/hisrol/ - Hispa Rol

Lugar para rolear

Index Catalog Archive Bottom Refresh
Mode: Reply
Name
Options
Subject
Message

Max message length: 8000

Files

Max file size: 32.00 MB

Max files: 5

Supported file types: GIF, JPG, PNG, WebM, OGG, and more

E-mail
Password

(used to delete files and postings)

Misc

Remember to follow the rules

The backup domain is located at 8chan.se. .cc is a third fallback. TOR access can be found here, or you can access the TOR portal from the clearnet at Redchannit 2.0.

Maintenance Postponed

8chan Ultimatum - Volunteers Needed
Modeling, Voice Acting, and Animation


8chan.moe is a hobby project with no affiliation whatsoever to the administration of any other "8chan" site, past or present.

(877.36 KB 1280x960 fsi3.png)

Fate/strange iF: 3 - Falso Grial. Verdadero Grial. OP##er8yuk 11/07/2021 (Dom) 05:44:48 Id: 741216 No. 31185
La Guerra del Santo Grial es un ritual mediante el cual una persona puede obtener un deseo sin límites. Aunque las razones por las que un Hechicero estaría dispuesto a arriesgar su vida con tal de participar en dicho ritual pueden ser muchas, la mayoría de ellas se resumen en "la esperanza de cumplir un sueño que de otra manera sería imposible". En días pasados no era así, sin embargo. La Magia que los hechiceros poseían entonces era mucho más potente, capaz de reproducir efectos en el mundo que ni la tecnología más avanzada puede el día de hoy. Con el pasar de los años y el avance de la humanidad, el Misterio que necesita la hechicería para sobrevivir se ha ido extinguiendo lentamente, resultando en el declive de las artes mágicas y lo que estas son capaces de lograr. Los hechiceros en la actualidad dedican sus vidas enteras al estudio con el fin de expandir sus conocimientos en un esfuerzo en vano de recuperar la magia perdida. Pero no todo han sido fracasos. Ha habido casos de individuos excepcionales que han conseguido escalar por encima de lo que se creía posible en esta era, manifestando milagros capaces de rivalizar incluso con lo que se podía en épocas antiguas. Y si bien estas hazañas fueron cumplidas usando métodos que no pueden ser replicados, igual sirven como argumento para algunos en la comunidad para repudiar el uso de un ritual ajeno como un atajo para obtener lo que uno podría a través de siglos de esfuerzo propio. La sociedad mágica es complicada, hermética y tradicional, pero tan variada como cualquier gran grupo de gente. Aunque los motivos, fines y opiniones varíen, la Guerra del Santo Grial sigue siendo un evento que atrae a muchos tipos, aunque al final del día sea solo uno de muchos intentos por hacer posible lo que ya no es.
Combate: Cada turno de combate se tiran dos dados por personaje bajo condiciones normales. El primer dado es la precisión del ataque y el segundo la evasión del ataque enemigo. Los personajes intentan atacar y esquivar en un mismo turno por predeterminado a menos que el jugador señale lo contrario en su post de manera explícita. Se pueden usar ambos dados para el ataque y contar el más alto para el ataque, pero al descuidar la defensa no hay posibilidades de evadir y el único tipo de protección es la pasiva otorgada por ciertas habilidades, hechizos, NPs y LUcK. Si se usan ambos dados para la defensa se usa el más alto de los dos para la evasión y no se efectúa ataque alguno, un crítico en esquiva en este caso abre la oportunidad a un contraataque, ignorando la AGIlidad del enemigo si se ataca el turno siguiente. En caso de combatir contra múltiples enemigos, se pueden contar dos dados para evadir dos ataques enemigos o efectuar dos ataques a objetivos diferentes que estén al alcance. Se considera al alcance a todo enemigo que no esté oculto, a más de 10 metros del atacante o detrás de otro enemigo. El dado de equiva se puede usar para proteger a un aliado(s) que estén al alcance de un enemigo(s). Para escapar de un combate se hacen dos tiradas de defensa y el escape es exitoso si al menos uno de los dados es mayor al del ataque enemigo. Se considera como combate cada encuentro que no haya tenido una pausa de por medio. Si un Servant huye de un combate pero es interceptado pocos turnos después por el mismo Servant, se considera un nuevo combate. Si un Servant se une a un combate entre otros dos Servants a mitad de este, pero uno de los otros dos muere, se sigue considerando como el mismo combate para el primer Servant en llegar y se conservan las condiciones. Un combate concluye cuando solo queda un combatiente presente, ya sea porque el/los otro(s) se haya(n) retirado o haya(n) muerto. Si un Servant escapa de un combate entre otros dos Servants y vuelve a entrar en él se considera el mismo combate y mantiene las condiciones que tenía antes de haber escapado. Parámetros en combate: STR da el daño base de los ataques normales. Los daños base según el rango son los siguientes: E=10HP D=20 C=30 B=40 A=50HP (F--=1 F-=2 F=5 E+=15 D+=25 C+=35 B+=45 A+=55 A++=60 A+++=65) END es para la salud total del Servant. E=100 D=200 C=300 B=400 A=500 (F--=10 F-=20 F=50 E+=150 D+=250 C+=350 B+=450 A+=550 A++=600 A+++=650) AGI funciona como un bono a la evasión al esquivar ataques y precisión al ejecutar ataques. En ambos casos otorga lo siguiente según el dado: E= 5 D= 10 C= 20 B= 30 A= 40 (F-=1 F=2 E+=7 D+=15 C+=25 B+=35 A+=45 A++=50 A+++=55) La cantidad se suma a los resultados del dado, el resultado mayor luego de calculadas la Precisión del agresor y Evasión del agredido decide si el ataque da o no en el blanco. Ej: Saber con AGI C y STR C ataca y esquiva en un mismo turno con dados de 33/83 a Archer con AGI D y STR B que ataca y esquiva en su turno y obtiene 71/37 en dados. El primer dado será la precisión y el segundo la evasión, por lo tanto, el ataque de Saber tiene una precisión de 53(33 de su primer dado+20 de AGI C) y la esquiva de Archer una evasión de 47(37 de su segundo dando+10 de AGI D). El ataque de Saber es exitoso y Archer es herido por 30 HP debido al STR C de Saber. El ataque de Archer, por el otro lado, falla por tener Archer una precisión de 81(71 de su primer dado+10 de AGI D) y Saber una Evasión de 100 (83 de su segundo dado+20 de AGI C=103, pero los resultados mayores a 100 se consideran como 100). El turno acaba. LUcK, más que simple suerte, es la capacidad inconsciente del usuario para alterar el universo y su funcionamiento de manera que lo beneficie. Normalmente un crítico se obtiene con dados superiores a 95, pero LUcK aumenta la posibilidad de crítico según el rango. Juega un papel fundamental en todo lo que lidie con el destino y las leyes de causalidad, así como en ataques de muerte instantánea. E=+5 a dado, obtiene críticos cuando el dado indica un valor por encima de 90 sin aplicar cualquier tipo de modificador a la tirada proveniente de otro parámetro/habilidad. D=+10 C=+15 B=+20 A=+30 Empates: Si dos Servants obtienen el mismo resultado en un turno, gana el que haya obtenido crítico en ese turno, tenga mayor rango en AGI, tenga mayor rango en LUK o el mayor resultado en el dado sin aplicar modificadores. Si se dan múltiples condiciones, gana el que cumpla la mayor cantidad de ellas. Si ninguna de esas condiciones se da o se cumplen el mismo número de condiciones para ambos involucrados, se volverá a tirar los dados. Ej: Rider ataca a Berserker, Rider obtiene 93 en su precisión y Berserker 93 en evasión luego de calcular modificadores por AGI y Habilidades. Rider tiene LUcK B mientras que Berserker LuCK D, por lo tanto el ataque es exitoso y se calcula el daño. Salvado por la suerte: Una vez por combate, si el Servant obtuvo un crítico en sus dados en cualquier punto del combate, puede usarlo para salvarse de un ataque que de otra forma lo hubiese matado y sobrevive con 1 de HP. Al usar LUcK de esta forma pierde cualquier Bonificador por LUcK para acciones futuras dentro el mismo combate y sólo podrá obtener críticos con dados superiores a 95. MAN y PHN no tienen efecto directo en combate bajo condiciones normales, afectan otros aspectos del rol. Los Servants sufren heridas cada cuarto de HP(HP total/4). La primera herida disminuye un rango de STR, la segunda un rango de AGI, la tercera un segundo rango de STR... Servants con Battle Continuation sufren su primera herida en la cantidad de HP que indique el rango de la habilidad. Ningún parámetro bajará de rango E por penitencias. Las Heridas se recuperan con hechizos o fuera de combate al superar los límites correspondientes a los Servants (Un Servant con 200 de HP que haya sufrido tres heridas recuperará la primera cuando su HP supere los 50 de HP, la segunda a los 100 de HP y la última a los 150 de HP). En los ataques sorpresa se cuenta LUcK del Servant emboscado como su parámetro defensivo en lugar de AGI. Un ataque sorpresa efectivo causa el doble de daño que uno normal. Sólo se puede atacar por sorpresa cuando el atacante no se encuentre en un combate. Los modificadores que apliquen durante un combate no serán tomados en cuenta para ataques sorpresa en los que un combate no haya comenzado como tal. Cuando un Servant Ataca a un humano, el daño es mucho mayor que si el atacado fuese otro Servant y letal en la mayoría de casos, se recomienda tener precaución.
(34.73 KB 640x480 CircuitsAll.jpg)

Magia: Mana: Todos los Master tienen 200 de Mana que se usa para mantener al Servant en este mundo y realizar hechizos. Cuando el Mana del Master llega a 0, el Servant desaparece para siempre a menos de que una habilidad, Noble Phantasm o factor externo lo mantenga con vida. Todos los Servants tienen una reserva aparte de Mana que usan para us propios hechizos y Noble Phantasm(s) sin consumir el Mana de su Master. Consumo de Mana: Mantener al Servant en su forma física: 5 Mana por hora o turno de combate. Realizar un Hechizo(Masters): Los turnos de Incantation son solo dentro de combate, los hechizos de mayor rango se pueden realizar en un turno fuera de combate. Algunos hechizos, como Item Construction y Territory Creation solo se pueden realizar fuera de combate. Los Hechizos se pueden mejorar, aprender u olvidar Hechizos bajo condiciones especiales. Rango E: 5Mana Rango D: 10 Rango C: 20 Rango B: 35 Necesita dos turnos de Incantation ininterrumpida y toma efecto en el segundo turno. Rango A: 50 Tres turnos. Dos turnos de Incantation y en el tercero surte efecto. Recuperación de Mana (Masters): La energía mágica de Masters se recupera pasivamente manteniendo al Servant en Spirit Form, descansando o por factores externos. Descansando: +10 Mana por hora Spirit Form: +5 Mana por hora Realizar un Hechizo(Servants): Consumen el Mana del Servant, nunca el del Master. El tiempo de los hechizos de alto rango se puede reducir con las Habilidades High-Speed Incantation o High-Speed Divine Words. Algunas Habilidades requieren un costo en Mana de manera parecida a los Hechizos. E: 20 Mana D: 35 Mana C: 50 Mana B: 80 Dos turnos A: 100 Tres turnos Efectuar un Noble Phantasm: Valores para Phantasms que requieren ser activados explicitamente. Los Noble Phantasms pasivos y los que se activan bajo circunstancias cuestan la mitad de lo normal. Solo se puede usar el mismo NP una vez por Combate. Un Servant puede usar parte de las reservas de su Master para realizar un Noble Phantasm si no tiene el Mana suficiente para realizarlo por sí solo. Rango E: 50 Rango D: 80 Rango C: 100 Rango B: 200 Rango A: 400 Los NP pasivos y algunos de activación especial consumen la mitad de Mana. Los Noble Phantasms con modificador negativo (-) consumen la mitad de Mana cuando se cumplen las condiciones requeridas. Los NPs con modificadores +,++ y +++ consumen la misma cantidad que indica el rango al lado del modificador, sin importar si la condición se cumple o no. Recuperación (Servants): Los Servants recuperan HP y Mana de forma pasiva cada turno fuera de combate, en Spirit form y por factores externos. Fuera de combate: +5 HP y +5 Mana por hora Spirit Form: +5 HP y +5 Mana por hora Hechizos Básicos (Masters): Todos los Master pueden usar estos hechizos en rango E o mayor según su Nivel de Conocimiento. Sólo un Servant con la habilidad Magecraft puede usar hechizos de esta tabla. *Scan: Clarividencia menor otoragada a todos los participantes de la Guerra permite analizar los parámetros, habilidades y otros datos de un Servant. También se puede detectar a otro Master en la cercanía mediante los Command Seals y comunicarse telepáticamente con el Servant. Rango E Obligatorio. *Familiar: Requiere una descripción del familiar. Rango E único. Rastreo: Sirve para detectar la ubicación de un objetivo conocido. E=Dirección general D=Ubicación en el mismo turno C= Ubicación por 3 turnos B=3 turnos con imagen en vivo, capaz de detectar a un Servant con Presence Concealment de rango inferior. A=Hasta encontrar o desactivar. Cura: Restaura HP y cura heridas. E=15HP requiere contacto D=30HP C=50HP y sana una herida B=75HP y una herida A=100HP y dos heridas. Reinforcement: Mejora un objeto, volviéndolo más eficaz para una tarea o generalmente más resistente. Un objeto mundano reforzado con magia es capaz de herir a un Servant, pero sigue siendo muy endeble comparado con las armas de estos y se rompe fácilmente. E=5HP de daño a Servant D=Resiste 3 turnos sin romperse, 10 de daño C=Resiste 5 turnos, 15 de daño B= 10 turnos, 20 de daño A= Permanente/1 combate, 30 daño. Ataque genérico: Usa el elemento (Fuego, Viento, Agua, Tierra o Ether) con el que tenga mayor afinidad el Master o uno que se ajuste mejor a su tipo de magia. Largo alcance para todos los rangos E=5HP D=15 C=30 B=50 A=80 Barrera de ocultación: Oculta un área de la vista y otros medios de detección, la extensión del área depende de la calidad del hechizo, 1 hora. E=Puerta D=Habitación C=Apartamento B=Casa A=Mansión Barrera de Protección: Se protege un área contra intrusos por medio de símbolos estratégicamente dispersados en el perímetro que se quiere proteger, 1 hora. Una alarma alertará a los residentes cuando un intruso trespase el área. E=Puerta D=Habitación C=Apartamento, el acceso de intrusos no es posible hasta que se desactiven los símbolos o se agote el hechizo (24horas) B=Casa Bloquea acceso a intrusos por 48 horas A=Mansión, bloquea el acceso a intrusos por 72 horas. Objetos: No consumen Mana, cada uno cuesta un punto de Ingresos, pueden usarse en un mismo turno. Todos se pueden comprar en mitad del rol con "Dinero" (Excepto "Dinero"). Mana Compass: Objeto simple que detecta uso de magia de cualquier tipo. Una brújula que siempre apunta a la mayor concentración de energía mágica en el área. Múltiples usos. Bola de Cristal: Capaz de rastrear a un objetivo y ver sus movimientos sin uso de un hechizo. Requiere una parte del cuerpo del objetivo, como cabello o fluidos corporales. Debe mantenerse estática en un lugar mientras se observa. Múltiples usos. Vehículo: Cualquier medio de transporte propio con costos de combustible incluidos para trasladarse con rapidez de un punto A a un punto B por el tiempo que dure la guerra. Hospedaje: Reservación en uno o varios hoteles, apartamentos o casas alquiladas. Garantiza que siempre tendrás un techo sobre tu cabeza para protegerla de la lluvia y de aquellos que busquen cortártela. Botiquín: Recupera 100 HP y una herida, 3 usos, no puede ser usado en Servants. Se puede escoger múltiples veces. *Gema: Una piedra preciosa capas de almacenar energía mágica para su posterior uso. Puede almacenar energía pura o un hechizo entero de cualquier rango que puede ser liberado en un mismo turno. Solo disponible para Magi. *Arma de fuego: Arma de largo alcance, incluye una cantidad casi inagotable de munición. Inútil contra Servants. Múltiples usos. No disponible para Magi. Dinero: Euros o divisas, se puede usar para comprar objetos listados arriba después de iniciado el rol o de forma narrativa. Se puede escoger múltiples veces. Especial: Espacio dedicado para un único objeto, hechizo, habilidad o característica que pueda poseer el Master y no esté listado más arriba.
Interludio Día 4 La mañana había llegado, más fría y oscura que las anteriores de la semana. El sol trajo consigo varios bancos de nubes grises que presagiaban una tormenta, sin decir exactamente cuando ni donde caería. No parecía que fuese a ser un día muy amigable con las actividades al aire libre, lo cual impulsó a muchos turistas a quedarse en sus habitaciones de hotel y disfrutar de su mutua compañía. "Entonces exclamó el sabio: ¡Ábranse, Puertas del Cielo! ¡Bendígannos y concédannos sus milagros!" "Entonces exclamó el sabio arrepentido: ''¡Ciérrense, Puertas del Cielo! ¡Sálvennos de todos nuestros pecados y maldades!" — Hm... Eso no fue un buen comienzo — opinó la mujer, arrugando el papel en el que había escrito y guardándolo en un cajón —. ¿Cómo te sientes? — preguntó con mínima preocupación a la única otra persona en el cuarto. — Meh — le respondió él, aun más despreocupado, encogiéndose de hombros y sin apartar la mirada del ordenador portátil. La persona a la que tenía bajo su cargo era de un carácter difícil. No era particularmente desobediente, solo poco receptivo y demasiado callado para su gusto. A pesar de estar técnicamente en edad adulta, se comportaba como un niño de vez en cuando, y se tomaba muchos asuntos como si no fuesen de su importancia. Ahora mismo estaba acostado sobre su panza en una de las camas individuales, viendo una película vieja que habían rentado en el aparato que compraron en un impulso, la misma expresión aburrida de siempre en su rostro. Luego de cerrar las cortinas y alejarse de la ventana, la mujer se puso de pie justo frente a la cama, cruzándose de brazos y dando golpecitos en el piso con un pie en una forma de dejar en claro su autoridad. — Si las cosas siguen así todo va a ir para peor, ¿sabes? Si no hacemos algo pronto tu familia entera, no, el pueblo, NO, el mundo entero, ¡NO! ¡ALEMANIA ENTERA ESTARÁ PERDIDA! — gritó de manera teatral y sobreactuada, levantando sus brazos al cielo como si hablara con dios, todo con la esperanza de despertar algún tipo de reacción en el chico —. No podemos permitir que se sigan saliendo con la suya. Ya han rompido las reglas por demasiado tiempo. Debemos dibujar una línea en la arena y decírles que ya ha sido suficiente Debemos...¿Ya no hicimos bastante? — contestó en una voz como un bostezo. No era lo ideal, pero era lo mejor que ella podía esperar obtener. — No, no, no. Todo lo que hemos hecho hasta ahora es una miseria comparado con lo que voy a hacer. A partir de ahora jugaremos un papel más fundamental en la Guerra. Afrontaremos el problema de manera directa. Meteremos las ma-¿Qué planeas hacer?Meh — respondió depreocupada, encogiéndose de hombros con las palmas apuntando al techo. El chico ni se volteó a verla, sus ojos color carmín absortos en la película de tres horas. Los hombrecitos en la pantalla seguían jugando su propia guerra absurda, un pleito sin sentido que había empezado por una manzana, igual que todos los males de la humanidad. Fin del Interludio
>>30246 El mercenario escucho atentamente la respuesta de su compañera, mostrándose un tanto sorprendido frente a la misma, el no tenia idea de que los pensamientos de la gente pudieran afectar tanto a algo como lo eran los Servants, tal parece que el dicho de que todos los días se puede aprender algo nuevo es muy cierto, el mercenario entonces continuo bebiendo el licor tranquilamente, hasta que su compañera dejo caer una pregunta que el sintió un tanto extraña, para pronto escuchar como la misma describía a varias de las mujeres que ellos habían visto durante el día, aunque el no le presto mucha atención a las mismas. Cuando Assassin termino de describir a varias de esas mujeres el silencio inundo la habitación por unos momentos — La verdad, no le estado prestando mucha atención a el sexo opuesto durante estos días, pero si tuviera que describir que tipo de mujeres me gustan... yo diría que bajas, de atributos humildes y cabello largo, si es negro mucho mejor — Respondió finalmente el mercenario en un tono tranquilo mientras veía a su compañera, el estaba siendo honesto en ese momento, nunca le gustaron mucho las mujeres voluptuosas, aunque tampoco le gustan las niñas pequeñas como Assassin, pero si el debía ser sincero, lo que mas le miraba a las mujeres era la cara, algo que lo hacia sentirse un tanto superficial — Assassin, ¿Cuál es la parte de el cuerpo que mas te gusta de una mujer? — Pregunto el mercenario de forma relajada mientras observaba a su camarada, pregunta que fue influenciada por la cantidad de alcohol que ya habia en su cuerpo, el cual le permitía ser un poco mas abierto que antes. 1d100 = 53 1d100 = 76}
No habia visto este hilo. Aqui mi turno >>31189 Lo copiaria pero se pierden todos los espacios cuando intento re-postearlo
>>30994 >>31303 Archer Las rocas más angulosas del área vuelan rápidamente, todas yendo a dar sin piedad sobre cada una de las heridas abiertas de Rider, incrustándose y adentrándose cada vez más en su carnes para maximizar el daño. El Servant se queda donde mismo estaba parado, solamente cubriéndose el rostro con una mano enguantada. A pesar del dolor insoportable que debería causarle el ataque, el valeroso manchego no deja salir el más mínimo sonido de queja. La tortura se alarga por unos segundos extra, en los que el torturado ofrece poquísima resistencia y los únicos testigos de la atrocidad son los búhos que, a diferencia de las ardillas, no huyeron durante el combate y ahora emitían los sonidos característicos de su especie, acompañando el de las hojas movidas por el viento helado de la noche. Un proyectil no identificado se cuela entre todas las piedras, yendo directo a la garganta de Rider, quien tenía los ojos tapados tras su manos. — ¡Ajá! — exclamó victorioso el caballero, deteniendo la delgada espada que estaba por tomar su vida dejando que perforara sus dos palmas en lugar de su cuello —. Sabía que te escondías, Saber; mi escudero tenía razón. En un lu- Rider desaparecería antes de que pudiese terminar la oración. El Saber escondido en algún lugar del bosque tampoco intentaría otro ataque sorpresa, por mucho que Archer lo esperara en alta o baja alerta. Después de cierto tiempo, al espíritu restante no le quedaría de otra más que regresarse a la camioneta con la frustración de no haber acabado con uno solo de sus enemigos, pero la satisfacción de haberles hecho el doble de daño a ambos. Takeshi Tarde 4 Aunque descansó muchas veces a lo largo de la tarde, el esfuerzo de haber mantenido a Archer durante su larga exploración nocturna y la larga batalla contra dos Servants que le siguió habían drenado al artista marcial de todas sus fuerzas, dejándolo exhausto y obligándolo a regresar a la cama tan pronto volvió a pisar el interior del camper. Aguantó solo lo suficiente con los ojos abiertos para ver a Archer regresar algunos minutos después, solo para volver a salir con sus dos telescopios sin intercambiar una sola palabra con él. Cuando volvió a abrir los ojos ya era poco más de mediodía, según podía intuir al ver la posición del sol en el cielo, parcialmente oculto tras unos nubarrones grises de gran grosor. Era altamente probable que lloviera en algún momento del día, pero por suerte él ya se había encargado de tapar los agujeros del techo para evitar una posible inundación. Un nuevo día había comenzado, y había aprendido muchas cosas el día anterior. El último descubrimiento que hizo anoche no parecía ser de gran valor, pero tal vez hablarle a la pelirroja con la que hacía equipo sobre los encapuchados de ayer pudiese ofrecerle algún tipo de beneficio. También le serviría de excusa para sacarle a ella algún dato sobre su batalla contra los dos Servants esa misma noche, aunque juzgando por su temperamento lo más seguro es que los resultados de dicho encuentro no hayan sido los más esperados. Mana: 200/200 Archer Mana: 1000/1000 Archer HP: 300/300 HP: 200/200
>>31189 Sadako Día 4 El agua de la regadera era helada, como uno esperaría de un lugar así. Una vez estuvo desnudo y pudo apreciar por completo su cuerpo fue que se percató de que no tenía una sola herida o cicatriz que no reconociera de antes. El único cambio que pudo haber sufrido durante los días que no recordaba fue el de su mano, que era también la única parte del cuerpo que le dolía. Era un dolor insignificante, más como una incomodidad, probablemente producto de cualquier método que hubiesen usado para despojarlo de sus Sellos de Comando. Determinado a no desperdiciar tiempo, se cambió de ropa e hizo una revisión rápida de todas sus pertenencias, encontrándose con la grata sorpresa de que ninguna estaba fuera de su sitio. Sadako estaba ileso y sus bienes materiales intactos, todo lo que había perdido era inmaterial. Bajando al primer piso, vería al conductor, Johann, sentado en la única silla de la habitación leyendo un periódico. El rechinar de los escalones captaría la atención del hombre, quien se voltearía en su asiento para ver a Sadako sobre un hombro. — Ya estás listo entonces, bien — dijo, doblando el periódico y levantándose de la silla. Sin más palabras, los dos caminaron nuevamente hasta el vehículo y tomaron otra vez la autopista. El camino que tomaron era muy similar al que ya habían pasado, un largo trecho de carretera con varias granjas alrededor. Los pocos granjeros que Sadako avistó estaban en su mayoría trabajando en las cercas de sus corrales semivacíos. — Nuestra misión de hoy es de investigación — dijo su primera palabra desde salir de la casa, ajustando el espejo retrovisor interno del auto para que ambos pudiesen verse las caras al hablar —. Pero es posible que tengamos que purificar algo, así que me gustaría saber lo que haces... cuando peleas. Para evitar accidentes. — Johann pasaba más tiempo con los ojos en el camino, pero de vez en cuando le dirigía una mirada al retrovisor —. Yo por lo general mantengo mi distancia usando una ballesta, pero también tengo un cuchillo y conozco algunos ritos. Conversando sobre tácticas de batalla, no tardarían mucho en llegar al pueblo por el lado este. La primera estructura que pasaron fue la pequeña capilla que Sadako conocía. El auto seguiría de largo por las calles de Süden-Herbstbaum, hasta salir por el oeste y acercarse a la parte boscosa de la Selva Negra. — Karl dijo que tal vez te conseguiría equipamiento más adecuado, pero eso tendrá que esperar. Por ahora tendrás que hacer con lo que ya tienes. Alejándose cada vez más de la civilización pero sin adentrarse todavía en el bosque, Johann seguiría conduciendo hasta llegar a un lugar fuera de la carretera que no era particularmente resaltante, donde estacionaría el auto y pediría a Sadako que se bajara para él hacer lo mismo. — Los zombis son los Familiares de los Apóstoles Muertos. Deambulan de noche alimentándose de las personas y parte de ese sustento le llega al Apóstol que los convirtió — explica en su voz monótona, tomando una ruta cualquiera entre los muchos árboles de la zona —. Hemos visto algunos por el pueblo personalmente. Alguien supuestamente encontró una cueva llena de ellos por aquí cerca, nosotros vinimos a confirmarlo y recabar cualquier información que nos pueda guiar al Apóstol. Las densas copas de los árboles frondosos le impedían el paso a los rayos solares y esto, junto con lo nublado del clima, le daba un aspecto muy oscuro y algo tétrico al bosque. Su recorrido por la naturaleza se sintió bastante desolado, estaban en una parte desierta de turistas y se notaba por lo callado que estaba todo, solo unas cuantas aves rompían el silencio con sus cantos muy de vez en cuando. — Ya estamos aquí — anunció el ejecutor, deteniéndose frente a una pared de roca que se extendía muy por encima de sus cabezas —. Si necesitas hacer algo antes de entrar, algún tipo de preparación o cualquier otra cosa, esperaré. Avanzaremos cuando estés listo. HP: 200/200 Mana: 200/200
>>31305 >Archer fue incapaz de derrotar a alguno de sus oponentes la noche anterior, pero al menos logró causarles bastante daño >eso drenó las energías de su master, quien descansa hasta la tarde del siguiente día apenas llega a la camioneta ... >al despertar, Takeshi nota que Archer está bastante frustrada entonces...¿estuviste ocupada anoche? >preguntó mientras intenta levantarse, aún batallando por permanecer despierto >intenta hacer estiramientos para despertarse anoche vi a gente de la iglesia llevarse a la camioneta que se volcó, pero no tengo idea de para qué >la pelirroja probablemente no le haya prestado atención al artista marcial 1d100 = 12 1d100 = 12
>>31236 AlgorthEeh, eso es bonito, supongo — comenta la niña acerca del gusto en mujeres de su compañero — Aunque es todo lo contrario a lo que a mí me gusta. — Luego de otra cucharada de helado, se da golpecitos con un dedo en la mejilla, mostrándose pensativa —. ¿Qué parte me gusta más...? Pues la de arriba y la de abajo, como le dije — termina de decir con entusiasmo, apuntándole con la cuchara limpia a Algorth — ¿Ve? Es por esto que quería ir a un bar. Ahora mismo podríamos estar rodeados de mujeres y le podría mostrar exactamente cómo me gustan. — Se termina los últimos bocados de su postre con suma rapidez, para después tumbarse de espaldas en la cama sujetando su cabeza con ambas manos, temblando y en posición fetal —. ¡Ay, ay! ¡Qué frío...! Es broma... — dice sin ánimos, acostándose en una posición más normal —. Este helado no me puede congelar el cerebro... y este Whisky no me puede emborrachar. El Servant se queda un tiempo en la cama, acurrucada con las manos bajo su cabeza en forma de almohada. Luego de su última copa no volvió a pedir otra, dejando a Algorth bebiendo solo por unos minutos. El mercenario pudo sentir el efecto que el alcohol estaba teniendo en su estómago vacío, además del cansancio de toda la actividad del día de ayer. — Oiga... Si puede hacer armas que afectan a Servants... ¿No podría hacer vino también? O al menos reforzarlo, no sé... — sugirió la pequeña en algún punto de la noche, con la cabeza todavía en la cama —. ¿Y le importa si me quedo aquí un rato? No he dormido en una cama desde que aparecí y esta se siente muy bien... El resto de la noche sería un poco más borrosa y difícil de recordar.
(305.56 KB 1280x720 mansionsecondfloor.jpg)

>>31428 Algorth Interludio 4 - 2 La enorme habitación estaba decorada simplemente con algunos muebles antiguos, espejos y retratos que contribuían a la estética general del lugar. No era muy diferente de la mansión en la que pasó sus primeros años, pero sin duda no era un lugar en el que hubiese estado antes. Los tres hombres sentados alrededor de la mesa, cada uno con una copa en la mano o en frente suyo, discutían jovialmente sobre eventos actuales, asuntos personales, victorias y derrotas pasadas, solo cuidándose de no develar temas que no fuesen ya de conocimiento público a oídos de las tres sirvientas que los atendían. De los hombres ahí reunidos resaltaba uno en particular, que vestía un uniforme militar de décadas pasadas. El uniforme en cuestión era casi completamente gris con hombreras plateadas y estaba adornado con varias medallas, la más interesante de ellas la cruz de hierro. Después de algunos minutos y unas pocas copas, el trío intercambió despedidas cordiales y la tertulia se disolvió. Una de las sirvientas fue ordenada a acompañar a los dos huéspedes mientras que a ella le tocó preparar la bebida del señor de la casa. A mitad del largo camino a la cocina la ama de llaves se detuvo frente a una de las ventanas a observar como los invitados se retiraban. Se quedó en ese mismo sitio aun después de que los hombres desaparecieron de vista, viendo como unos niños jugaban alegremente en las calles afuera de sus casas hasta que las ventanas mostraron a una mujer en ropa de mucama encajonada en una mansión del siglo pasado. El amo afortunadamente parecía demasiado preocupado con sus pensamientos para notar la tardanza, cosa rara dada la estricta actitud que mantenía con todo lo relacionado a la rutina. Un hombre de costumbres muy firmes y más que un poco temperamental, el solo hecho de que su té haya tardado un minuto más de lo habitual en llegar al escritorio sería suficiente para volverlo histérico, pero esta vez lo dejó pasar y simplemente ordenó a la sirvienta que se retirara. ¿Sería que ya comenzaba a tener efecto? No hacía un par de semanas que el té con leche que tomaba cada tarde antes de la siesta comenzó a incorporar un ingrediente extra en su receta y ya exhibía los primeros síntomas. Se había asegurado de añadir dosis pequeñas y aumentarlas gradualmente para que no lo notara, pero incluso con eso el trabajo esta vez procedía mucho más rápido de lo esperado. Si todo iba bien, el señor de la casa estaría postrado en cama e incapacitado por varios días antes de fallecer por lo que anotarían como algún tipo de enfermedad, y ella pasaría al servicio de otro amo bajo órdenes similares. La visión de la chica se reflejó otra vez en la ventana, la cara inexpresiva adornada con ojos anhelantes que parecían ver algo más allá del espejo, o al menos intentarlo. Fin del Interludio. Escribí esto hace mucho tiempo solo por diversión. Si no se ajusta con tu visión del Servant lo puedes ignorar. También te digo que estos sueños son en dos direcciones, así que Assassin también tiene sueños sobre el pasado de Algorth, por si quieres escribir algo, o solo para que sepas.
(8.67 KB 800x600 interlude_out.jpg)

>>31429 Algorth Día 4 Empezó su día tarde, a poco menos de las 12. Cuando despertó de su peculiar sueño no encontró señales ni de Assassin ni de las copas o botellas de Whisky, no había manchas de helado ni de cualquier otro tipo en las sábanas, y todo estaba tan ordenado como cualquier otra mañana en el hotel. — Buenos días, señor York. — La voz que lo recibía al amanecer también era exactamente igual a la de otros días, pero diferente a la de la mujer del sueño —. ¿Durmió bien? Había acabado con la vida de un Master y eliminado a uno de sus contrincantes en la Guerra. La identidad de varios de sus enemigos seguía siendo un misterio y el estado actual de los enemigos que sí conocía era incierto. Tenía unos cuantos hilos de donde tirar y algunas pistas que podía perseguir, pero ningún plan trazado de momento. ¿Qué haría esta vez con su día? Mana: 200/200 HP: 200/200 Assassin: Mana: 600/600 Assassin: HP: 200/200
>>31364 Takeshi Al despertarse no halló a la colegiala por todo el camper, así que terminó optando por comunicarse telepáticamente con ella mientras hacía una serie de estiramientos matutinos en un esfuerzo por desperezarse. — ¿Y los mataste? — preguntó, ignorando la pregunta que le había hecho él a ella — ¿O ninguno era el que se llevó a tu padre? Takeshi siente un dolor punzante en el hombro al estirar el brazo, que le recuerda la herida que sufrió ahí anoche. El descanso le había dado nuevas energías, pero no hizo mucho por reparar el daño físico. — Y sí, fue una noche muy ocupada. Yo tampoco maté a alguien. — Archer no suena tan enojada como en otras ocasiones, más bien parece distraída, como si estuviese ocupada ahora mismo con algo de mayor importancia —. El verdadero nombre del otro Rider es Don Quijote; imagino que lo conoces, ¿no? Una ola de información nueva fluye por la mente de Takeshi apenas escucha el nombre de Rider. Detalles de la vida e historia del Espíritu Heroico se graban en su subconsciente con suma claridad, como si los conociese de primera mano y solo los estuviese recordando. — De Saber no descubri mucho, solo que probablemente tiene un Noble Phantasm que cancela el sonido a su alrededor — añade luego de una breve pausa, con la misma falta de interés —. Cayeron algunas gotas esta madrugada y hay charcos por todas partes, cuidado por donde pisas si vas a salir, no vayas a dejar huellas igual que los muertos esos. — Las palabras de la chica suben nuevamente al nivel de toxicidad al que estaban acostumbradas luego de rememorar el episodio de la cueva. Luego de haber terminado con sus estiramientos, el artista marcial sale a recibir los pocos rayos de sol que no son bloqueados por las densas nubes sobre su afro. Afuera es exactamente como lo describió Archer, charcos de lodo cubren el piso, rodeando el vehículo, lo cual le haría difícil al hombre caminar sin pisar uno solo, si es que se preocupaba por cumplir las exigencias de la muchacha al pie de la letra. — Han pasado varios días desde que robamos aquella tienda — dice Archer en tono de queja, aún fuera de vista —. La policía tiene asuntos más importantes con qué lidiar ahora que la Guerra ha comenzado de verdad. No tiene sentido esconderse de ella, de seguro ya ni te estén buscando. Y si decides creerle a Rider entonces los perros de la Iglesia tampoco te van a tocar mientras tengas los Sellos, aunque si lo intentan no me importaría hacerles lo mismo a ellos. Los argumentos de la chica tenían algo de validez. La razón por la que empezó a esconderse había sido esa. Incluso antes de enterarse de la Guerra había vivido huyendo y escondiéndose, pero ahora tenía la protección diplomática de ser un participante en la Guerra del Santo Grial y a un héroe del pasado con un objetivo parecido al suyo cuidándole la espalda. Aunque la policía y la Iglesia no eran lo único de lo que tenía que esconderse, también estaban aquellos con los que competía. — Mejor olvídate también de lo de las huellas, Caster no es el único que es más fuerte adentro de su territorio — declaró con arrogancia —. Ya tengo la solución perfecta por si alguien intenta emboscarnos. Al hechicero se le habían expandido los horizontes, ya no tenía que preocuparse por aquellos que querían darle caza, era libre de caminar por la sociedad como otra persona cualquiera y no como un prófugo en alerta constante. La insistencia con la que la chica le quiso asegurar de esto no era muy característica de ella, parecía tener buenas intenciones y era difícil deducir qué provecho podía sacar ella de todo esto. Pero, sin importar los motivos detrás de las palabras de Archer o si estaba siendo extrañamente altruista y considerada, la oportunidad estaba ahí si decidía tomarla. ¿Qué haría Takeshi ahora que volvía a ser un hombre libre? ¿Hacia dónde iría? ¿Compraría comida como una persona normal en vez de buscarla por el bosque? ¿Jugaría algún deporte al aire libre solo por diversión? ¿O seguiría enfocándose en la Guerra y exploraría finalmente el pueblo en el que da lugar esta con el objetivo de conocerlo mejor? HP: 175/200
>>31923 >Archer le pregunta a Takeshi si mató a los hombres de la iglesia no, ninguno era el que busco, además eran demasiados >Archer le cuenta como le fue esa noche, y le dice que ha averiguado la identidad de Rider así que Don Quijote...quizás podamos tenderle una trampa con un molino >pero de Saber la pelirroja no pudo averiguar mucho >ella insiste en que ni la policía ni la iglesia irían tras el ahora es bueno saberlo, pero aún debemos preocuparnos por los otros masters >inicialmente Archer le dijo que no deje huellas en el lodo >pero ya no es necesario ahora que pueden proteger su territorio de algún modo aunque por otro lado, no sería mala idea revisar el pueblo >Takeshi decide explorar el pueblo para ver si puede encontrar algo de utilidad en el mismo 1d100 = 56 1d100 = 96
>>31355 >Sadako No le gustaba ducharse. Solo lo hacia porque la labor de un exterminador se vuelve mas dificil si, cuando se escurre entre las sombras, su olor lo llega a delatar. Sin embargo, estar desnudo en la regadera es sinonimo con impotencia. Si fuese atacado ahora mismo, no tendria nada con que defenderse, y mas importante; el enemigo sabria que no tiene nada con que defenderse. Trato de no pensar mucho mientras estaba en la ducha, queria terminar rapido. Cuando termino, se cambio la ropa y reviso sus pertenencias. Todo seguia intacto. El seguia intacto. Ninguna cicatriz, ningun brazo faltante, ningun Sello de Comando. El pensamiento no le alegraba del todo. Lo unico nuevo que sentia era aquel dolor en su mano. No era como una herida, sino una incomodidad, como si la sangre hubiese dejado de circular hacia ese area. Se aseguro de tomar a Dyrnwyn antes de bajar. Se encontro en el primer piso con el conductor, quien leia un periodico. >Ya estás listo entonces, bien Sin decir mas, caminaron hasta el vehiculo y siguieron la autopista. El camino no era diferente al anterior, y comenzaron a charlar a mitad del viaje. >Nuestra misión de hoy es de investigación. Pero es posible que tengamos que purificar algo, así que me gustaría saber lo que haces... cuando peleas. Para evitar accidentes. Yo por lo general mantengo mi distancia usando una ballesta, pero también tengo un cuchillo y conozco algunos ritos. "... El combate abierto es algo que intento evitar. Pero si no hay opciones, intento acercarme a mi oponente y hacer la mayor cantidad de daño en el menor tiempo posible." Si las cosas iban mal, su propia seguridad tenia menor prioridad que terminar el trabajo, eso fue algo que le enseño su abuelo. Todo depende de las circunstancias, pero por lo general, encarando al oponente tienes mas chance de apuñalarlo que cuando intentas mantener la distancia. Su Abuelo le contaba de encuentros contra grandes demonios, la mayoria terminaba con sus ancestros perdiendo la vida, o en su defecto, extremidades, luchando contra seres extremadamente poderosos. No todas las misiones acababan en exito, pero siempre le daban a los oponentes una historia que contar. "Tambien utilizo runas. Usarlas directamente en mis oponentes implica acercarme a ellos de una forma u otra. Pero tienen otros usos, dependiendo de la situacion..." Dejo la explicacion hasta ahi, ya que no queria entrar en ejemplos. Tambien evito mencionar a Dyrnwyn, por pura desconfianza. Si hacia falta, preferia demostrar su uso en algun otro momento. El auto tardo poco en llegar hacia el lado este del pueblo. Ahi vio una estructura familiar, aquella capilla que era el hogar de sus ultimas memorias. Tuvo un breve encuentro con un sacerdote, y jamas logro ver el final de aquella conversacion. La curiosidad le comia por dentro. "... Tengo una pregunta. ¿Ustedes tienen alguna clase de relacion con el Sacerdote de aquella capilla?" -- El auto finalmente se detiene, mucho mas cerca del bosque. Los dos se bajan y continuan la conversacion mientras toman rumbo entre los arboles. El interior del bosque era casi completamente oscuro, el sol apenas se presentaba entre las hojas de los arboles, amontonadas formando un techo natural. La poca iluminacion, mas la densa neblina en la que incluso el ser mas inhumano podria ocultarse, creaban un ambiente lleno de suspenso. >Los zombis son los Familiares de los Apóstoles Muertos. Deambulan de noche alimentándose de las personas y parte de ese sustento le llega al Apóstol que los convirtió "Eso lo se. Soy exterminador..." >Hemos visto algunos por el pueblo personalmente. Alguien supuestamente encontró una cueva llena de ellos por aquí cerca, nosotros vinimos a confirmarlo y recabar cualquier información que nos pueda guiar al Apóstol. "...." Es desagradable. Nada nuevo que decir u opinar. Una criatura que trata las vidas humanas como meras comodidades no deberia existir. No queria ni pensar en las posibles victimas que cayeron a los zombis mientras la guerra ocurria. No podia imaginarse que llego aqui sin tener idea al respecto. Se detuvieron al alcanzar una gigante pared de roca, seguramente la cueva de la que hablaba Johann anteriormente. >Si necesitas hacer algo antes de entrar, algún tipo de preparación o cualquier otra cosa, esperaré. Avanzaremos cuando estés listo. "Estoy listo, no hace falta esperar. Entremos." No hubo duda en su respuesta, ni una pausa para pensar.
(158.70 KB 286x264 ryutaros.png)

>>31928 Takeshi Feliz de tomar la oportunidad que se le presentaba, salió del bosque en una dirección hacia la que hasta ahora no había ido. Pasando por los rústicos caminos de tierra entre unos pocos establos abandonados, donde llantas de gran y pequeño tamaño dejan sus marcas todos los días, Takeshi llegó al pueblo por la entrada del oeste, encontrándose primero con las pintorescas casas que parecían más propias de aldeas de épocas pasadas. Caminar por el pueblo de Süden-Herbstbaum era como avanzar en el tiempo, o tal vez como saltar a través de él, por como las viviendas antiguas daban paso a los edificios más modernos del centro, todos pertenecientes a las muchas tiendas, hoteles y restaurantes salpicados por ese sector. Las nubes oscuras, muy por encima de los edificios más altos, prometían salpicar el sector con otra cosa, a la vez que incitaba a la gente a abandonar las calles, con éxito, juzgando por la mísera cantidad de turistas y lugareños que había afuera. Aunque no había tanta gente como en la ciudad hace unos días, seguía siendo más de la que estaba acostumbrado a ver de cerca desde que se dio a la fuga. Ninguno de los transeúntes volteaba dos veces a ver al hombre de afro naranja y lentes de sol torcidos que caminaba entre ellos, aunque incluso dentro de la multitud era el individuo más resaltante de todos. El extremo este del pueblo era donde se encontraba la otra salida que da con la carretera, además de algunos hoteles y, más importante que todo eso, una capilla. No todas las estructuras religiosas son hogar de los cazadores que tanto ha estado evitando, y esta era una de las más pequeñas, donde normalmente no esperaría encontrarlos, pero tomando en cuenta su situación actual no podía ignorar la posibilidad basándose solamente en apariencias. — ¡'EY! — el grito de una voz enérgica y masculina, que probablemente pertenecía a alguien que no ha terminado de superar del todo la pubertad, hizo que Takeshi dejara de prestar tanta atención al edificio y la redirigiera al chico sentado en las escaleras frente a este —. ¡Sí, es contigo, el del afro! ¿No hablas inglés o qué? Solo lo había oído gritar una palabra antes, pero era capaz de distinguir la voz del Master de Rider. La gorra de un tono rojo intenso sobre el cabello negro partido a la mitad por una larga mecha color índigo que le llegaba hasta los hombros bronceados, junto con la quemadura en su mejilla, le daban una apariencia difícil de confundir. La forma en la que los peculiares símbolos en la mano desnuda del adolescente interactuaban con los de Takeshi eliminaba cualquier duda de que el chico se tratase de alguien más. — Rider está cerca — dijo la voz femenina en la cabeza del artista marcial —. Intenta mantener al niño distraído en un solo lugar mientras yo busco la manera de matarlo sin causar mucho escándalo. Y asegúrate de hacerlo sin que te maten a ti. Todos los ojos en la calle se concentraron en el par de hechiceros, pero al chico no pareció importarle, por como se llevó las manos a la boca para formar un cono, imitando con ellas un megáfono y preparándose para otro grito. — ¿¡Espritch dú doitch!? ¿¡Vú le vú francé!? ¿¡Ni jóngo güacáru!? Si el chico seguía así sería imposible matarlo discretamente como pretendía Archer, pero quizás ignorarlo sería igual de difícil, si estaba dispuesto a llamar tanto la atención seguro no le molestaría correr detrás de Takeshi. Mana: 200/200 Archer Mana: 1000/1000 Archer HP: 300/300 HP: 175/200
>>32279 >tras salir a revisar el pueblo, Takeshi termina encontrándose con un muchacho >Archer le informa que Rider está cerca >le encomienda mantener al niño distraído >el niño le habla en alemán, fancés y Japonés >Takeshi tiene que encontrar como distraerlo para que Archer lo mate discretamente ¿que es lo que quieres, niño? >le preguntó al puberto ¿se te perdió algo? 1d100 = 84
>>32339 el otro dado 1d100 = 6
(106.21 KB 281x348 johnt.png)

>>32193 SadakoHay dos sacerdotes. — Fueron las palabras que le dejó dichas Johann al joven sobre su duda —. Uno de ellos se llama Omar, él llegó con nosotros para hacer de Supervisor en las dos Guerras; el otro sacerdote es un hombre anciano que ha estado encargándose de la capilla desde hace más tiempo, no está entrenado para lidiar con este tipo de asuntos. — Esas fueron las partes más relevantes a su pregunta, pero Johann añadió otras de cuestionable utilidad a esas primeras dos —. Nadie esperaba que apareciera un Grial por aquí. Quien sea que lo haya organizado no le avisó a la Iglesia ni nos pidió que viniéramos, pero tampoco han hecho algo para intentar ahuyentarnos. No tuvimos tiempo de prepararnos y ahora las cosas están así. Sadako se sacudió esos pensamientos de la mente, ahora mismo estaba frente a un supuesto nido de zombis y tenía que mantener su concentración, ya podría considerar esas cosas mejor en algún otro momento. — Hm. — Johann asintió sin decir palabra, luego se dio media vuelta y traspasó la pared de roca con un par de pasos. La ilusión que ocultaba la entrada se disipó a los ojos del joven luego de ver al hombre adentrarse. Los dos difícilmente cabían de lado a lado en el túnel, y si fuesen dos cabezas más altos tendrían que inclinarlas para poder continuar. Adentro un hedor a carne putrefacta quemada permeaba cada húmedo rincón de la caverna, creando una especie de contradicción que inducía al vomito con cada paso. Por fortuna, quizá no tendrían que esforzarse mucho tiempo por retener los contenidos de sus estómagos, pues luego de unos pocos pasos, se encontraron con otra pared de piedra, esta de piedras caídas de distintos tamaños que habían sido apiladas de forma desordenada. — ... — Sin pronunciar palabra, el Ejecutor le pidió a Sadako que se detuviera enseñándole la palma de un guante, para acto seguido separar bien las piernas y doblar sus rodillas hasta quedar casi como agachado, solo que con la espalda recta. De un golpe, la mayoría de las piedras fueron apartadas, todas viajando por el aire en una misma dirección. Se necesitarían otros dos golpes para abrirles un camino que pudiesen transitar, y otras dos posturas de caballo para deshacerse de otros dos obstáculos más adelante, hasta que por fin llegaron a un espacio menos claustrofóbico y mucho más oscuro. En un movimiento similar al que hizo su compañero en el auto antes, Johann sacó una lámpara de baterías amarilla del interior de su sotana, iluminando con esta la caverna y los muchos cuerpos enterrados bajo escombros que yacían frente a ambos. El rostro normalmente inexpresivo del Ejecutor mostró un atisbo de emoción que era alguna mezcla compleja de sorpresa, asco, enojo y tristeza en partes desiguales, aunque no tardaría más de un segundo en regresar a su estado natural cuando el hombre se agachara para comprobar el estado de los cadáveres, empezando por el de un niño que estaba tan limpio que parecía simplemente sumido en un sueño. — Son solo cadáveres — declaró a los pocos segundos —. No están muy dañados ni descompuestos, si pudiesen levantarse ya lo habrían hecho. Inspeccionar al resto de las víctimas adentro de la maloliente cueva duró más de lo que hubiesen deseado, y no los acercó de manera evidente al perpetrador de tal atrocidad. — Ya los demás vienen en camino — le informó al chico, guardando otra vez el celular en su sotana —. Tal vez descubran algo cuando los saquen de ahí, después de eso los podremos poner a descansar. Ahora que habían terminado con su parte solo les quedaba vigilar la entrada hasta que llegaran otros a hacer la suya. A Johann no le molestó pasar gran parte del tiempo en silencio, mirando los alrededores, estornudando y sacudiéndose un poco de la tierra con la que se había ensuciado los guantes y túnica. — Hemos estado asumiendo, pero. — Finalmente el hombre veía al chico a los ojos directamente, en vez de a través del reflejo de un retrovisor, aunque su mirada no era ni más ni menos seria que en esa ocasión —. No recuerdas lo que te pasó ni quién te atacó, ¿verdad? — El contacto visual no duraría mucho, y el hombre volvería a ver en frente suyo —. Todo sería mucho más fácil si pudieses recordar, pero no creo que haya manera de forzarte a hacerlo. Una estela de humo se extendía de entre los árboles y hacia el cielo, confundiéndose con las nubes de un color similar que había más arriba. — Parece un incendio — postuló con esa misma voz de desapego y formalidad —. No creo que nos concierna, tampoco tenemos permiso de involucrarnos. El hombre observó el evento como uno vería pintura secarse, cerró los ojos e inhaló profundamente antes de volver a abrirlos. No parecía tener intenciones de ir a averiguar el origen de lo que supuso era un incendio, a pesar de estar a una distancia no muy lejana del mismo.
>>32339 Takeshi¡Oh! — El chico se levantó al oírlo, y siguió gritando mientras se le acercó a Takeshi —. Entonces sí hablas inglés. ¡Pues responde más rápido, oe! Hacerme gritar así en medio de la calle... ¿Acaso no sabes que la Guerra es secreta? El joven mantenía una sonrisa en su rostro a pesar de sus quejas, cuando ya estuvo a meros pasos del atleta, colocó la mano derecha sobre su hombro a manera de saludo. Takeshi sintió un leve pinchazo al ser tocado donde tenía la herida. — Y sí, se me perdió algo, Saber. El señor se esforzó por darle fin a tan... eh... — vaciló con sus palabras y sacudió la cabeza de lado a lado, más como si se estuviese quitando el sueño que negando lo que había dicho —. Pues que Rider no lo mató y sigue suelto. ¿No quieres jugar al baseball? Tan repentinamente como le hizo la pregunta le quitó la mano del hombro y señaló con el pulgar hacia su derecha, donde un diamante sucio y no muy grande estaba dibujado en la tierra con todo y las cuatro bases. Sin darle mucha atención a la respuesta de Takeshi, el otro hechicero se encaminó a la dirección indicada, cargando una mochila deportiva sobre un hombro. El campo de baseball estaba algo lodoso y resbaladizo, probablemente por las lluvias de la madrugada. Ellos dos eran los únicos en todo el lugar interesado en jugar ahí, lo cual era perfecto para sostener una conversación secreta o asesinar a alguien sin riesgo de ser visto. — Ya. No será baseball de verdad, pero igual es más divertido arrojar pelotas mientras hablamos que quedarnos parados a mitad de carretera — dijo sin parar, a la vez que se arrodillaba para abrir el cierre de la larga mochila y sacar un bate de auminio, el cual arrojaría a Takeshi, esperando que lo atrapara. — Me llamo Reginald, pero me dicen Regi. ¿Tú como te llamas? — Luego de colocarse un guante y sacar una blanca pelota, cerró la mochila y caminó con ella hasta el lugar de pitcheo. — Ahí está bien, no dejes que se mueva — le ordenó la voz en su cabeza. — Rider me contó que tu Servant lo ayudó con Saber, y también nos echaron una mano para detener el carro en el que escapaba, así que les debemos una y queremos devolverles el favor contándoles algunas cosas. Regi se colocó en posición, preparando su lanzamiento; en alguna otra parte del pueblo, Archer probablemente se estuviese preparando de igual forma. No había manera de que Takeshi pudiese saber quién actuaría primero. Si la chica se adelantaba era posible que se perdiera de información valiosa, mientras que si esperaba demasiado podía perder la oportunidad de deshacerse de un contrincante de manera fácil. Unas palabras a la pelirroja podrían disuadirla de disparar antes de tiempo, pero muy probablemente no le agradaría que su plan se viese cuestionado.
>>32777 >a pesar de sus quejas, el niño no parece bastante molesto claro que lo se, niño >el niño parece ser el master de Saber >dice que se le perdió (este niño o es muy inocente, o intenta engañarme...tendré que asumir lo segundo) >el niño le pregunta si quiere jugar al baseball claro, hace mucho que no lo hago >Takeshi acepta jugar con el niño >una vez en el lodoso campo, el niño le arroja un bat a Takeshi >el lo atrapa >el niño se presenta como Reginald, con su apodo siendo Regi (bueno, al menos puede saber mi nombre...si el plan de Archer sale bien no vivirá mucho) Takeshi >Takeshi le dice su nombre a Regi >el juego comienza >Archer menciona que le deben una a Regi (Bien Archer, pero si aún planeas matarlo, podrías aprovechar la pelota una vez le de con el bat) >sugiere Takeshi a la voz en su cabeza >Takeshi se prepara para batear Cuando tu quieras, Regi 1d100 = 1 1d100 = 86
>>32386 >Sadako Johann atraviesa la pared de roca, como si esta ni siquiera existiera. "¡!" No se esperaba una ilusion. Penso que todavia tendrian que rodear la roca para encontrar la puerta. Sintiendose algo tonto, siguio al Ejecutor, volteando primero a todos lados para asegurarse de que no estuviesen siendo vistos por alguien. El tunel era estrecho, y el putrefacto olor añadia a la sensacion de que se adentraban en el estomago de una bestia. O quizas el recto. De todos modos, el primer desafio al entrar fue intentar mantener sus estomagos intactos. Su desayuno podria terminar siendo su primera memoria en regresar, pero el proceso no seria muy bonito. Se detuvieron frente a otra pared, un muro de escombros amontonados frente a su camino. "Esta debe ser otra ilusion..." Esta vez fue rapido en comentar. Habria continuado caminando para atravesar dicha ilusion, pero, bajo la señal de Johann, se detiene. El Ejecutor entonces toma una postura firme, y golpea el muro de rocas. "¡Uh!..." No era una ilusion. Las rocas vuelan fuera del camino y les otorgan libertad de pase. "Q-que manera mas rudimentaria de bloquear el camino... Pero quizas eso lo hace casi impredecible. Hay que ir con cuidado..." Tenia que salvar cara de alguna forma. Encontraron mas obstaculos en frente, y lidiaron con todos ellos de la misma forma. Sin desviarse de una vez en su ruta, eventualmente alcanzaron un espacio mucho mas oscuro en la cueva. Johann ilumino la caverna. La oscuridad oculta las cosas que nadie desea ver. Era el lugar de descanso para aquellos cuerpos en el suelo, despojados por completo de toda su luz. Aquellos cuerpos sin luz que eran iluminados de cualquier manera para que todos los viesen. Era natural sentir disgusto hacia tal contradiccion. En el pasado, vio un cadaver tan solo una vez. Habia sido el de su Abuelo, quien murio de forma inesperada en una terrible mañana que su subconsciente ha tratado de borrar de sus recuerdos. Era diferente esa vez. Era como ver una historia terminar. Las lagrimas recorrian sus mejillas y su pecho parecio volverse una jaula totalmente vacia. Habia perdido algo de mucho valor, pero de cierta forma, aquellos eventos tenian el potencial para volverse una motivacion. Esta vez, solo sentia repulsion, solo sentia una sensacion de desesperanza recorrer su espalda. Era como una burla, como una critica cinica de la fragilidad de los seres humanos. Ver tales cosas te jalaban de cara hasta el suelo. Si habia momento para vomitar de verdad, era este. No iba a contenerse. >Son solo cadáveres. No están muy dañados ni descompuestos, si pudiesen levantarse ya lo habrían hecho. "Son las reservas." Comento, con un tono ironico, como si intentase seguirle el juego a quien quiera que hizo esto. Y eso fue lo que asumio el. Que estos solo son mas cuerpos para convertir en zombi, porque nunca puedes tener suficientes marionetas. No queria ver mas, pero era inevitable. No solo porque, tras esto, tuvieron que revisar cada cuerpo en el lugar, sino porque, simplemente era imposible quitar la vista de algo tan aberrante. Y a pesar de las carcasas de niños y mujeres tiradas en el suelo, de alguna forma Johann lograba mantener aquella expresion compuesta, y Sadako se maldecia por no ser capaz de hacer lo mismo. -- Se quedaron afuera a vigilar la entrada mientras llegaban los demas. Tenia ganas de continuar, ver que otros indicios habia por ahi, pero no podria hacerlo solo. >No recuerdas lo que te pasó ni quién te atacó, ¿verdad?. Todo sería mucho más fácil si pudieses recordar, pero no creo que haya manera de forzarte a hacerlo. Era como decia Johann, absolutamente nada le venia a la mente. Ni una sola memoria de lo ocurrido hace dos dias. Pero tenia pocas preocupaciones. "No tenemos ninguna desventaja. Al contrario, si nos encontramos una vez, estamos destinados a vernos de nuevo. De eso estoy seguro. Solo es cuestion de tiempo." Vio al frente con sus ojos casi como los de un felino, fijamente observando a nada en particular. Sus palabras realmente no demostraban seguridad, sino testarudez. Se rehusaba a imaginar que las cosas pudiesen terminar asi, sin ceremonia, en algun momento. Pero no porque le fuese dificil aceptar algo asi, sino porque estaba convencido que las cosas iban a salir bien, siempre que logre perseverar. Por encima de los arboles, una estela de humo escapaba del opaco bosque hacia el cielo, como si tratase de volverse una mas entre las nubes. >Parece un incendio. No creo que nos concierna, tampoco tenemos permiso de involucrarnos. Esas eran las palabras de Johann, y no podia convencerle de hacer lo contrario. Por esa razon, iria solo. Sin indicacion, corrio de inmediato hacia la fuente de aquel humo.
>>32805 Takeshi Luego de realizar un extenso ritual que involucraba voltearse la gorra hacia atrás, lanzar un escupitajo al piso, agacharse, volverse a levantar, e imitar los movimientos de un lanzador profesional, el chico finalmente le arrojó la pelota. El proyectil voló en línea recta hacia Takeshi con más fuerza de la que uno esperaría de los brazos del delgado muchacho, pero Takeshi igual consiguió batearlo, enviándolo hacia arriba y a la izquierda. Antes de que el bateador pudiese decidirse si debía correr a primera, una figura cubierta entera en una armadura plateada corrió desde atrás de él, partiendo del lugar del catcher donde previamente no había alguien. En un par de segundos, Rider abarcó la distancia de medio estadio de baseball real, y tuvo la sombra de la pelota sobre su cabeza, hasta que esta cambió de dirección, como si jalada hacia la tierra por una fuerza invisible. 1d100 = 5 1d100 = 21 1d100+20 = 89 1d100+20 = 48 Acabo de pensar en una posible falla en la forma en la que he estado tirando los dados hasta ahora, así que dividiré el turno en dos posts y publico la segunda parte pronto.
>>32953 Takeshi La pelota bajó con más fuerza que la que usó para subir, dirigiéndose de regreso al joven que la lanzó en un primer instante. Sin embargo, Rider predijo el cambio de trayectoria y fue a interceptar el proyectil, atrapándolo con la cara y cayendo en el barro, pero evitando el daño más serio que el ataque le hubiese causado a su verdadero objetivo. — ¿¡Un ataque a esta hora!? — gritó el chico, incrédulo, metiendo una mano en el bolsillo de sus jeans azul desteñido para después arrojar el objeto que tenía ahí metido —. ¡Flashbang! El mundo se volvió blanco. Los oídos del artista marcial fueron asaltados por un enjambre de abejas que zumbaban y revoloteaban en su interior como si hubiesen reclamado su cerebro como una nueva colmena, mareándolo y desorientándolo aún más. — -era. Tú quéda- voy tras ellos — Lo que le dijo la chica sonó entrecortado, aunque sucedió en su mente. Cuando regresaron sus sentidos se encontró solo en el estadio, de rodillas sobre el lodoso campo que mostraba nuevas huellas de cascos apuntando hacia el sur y algunas hacia el este, pero ningún otro rastro del caballo que las dejó. Era claro que el plan no salió del todo como habían esperado, y que Rider y Regi habían huido, pero por lo que oyó de Archer no todo estaba perdido. No escuchó exactamente hacia donde fueron y la voz en su cabeza le ordenó que no la acompañara en su persecución, pero quizás ambos ganarían algo de desobedecer esta vez, aunque escoger la dirección correcta podía seguir siendo una apuesta, y los otros dos ya iban con ventaja. 1d100 = 21 1d100 = 11 1d100+10 = 105 1d100+10 = 32 Takeshi Mana: 195/200 Takeshi HP: 175/200 Archer Mana: 965/1000 Archer HP: 300/300
>>32872 Sadako Johann lo miró por un tiempo prolongado luego de oír su respuesta tan optimista, como si fuese a decir algo, pero terminó por no abrir la boca. Lo que sea que hubiese tenido para agregar no se podía deducir de su rostro de piedra. Los dos se quedaron observando el humo en silencio, hasta que Sadako corrió hacia el incendio. Durante sus primeros pasos escuchó otros un tanto más rápidos que los suyos seguirlo de cerca, pero no durarían. Dentro de poco perdió de vista el humo, pero conocía la dirección general de donde vino así que no le fue difícil llegar a la fuente. No era la chimenea en el techo de la cabaña lo que producía el humo, sino las llamas que consumían casi la mitad de la estructura. A unos metros de la vivienda había otro incendio de menor tamaño, lo que sea que hubiese bajo las llamas ya era irreconocible. Pero lo más resaltante en todo el claro eran esas armaduras negras que conoció hace noches, y los seres metálicos con los que combatían. Mientras que las armaduras vivientes estaban todas equipadas con espadas, los robots usaban armas como machetes con dientes de sierra, o rifles de peculiar diseño incorporados en sus manos. Los dos bandos parecían igualados tanto en número, como en tamaño y fuerza. Cada vez que un espadón arrancaba chispas y chirridos de uno de los robustos hombres de metal, este lo respondía con un ataque propio, rehusándose a caer aunque le faltara uno de sus largos brazos de gorila o tuviese un agujero del tamaño de una sandía en su enorme cabeza con forma de sombrero de copa. La batalla era extrañamente silenciosa, incluso al presenciarla de cerca. De vez en cuando uno de esos rifles era disparado sin generar sonido alguno, aunque las balas claramente impactaran contra las paredes de la cabaña o un árbol cercano. Para su suerte, los combatientes no se habían percatado de su presencia, y continuaban envueltos en su combate a punto de terminar, agregando más chatarra a la pila que se desvanecía en nubes azules. Era una escena interesante, por decir poco, pero, ¿podría tener algo que ver con su Servant robado o el vampiro que se lo robó? Si su objetivo al venir fue el de saciar su curiosidad descubriendo el origen del incendio, pues ya lo había hecho. El riesgo de quedarse a indagar más a fondo podría no ser recompensado, y la opción más sensata quizás sería la de aprovechar que aún no había sido detectado para irse por donde vino. 1d100 = 5 1d100 = 9 1d100 = 79 1d100 = 84 1d100 = 12 1d100 = 51 1d100 = 67 1d100 = 30 1d100 = 37 1d100 = 22 1d100 = 38 1d100 = 2 1d100 = 14 1d100 = 77 1d100 = 91 1d100 = 8
Ayy, dos semanas sin contestar, disculpa Op, falta de inspiración >>31428 >>31429 >>31431 El tiempo pasaba, el licor comenzaba a tener efecto, por lo que el mercenario decidió que no hablaría mucho, no quería decir algo extraño al estar algo borracho, aunque si se tomo la molestia de contestar la duda de la pequeña — Talvez, deberíamos hacer la prueba, pero dudo que salga algo de buen sabor, yo me especializo en armas, por lo que crear algo como vino seria algo nuevo y tengo la idea de que no saldría bien — El entonces solo asintió en silencio cuando la pequeña le pregunto si se podía quedar en la cama por un rato. Fue entonces cuando de la nada su consciencia se nublo, perdiendo la noción de el tiempo y sus memorias de esa noche se volvieron algo oscuras. La suave voz de Assassin acompaña su despertar, aunque por muy suave que sea esta no lograra curar la resaca que lo aflige — Como un angelito, aunque esta resaca me hace desear no haber despertado — Gruñe el mercenario mientras toma asiento en la cama, revisa el reloj que hay en su muñeca, comprobando que ya es mas de medio día — Si que dormí, pero bueno, por ahora lo mejor será ir a darme una ducha y luego salir a comer algo, Assassin, mantén todo vigilado mientras me baño — Dice con una voz cansada mientras se pone de pie y caminaba hacia el baño para darse una ducha. 1d100 = 22 1d100 = 73
>>32953 >>32954 >Rider atrapa la pelota >el chico usa una luz aturdidora para darse a la fuga >Archer da inicio a la persecución >le indica a Takeshi que se quede ahí mientras ella los persigue como digas, si necesitas que me quede aquí debe ser por algo >si Archer quiere que Takeshi se quede ahí debe haber un motivo detrás
>>33060 dados 1d100 = 81 1d100 = 98
>>33051 AlgorthOkeeey — respondió en un tono animado a la petición del Master, dejándolo a solas para que se desvistiera y aseara —. Yo también descansé un poco. Se sintió muy bien acostarse en una cama después de tanto tiempo. Tal vez debí pedirle que comprara un saco de dormir en vez de vino. Oh, bueno. El agua de la ducha cayó sobre su piel, casi más fría que el aire acondicionado. El hotel le había proporcionado pequeños jabones rectangulares, pero el champú y otros productos los tenía que conseguir él. Al cabello mojado que le caía por debajo de los hombros le tomaría tiempo recuperar su esponjosa forma habitual, incluso después de pasarle una de las blancas toallas que el hotel había dejado para él en el baño. Las calles estaban algo vacías y húmedas cuando se dirigió al restaurante. Sobre los techos todavía se alzaban las grises nubes, indicando que les quedaba más lluvia por repartir. — ¿Tenemos algún plan para hoy? — preguntó la chica invisible, mientras el hombre esperaba su comida en una de las mesas del lugar —. Sigo pensando que deberíamos averiguar la identidad del otro Assassin, pero no es como si tuviésemos algo que nos sirva de pista. Podría hacer igual que ayer y revisar todos los hoteles de la ciudad cuarto por cuarto, o visitar las granjas a las afueras del pueblo... — dijo con falta de decisión, enumerando un par de opciones sin demostrar una preferencia en particular por alguna. Previamente había mencionado de investigar la supuesta desaparición de animales de corral, los accidentes automovilísticos y el resultado de los planes de Rider y su Master, pero no había hecho muchos avances en la mayoría de estos asuntos. Tal vez investigar eventos recientes o explorar lugares nuevos le daría otras ideas de cómo proseguir, si las que ya tenía en la mesa no le apetecían del todo.
>>33060 Archer La magia de desorientación del hechicero ocurrió demasiado lejos para afectarle al espíritu, que espiaba entre el espacio de una casa y otra a nivel de la calle. Este error le permitió darles caza cuando se dieron a la fuga. El segundo error que cometieron fue el de ir hacia el espacio abierto y desolado de la carretera, donde podía seguirlos atacando sin obstáculos en el camino o testigos de los qué deshacerse. Sin importar cuán rápido fuese el caballo que montaban, Archer podía atacarlos siempre y cuando no se perdieran por completo de vista. La misma tierra que el equino pateaba mientras se hacía camino por el terreno lodoso se convirtió en un arma de alto riesgo. Cada vez que el animal daba un paso, la tierra bajo sus pezuñas se alzaba para zarandear al jinete con más fuerza de la que debía tener. Aunque todos los ataques estaban apuntados al joven, ninguno dio en el blanco, golpeando siempre al anciano o al largo escudo de cuero con el que cubría al chico. En un inesperado giro de los acontecimientos, sus objetivos se detuvieron apenas sobrepasaron la iglesia y antes de empezar realmente a recorrer la carretera. Los dos, aún a caballo, parecieron intercambiar palabras en un tono secreto que a Archer le fue imposible oír en la lejanía. El espacio abierto era un cuchillo de doble filo ahora que sus enemigos se habían tomado el tiempo para observar sus alrededores. Igual que ellos no tenían con qué cubrirse, el espíritu que los acechaba no tenía donde esconderse. De seguir con su ataque podría correr el riesgo de que esto se convirtiera en una batalla real, pero con su presa tan débil como lo estaba, difícilmente podrían suponerle algún peligro. 1d100 = 33 1d100 = 32 1d100+10 = 26 1d100+10 = 65 Takeshi Mana: 190/200 Takeshi HP: 175/200 Archer Mana: 930/1000 Archer HP: 300/300
>>33605 >la huída continúa >Archer intenta atacar al chico con la tierra que levanta en caballo, sin éxito >entonces el caballo se detiene >mientras Rider y su master intentan revisar los alrededores, Archer debería aprovechar para atacar >usando cualquier cosa arrojable que tenga a la mano, intenta atacar a sus oponentes desde todas direcciones >trata de que sus ataques sean lo más confusos posibles 1d100 = 72 1d100 = 72
>>33616 Archer La junta estratégica de los dos enemigos terminó abruptamente cuando su atacante los asaltó con más tierra y piedras que venían de todas las direcciones, los proyectiles volando hacia ellos como si fuesen atraídos por su campo gravitatorio. Evadir tantos ataques sin patrón predecible le fue imposible a Rider y a su escudero, que no pudieron hacer más que escudarse con el cuero de la adarga ante la lluvia de guijarros que no paraba de caer sobre ambos. Reggie, tomando ventaja de su considerablemente baja estatura, se volvió casi intocable entre el escudo y su señor luego de que se abrazara las piernas en posición fetal. Rider no corrió con tanta suerte, pues le acertaron tantos golpes en todo el cuerpo que casi dan con él en el piso. El caballo que montaban entrambos, que hasta agora estaba tan quieto que él mesmo parecía hecho de piedra, finalmente se movió luego de no sé cuántas espuelas que le dieron, enfilando hacia la capilla detrás de la cual los observaba su asaltante, a escondidas. Antes de que el esquelético caballo culminara su trote hasta la parte trasera del edificio, Rider tomó su escudo con ambas manos y lo arrojó el resto del camino, descubriendo con un movimiento como el de un mago retirando el mantel de la mesa la ausencia de su pasajero. El largo escudo y el joven adherido a él se perdieron de la vista de Archer, entrando en su punto ciego tras la pared opuesta de la Iglesia. Rider, por otra parte, puso alto nuevamente a su caballo y se quedó observando a Archer. Con la cara embarrada de lodo y sangre era difícil adivinar lo que estuviese pasando por su cabeza basándose en su expresión facial. Un pequeño escudo circular reemplazaba el que había arrojado, mientras que en su otra mano cargaba la misma lanza de antes. Con el Master enemigo alejado de los ojos de Archer y su Servant bloqueándole el paso, el espíritu tendría que pensar en una forma de quitarse a Rider de encima para seguir con su primer plan, o olvidarse de eso y enfrentar al Servant herido en combate directo. 1d100+10 = 103 1d100+10 = 89 Takeshi Mana: 190/200 Archer Mana: 895/1000
>>33087 El mercenario entro en la ducha, el agua fría recorrió su cuerpo, por su mente pasaban las posibilidades, ya habia acabado con un objetivo, pero aun quedaban 12 Masters y Servants ocultos en estas tierras. Finalmente decidió pensar en eso mas tarde, ahora lo que necesitaba era comer algo y escuchar algún rumor extraño en aquel restaurante tan económico. Luego de vestirse se dirigió hacia el lugar, pidiendo su desayuno y tomando asiento, escuchando atentamente las conversaciones de los presentes con esperanzas de conseguir alguna pista que lo guie hasta un nuevo objetivo, aunque pronto Assassin le preguntaría que es lo que harían — Por ahora considero que lo ideal es mantener un perfil bajo, aunque investigar las granjas suena a algo que nos podría guiar a nuestro siguiente objetivo — Respondió el mercenario en un tono calmado mientras se dedicaba a intentar escuchar las conversaciones de los otros clientes, aunque si no escuchaba nada seguiría con el plan de investigar las granjas. 1d100 = 83 1d100 = 32 Disculpa la demora Op, muchos problemas IRL
>>34141 >viendo lo que estaba a punto de suceder, Archer debería tratar de evadir el ataque de Rider de algún modo >intenta hacerse a un lado, y provocar que Rider se estrelle contra algún objeto contundente, como una pared o un árbol 1d100 = 11 1d100 = 9
>>34385 Algorth Era demasiado tarde para ordenar desayuno, así que tuvo que conformarse con algún platillo del menú del almuerzo, que había apenas comenzado. El simple restaurante, con sus redondas mesas de manteles con patrones cuadrados de rojo y blanco que parecían más apropiados para tener en un picnic al aire libre que bajo techo, no era muy concurrido incluso en los días buenos. Una de las cosas por las cuales la Selva Negra era reconocida era su comida, y si uno se daba el lujo de viajar allí, no es tan disparatado que se diera también el lujo de visitar solo los establecimientos caros y pasara por alto los más modestos. El único rumor que Algorth alcanzó a oír de las bocas del trío de hombres bien abrigados sentado en la pared opuesta a él fue uno que conocía mejor que nadie, el de un hombre extranjero bien vestido que fue fusilado a mitad de calle por un asaltante desconocido. Uno de los tres quiso convencer a los otros de que el asesino fue uno de los granjeros, que fue a buscar a su caballo robado, supuestamente porque los pocos testigos en la escena aseguraron ver que la víctima cabalgaba uno muy grande antes de morir. El segundo del grupo, incrédulo y en tono de burla, dudó si una persona podía cabalgar con una sola pierna, lo que llevó al mismo primer hombre a jurar que había visto al fallecido un día antes con ambas piernas y al terecero a contradecir lo que implicaba con eso diciendo que ningún fusil podría hacer desaparecer una pierna de esa forma en mitad de una cabalgata. La conversación se tornó muy callada el momento en el que las campanas de la puerta sonaron y un hombre uniformado ingresó al local para pedir una tarta de manzana y charlar con el dueño. Por terrenos fangosos, Algorth paseó su moto, con el estómago lleno, la garganta húmeda y el deseo de obtener nueva información en la cabeza. Cuando la carretera de asfalto se acabó en un punto, tuvo que ser más conservativo con la velocidad para no arriesgar una caída a causa de uno de los muchos baches en el camino, pero ir lento era justo lo que necesitaba para observar con detenimiento a los granjeros que clavaban estacas, levantaban y reforzaban cercas de distintos tipos y materiales alrededor de la miseria de ganado que les quedaba. Esa era la escena que más se repetía, además de la de construcciones medio caídas, descuidadas y, a simple vista, completamente vacías. Aunque quizás la simple vista no fuese suficiente, y necesitara investigar las cosas más a fondo, ¿pero cuáles, exactamente? Registrar cada uno de los graneros, establos y casas que parecían no tener gente le presentaba tan alta posibilidad de encontrar algo de valor como intentar lo mismo en la ciudad, y si continuaba por su camino y giraba a la izquierda es allá donde acabaría. Usar las habilidades de Assassin para revisar granjas abandonadas o cuartos de hotel vacíos. Yo también he pasado una o dos semanas sin escribir un turno para este rol algunas veces, lo entiendo.
>>34403 Archer Con un fuerte relincho, la escuálida montura del caballero cargó contra Archer, solo la montura. Concentrada en evadir al equino que trotaba no muy rápido en su dirección, el espíritu no pudo evitar que su otro enemigo escapara, siguiéndole la pista al primero y saliendo de vista detrás de la iglesia. El caballo, que tanto se esforzó por esquivar como lo haría un torero, nunca llegó a su posición, desapareciendo a medio trote entre motas de polvo azul etéreo antes de siquiera suponer una amenaza. Takeshi Todavía con un bate ajeno en manos, se sentó en una de las frías y húmedas bancas del estadio improvisado que se tornaba cada vez más oscuro gracias a las nubes negras que se reunían por arriba de todo, bloqueando al sol y sus rayos. — ¿Donde estás? — La voz altanera le llegó directo al cerebro y sin aviso —. Abre los ojos y dime si ves a Rider o al otro chico. Deben de estar cerca, puedo sentir a uno. Y en su mano, Takeshi pudo sentir al otro. Escanear la desolada calle no reveló la ubicación de los enemigos que se le escaparon a la chica, solo le confirmó dónde no estaban. Incluso a la salida del pueblo había muchos callejones donde el par se podría haber ocultado, sin contar las muchas casas y apartamentos en los que pudieron haber irrumpido. Guiándose por lo que sentían ambos, pudieron determinar que aquellos a los que buscaban no podían encontrarse afuera del pueblo, ni muy adentro del mismo, reduciendo un poco los posibles escondites donde tendrían que buscarlos, si es que se daban la tarea de intentarlo. Casas, hoteles, restaurantes, callejones... y la capilla donde podrían aguardarle cosas terribles al hechicero si se aventuraba a ponerle un pie adentro. ¿Dónde buscarían primero, si no se rendían de una vez? Takeshi Mana: 185/200
>>33045 >Sadako Una cabaña en llamas adornaba el centro de lo que parecia una batalla campal entre armaduras y maquinas. Aquella secuencia que parecia sacada de algun filme idiosincratico se volvia una extraña realidad, y lo familiar de aquellas armaduras solo añadia a la sensacion casi onirica del evento. Pero este ultimo detalle era importante. Ya conocia a estas armaduras. Sus ojos brillaban con esperanza y emocion. Esta era una conexion a sus memorias perdidas. No podia retirarse aun. Debia haber algun proposito para este combate. No era la misma clase de escaramuza que tuvo hace 2 dias, con lo que seguramente era un familiar en medio de algun patrullaje. Esta era una lucha entre dos bandos que debian tener algo que ver con la guerra del Grial. Quizas incluso estaban relacionados al Apostol, considerando lo cerca que estan a su guarida. Con maxima quietud, como un cadaver, se quedo a ver la pelea. Tenia esperanzas de ver a alguno de los encargados hacer acto de presencia al final. 1d100 = 69 1d100 = 54
>>34780 >Rider y su acompañante se han dado a la fuga >podrían estar en cualquier sitio en el pueblo >Archer le pregunta a Takeshi donde está (sigo en el campo de baseball, y Rider debe seguir en este pueblo. ¿alguna idea? sugeriría que buscaramos por separado, pero si yo los encontrase estaría en problemas.) >Takeshi sugeriría dividirse para buscar en el pueblo pero al hacerlo el quedaría vulnerable en caso de encontrarlos primero (y si vamos a buscarlos hay que dejar la capilla al último, ya sabes los problemas que tengo con la iglesia) 1d100 = 100 1d100 = 45
>>34611 Al estar en el restaurante el único rumor que llego a sus oídos fue uno que conocía de primera mano, la muerte de Roth, de la cual él era principal responsable, el entonces dejo de prestarle atención a la conversación de los hombres, ya que esta no le contribuiría ninguna información relevante. Una vez que termino de comer no perdió el tiempo y se puso en marcha a la carretera. era hora de investigar los casos de el ganado desaparecido que tanto habia escuchado. Mientras recorría la carretera una escena se repetía de forma constante, granjeros buscando métodos para proteger a su ganado de lo que sea que los estuviera atacando, algo que el sospechaba no conseguirían ni con todo el alambre o estacas de el mundo. Luego de un rato de moverse por los caminos decidió enviar a Assassin a explorar las granjas abandonadas, mientras que el hablaba con algunos de los granjeros que habia visto antes, con esperanzas de conseguir algo de información de los mismos. 1d100 = 41 1d100 = 77
(49.11 KB 1071x741 image01full.webp)

>>35008 Sadako Notando la extraña característica del fuego que, al igual que el sonido, no se esparcía más allá de los confines del claro, permaneció oculto tras uno de los árboles sin temor a ser envuelto también en las llamas. Las armaduras, que superaban en número a las máquinas, tomaron ventaja de esto y rodearon a las tres que quedaban, atacando todas en simultáneo para no dejarles espacio a sus adversarios para evadir o escapar. Ninguno de los caballeros negros era especialmente rápido, y lo que debío haber sido una ejecución unilateral de enemigos que ya estaban contra las cuerdas terminó tardando varios segundos más de lo necesario. Cuando el último de los robots destruidos se esfumó en una nube azul, los vencedores rompieron el círculo y marcharon en silencio hacia el interior de la cabaña que seguía ardiendo. Mientras observaba cómo las llamas disminuían de a poco, Sadako sintió una mano agarrarlo bruscamente por el cuello de la camisa y voltearlo a ver en la dirección opuesta. — Esto no nos concierne — dijo Johann, su voz un tono más alta y sus cejas unos centímetros más bajas, denotando su enojo —. Si me equivoco lo sabremos más tarde, pero por ahora nos tenemos que ir y dejarle esto a los que sí les concierne. El ejecutor soltó su mano de la ropa del chico. Los dos hombres vistiendo los mismos rostros y hábitos que llegaron con él se separaron para acercarse al lugar donde la batalla había ocurrido, cada uno saltando varios metros en el aire y perdiéndose de vista entre las ramas más altas de algún árbol cercano. — Ya los cuerpos están fuera de la cueva — habló otra vez el ejecutor, ahora con más calma —. Cuando los examinen descubriremos algo de quien sea o lo que sea que los escondió allá dentro. Antes de regresar al templo pasaremos primero por la capilla para hablar con el sacerdote y hacerle algunas preguntas, tal vez cuando terminemos recibamos noticias de esto o de la cueva. Johann no dijo más por unos segundos y simplemente se quedó viendo al joven, sus cejas otra vez a la altura de siempre pero su postura todavía igual de tensa. El silencio fue roto por el sonido de un relámpago golpeando la tierra muy lejos del lugar. — No es a eso a lo que vamos, pero quizás hablar otra vez con el sacerdote te ayude a recordar algo, así que si quieres puedes ir pensando en cosas para decirle cuando lleguemos. Frotándose la nariz con un guante, el hombre esperó a que Sadako lo acompañara de regreso al auto. Su próximo destino ya estaba marcado y no parecía haber mucho lugar para objeciones. Los planes estaban hechos y no cambiarían a menos de que el joven supiese de algo de mayor importancia que tuviesen que atender antes.
>>35031 TakeshiSi no los viste pasar por allí entonces deben seguir por aquí cerca. — Hubo una pausa, como si la chica estuviese considerando algo —. Buscaremos por separado. Si los encuentras primero solo haz lo que te dije para no morir antes de que yo llegue. Y así, Takeshi buscó apresurado entre las calles que se vaciaban bajo cielos que se oscurecían, asomándose por callejones con cubos de basura caídos y ratas que correteaban por los desperdicios mientras que el espíritu hacía algo parecido por habitaciones de hotel. Muchos restaurantes tenían ventanas que ocupaban paredes enteras y cualquiera de los dos podía registrarlos sin tener que entrar, aunque tampoco tenían mucha clientela en esos momentos. — ¿Sigues sin encontrarlos? — dijo demandante y con un suspiro de exasperación, como si ella no estuviese fracasando en lo mismo —. Está bien. Si tanto miedo te da entrar a la iglesia entonces lo haré yo. A la última declaración de Archer le faltó un poco de esa confianza con la que normalmente decía las cosas, y tardó unos segundos antes de volver a decir algo. — Están en la iglesia — dijo finalmente en una voz átona —. No los podemos atacar aquí, hay que esperar a que salgan. Empezaron a caer las primeras gotas. El hechicero tuvo que buscar refugio bajo el techo exterior de uno de los restaurantes cercanos. La poca gente de rededor lo vio más extraño al cargar con un bate que cuando el chico le gritaba a mitad de la calle. — Llamas demasiado la atención. — la voz molesta no sonó en su cabeza sino en su oído. Al virar a la izquierda vio a la pelirroja parada justo al lado suyo —. Deshazte de esa cosa si no la necesitas o busca donde esconderte. Conmigo ya basta para vigilar la iglesia, aunque tampoco pienso perder el día entero en eso.
>>35265 >tras buscar por el pueblo, Archer concluye que el enemigo se esconde en la iglesia >no pueden atacarlos mientras estén ahí >Takeshi está llamando demasiado la antención, así que deja el bate en el suelo y lo deja rodar por la calle >está lloviendo y Takeshi intenta refugiarse bajo el techo externo de un restaurante >Archer vigilará la iglesia >tendrán que esperar a que el enemigo salga para atacar 1d100 = 83 1d100 = 21
>>35075 Algorth Con un poco de suerte y no mucho tiempo de búsqueda, halló a un granjero de lengua suelta y actitud amigable dispuesto a darle la información que podría o no servirle en sus andanzas. — Hey. ¿A usted no le vendí una gallina hace unos días? — dijo el hombre, dejando a un lado martillo y clavos para acercarse a Algorth con una sonrisa —. ¿Le gustó tanto la primera que vino a comprar otra? — El anciano se ajustó el sombrero y se limpió el sudor de la frente con el dorso de un guante bastante sucio, la sonrisa en su rostro acortándose un poco luego de su pregunta inicial. La granja en la que decidió detenerse Algorth era la misma en la que hizo su parada apenas llegar a Alemania. No le fue dificil reconocer el lugar, aun con la nueva cerca y la ahora escasa cantidad de animales. — Perdí algunas hace poco por culpa de algún animal salvaje — dijo, al ver cómo Algorth escudriñaba los alrededores vacíos de la granja —, pero todavía tengo para vender. Y tampoco me ha ido tan mal como a otros, las gallinas son más fáciles de mantener que los caballos o los puercos y se pierden más seguido. No me iré a la pobreza por esto. — Se encogió de hombros, sonriendo otra vez y limpiándose el sudor del cuello con el mismo guante sucio —. Se la dejo al mismo precio de antes, también tengo esos huevos y pollitos que no se quiso llevar antes, por si es que ahora los quiere. — Estiró el cuello para ver por encima del hombro del mercenario la motocicleta que dejó estacionada a sus espaldas — ¿Se le olvidó traer la jaula? No hay problema, de esas tengo de sobra, pero también cuestan. Assassin Mientras su Master investigaba entre las granjas habitadas, ella buscó entre las que parecían abandonadas, corriendo con menos suerte que su proveedor de Mana. Fueron tres las casas, granjas y establos en variados estados de deterioro que tuvo que explorar de arriba a abajo antes de dar con algo que podría serle de interés. La mesa partida a la mitad frente al viejo televisor de pantalla rota mostraba manchas de un color rojo muy oscuro entre sus restos astillados. El amarillento sofá al fondo de la sala de estar tenía un arañazo tan grande en su superficie que el relleno se le salía por todas partes y había quedado prácticamente inutilizable. En el techo de madera había agujeros de bala, aparentemente provenientes de una escopeta. Las luces de la vivienda todavía funcionaban, pero las únicas que permanecían encendidas eran las de la sala y de la cocina. Las tuberías también parecían estar funcionando, el distante y desagradable silbido de las mismas junto con el incesante tic tac del reloj de pared proporcionando los únicos sonidos en todo el lugar.
>>35284 Archer El plan originalmente era acampar afuera del edificio para captar el momento exacto en el que salieran, pero luego de demasiados minutos de soportar la lluvia sin señal de sus enemigos decidió entrar para cerciorarse de que siguieran allí. — ¿Qué tal está? ¿Ya se los quitaron? — La molesta voz de su objetivo rebotó por las paredes de la iglesia, continuando una conversación cuyo comienzo no llegó a tiempo para escuchar. — Sigue inconsciente. Queremos hacerle algunas preguntas antes de empezar con la cirugía. — El sacerdote sonó tan molesto de escuchar al ruidoso joven cuando le dio su respuesta como lo estaba el espíritu que los espiaba. Aparte del chico de piel oscura por exceso de sol y el hombre de piel oscura por exceso de melanina no había otra alma en la iglesia, o al menos ninguna que pudiese ser vista. Archer todavía podía sentir la presencia de Rider, pero no podía detectarla con algún otro de sus sentidos. — Solo está borracho, si quiere yo mismo lo despierto y hago que se le pase la borrachera.Eso está prohibido. No puede ir a verlo. Tampoco debería quedarse mucho tiempo aquí — dijo en un tono severo, el cual suavizaría tras una minúscula pausa —. Le agradezco la información que nos brindó, y si no tiene más que decir le tendré que pedir que se vaya y continúe con la Guerra.¿Y qué si no lo hago? ¿Me descalificas? — Se cruzó de brazos, sin intenciones aparentes de hacer como le dijeron —. Ustedes no son los que controlan esto. Si pudiesen castigar a alguien por romper las reglas ya lo habrían hecho. — Ni la mirada burlona del joven ni sus palabras ponzoñosas generaron una reacción en el hombre al que iban dirigidas, quien se quedó callado e imperturbable, sujetándose una mano con la otra. Tras varios segundos de mirarse en silencio, el chico suspiró y volvió a hablar con más calma —. Solo quiero saber que va a estar bien. Si lo traje para que se los quitaran ustedes obviamente es porque no quiero que se muera.No es porque dude de usted o de sus razones, es solo que no se puede, así son las reglas.Le pido, señor cura, se apiade vuestra merced deste desdichado escudero y tenga la cortesía de concederle el don tan humilde que le ha hecho manifiesto — dijo Don Quijote, que entonces iba entrando desde una sala aparte —. He pasado suficiente tiempo en su compañía para saberlo hombre de bien, y cuando no lo fuera, le fío yo con la orden que profeso, mi honor y mi espada si hace falta.Los Servants tampoco deben entrar a la iglesia, por favor retírense Ansí que prosiguieron cura, caballero y escudero porfiando por un largo rato, cada uno en favor de su propio punto y sin ver al otro en la cara ni comprometerse, ni mucho menos encontrársele al otro en un punto medio con tal de dar paro a la disputa. Entretanto se impacientó más de la cuenta el espíritu de los cabellos rojizos, y, suponiendo que el hombre del que hablaban debía estar en algún lugar no muy lejano de la iglesia, se debatió brevemente si era mejor uso de su tiempo el seguir escuchando las sandeces que se escupían entre sí o ir en busca de ese otro supuesto Master. TakeshiCambié de parecer. Escóndete en algún callejón cerca de la iglesia y vigila la entrada del frente. Estoy revisando algo adentro y no parece que Rider vaya a salir pronto. Acercarse a la edificación que tanto peligro significaba para él cuando no hay una multitud en medio de la cual ocultarse no se oía como el plan más prometedor del mundo, pero no tan malo como entrar él mismo a revisar lo que sea que atrajo la atención de Archer.
>>35520 >Takeshi seguía esperando a Archer en el mismo sitio frente al restaurante >Archer le dice que Rider no saldrá pronto >parece estar vigilando algo >le dice a Takeshi que espere en algún callejón cerca de la iglesia y vigile la entrada (supongo que deben estar tramando algo, iré de inmediato) >antes de irse, Takeshi recoge el bat en caso de que vaya a necesitarlo >el artista marcial intenta buscar algún callejón donde pueda esconderse como le dijo Archer 1d100 = 69 1d100 = 20
>>35142 >Sadako Superadas en numero, las fuerzas mecanicas son rodeadas por armaduras negras. Solo quedaba un miserable trio de robots que termino eliminado por sus oponentes, y al final, incluso las nubes azules que soltaban sus carcasas se esfumaron en el viento. Las armaduras fueron triunfantes, y cuando entraron a la cabaña, el chico solo observaba desde los arbustos, mordiendose las uñas para contener la expectativa. Dentro de poco podria ver que habia causado tanto conflicto. Aquellos deseos no serian cumplidos. Aun tenia una labor a la que atender, y su compañero en dicha labor no le permitira distraerse. >Esto no nos concierne. Si me equivoco lo sabremos más tarde, pero por ahora nos tenemos que ir y dejarle esto a los que sí les concierne. No dejo ocultar su enojo. Tomando a Sadako bruscamente de la camisa para darle una mala mirada, que por mas plana que fuese, aun era incaracteristica en su normalmente estatica expresion. Johann solto a Sadako, quien estaba a un segundo de sacarle la mano de encima, tambien estaba molesto por la interrupcion. "¡Esto me concierne a mi! ¡Conozco a estas armaduras, quizas puedan ser la clave para mis memorias perdidas!" El chico exclamo, cuidando de no alzar mucho su voz. Pero justo cuando dijo eso, dos hombres que vinieron junto a Johann, tomaron altura y se perdieron entre varios arboles, Johann continuo hablando. >Ya los cuerpos están fuera de la cueva. Cuando los examinen descubriremos algo de quien sea o lo que sea que los escondió allá dentro. "... Eso esta bien, pero no me importa..." Para nada, le importaba bastante, solo decia esto para no invalidar su pequeña escapada. >Antes de regresar al templo pasaremos primero por la capilla para hablar con el sacerdote y hacerle algunas preguntas, tal vez cuando terminemos recibamos noticias de esto o de la cueva. >No es a eso a lo que vamos, pero quizás hablar otra vez con el sacerdote te ayude a recordar algo, así que si quieres puedes ir pensando en cosas para decirle cuando lleguemos. Tenia la sensacion de que cualquier informacion que saque sobre las armaduras seria menos conclusiva que ir a hablar con la ultima persona con la que recuerda interactuar. Ademas, no podia realentizar el trabajo de los sacerdotes, perder su alianza, y quedarse con otro pie afuera de la guerra del grial. "... Tch, no tienes que decirmelo. Igual planeaba ir despues, asi que ya tengo preguntas pensadas." No habian otros destinos que visitar, y no tenia mas ideas que compartir, siguio a Johann hacia el otro.
(929.26 KB 744x1183 p8lwwyb1bnz51.png)

>>35520 Archer Las insulsas voces de los tres se volvieron más calladas cuando atravesó las paredes que el mismo sonido no podía traspasar. Primero revisó el diminuto cuarto como cubículo de oficina que quedaba en la parte izquierda, este tenía dos sillas a ambos extremos de la habitación, separadas por una fina pared de madera que dividía la sala entera por la mitad, llegando de pared a pared y de piso a techo. Tomó la segunda puerta para salir de esa primera habitación y continuar con su exploración, descubriendo que conducía a una parte diferente de la capilla, donde un largo y estrecho pasillo daba con otras tres puertas, las primeras dos ocultando oficinas muy parecidas detrás de ellas. Las únicas diferencias entre ambas oficinas eran el hábito negro que colgaba del espaldar de una silla en vez del perchero de pared y la cantidad de papeles, tomos, libros y cuadernos desperdigados sobre el escritorio de madera amarillenta o dentro del viejo librero, o al menos esas fueron las únicas diferencias que notó luego de su primera inspección, pues no se regresó a buscar más. La tercera puerta al fondo del pasillo ostentaba un par de escaleras, ambas de piedra, unas subiendo hacia la derecha y las otras bajando en la misma dirección. Primero tomó las escaleras hacia abajo, hundiéndose más y más en la oscuridad, incapaz de encender las velas que colgaban de las paredes para iluminarse el camino en su forma actual y sin deseos reales de hacerlo. Bajó hasta que no pudo bajar más, una pared invisible bloqueándole el paso. Luchó contra la fuerza que la repelía e intentó rodearla desde distintos ángulos en vano, solo desperdiciando tiempo y aumentando su frustración. Lo que sea que protegía la barrera podía medir hasta 70 metros cúbicos o más que las dos oficinas de antes juntas, según estimaciones que hizo en el momento, pero nada más que eso pudo averiguar luego de numerosos intentos. Takeshi Los techos de los dos edificios comerciales que formaban el callejón ofrecían muy poca protección contra la lluvia, y la vista de la iglesia desde allí no era la mejor, pero estaba lejos de las miradas curiosas de los transeúntes, que no se detenían a voltear en su dirección en sus apuros por encontrar techo. — ¿Escondiéndose en los callejones como una rata, Señor Master okami? — dijo un hombre a sus espaldas, en una voz grave que sonaba como si estuviese a punto de explotar en una carcajada —. Acampar afuera de la iglesia es una artimaña muy sucia, deberían botarte de la Guerra por algo así. — Si el agua que le corría por el cabello rubio y los pequeños anteojos circulares le molestaba de algún modo, el hombre lo disfrazaba muy bien con su enorme sonrisa —. No se quede por aquí tan lejos, ya que está de paso venga conmigo a la iglesia, el Supervisor lo ha estado esperando desde hace días. — Acortó los pocos pasos que había entre ambos con mucha calma pero sin quitarle los verdes ojos de encima a Takeshi, deteniéndose a uno o dos metros de él —. Pero primero quiero que haga una prueba, nada difícil. Voy a sacar una navaja, no se altere. — Metió una mano enguantada bajo su blanca túnica e hizo justo eso. El arma que tenía era un tanto peculiar, poseyendo una empuñadura demasiado corta y una hoja demasiado larga, careciendo de equilibrio aparente —. Quiero que se corte con esto. Algo simple como un pinchazo en la punta del dedo sirve, solo necesito que sangre. — Extendió la punta del arma hacia el hechicero, la hoja cubriendo el último metro que los separaba —. Es así de sencillo. Diga que sí, haga lo que le pido, pruébeme que es un hombre y no un ratón y no tendrá problemas con los Ejecutores por el resto de su supuesta guerra. Mana: 190/200
>>35719 Sadako¿Las armaduras estuvieron aquí? — preguntó curioso, antes de sacudir la cabeza —. No importa, vamos. Sin más discusión, recorrieron el bosque nuevamente, teniendo que usar una ruta diferente por el desvío de Sadako pero llegando al auto de igual forma. Ya las primeras gotas tenían tiempo de haber caído sobre el techo del vehículo cuando regresaron a la entrada del pueblo. Había pocos vehículos en las autopistas, pocas personas en las calles y ninguna frente a la iglesia. Apenas entraron por la gran puerta, los ojos de Sadako se encontraron con los del sacerdote que vio hace dos días, quien en ese momento estaba en el proceso de abrir una puerta más pequeña justo a la izquierda de ellos. — Buenas tardes... Johann, señor Murukaido.¿Ya se presentaron los que faltaban?¿Los que faltaban? El Ejecutor se le adelantó al sacerdote, pasando por la puerta que dejó abierta hacia un pasillo estrecho. Lo dejó con su cara de estupefacción, solo respondiendo su pregunta luego de que los tres estuvieran a solas en el pasillo y con la puerta cerrada. — Los "Masters" que faltaban. ¿Ya vinieron?Solo uno. Llegó apenas anoche. — dijo, notablemente incómodo y con una ceja levantada —. Es un hombre común, no parece que tenga algo que ver con el ritual. Johann se cruzó de brazos y se quedó viendo al otro hombre por unos segundos antes de volver a abrir la boca. — Haz que se presenten los que faltan. — Se retiró unos pasos hacia la pared opuesta a la puerta, abriendo un poco más de espacio para hablar más cómodamente —. Hubo un enfrentamiento en el bosque. Pronto vendrá alguien a contarte los detalles. — Giró la cabeza para ver al chico con una mirada menos severa, bajando otra vez los brazos —. Él... cooperará con los Ejecutores de momento. Tiene preguntas que hacerte. Omar asintió, volteando también a ver al joven con una expresión todavía un poco confundida.
>>35819 >un sujeto extraño se acerca a Takeshi >le cuestiona por esconderse como una rata querrás decir como un ninja >comentó sarcásticamente >el sujeto insiste en que acampar afuera de la iglesia es una artimaña sucia como si esconderse en ella no lo fuera >el sujeto insiste en que el supervisor lo ha estado esperando >ahora ese sujeto quiere un poco de la sangre de Takeshi ¿como se que puedo confiar en usted, y que esto no es una trampa? >Takeshi no confia en ese sujeto
>>35909 1d100 = 26 1d100 = 19
>>35909 Archer Investigar la barrera más a fondo no fue una pérdida completa de su tiempo. No averiguó los puntos débiles de la construcción mágica ni alguna otra forma de burlarla para infiltrarse en ella para descubrir lo que guardaba con tanto celo, pero aprendió algo interesante sobre la misma. La técnica mágica que le bloqueaba el paso era fundamentalmente diferente a la que había enfrentado aquella noche en la ciudad. Mientras que la que cubría el rascacielos tenía bases en la escuela de la alquimia que había conocido en vida, esta seguía una teoría completamente diferente, una que también conocía. Una media sonrisa de superioridad se le hubiese dibujado en el rostro si estuviese en su forma corpórea. Le complació sobremanera descubrir que aquellos a los que tanto repudiaba seguían siendo tan hipócritas como siempre, y que aquellos rencores que se había embotellado por tantos siglos y eran toda la razón de su participación en este ritual no eran infundados. Validación, eso era. Validación para esos sentimientos. No la necesitaba, pero igual la agradecía. No podía esperar para echarle esto en cara al próximo que viera, ya se podía imaginar cómo reaccionaría. Tampoco podía esperar para salir de una vez de ese endemoniado lugar, ya había pasado demasiado tiempo ahí y ningún otro beneficio iba a sacar postergando su partida. Takeshi El hombre cerró la boca, sus labios dibujando una línea plana a través de la cual ya no se veía el destello de sus blancos colmillos. — Te hace falta fe. — Recogió el arma extendida y la sujetó de forma vertical, alejando la hoja del rostro de Takeshi y apuntándola hacia el suyo —. Y un par de cojones también. ¿Los perdiste después de tanto esteroide que te metiste?. — Pasó el filo de la navaja por su mejilla izquierda, abriéndose una larga y profunda herida de la que de inmediato empezó a brotar el líquido rojo —. Tan grande y tan miedoso. Es solo una navaja, no hay gato encerrado, si lo hubiese ya te habría tragado entero, ratoncito. El hombre se agachó y ensució la hoja con algo de agua de lluvia que se había acumulado en un pozo, quitándole la sangre de encima y secándola con su blanco guante antes de levantarse y volverla a extender en dirección del artista marcial. — Última oportunidad — dijo, sonriendo —. Córtese usted mismo y quizá nunca vuelva a tener problemas con la Santa Iglesia... — Su sonrisa se ensanchó con la pausa. Su voz también se volvió más grave, como si las dos cosas estuviesen vinculadas —. O diga que no y se la clavo yo mismo cuando lo vaya a cazar. Y te advierto que no será en un dedo.
>>36425 >el hombre sigue insistiendo e intentando provocar a Takeshi No es lo mismo valentía que imprudencia, estás intentando provocarme y no voy a caer Si no me has matado aún, probablemente sea por que tienen en mente algo peor que la muerte, o me necesitan con vida para algo turbio >si no lo han matado como dijo ese hombre, debe ser por algún motivo si te tuviera miedo, ya habría cedido a tus provocaciones >Takeshi se mantiene firme 1d100 = 80 1d100 = 12
>>35375 El mercenario escucha tranquilamente todo lo que el anciano tiene para decirle, pensando seriamente si comprarle otra gallina en caso de necesitar hacer algún ritual o para atraer a lo que sea que este atacando las granjas. — Me gustaría comprar otra gallina, la sopa que hice con la que le compre el otro día estaba deliciosa, se nota que le pone mucho empeño a criar a estas pequeñas— Dijo en un tono tranquilo mientras sacaba su billetera, sabia que su dinero no era infinito, pero gracias a lo que consiguió de la billetera de Roth tenia mucho mas de aquel con el que llego, lo que le hacia despreocuparse un poco. — Por cierto, ¿tiene alguna idea de que animal pueda ser el que este atacando las granjas?, uno de mis pasatiempos es la cacería, por lo que el acabar con ese animal seria matar dos pájaros de un tiro, les ayudo a los granjeros y consigo un buen trofeo para colgar en mi estudio — Mintió de forma natural, aunque no era una gran mentira, después de todo el de verdad iba a cazar lo que sea que estuviera acechando las granjas, aunque el tenia claro que no se trataba de un animal común y si las cosas eran como el creía podría tratarse hasta de un Servant. — Assassin, ¿has encontrado algo? — Pregunto a su cómplice a través de el enlace mental que compartían, esperanzado de que esta le entregara una respuesta positiva. 1d100 = 24 1d100 = 13
>>36448 TakeshiOh, así que descubrió lo que tramaba. Qué listo es, señor okami — dijo, sarcástico, guardando el arma bajo su túnica —. Si no va a hacer la prueba entonces váyase de una vez a la iglesia o a su madriguera, antes de que se le inunde. Con una sonrisa menos exagerada, se apartó a un lado para descubrir la salida del callejón que daba con las calles del pueblo, en dirección opuesta a la capilla. — Rider ya no está — dijo la impaciente voz en su cabeza —. ¿Viste por dónde se fue? La entrada principal de la iglesia seguía como la encontró al adentrarse de hurtadillas al callejón. La gran puerta no parecía haberse movido un centímetro desde que empezó a vigilarla, y los alrededores estaban completamente vacíos de gente. En ningún momento escuchó algo más que el sonido de la lluvia o del religioso hablándole. — Y sí, esconderse en la iglesia está prohibido. Si alguien lo intentara quedaría fuera. — dijo el rubio al ver a Takeshi distraerse otra vez con la iglesia —. Pero no son los que van contra las leyes de su ritual pagano los que me importan, sino los que van contra las leyes de Dios. Con la espalda casi apoyada de la pared del callejón, el hombre clavó sus ojos en los del hechicero y las uñas en sus propios brazos cruzados, su sonrisa de dientes afilados como colmillos junto con la mirada, paciente e intensa, dándole la imagen de una fiera en acecho, esperando a que su presa haga el primer movimiento antes de saltar a darle caza. — No se quedará aquí para siempre. Va a tener que irse pronto. — Él por su parte no parecía dispuesto a hacer lo mismo, quedándose estático y sin apartar la vista del asiático.
>>36639 Algorth La arrugada cara del hombre se arrugó todavía mas con una sonrisa luego de oírlo decir que quería otra gallina. — ¡Jojo, claro! Y otra jaula también, me imagino. — Sin desperdiciar un segundo, el granjero se dirigió al gallinero, con Algorth a sus espaldas —. Nadie ha visto al animal ese. Uno de los otros dijo que encontró huellas de lobo hace noches, pero no hay lobos por aquí desde hace años. Seguro las confundió con las de un zorro, esos sí están en temporada. — Salió del gallinero con el ave ya enjaulada un instante después, y ocurrió la transacción, dinero pasando de una mano a otra a cambio del plumífero —. Ya hemos empezado a colocar trampas por todas las granjas, pero si quiere tratar de cazarlo usted, ¿quién soy yo para detenerlo? — Se encogió de hombros y se guardó los billetes en un bolsillo —. Gracias otra vez por la compra. Qué tenga suerte con su cacería. — Se despidió, sin tratar de venderle más productos esta vez, regresando a martillar su cerca. — Encontré señales de que hubo un enfrentamiento en una de las casas abandonadas. — La voz despegada y analítica de Assassin relató los hechos como leyéndolos del periódico. — Muy poca sangre, algunas balas, marcas de garra, ningún cuerpo. El lugar no se ve tan descuidado como otros de la zona, excepto por la sala de estar donde parece haber ocurrido el incidente. Hay cinco camas y tres dormitorios en el piso de arriba, además de algunas fotos familiares. Tres adultos, dos niños. — Dejó una pausa para aparentemente separar los hechos de las suposiciones —. Lo que ocurrió tuvo que ser reciente. Si está relacionado con la Guerra y de qué forma, no sabría decirle con seguridad. Todavía me quedan algunos lugares por ver, esto es solo lo que he encontrado hasta ahora, por si quiere que siga. ¿Usted descubrió algo de valor?
>>36776 >mientras Takeshi sigue intentando no ceder ante aquel hombre, Archer le pregunta si vió a Rider (no pude verlo ni oirlo) >comentó Takeshi telepáticamente >por otro lado, ese sujeto sigue esperando a que Takeshi de el primer golpe (el quiere que golpee primero, es bastante evidente) >Takeshi se mantiene a la defensiva, mientras piensa en alguna forma de salir de esta situación usted también >comentó Takeshi cuando el sujeto le dijo que tendrá que irse pronto
>>36886 TakeshiY supongo que tampoco pudiste sentirlo — bufó el espíritu —. Veré si huyeron por otro lado. Quédate donde estás. El hombre de blanco parpadeó, removió sus anteojos empapados y trató de deshacerse del exceso de agua en ellos con un pañuelo que tenía escondido en algún otro bolsillo interno de su sotana. — Como usted quiera — guardó el pañuelo y se volvió a colocar los anteojos, solo para que se le volvieran a mojar —. Si algún día decide ir a esa iglesia dígale al sacerdote que Karl lo envió. — apuntó a la capilla detrás del mago con un leve movimiento de la cabeza. Los charcos de agua sucia salpicaron bajo las botas del hombre que caminaba de espaldas, su sonrisa siempre plasmada en el rostro y negándose a romper contacto visual mientras salía del callejón a la calle. — Huyeron — dijo Archer, molesta como de costumbre — No importa. Rider es débil, las heridas que le hice deberían dejarlo fuera de combate por un tiempo o lo llevarán a su perdición si las ignora e intenta combatir. — Deleitándose de un trabajo hecho a medias de forma poco propia de ella, dejó de lado el tema para pasar a otro —. El Supervisor está escondiendo a alguien en la iglesia, otro "hechicero" como tú. ¡Ja! — No contenta con el desprecio que expresó su forma de pronunciar la palabra hechicero, soltó una risotada para resaltar el punto —. Es un borracho al que el niño de Rider le perdonó la vida. Sigue durmiendo allá adentro detrás de una barrera. — El buen humor que antes demostraba murió con esa última palabra, la cual escupió a través de dientes rechinantes como una maldición —. Lo están preparando para algún tipo de cirugía. No sé si siga formando parte de la Guerra, pero prefiero asegurarme con mis propias manos. Un suspiro exagerado y un chapoteo se escucharon justo al lado de Takeshi, anunciando la llegada de Archer. La figura de la pelirroja empapándose bajo la torrencial lluvia se veía tan furiosa como lo estaría cualquier persona normal en esas circunstancias. — Podrías aunque sea haber hecho un intento por esconderte. — Cruzó los brazos frente al cardigan mojado que se le pegaba al cuerpo —. Recuerda bien todo lo que te acabo de decir por si se lo tienes que repetir tú al otro Rider y sus muertos, podríamos usarlos para entrar a esa barrera. Un fuerte relámpago, seguido por su trueno, dio pausa a la conversación. La chica frustrada desapareció a ojos del artista marcial. — Ya no tengo cosas que hacer aquí, vete o haz lo que a ti te plazca. Solo en su callejón y con un bate que no era suyo en las manos, podía ver el agua inundando las aceras que nadie en su sano juicio se atrevía a caminar ni sosteniendo un paraguas, cosa que él mismo no tenía. La ropa blanca de artes marciales adquirió una pizca de transparencia bajo la lluvia que lo calaba hasta los huesos, exhibiendo más de su fornido cuerpo de lo que era legalmente permitido en algunos lugares del mundo.
>>37575 >parece ser que ese hombre por fin va a dejarlo en paz >le dice que si alguna vez entra a la capilla diga que lo mandó Karl >por otro lado, Archer menciona que Rider y su master huyeron, pero no serán un problema por ahora >también parece ser que el supervisor se está escondiendo de otro como Takeshi >al parecer le harán algun tipo de cirugía >Archer entonces aparece al lado de Takeshi >ella parece disgustada y le dice a Takeshi que se vaya revisaré el camper, tengo el presentimiento de que algo puede haberle pasado, o podría pasarle >está lloviendo >pero Takeshi ha estado en climas peores que este >aún así, será mejor revisar el vehículo 1d100 = 57 1d100 = 41


Forms
Delete
Report
Quick Reply