de haber hecho algo así y tampoco lo tengo sobre nada en este lugar ¿porque esta este sitio tan vacío? ¿porque hay monstruos? ¿porque dices que soy una princesa?" Pese a que originalmente pensaba en simplemente aceptar el porvenir de los acontecimientos mientras mas tiempo pasa en este lugar mas preguntas surgen en su mente por lo que incapaz de entender nada decide finalmente expresar todas sus dudas en un intento de tratar de comprender algo de esta bizarra situación, princesas, reinas, hadas, monstruos, nada de eso le da siquiera una leve pista de que sucede y ella misma duda ser capaz de entender algo incluso luego de que le respondan pero aún así espera poder enterarse de algo, el carro finalmente llega al castillo y ella aún confusa entra de nuevo a aquel lugar mientras conversa con las hadas
>>38371 Tus stats completos serían los siguientes (Los números entre paréntesis serían tus stats fuera de transformación): Fuerza: 6 (3) Agilidad: 7 (3) Vitalidad: 8 (4) Magia: 13 (4) Suerte: 6 (3) Puntos de Salud: 16 Absorción: 6 Herida 1: a los 12 Puntos de Salud Herida 2: a 8 PS Herida 3: 4 PS Mana: 13 Fortuna: 6 Dados de Fuerza: 5d10 Dados de Agilidad: 6d10 Dados de Vitalidad: 6d10 Dados de Magia: 9d10 Dados de Suerte: 5d10 Alquimia: Usando 1 Mana o Fortuna, puedes crear armas de tipo marcial o de largo alcance y usar ataques exclusivos de ese tipo de arma por el resto del combate. Gasta la acción ofensiva o defensiva. Usando 2 Mana y la acción defensiva, puedes levantar una pared hecha de elementos del terreno para bloquear cualquier tipo de ataque usando tus dados de Magia. Usando 3 Mana o Fortuna y gastando una acción, puedes sumarle 4 Puntos a tu Absorción creando un escudo, armadura o similar. Fragmentación: Solo al principio del combate, puedes pagar 3 Mana para que tu primer Ataque Físico ignore la defensa del/los enemigo(s). Los dados de ataque y el daño se calculan normalmente, solo que se ignoran los éxitos del/los enemigo(s). No gasta una acción ya que se hace en conjunto con el ataque. Pagando 2 o 4 Mana, puedes crear espejismos para volverte un blanco más difícil de atinar, sumando 1 o 2 dados a tu defensa si usas dados de Agilidad ese turno. Se hace en conjunto con la acción defensiva sin gastarla. Usando 5 Mana, gastando la acción ofensiva y lanzando dados de Magia, puedes "distraer" al/los enemigo(s) con ilusiones para que no ataque(n) por 1 turno + 1 turno por cada crítico que obtengas con tus dados. Afecta a todos los enemigos en combate que no obtengan suficientes éxitos de defensa mágica. Los enemigos afectados solo se pueden defender usando dados de Vitalidad. Los de arriba son algunos ejemplos de lo que puedes hacer con tu poder y especialización, puedes inventar hechizos para lograr otros efectos como gustes, ya los balancearemos en el proceso. >>32203 En ese post está el horario en el que normalmente envío turnos, puedes usar la hora en la que fue posteado para orientarte. También dice algo importante sobre los patrones. Si tienes preguntas, peticiones, quejas o sugerencias puedes hacerlas ahora o cuando sea que quieras. Toodles.
(121.33 KB 1920x1080 reloj.jpg)

(11.50 KB 180x454 smbrs.webp)

(70.70 KB 256x250 drkgrdn.png)

(205.53 KB 476x498 bfn111.gif)

>>38371 Las campanas resuenan doce veces seguidas, anunciando inútilmente la llegada de otra medianoche a la ciudad que siempre duerme. Los muñecos automatizados encima de la torre del reloj obedecen el Horario, como es su programación, y dejan de aporrear sus tamboriles y soplar sus trompetas para dar una reverencia a sus espectadores fantasma y marchar en silencio hacia el interior del mecanismo. Los niños buenos que conforman el público sin rostro imitan los movimientos de la banda de manera poco menos robótica, usando esos palillos negros que otros llamaban piernas para adentrarse en sus propias casas. Y cuando los niños buenos van a dormir es que los Monstruos salen a jugar, con sus manos oscuras tan desproporcionadas como sus cabezas incendiadas alzando los martillos a la luna, listos para romper el cráneo de todo aquel que se cruce en su camino sin necesidad de ser provocados antes, como es su naturaleza. El primero de los simios de cuatro dedos avanza hacia ti sin mediar palabra, s El bufón: AYER OCURRIO ALGO FANTASTICO, FANTASTICO. EL MUNDO NO SE ACABO AYER, SABIAS? Rió la personificación por excelencia de la Libertad, en esa forma de hablar tan característica suya que involucraba el uso de cuerdas vocales y palabras. Bufón: FUENTES DE CHOCOLATE CRECIERON DEL CIELO Y BAÑARON TODO EN SU CARAMELO. IMPERIOS CAYERON Y SE VOLVIERON A LEVANTAR. LA GENTE SE TRANSFORMO Y TODO FUE COMO EN LA CIUDAD. Bailó, dando vueltas al compás inverso del reloj, girando en dirección contraria a la de los engranajes metálicos bajo tus tacones, sus zapatos abombados nunca llegando a tocar tierra firme pero aun así dando bocinazos en el aire con cada salto y rebote. Bufón: ALGUIEN HA ESTADO ROMPIENDO REGLAS Y YO NO HE SIDO, PERO ESO ME AYUDA CON MI COMETIDO. Ignorando al ser de sombrero y máscara tan fuerte como él los ignora a ellos, los dos simios terminan de acercarse y empuñan sus armas, viéndote solo a ti como objetivo. MA1: 1d10 = 2 1d10 = 10 1d10 = 6 1d10 = 9 1d10 = 6 MA2: 1d10 = 1 1d10 = 6 1d10 = 3 1d10 = 9 1d10 = 6 MD1: 1d10 = 3 1d10 = 10 1d10 = 6 1d10 = 6 1d10 = 4 MD2: 1d10 = 5 1d10 = 6 1d10 = 1 1d10 = 3 1d10 = 1 Bufón: AHORA ES EL MOMENTO MAS OPORTUNO, SI QUIERO QUE TODO SE VUELVA UNO. Cantó, alegre, plano y pixelado, volando de lado a lado. Se le veía contento cuando te hablaba de frente y no de espaldas, su figura, libre como el viento, negándose a ser atada por las leyes de gravedad. ¿Por qué estás en la torre del reloj peleando con dos Monstruos a mitad de la noche mientras tu Patrón te habla sobre sus deseos de unificar los diferentes mundos y otros acontecimientos? A saber, cosas que pasan. Medianoche II (2): Fuerza: 6 Agilidad: 5 Vitalidad: 5 Magia: 6 Suerte: 4 Salud: 10/10 Absorción: 2/2 Mana: 6/6 Fortuna: 4/4 Orabella: Salud: 16/16 Absorción: 6/6 Mana: 13/13 Fortuna: 6/6 Cada turno de combate se realizan dos acciones, una ofensiva y una defensiva, ambas con sus dados. Escoge una opción ofensiva. Como algunos ataques usan la misma cantidad de dados, asumiré que usas el primero si no especificas uno: >Ataque Físico 1: 5d10 de Fuerza. 2 De daño por éxito + 1 de Perforación. 4d10 Para atacar a ambos enemigos. >Ataque Físico 2: 5d10. 1 de daño por éxito + 2 de Perforación. 4d10 para ambos enemigos. >Ataque Físico 3: 5d10 o 4d10. 3 de daño por éxito. -1 dado a tu acción defensiva de este turno. >Hechizo: 9d10. Daño, efectos, dados y costo en mana variables según el Hechizo y lo que quieras especificar. >Huir: 6d10. Debes obtener más Éxitos en tu huida que tus enemigos en sus ataques para escapar. >Recargar: 0d10. -2 dados a tu acción defensiva este turno. +4 Mana. Tu Mana está al máximo, no tienes qué recargar. Escoge una acción defensiva también. Si tiras 6d10 y no me queda claro si son de Agilidad o Vitalidad, asumiré que son de Agilidad: >Defensa 1: 6d10 de Agilidad. Solo para ataques físicos. >Defensa 2: 6d10 de Vitalidad. Para ataques físicos. El enemigo recibe 1 de daño si la defensa es exitosa, tú recibes 1 de daño adicional si no lo es. >Defensa 3: 9d10 de Magia. Solo para ataques mágicos y místicos. No gasta Mana. No te están atacando con magia, escoger esta es desperdiciar la acción defensiva. >Hechizo: 9d10. Gasta Mana. Algunos Hechizos solo pueden usarse como acción defensiva. Siempre puedes sumar 2 dados a una de tus acciones pagando 1 Fortuna.
>>38353 >Ali insiste en que fue y sigue siendo un hombre >no parece interesada en pelear por el arma >parece bastante cansada, supuestamente >Shadowdancer sugiere posponerlo para mañana e ir a comer algo claro >el patrón de Ali dice que las puede llevar a algún sitio >dice esforzarse para complacer a otros pero Ali lo niega >shadowdancer le pregunta que le apetece cenar hoy y le entrega su paga a Bunny siendo honesta...no se me viene algo a la mente, ¿alguna sugerencia?
(608.05 KB 1280x720 ramen.jpg)

>>38377 Levantas a una de las personitas antes de que el grupo se disperse y la sostienes en la palma de tu mano, el resto sigue su camino sin reparar mucho en esto, mientras que el enano cae sentado y se abraza con fuerza a tu dedo medio. "Hada" 27: Somos pequeños, pero usted sigue siendo muy grande y fuerte, aunque no lo recuerde lo sigue siendo. La presión que ejerce sobre tu dedo con su agarre no es mucha, probablemente él también entienda lo poco que contribuyen estos esfuerzos suyos para mantenerlo en tu mano y solo lo haga para sentirse más seguro cuando empieces a moverte. "Hada" 27: Todos vieron su paafomans anoche en el festival. Fue asombroso cuando usted y el otro monstruo que siempre está con usted quemaron al monstruo y usted le hizo así con el tridente... Suelta un brazo de tu dedo para hacer la moción de apuñalar algo 27 veces con un tenedor invisible. "Hada" 27: ¡Y luego el monstruo explotó detrás de usted! ¡En serio que fue asombroso! Nadie te entierra una jeringa en el cuello cuando cruzas la puerta de entrada del castillo, que tampoco está demolido, arruinado, o repleto de hombres muy grandes listos para retenerte y llevarte por la fuerza a algún cuarto subterráneo donde nadie escuche tus gritos y súplicas, solo más haditas graciosas disfrazadas de pingüino. "Hada" 27: ¿Y de qué quiere que esté lleno? ¿Construimos más monumentos? ¿Le decimos al pueblo que camine fuera del pueblo para que se vea menos vacío? Siempre se ve mejor cuando hay un festival,pero el alcalde dijo que lo pospondríamos. Deberían hacer un festival todos los días, así todo sería más alegre. Oh, bueno. Encogiéndose de hombros, el hombre encogido olvida ese tema y sus desvaríos para pasar a desvariar sobre otro tema con un tanto menos de energía. "Hada" 27: Hay monstruos porque hay como portales a otros mundos en las minas y no dejan de salir de ahí. Ningún bate te golpea en la nuca al traspasar la puerta del comedor, y ninguna jeringa se clava en tus posaderas cuando tomas asiento frente a los platos servidos y bien tapados. Hada 27: Usted misma dijo que era una princesa, nos contó muchas cosas sobre su reino, sus padres y hasta nos enseñó esa canción de tiri túu ta tún. El hada en tu mano tararea una tonada que se asemeja en algo a aquella canción que recuerdas. Mientras tanto, otras dos hadas se suben a la mesa con ayuda de una escalera miniatura y remueven las tapas de los platos, manteniendo las normas de salubridad cubriéndose los zapatos con bolsas para no contaminar el mantel. Hada 17: La reina ordenó que preparáramos esto específicamente. Esperamos que sea de su agrado. Los platillos están bien cargados, por decirlo de alguna manera. Una porción grande de arroz amarillo relleno con varios trocitos de verdura y champiñones, acompañado por un bol humeante de caldo con fideos en el que flotan algunos cortes de cerdo a la parrilla, un par de láminas negras y alguna clase de bollo blanco con un dibujo de espiral en su centro. El plato de ensalada tampoco se queda atrás, siendo por sí solo más de lo que algunos desafortunados comerían para el almuerzo. También hay un vaso de agua y muchos cubiertos para elegir, además de una serie de platos igual que esta, que permanecen tapados frente a la silla al otro extremo de la mesa. De apariencia se ve comestible, y el aroma que llega a tus orificios nasales lo avalan como tal, aunque si desconfías de la comida siempre puedes pedirle a uno de esos "ratones" tan serviciales que la pruebe antes por ti. Gato: ... El gato negro te observa en silencio desde las patas de tu silla. Se le nota en los ojos que no se negaría a ser tu catador si se lo ofreces, eso si es que no te remuerde la consciencia usar al animal como conejillo de indias o la posibilidad de matarlo con tus precauciones. Wow, no recordaba que tenía tantas capturas inútiles de Madoka, hasta se me pasó subir algunas durante el festival y en muchas otras partes. Ojalá tenga tiempo y no se me olvide, estas capturas son parte del motivo por el que abrí este rol.
(96.11 KB 1136x640 EAE3IpcWwAEtx60.jpg)


(151.78 KB 699x922 haru_polish_6_39.jpg)

>>38413 >Orabella Bajo el manto oscureco de la noche eterna, se escuchaban tambores y sonidos metálicos provenientes del Reloj de la Ciudad del Insomnio. El aporreo de las afiladas hachas de los minotauros retumban en el suelo y las paredes, intentando atinarle a una muchacha de baja estatura pero basta habilidad gimnastica que se agachada y desaparecía según lo necesitaba para escapar de los hostigadores. La muchacha sin voz escuchaba hablar al Bufón pixelado, teniendo hoy ella el objetivo personal de meterse con los engranajes del Reloj, únicamente por que el sonido que producían a ratos no la dejaba continuar con su día a día sin hacer que dé un salto del susto al tomarla desprevenida. "...?" Interroga la muda buscando que vaya al punto, presentía que su Patrón le iba a pedir algo, ademas de comunicarle los avances de sus objetivos. Hubo tiempos en los que usaría su voz para comunicarse, pero desde que desgastaba su voz todos los días en clases de canto para poder ser perfecta, se desentendio tanto de su esta al punto de deshacerse de sus cuerdas vocales por la frustración. Su Patrón seguía hablando en el fondo, mientras que ella usaba su Poder para crear una docena de espejismos que empezaron a moverse en direcciones aleatorias para confundir a los minotauros. Ella bajaba su Paraguas que estuvo todo este tiempo descansando en su hombro, y desenvainaba su Espada al mismo tiempo que, con ese mismo movimiento, realizaba un corte ascendente con el que amputó el brazo de uno de los minotauros. Inmediatamente avanzo hacia el que estaba más atrás, saltó esquivando uno de sus ataques, y alargó una patada extendiendo una de sus cuchillas con la que lo apuñaló en el cuello, a lo que le siguió una patada normal con la que se salió de encima. Fragmentación: E-Esta era la que se usaba para ignorar la defensa al inicio del combate, ¿Verdad ? 1d100 = 11 1d100 = 22 1d100 = 75 1d100 = 14 1d100 = 81 1d100 = 57 1d100 = 5 1d100 = 4 1d100 = 85 Defensa 1: 1d100 = 66 1d100 = 35 1d100 = 28 1d100 = 64 1d100 = 53 1d100 = 41 El sistema me tenia tan confundido, disculpa por tardar, kek
>>38575 Kek, no puedo ser más brainletAquí los dados otra vez Fragmentación: 1d10 = 6 1d10 = 10 1d10 = 8 1d10 = 2 1d10 = 8 1d10 = 3 1d10 = 6 1d10 = 6 1d10 = 1 Defensa 1: 1d10 = 1 1d10 = 5 1d10 = 1 1d10 = 6 1d10 = 3 1d10 = 3
(208.41 KB 1920x1080 enrestaurante.jpg)

(3.44 KB 125x99 cmd.jpg)

>>38419 Shadowdancer: Oh, hay muchos lugares que quiero que conozcas, pero empecemos con... Se acerca al oído de Bergonia y le susurra. él asiente. Shadowdancer: Bien, estamos listas. Nos vemos. Con una mano en el aire se despide, caminando otra vez por la puerta abierta antes que tú. Alí: Adiós, preciosa, nos golpeamos mañana... Bergonia: Chaito. Sigues a tu jefa y matrona, pasando de un establecimiento cerrado, vacío y oscuro a uno abierto y lleno de siluetas casi humanas sin características definidas donde las luces engañosamente brillantes de las bombillas y velas asaltan tus retinas. Shadowdancer: ¡Yujuu! ¡Bunnyyy! ¡Por aquíii! Cuando tu vista se acostumbra al cambio drástico de iluminación, ves a la que te pagará la cena, ya sentada en una de las blancas sillas del refinado lugar, llamándote para que tomes asiento con ella. Casi tropiezas con el elevado piso de madera en tu camino a la mesa frente a la ventana. Shadowdancer: No hay que hacer reservación, la comida nunca tarda y tiene buena vista. ¿Qué te parece? El cielo afuera se ve... claro. No tanto como el del amanecer, pero mucho menos oscuro que la mayoría de paisajes de la Megalópolis. Shadowdancer: No es real, es solo ambiente. Igual me parece bonito, es bueno un poco de variedad. Lo que sí es real es la rapidez del servicio. Un mesero negro sin rostro ni ropa se inclina y deposita dos platos y copas en tu mesa, marchándose detrás de la barra sin pronunciar ni pío. Tu cena gratis de la noche de hoy es una papilla gelatinosa de apariencia inapetecible color verde musgo rociada con un líquido amarillo viscoso que no haría salivar ni a un niño cambodiano en las últimas etapas de desnutrición. Los dos puntos carmesí que adornan el emplatado parecen observarte. Shadowdancer: Hay que comerlo caliente y no masticar mucho. El plato deja escapar un sonido burbujeante muy parecido a un gruñido cuando la mujer le corta un trozo, lo clava en su tenedor y se lo echa a la boca sin muestras de asco o temor. Naturalmente, tú haces lo mismo. El objeto extraño se endurece en tu boca al entrar en contacto con tu lengua, volviéndose tan inmasticable como un pedazo de hueso. Mientras tú dudas de poder pasar algo como eso por tu garganta, tu matrona termina de digerir el suyo y se aventura a probar una segunda cucharada, no sin antes darte otro consejo. Shadowdancer: Sabe mejor después de tragarlo. No es así. Las papilas gustativas las tienes en la lengua, no en el fondo de la garganta. Los afilados bordes de la sustancia (a duras penas) comestible raspan el interior de tus entrañas en su tortuoso descenso por tu sistema digestivo. Puedes sentirlo en tu estómago mucho después de haberlo consumido, pesado como una pelota de golf en lo más profundo de tu ser. La bebida que usas para pasar la mala experiencia que fue la comida solo la empeora, el líquido rosa efervescente ardiendo en tu boca como alcohol aplicado directo a una herida abierta. Entre el festival interminable de dolor que representa el primer bocado de tu cena distingues un sabor dulce y frutal altamente concentrado, como a batido de banana y fresa, con algunas notas ácidas de limón y sangre fresca. Tira 5d10 de Vitalidad. Shadowdancer: ¿Te pasa algo? Tienes la cara roja. No se supone que sea un platillo picante, aunque los humanos son raros, no sé. Con una mirada preocupada que no perdura más de dos segundos, tu matrona va por su cuarta cucharada de sufrimiento, tomándoselo con mucha más calma que tú.
>>38631 >shadowdancer dice que hay muchos lugares que quiere que conozca >Ali y su patrón se despiden de Bunny y su matrona >entonces van a donde shadowdancer quiere llevarla >parece bastante emocionada >Bunny sigue a su matrona a un sitio con un cambio de iluminación bastante notorio >casi se tropieza con un desnivel >su matrona le pregunta que le parece algo...incandescente, supongo, pero si querías llevarme aquí debe ser por algo >el cielo falso es notoriamente distinto a lo usual >el mesero llega rápidamente >este no tiene cara ni vestimenta >su cena es una especie de papilla verde >Bunny la ve extrañada...pero ya que es gratis no tiene de que quejarse >pesa bastante y es dificil de tragar >pero entre todo distingue algo de sabor a frutas 5d10 = 35 >su matrona le pregunta por que tiene la cara roja no lo se...creo que me está cayendo algo pesado...
(63.70 KB 248x208 ClipboardImage.png)

(64.67 KB 227x200 ClipboardImage.png)

(64.78 KB 238x208 ClipboardImage.png)

>>38469 "¿Recordar? ¿paafomans? ¿festival? ¿eh? ¿que? ¿de que estas hablando?" Confusa por las palabras de aquella hada se agacha para poder dejarla en el suelo apenas cruza la puerta del castillo, nadie la golpea ni intenta drogarla al hacerlo pero su cabeza es un lío tan grande ahora mismo que casi siente como si algo de eso hubiese pasado, se lleva la mano a la cabeza en un intento de evitar el mareo que le genera toda esta situación, de alguna forma lo que la hada le dijo le resulta familiar pero al mismo tiempo es incapaz de recordar nada de eso "Ah... eh... ¿qué? ah..., si hacen festivales todo el día ¿no perderían su atractivo? ¡AH!" Incluso las palabras que ella misma dice terminan por generarle un sentimiento de deja vú ¿acaso de verdad olvidó algo? toda esta situación, esta conversación, no tiene recuerdo alguno de esto, pero de algún modo siente que ya lo ha vivido, no, no, no, eso no tiene sentido, se sacude la cabeza rápidamente mientras se da palmadas en el rostro para eliminar aquellos pensamientos, incluso si hubiese olvidado algo tan extraño como este lugar y estas personas no hay modo alguno de que haya podido combatir o defender nada pese a que estos afirman que así lo hizo, si ella no lo hizo entonces debe de haber sido alguien mas, tal vez alguien similar a ella paso recientemente por el pueblo, da un vistazo al suelo donde se encuentran las hadas mientras piensa en eso y se da cuenta de un detalle "U-ustedes se parecen muchos ¿no es así? ¿como es que se diferencian entre si?" Eso es, las hadas lucen extrañamente idénticas las unas de las otras siendo las únicas diferencias su atuendo y el color de estas, mas algunos detalles insignificantes como la cantidad del cabello, pero por los demás son prácticamente indistinguibles entre ellos, si hay tantas de estas hadas con esa apariencia entonces no sería raro que también haya alguien similar a Sophia, o tal vez ellos ni siquiera son capaces de diferenciar a los humanos y bajo su punto de vista todos lucen iguales, tal vez eso mismo es lo que le pasa a ella cuando mira los rostros de aquellos pequeñines, para ella pueden lucir completamente idénticos pero ellos si son capaces de diferenciarse "The same but different ♫" Mientras intentaba explicar algo de todo lo que rodea termina por cantar levemente una parte de la canción que una de las hadas estaba tarareando, es la segunda vez que oye a alguien hacerlo por lo que no puede evitar sorprenderse al darse cuenta que ella misma terminó por cantarla sin darse cuenta, pero mas importante es la razón por lo que lo hizo, estas hadas lucen todas iguales pero al mismo tiempo son diferentes, todos lo que sucedido desde que despertó le resulta familiar y desconocido a la vez, es como si ya hubiese vivido esto pero no lo recordará, ¿acaso estos son recuerdos de alguna vida pasada? ¿este limbo la esta haciendo recordar las experiencias de su antiguo yo? tal vez antes de pasar al siguiente estado de existencia uno debe volverse consciente de todo lo que paso incluso las cosas que hizo antes de ser ella, si ese es el caso entonces tiene sentido de que las hadas la reconozcan y hablen de ella como si fuese una princesa, ya que eso debió de haber sido en su vida pasada "Yo, una princesa... hahaha, ¡¡¡ESO NO ES GRACIOSO EN ABSOLUTO!!!" Aunque al principio ríe al imaginarse así misma como una princesa, toda esa emoción y fantasía que experimenta al pensar en ella llena de lujos y cosas caras termina por convertirse en ira luego de recordar la vida que ella realmente llevó, viviendo en la calle comiendo basura sin nadie que se moleste por su bienestar, su vida pasada y su actual vida no podrían ser mas distintas y ese hecho le molesta "¿Que clase de retorcido sentido del humor tiene el mundo para permitir algo así? dijiste que antes fui una princesa, pero ¿que fuí antes de eso? ¿acaso mi destino es vivir eternamente en un ciclo kármico de lujos y pobreza? ¿o esta situación solo fue una mera coincidencia y mis vidas anteriores no tienen nada que ver con esas cosas?" Expresa en un tono molesto sus dudas mientras reclama por una explicación a todo este asunto del mas allá y al hacerlo termina con la boca seca, por lo que toma el vaso de agua que hay en la mesa para refrescarse la garganta y al hacerlo nota por fin la comida frente a ella, llegado este punto ya ni siquiera le ve el punto al dudar de que la comida sea segura por lo que sin miedo toma una cuchara y le da un leve sorbo a la sopa, esta deliciosa es probablemente lo mejor que ha probado en su vida pero hay algo en todo esto que no le permite el disfrutarla como corresponde, finalmente tiene una cena caliente cocinada por alguien mas, pero esta situación es tan estresante que prácticamente termina por eliminar su apetito y se limita a simplemente revolver la cuchara en la sopa mirando a su alrededor en busca de respuestas, pero lo único que encuentra es la mirada del gato de antes la cual esta fija en los platos de comida, Sophia toma algunos trozos de lo que parece ser pescado y se lo entrega a este, si fue capaz de tragarse monedas entonces no hay modo alguno de que algo de aquí sea perjudicial para él y mientras piensa en eso le da un vistazo mas detallado a los platos de comida "¿Esto... es carne? a esto es lo que me refería antes con vacío, ¿de donde se suponen que sacaron estos alimentos? en lo poco que he explorado no recuerdo haber visto ningún huerto o animal que pudieran usar para preparar nada de esto"
(475.47 KB 1280x720 relojnoche.jpg)

(1.18 MB 1280x720 relojvistodesdeadentro.png)

>>38575 >>38576 Los "monstruos" que acechan la ciudad nocturna reciben esa denominación por varias razones, no principalmente por sus capacidades físicas, más que suficientes para permitirles machacar a la más ágil gimnasta, incluso a una aumentada con magia. Cada uno de los ataques de tus hostigadores da en el blanco, afortunadamente es tu traje el que se lleva la mejor parte del daño, cumpliendo con su función de mantenerte relativamente ilesa, por ahora. Las partes rasgadas de tu uniforme se regeneran, cubriendo tu piel y protegiéndote de poco más que las miradas indecentes que ninguno de los presentes posee. Bufón: MHM, NO SE ENTENDIO. NO SE ENTENDIO, VERDAD? SABIA QUE NO SE ENTENDERIA. El ser flotante continuó observando tu dolor en la distancia con vago interés. Tú empiezas con tu contraataque, creando copias falsas de ti misma solo para confundir a tus dos enemigos, cercenar limpiamente el brazo de uno y patear a otro hacia un engranaje más bajo con una sonrisa violeta chorreándole del cuello. El otro simiotauro salta tras su compañero y el arma que dejó caer tras la perdida de un brazo, tú haces lo mismo para poder continuar la pelea, adentrándote al hogar de la banda marchante que ya está por salir a dar otro anuncio de medianoche. El interior de la torre no era muy diferente del exterior, la diferencia clave era que los engranajes sobre los que estabas parada giraban en la dirección opuesta a la de las partes de afuera. Bufón: Hablaré más claro entonces. Sentí la necesidad de hacer eso, pero ya pasó. Entra volando tras tuyo, girando ahora en la dirección contraria a los engranajes internos, su voz apenas audible por encima del ruido ensordecedor de la maquinaria. Bufón: Necesito que vayas a otro mundo. Cualquier mundo, el que tú quieras. Los mundos son infinitos y las posibilidades también, sin importar a donde vayas puedo hallar la manera de avanzar con la fusión. ¿Qué tipo de mundo te gustaría visitar esta vez? Los dos agresores cargaron contra ti con los hombros por delante, tratando de taclearte con el objetivo de que cayeras hasta uno de los niveles más bajos de la torre de reloj como hiciste tú con uno de ellos. MA1: 1d10 = 8 1d10 = 7 1d10 = 6 MA2: 1d10 = 8 1d10 = 10 1d10 = 8 MD1: 1d10 = 8 1d10 = 10 1d10 = 1 MD2: 1d10 = 5 1d10 = 4 1d10 = 2 Bufón: No tienes que decirme. Con el nuevo artefacto que tengo podremos ir a donde quieras, así que mejor no me lo digas y que sea sorpresa. Medianoche II: Salud: 5/10 -5 por daño. Absorción: 0/2 -1 por Perforación, -1 por daño. 2 Heridas. -2 a dados. Medianoche II 2: Salud: 5/10 -5 por daño. Absorción: 0/2 -1 por Perforación, -1 por daño. 2 Heridas. -2 a dados. Orabella: Salud: 13/16 -1 por daños de MA1, -2 por daños de MA2 Absorción: 1/6 -1 por perforación de MA1, -5 por daños de MA1, +1 por regeneración automática. Mana: 10/13 Los dados mayores a 6 son Éxitos, los 10 son críticos y cuentan como dos Éxitos. MA1 obtuvo tres Éxitos (10 y 9) y MA2 un Éxito (9). No obtuviste Éxitos en tu Defensa y recibiste el daño completo (2 de daño x3 Éxitos con 1 de Perforación de MA1 y 2x1 de MA2). Escoge una Acción Ofensiva: >Ataque Físico 1: 6d10. 2 De daño por Éxito + 1 de Perforación +1 de daño adicional. 5d10 Para ambos enemigos. >Ataque Físico 2: 6d10 o 5d10 para dos. 1 de daño por éxito + 2 de Perforación +1 de daño adicional. >Ataque Físico 3: 6d10 o 5d10. 3 de daño por éxito +1 de daño adicional. -1 dado a tu acción defensiva. >Hechizo: 10d10. Daño, efectos, dados y costo en mana variable según el Hechizo y lo que quieras especificar. >Huir: 6d10. >Recargar: 0d10. -2 dados a acción defensiva. +4 Mana. Sí, no puedes atacar si recargas. El mana también se recupera fuera de combate. Escoge una Acción Defensiva: >Defensa Física 1: 6d10. >Defensa Física 2: 6d10. +1 de daño al enemigo si la defensa es exitosa, +1 de daño a ti si no lo es. >Defensa Mágica: 9d10. No gasta Mana. >Hechizo: 9d10. Gasta Mana. No-acciones: Pueden realizarse en conjunto con las dos acciones de arriba, puedes escoger una, ambas o ninguna. >-1 Fortuna: Suma 2 dados a una acción. >Hechizo: Algunos Hechizos (como el segundo de Fragmentación, que suma a los dados de defensa) no gastan acciones y se pueden usar siempre que tengas suficiente Mana. Creo que entiendo por qué el sistema puede ser confuso, debería disculparme yo por eso. Si se te ocurre una forma de hacerlo más entendible puedes decirme. Y si llegas a tener muchos problemas puedes solo indicar el tipo de ataque y defensa como estás haciendo, lanzar la cantidad máxima de 10d10 para ambas acciones (12d10 si quieres usar Fortuna, 14d10 si quieres usar Fortuna y Fragmentación en la Defensa Física 1) y dejar que yo calcule el resto y te diga los resultados. El primero de Fragmentación es el que ignora la defensa. Usa los dados de ataque físico, así que te cuento solo los primeros 4 por atacar a ambos enemigos (2 de dañox3 Éxitos +1 de Perforación).
>>38651 Shadowdancer: ¿Por algo como qué? Te mira extrañada, con una ceja arriba. Shadowdancer: Quería que probaras algo nuevo y creo que te has ganado un buen descanso, eso es todo. Se pasa la lengua por el labio superior para limpiarse algo de la papilla que le quedó de bigote. Tú mientras batallas con tu primer bocado. Shadowdancer: Se disuelve al instante, no te preocupes. Su predicción es acertada, el peso en tus entrañas se hace más ligero, tus jugos gástricos cumpliendo con su función. Dificultad: 3. Éxitos: 4. Superado por: 1. El dolor en tu interior se atenúa en tiempo récord, permitiéndote disfrutar del resto de tu plato sabor a frutas. Curiosamente, cada sección que cortas y te llevas a la boca sabe a una mezcla diferente de frutas, y algunas a carne de res ahumada. Shadowdancer: ¿Qué te está pareciendo trabajar en el club? ¿Ya te acostumbraste? Toma un trago de su bebida gaseosa, esperando tu respuesta. Shadowdancer: ¿Y qué tal la misión de hoy? ¿No fue muy difícil, o sí? Suspira, una nube rosa mentolada sale de su boca. Shadowdancer: Probablemente tengas que ir en muchas más misiones como esta de ahora en adelante. No sé qué tan peligrosas vayan a ser. Tardas menos tiempo masticando tu comida y esta te lo paga cobrando vida en tu estómago, retorciéndose de aquí para allá cual lombriz y haciéndote cosquillas desde adentro en los segundos que le toma disolverse. Tu matrona salta en su asiento y deja a un lado el tenedor-cuchara para quedarse muy quieta mirando al vacío. Shadowdancer: Acaban de llevar a YXZXZXY al hospital. Dice con una expresión menos que contenta. Shadowdancer: Olvidó tomarse las pastillas y le creció un árbol en el esófago otra vez. Juro que esa niña lo hace a propósito. Tragando grandes cantidades de comida en un periodo de tiempo muy corto, le hace una señal con la mano al mesero de antes para que venga a recoger su plato vacío. Shadowdancer: Disculpa por irme así tan de repente, pero es mi deber. No tienes por qué ir a verla tú también, seguro no es nada. Colocando varias monedas de cobre sobre la mesa, se levanta de la silla y se dirige a la salida. Shadowdancer: Mañana te llamo para lo de la pelea con Alí. Permanece un rato más frente a la puerta en caso de que decidas acompañarla. Shadowdancer: El club queda a unas calles de aquí por si tienes que pasar a recoger algo antes de irte a casa. En algún lugar de tu persona cargas con las llaves de tu apartamento, que son todo lo que necesitas p